Final Fantasy X-2

El origen de Final Fantasy X-2 se remonta al sonoro fracaso en taquilla que sufrió Final Fantasy: La Fuerza Interior (pese a ser, en mi opinión, una buena cinta de animación). Esto dio lugar a que la compañía se replantease desarrollar un nuevo videojuego reutilizando el mismo motor gráfico de la décima entrega con el fin de que los costes fuesen mínimos. Tras el lanzamiento de Final Fantasy X en Europa, que contó con aplicaciones adicionales con respecto a otras ediciones (los Eones Oscuros), Japón recibió una revisión en la que junto con los añadidos que recibimos nosotros, tenía una escena adicional de aproximadamente 17 minutos que servía de antesala a lo que sería su continuación.

Esta escena, recibe el nombre de Another Story, la cual, podéis encontrar en Youtube. En un principio, lanzarían dos nuevas ediciones: Rikku’s Story y Yuna’s Story que narrarían la misma historia que ya vimos en el año 2002 desde el punto de vista de cada chica, salvo por un par de escenas inéditas. Traducido de otro modo; una buena forma de sacar tajada de un exitoso título que no merecía todo cuanto le estaban haciendo. “Afortunadamente”, las críticas de los fans más allegados dieron lugar a que el estudio desechase esta idea y optase por una continuación del original. Por primera vez en 16 años, Square Enix rompía con la tradición de esta serie; otorgar a un Final Fantasy una continuación.

Posteriormente correría la misma suerte Final Fantasy VII (con Dirge of Cerberus, Crisis Core, …), Final Fantasy IV (The After Years) y Final Fantasy XII (pese a que este último tiene una secuela superior al original). El comunicado oficial por parte del estudio decía que trataban de contentar a los fans, especialmente al público femenino, pero la realidad es otra, obtener las ganancias necesarias con el fin recuperar las pérdidas ocasionadas en la película. No exento de mucha polémica, fue un título muy taquillero en territorio nipón. Pasemos pues a desgranar uno a uno, cada uno de los apartados para hacernos una idea aproximada de lo que nos podemos encontrar.

HISTORIA

Han pasado dos años desde que se derrotó a Sinh. Desde que venció a Sinh y se convirtió en alta invocadora, Yuna ha vivido en su casa de la Isla Besaid, donde creció, y los días transcurren sin ninguna novedad. Pese a que el mundo vive en paz, parece que a Yuna le falta algo. Entonces, un día, su antigua guardiana, Rikku, llega a Besaid y le muestra a Yuna una esfera de vídeo. La persona que aparece en la grabación guarda un parecido extraordinario a su bienamado Tidus, quien se encuentra encarcelado en una celda maldiciendo a los individuos próximos a la zona. Yuna no sabe si es él o, simplemente alguien que se le parece mucho. Si es él, podría llegar a verle de nuevo o viceversa. Independientemente de cual sea la realidad, las respuestas que Yuna descubra pueden hacer que nada vuelva a ser igual.

Desde un primer momento, llamará nuestra atención ese aire desenfadado que impregna esta nueva entrega, muy lejos de aquellos momentos cargados de dramatismo y pesar que destacaban en Final Fantasy X. Unido a esto, hay que añadir el poco peso que se le ha dado a la historia, pese a que a partir de la segunda mitad del tercer capítulo, la cosa cambie un poco. Los primeros compases del juego se limitarán a la búsqueda de esferas que nos ofrecerán información visual relacionada con hechos acontecidos en el pasado. Tampoco faltarán aquellas esferas que nos esclarezcan más detalles acerca de esa misteriosa persona que tanto se parece a Tidus. No sería exagerado por mi parte comentar que la información que nos proporciona estos objetos es mucho más interesante que la historia en sí. Un ejemplo de ello, son las llamadas Esferas Escarlata, las cuales, tratan de relatarnos unos hechos que sucedieron de forma paralela a lo que vivimos en Final Fantasy X.

