Crash Bandicoot 2: Cortex Strikes Back

Crash Bandicoot 2: Cortex Strikes Back

En el año 1996, Naughty Dog nos ofreció la primera entrega del marsupial (actualmente están enfrascados en la segunda parte de la saga Uncharted). El título en sí se centraba en Crash Bandicoot, un marsupial mutado por el malvado Dr. Neo Cortex. Crash consiguió parar los pies de este maníaco de dominar el planeta. Era un título que combinaba sabiamente las zonas plataformeras (mayoritariamente) con altas dosis de acción y unos cuantos extras no menos interesantes. Actualmente, la saga está en manos de otra compañía y en consecuencia a perdido la práctica totalidad de la esencia que lo hacia tan grande.

Un año después, dicho estudio lanza al mercado la segunda parte de la saga. El hilo argumental se sitúa momentos después del original. Las mejoras técnicas y jugables son más que evidentes, pero ¿conseguirá estar a la altura de su antecesor? Seguid leyendo.

HISTORIA

Gracias a Crash, el malvado Dr. Cortex acaba precipitándose a toda velocidad hacia la Tierra, con la maníaca intención de hacerse con el dominio del mundos…

Pero parece que los problemas del mundo no han hecho más que empezar. Cortex se despierta, encontrándose en una oscura cueva llena de brillantes cristales. Convencido del enorme poder de los cristales, se recupera y regresa lentamente al laboratorio para examinarlos.

Los cristales le llevan hasta un terrible descubrimiento: los planetas se alienarán en poco tiempo para crear un desequilibrio solar catastrófico, y sólo los cristales pueden proporcionarle el medio que detenga esta increíble energía. Decidido a “retractarse” de sus malvados actos, Cortex diseña un nuevo torbellino Cortex que, con la ayuda del poder de los cristales, atraerá la energía estelar y hará que se desvanezca sin más consecuencias. Con este objetivo en mente, recluta la ayuda de su viejo socio el Dr. N. Gin, un físico de oscura reputación, para ayudarle a diseñar esa máquina.

Hacen falta otros 25 cristales para lograr la matriz necesaria de energía. Cortex sabe que sólo hay un héroe capaz de conseguirlos: ¡Crash Bandicoot!

Crash salvó al planeta con anterioridad de la demencia de Cortex anteriormente… ¿pero podrá volver a salvarlo, esta vez ayudando a Cortex?

Como podéis ver, la historia es muy sencilla e inexistente en cuanto a sorpresas o giros argumentales. Es decir, es un elemento sin importancia que deja el protagonismo al resto de apartados técnicos y jugables (sobretodo este último).

PERSONAJES


Crash Bandicoot

¡Es un marsupial con una misión mue importante que cumplir! Es un tío con mucha personalidad, valiente y ansioso por entrar en acción. Cree en la heroicidad, pero no es tonto.

Coco Bandicoot

Coco es la hermana pequeña de Crash, vigorosa y mue inteligente. Cuando no tiene la nariz pegada al ordenador, se dedica a organizar un poco la relajada vida de Crash. Cuenta con Coco para averiguar los planes de Cortex y luego pasarle la información a Crash.

Dr. N. Gin

Era un físico de gran fama en el mundo de la industria de defensa, pero no tardó en ser reclutado por Cortex, poco después de que sus experimentos con un misil fallarán y le salieran los tiros por la culata. El misil fue reconstruido y transformado en un sistema de respiración artificial.

Dr. Neo Cortex

Cortex dice que ha aprendido una lección, que su intención es salvar el mundo, pero no olvides esto: hagas lo que hagas, no le des la espalda a no ser que sea para alejarte de él a toda velocidad.

APARTADO GRÁFICO

La mejora es evidente si lo comparamos con el original (sobretodo en el número de polígonos). Los modelados lucen de maravilla, presentado un grado de texturación al mismo nivel de detalle (véase el efecto de la nieve y del barro). La paleta de colores se ha visto seriamente reforzada. El movimiento de los personajes es una maravilla destacando las animaciones de Crash al moverse con ese estilo desgarbado a la par que chulesco. La recreación de los escenarios cuentan con un nivel asombroso. Aunque estos se repetirán a lo largo del juego, son poseedores de una gran personalidad y belleza.

Otros elementos a destacar, son los reflejos. Es decir, cuando recorramos los pasajes nevados, Crash dejará detrás de sí sus propias huellas, o bien, su propio reflejo en las zonas con restos de agua. Son detalles nimios, pero que se agradecen y eleva más si cabe la calidad gráfica general. Las escenas cinemáticas que se sucederán en ocasiones al finalizar un nivel, han sido realizadas con el propio motor del juego, haciéndose más patente algunas carencias gráficas (esto no hay que recriminarlo debido a las limitaciones de PSONE). Sin lugar a dudas uno de los títulos más atractivos del año 1997 y que ha envejecido bien con el paso del tiempo.

APARTADO SONORO

Lamentablemente, este apartado no está a la altura del gráfico (esto no quiere decir que sea malo). Por una parte, el doblaje es correcto. El intérprete que dobla al doctor Cortex, es el más destacable, con una caracterización que le da un toque exagerado a la par que divertido. Los personajes secundarios no pueden presumir de lo mismo. Sin embargo, Crash sigue careciendo de una voz (sin lugar a dudas, esto no es un elemento negativo, ya que la desarrolladora lo ha querido así).