Una de las tantas críticas que se vertieron en relación a este juego, son los personajes. Por primera vez, solo contaremos con la presencia de tres de ellos/as. Yuna, Rikku y Paine, son indiscutiblemente las protagonistas de esta nueva aventura. Antes de su lanzamiento, los creadores pensaron en el público femenino nipón, ya que según ellos, tienen una inmensa popularidad, pese a que los verdaderos motivos sean económicos (el fracaso de la cinta de animación La fuerza Interior supuso un grave batacazo en sus ingresos). Regresando al tema que toca, hay que destacar, para mal, la caracterización de estas tres féminas. Dudo mucho que en el mundo en el que vivimos, hayan chicas adolescentes con un comportamiento tan irritante e infantil como el que presentan en el juego (al menos, lo que he visto a mi alrededor). No sé que pensaron los creadores a la hora de dotar de un comportamiento así, ya que me cuesta creer que en Japón hayan personas de esta calaña.

Con toda esta parafernalia que he comentado, es obvio que difícilmente nos encariñemos con algunos de los personajes con los que nos topemos. El resultado global en este apartado es más que deficiente, y más si lo comparamos con otras entregas de la serie. Si un Final Fantasy no cuenta con unas buenas características en el tema argumental y en la caracterización de los personajes, no se le puede considerar como tal. Es una lástima que la compañía haya dado nada más que pasos de ciego tras su fusión con Enix. Esperemos que con la decimotercera entrega, recuperen una mínima parte del esplendor del que gozaron en la época SNES y PSX. La vuelta de Nobuo Uematsu a las filas de Square-Enix es un primer paso ya que una de las señas de identidad de esta franquicia, son los fantásticos temas musicales que elaboraba este autor.

PERSONAJES

Yuna

Yuna es una antigua invocadora. Estuvo destinada a dar su vida para destruir a Sinh, el monstruo que amenazaba a Spira, pero con la ayuda de sus amigos consiguió destruir a ese ser tan terrible y salvar así su mundo … Lo malo es que junto a Sinh murió el hombre que amaba; Tidus.


Rikku

La mejor amiga de Yuna también contribuyó a la destrucción de Sinh. Hija de Cid, líder de los albhed, esta ladronzuela nunca perdió el buen humor, que la caracteriza, en tan duros momentos.


Paine

Poco se sabe sobre esta taciturna mercenaria. Formó equipo como archivista con Gippal, Nooj y Baralai, en un escuadrón que participó en las guerras entre partidarios de las Máquinas y el Culto de Yevon. Dada la reserva de Paine sobre su pasado, algo fue muy mal en aquella batalla …


Shuyin & Lenne

El misterio más absoluto rodea a estos personajes. Tras obtener la esfera Cantante, los recuerdos de Lenne se apoderan de Yuna. Shuyin parece muy unido a Lenne, y aunque tiene un increíble parecido a Tidus, su actitud resulta mucho más siniestra que la del finado héroe.

APARTADO GRÁFICO

Un “pequeño” detalle que nos llamará la atención nada más comenzar el juego, es la utilización de dos modelos distintos que van intercambiándose según que situaciones. En primer lugar, tenemos los de calidad mala, los cuales, destacan por una menor carga poligonal (manos que parecen ladrillos, nula animación facial y movimientos ortopédicos). Por otra parte, están los de alta calidad, que ofrecen unas expresiones faciales que quitan el hipo, unas animaciones generales apabullantes y una texturización a la altura de las circunstancias. Es una lástima que el estudio no haya puesto mayor énfasis en pulir algunos diseños que de haber tenido unos meses más de desarrollo, hubiera quedado subsanado.

En esta ocasión, Squaresoft ha apostado por la recreación de escenarios en tres dimensiones. Además, la variedad de estos está más que asegurada. A lo largo de nuestro periplo, recorreremos zonas boscosas, desérticas e inmensas edificaciones que destacan por su gran arquitectura. Sin embargo, algunas partes siguen utilizando fondos prerrenderizados de anteriores entregas. Esto último no tiene porque ser malo ya que estos parajes son los que nos brindarán las vistas más preciosas. Por otra parte, las escenas generadas por ordenador se llevan la palma. Pocas compañías pueden presumir de elaborar secuencias capaces de rivalizar con las de Final Fantasy. Huelga decir que en esta entrega, las escenas CGI son mucho menos abundantes que en el original, pero siempre son bienvenidas.

Todo cuanto he dicho en este apartado quedaría más que justificado de no ser porque esto ya lo vimos hace dos años (siete en la actualidad). Square no se ha molestado en mejorar algunos de los elementos que quedaron sueltos en la entrega original, limitándose a un simple copy&paste. Este es uno de los motivos por el cual el proyecto ha sido llevado a cabo en tan poco tiempo. En el año 2002 (2001 en territorio nipón) destacó en todos sus apartados (animaciones, texturas, carga poligonal, diseño,…), pero desde entonces ha llovido mucho, quedando relegado a poco más que correcto. El apartado gráfico es lo que menos valoro a la hora de jugar, pero es muy molesto que se hayan limitado a reciclar el mismo motor sin mejora alguna.

Afortunadamente, habrán nuevas zonas a visitar. El puerto de Kilika ha sido reconstruido en su práctica totalidad tras haber sido destruido por Sinh en su momento, la senda de las Rocas Hongo ha sido ampliada y el Monte Gagazet tendrá nuevas zonas a explorar (estos son solo algunos ejemplos). Por el contrario, la conversión PAL es lamentable. Ni siquiera las críticas vertidas en la anterior entrega fueron suficientes para que el estudio se replantease en subsanar este despropósito. Las diferencias con respecto a la edición americana y japonesa, radican en la aparición de dos bandas negras muy pronunciadas (pese a que estas le dan un toque cinematográfico muy acertado) y un desaceleramiento en la velocidad del juego. Aún así, las batallas que afrontemos son muy veloces en comparación a otras entregas de la franquicia.

APARTADO SONORO

Respecto al doblaje americano, se han mantenido algunos de los dobladores que participaron en Final Fantasy X (Yuna y Rikku, por ejemplo, son encarnadas por las mismas personas, Hedy Burress y Tara Strong respectivamente). En general, el resultado global es más que satisfactorio por parte de los intérpretes. Saben encarar las situaciones con eficacia (pese a que la carga dramática sea mucho menos acentuada que en la anterior entrega) y difícilmente achacaremos pega alguna. Sin embargo, y al igual que ocurría en la anterior entrega, es evidente un desfase en la sincronización labial, mucho más pronunciado que en el original. Es muy molesto ver al personaje gesticulando y que este, no emita sonido alguno. Este mismo concepto se puede aplicar a los subtítulos, si bien, no afectan la experiencia del juego, aparecen mucho antes de que se entable una determinada conversación (este último apartado ocurre con menos frecuencia).

01. Eternity
02. YuRiPa Fight Nº 1
03. Yuna’s Theme
04. YuRiPa Fight Nº 2
05. Mt. Gagazet
06. YuRiPa Fight Nº 3
07. Shuyin’s Theme
08. Besaid
09. Kilika
10. Luca
11. Guadosalam
12. Thunder Plains
12. Macalania Forest
14. Bikanel Desert
15. New Yevon Party
16. The Calm Lands
17. Zanarkand Ruins
18. Rikku’s Theme
19. Paine’s Theme
20. Yuna’s Ballad
21. Otherworld Abyss
22. Memory of the Light and Waves
23. 1000 Words
24. Vegnagun Starts Up
25. Ending
26. 1000 Words Orchestra Version
27. Epilogue

Por primera vez en la historia de la serie, prescinden de los servicios del afamado compositor Nobuo Uematsu. Cuando entramos en materia, es evidente que los temas elaborados por Noriko Matsueda y Takahito Eguchi, son incapaces de rivalizar con la temática clásica que imprime el susodicho autor. Sin embargo, y habiendo analizado de cabo a rabo el juego, es comprensible que hayan relegado este apartado a manos de otros. El juego en sí, es mucho más desenfadado que el original, y la introducción de temas tipo Pop, casan a la perfección con la temática del juego. Además, algunas de estas no son del todo malas.