Los temas musicales acompañan muy bien durante todo el desarrollo. A pesar de ser muy buenos en lo que a calidad se refiere, estos se tornan a la larga muy repetitivos. A continuación, os dejo uno de los temas más destacables:

Los efectos de sonido cumplen sobradamente. Entre ellos destacan el sonido efectuado al romper todo tipo de cajas y los golpes producidos por nuestro protagonista. En definitiva, un apartado notable, pero con elementos muy mejorables.

JUGABILIDAD

El sistema jugable mantiene la misma calidad que la primera parte, pero con la inclusión de elementos adicionales que hace que nos decantemos por la secuela. Deberemos conseguir un total de 25 cristales, repartidos en 5 mundos diferentes (haced las cuentas). Cuando completemos un mundo (consta de 5 fases) nos enfrentaremos a un jefe final. De nosotros depende acabar con ellos. Deberemos hacer uso de una táctica diferente para derrotarlos (además estas constarán de 2-3 partes en las que utilizaremos tretas diferentes).

También habrán tareas extras como recoger piedras preciosas (37 claras y 5 de color) para desbloquear fases secretas. Si obtenemos todos estos elementos y abrimos todas cajas, incluso las TNT y las de nitroglicerina (después explicaré como), obtendremos el 100% y podremos ver una secuencia adicional al final de la aventura (vale la pena).

Un elemento muy importante a la hora de afrontar un nivel, es la máscara Aku-Aku. Cuando la tengamos, Crash dispondrá de un escudo que le protegerá de posibles ataques enemigos (recordemos que solo hace falta un golpe para que muramos). Si conseguimos otra máscara, resistirá dos golpes y si recoge tres máscaras, tendrá la capacidad de ser invencible durante un tiempo limitado (es menester aprovechar estos momentos en el último tercio de la aventura).

Antes de enfrentarnos a un enemigo, tenemos que pararnos a pensar cuál es la mejor forma de hacerlo (aunque hay dos tipos de estos que podemos matarlos de cualquier forma). Hay tres formas de atacar a un enemigo: saltar encima de él, girar hasta chocar contra él o deslizarte hasta chocar contra él. Recordad que nuestros movimientos deben ser ejecutados con gran precisión para que Crash no acabe herido, o bien, en el otro barrio.

Como podréis ver, en todas las fases, hay esparcidas una gran cantidad de cajas (cada una de estas con una función diferente). La mayor parte beneficiarán a nuestro héroe (vidas extra, máscaras Aku-Aku,…). Sin embargo, deberemos evitar a toda costa las cajas TNT y las de nitroglicerina. Las primeras se activarán al saltar sobre ellas y solo tardarán 3 segundos en explosionar con lo que es mejor no quedarse cerca de ellas. Las segundas estallarán instantáneamente con un mero contacto. Sin embargo, no obtendremos el 100% si no las destruimos. Para ello, hay unas cajas con un signo de exclamación. Si giramos o saltamos sobre ellas, haremos explotar todas las cajas de nitroglicerina del nivel.

En puntos concretos de cada escenario, toparemos con unas cajas denominadas Checkpoint. En el caso de que caigamos frente a un enemigos y hayamos abierto anteriormente una de las cajas, reanudaremos la fase desde ese punto. Esto no será posible en el supuesto de que no tengamos vidas. Aparecerá una pantalla con el rostro de Cortex y nos dará la oportunidad de continuar la aventura con 5 vidas nuevas desde la última sala de teletransporte a la que hayamos entrado.

No todo consistirá en saltar, recoger objetos y acabar con nuestros enemigos. Se han implementado algunos puzzles (muy sencillos) con el fin de dar un mayor toque de variedad y fases en las que iremos encima de una cría de oso. Estas últimas son realmente divertidas ya que tendremos que escapar de la furia de su madre osa (momentos impagables donde los haya).

Todas las fases cuentan con rutas adicionales. Estas están marcadas con un signo de interrogación. Si conseguimos llegar hasta el final podremos obtener premios muy suculentos. En el caso de que no las completemos, perderemos todas las bonificaciones obtenidas.

VALORACIÓN

Naughty Dog lo ha vuelto a hacer. Cortex Strikes Back, mejora todo lo visto en el original. El argumento pasa a un segundo plano ya que la baza principal de este juego es la diversión (algo que cumple sobradamente). Aúna un apartado gráfico perfeccionado compuesto por gran cantidad de polígonos y animaciones de una calidad impecable. El apartado sonoro es el que queda peor parado ya que si bien, algunas voces son muy buenas (véase la de Cortex), otras tantas, no están al mismo nivel. Los temas musicales son buenos, pero a la larga se hacen muy repetitivos. El sistema jugable es el plato fuerte, compuesto por una serie de elementos muy interesantes dando lugar a un sistema de plataformas tremendamente adictivo. Aunque sea bastante corto, la rejugabilidad está más que asegurada, gracias al afán de completar todos los niveles a la perfección y en consecuencia la obtención de las piedras preciosas. En definitiva, un título imprescindible para todo aquel que le guste las plataformas.



Un saludo Very Happy