Destaca por encima de todas, el tema de 1000 words, que pese a que la letra sea algo cursi, lo subsana con una buena voz y ritmo. Afortunadamente, el estudio ha decidido reciclar algunos de los temas empleados en la anterior entrega, especialmente, a la hora de ambientar los lugares que volvemos a visitar. Por último, y no por ello peor, no faltan piezas mucho más clásicas. El tema que se escucha durante los créditos iniciales, Eternity, es una preciosa melodía de piano que hace la función de preámbulo a lo que se avecina (pese a que después el juego no cumpla con lo prometido). Es una lástima que este tipo de piezas no abunden más de lo deseado, más cuando, es una de las características más importantes de todo Final Fantasy que se precie.


JUGABILIDAD

Nada más comenzar el juego, nos llamará la atención varios cambios que se han realizado en el apartado jugable. El sistema de combate se sustenta bajo las siglas ATB (Active Time Battle). Es decir, aunque la barra de tiempo se haya llenado al completo y por tanto, sea el momento de atacar, los enemigos no se quedarán de brazos cruzados y podrán atacar cuantas veces quieran. A este sistema, se ha añadido la posibilidad de que nuestras tres féminas ataquen al unísono. Cuanto más rápido ataquemos, su efectividad será mayor pudiendo acabar en pocos turnos los combates. Un cambio con respecto a Final Fantasy X, es el relevo del sistema de esferas a favor de la subida de niveles tradicional.

Por otra parte, han introducido un nuevo elemento, la Losa de Atuendos. Son unos objetos que nos permitirán cambiar de atuendo en el campo de batalla (esto lo explicaré en el siguiente párrafo). No en todas las Losas podremos introducir el mismo número de prendas (las hay básicas y otras más complejas). Es recomendable apostar por las primeras ya que podremos acceder con mayor facilidad a unas habilidades especiales que explicaré a continuación. Cada una de ellas tienen adjudicados comandos especiales que automáticamente adquirirá quien la lleve equipada. La mayoría de las Losas de Atuendos las recibiremos al completar con éxito una misión. Hay un total de 60, con lo cual, deberemos recorrer todo el mundo para adquirirlas. Algunas de estas, nos protegerán contra los ataques de magia negra.

Square-Enix ha decidido recuperar el sistema de trabajos que ya vimos en Final Fantasy V, solo que aquí recibe otro nombre, Las Vestisferas. Cada una de estas tiene aplicaciones distintas en función del oficio que represente. Es decir, una maga blanca jamás podrá realizar hechizos de magia negra y físicas. Inicialmente, tenemos en nuestro haber un total de tres vestisferas. Cada una de estas viene asociada al personaje que caracteriza. En primer lugar, tenemos a la pistolera que viene por defecto con Yuna y es capaz de atacar a distancia gracias a sus armas. En segundo lugar, está la ladrona, que viene por defecto con Rikku y se caracteriza por robar los objetos que poseen los enemigos.

Y en último lugar, tenemos la vestisfera de guerrera, que viene por defecto con Paine y es capaz de romper las defensas de los enemigos gracias a sus potentes ataques físicos. Hay un total de 14 vestisferas distintas. Entre ellas, hay que destacar la vestisfera de Lord Oscuro (una de las más poderosas), Samurai y Tahur. Para hacer uso de todas ellas, deberemos acceder a la Losa de Atuendos que hayamos elegido y por consiguiente la vestisfera deseada. Obviamente, cada prenda posee habilidades únicas e independientes que serán más o menos útiles dependiendo a la clase de enemigo al que nos enfrentemos (iremos aprendiendo más conforme obtengamos experiencia). Sin embargo, una vez dominemos este tipo de sistema, optaremos por dos atuendos de ataque y una de defensa.

Además, existen las denominadas Vestisferas Súper, exclusivas para cada personaje, las cuales son unos atuendos especiales que harán desaparecer al resto del equipo, pero a cambio, harán que ese personaje tenga tres “partes” distintas. Una de estas partes servirá para hacer magias defensivas, otra para hacer magias negras y una tercera que provocará ataques físicos. También tienen habilidades propias que se aprenderán una vez adquiramos la experiencia suficiente. Algunas de estas habilidades abarcan desde hechizos de los más básicos, hasta otras capaces de duplicar e incluso triplicar nuestra vitalidad máxima. Para hacer uso de estas vestisferas especiales, deberemos hacer uso en una misma batalla de todos los atuendos que hemos introducido en la Losa. Al hacerlo, en el menú de selección quedará resaltada una opción que nos permitirá acceder a este Look Súper.

Pero si por algo destaca este título, es por la enorme cantidad de minijuegos que tiene en su haber. En primer lugar hay que destacar negativamente la vuelta del Blitzbol, el deporte rey de Spira. Pese a que en la décima entrega, era realmente adictivo gracias a la capacidad de mantenernos absortos durante horas, no ocurre lo mismo aquí. El motivo principal que contribuye a esta afirmación, es la no posibilidad de disputar los partidos. Únicamente nos limitaremos a mejorar los atributos de los personajes a base de entrenamientos. Sin lugar a dudas, una decisión incomprensible por parte del estudio, y más cuando, era uno de los mayores atractivos de la entrega original.

Por otra parte, el juego de moda en Spira recibe el nombre de Rompeesferas, que consiste en sumar una o más de nuestras monedas doradas y azules para conseguir un múltiplo del número indicado en la esfera núcleo. Esta última está situada justo en el medio del tablero rodeada de esferas azules y doradas. Pese a ser un mini juego más, deberemos participar de manera obligatoria en un torneo que se celebrará a partir del tercer capítulo. No es indispensable ganar, pero sí es necesario para conseguir el 100% del juego. Otros minijuegos no menos importantes, abarcan desde buscar tesoros por todo el desierto Bikanel, hasta la cría de chocobos a los que si lo alimentamos y entrenamos, serán capaces de buscar tesoros para nosotros en cualquier región de Spira.

Tampoco faltan los denominados jefes secretos; mucho más poderosos a los que nos enfrentemos a lo largo del juego. Estos se encuentran en una mazmorra situada en el templo Bevelle. Hay un total de 100 niveles, enfrentándonos a uno de ellos cada veinte niveles. Obviamente, los atributos de los personajes deben de ser muy altos si queremos tener una oportunidad de vencerlos. Completar la aventura principal, nos llevará cerca de 15-20 horas (algo más corto que otros títulos de la serie). Si llega el caso de que no logramos el 100% del juego, una vez finalicen los créditos, aparecerá el menú con una opción adicional, Nueva Partida +. Esta modalidad nos dará la posibilidad de comenzar una vez más el juego con todo el porcentaje que hayamos completado en la partida anterior y todo cuanto hayamos conseguido (vestisferas inclusive), salvo nuestro nivel, que obviamente comenzará desde cero. Eso sí, dudo mucho de que los que nos pasamos el juego una vez, tengamos la voluntad necesaria como para revivir una vez más todo lo acontecido en el juego.

VALORACIÓN

No nos quepa la menor duda de que nos encontramos ante un título muy especial. Como continuación, no aporta gran cosa. El argumento, uno de los pilares imprescindibles de cualquier RPG, no da el pego, antojándose como un mero relleno. Es evidente la poca dedicación del estudio a favor del dinero fácil y rápido. Gráficamente es aceptable y además, trae consigo un pequeño conjunto de errores que en la anterior entrega eran prácticamente inexistentes, o bien, no tan evidentes como entonces. La no presencia de Nobuo Uematsu se nota pese a que sus composiciones no peguen con la estética pop de esta entrega. A su favor, hay que destacar el sistema de las vestisferas (muy próximo al sistema de trabajos que ofrece Final Fantasy I y V), el cual, nos dará la posibilidad de desarrollar nuestros personajes desde múltiples ámbitos.

Un sistema de combate mucho más dinámico en el que las estrategias improvisadas son muy comunes y una gran cantidad de minijuegos muy entretenidos (rompesferas, convencer a personas para que se apunten a una campaña determinada,…) conforman un apartado jugable muy por encima de los otros apartados. Por el contrario, las invocaciones desaparecen, siendo estas sustituidas por las Vestisferas Súper. Pese a cumplir con la misma función, no son tan útiles que los llamados Eones. En definitiva, un título que no hace justicia a la serie y que por desgracia no ha conseguido recuperarse tras este traspié.


Hasta aquí la entrada de hoy. Espero que haya sido de vuestro agrado

 
Un saludo ^^