De nuevo por aquí

Despues de tanto tiempo sin postear por aquí, he decidido volver. El por qué, ni yo misma lo sé. Pero bueno, estaba pensando en las personas envidiosas que hay hoy en día y en su afan de hacer daño a los demás. ¿Por qué? Quizás estan tan amargados que quieren traspasar sus malas vibraciones a los demás.
En fin, lo mejor es pasar de ellos y reirse de sus provocaciones y nada, que hoy no estoy muy fina para escribir tochazos que me gustaban escribir en su día.
Otro día será.
Solo queria decir que pienso volver por aquí.

Primero del 2.009

Antes todo, espero que recibierais el año con ganas y fuerzas.
 
Ahora empiezo, ando entre modificaciones del blog a ver que tal queda, adaptandome a mi nueva vida de "casada", volviendo a la rutina del trabajo… y no tengo muchas ideas para escribir, así que visto lo visto, os dejo el relato que postee para el concurso de meristation sobre  Warhammer que no gané ni una triste camiseta.
 
Espero que os guste, os lo dejo en formato PDF.
 
Eso sí, lo escribi y fue corregido y ampliado por ivalice27, todas las mejoras fue gracias a ella, gracias neni Very Happy
 
 

Ya que se acaba el año…. os invito a reflexionar.

Hola de nuevo compañer@s de gamefilia.

Estuve pensando y ya que se acaba el año, os invito a que hagais lo mismo. Ni más ni menos, ¿qué es lo que destacaría bueno y malo del 2008? ¿Qué esperais del 2009? ¿Realmente ha sido tan malo el 2008? ¿Realmente os mereceis un año mejor al que dejais?

 Sobre mí misma, mi balanza del 2008 va hacia el lado de que ha sido un buen año a nivel personal, generalmente hablando, se puede decir que he sacado más cosas buenas que malas, y como ha sido así,  empezaré con las cosas malas:

– Despues de cuatro largos años, descubrir que una persona no era quien realmente creia que era, un gran palo, casi pierdo mi foro, perdí mi fotolog (casi 5 años de fotolog Crying or Very sad), pero bueno, de todo lo malo se aprende y al fin y al cabo, nadie es tan importante en la vida de nadie, me quedé pillada unos días sin entender nada de nada, pero luego al ver que quien realmente salia perdiendo era ella y no yo, segui tan feliz como siempre.

– Me he dado cuenta que hay personas que realmente te marcan un antes y un después, y por mucho que creas que las heridas cicatrizan, la realidad es otra, pueden cicatrizar, pero si realmente es importante para tí, no lo olvidaras, quizas con el paso del tiempo se te hace mas llevadero, pero siempre quedará esta añoranza y melancolía dentro de tí, como me pasa en el caso de mi fallecida abuela.

– Descubrir que el trabajo perfecto no existe. Se empieza muy motivada, con muchas ganas… pero siempre, por una cosa u otra te darás cuenta que no te llena realmente como creias, pero siempre lo intentarás llevar lo más llevadero posible.

– Comprobar que estudios + trabajo no son compatibles cuando se tiene una jornada laboral a turno partido… debes decidir entonces entre una u otra cosa… y entonces te das cuentas que sin querer te has metido en la boca del lobo y no podras dejar el trabajo.

 

Creo que no tengo mucho mas malo que destacar. Ahora viene mi parte buena Angel

– Lo mejor de este año es saber que mi familia, a pesar de que no lo tienen del todo asimilado, me aceptan tal como soy, que me quieren y me respetan aunque no lo comparta 100%, prefiero eso que no como muchos conocidos y amigos que tengo que fueros directo a la calle simplemente por su condición sexual.

– Primer trabajo que tengo, y despues de contrato de 3 meses mas otro de 6, decidieron hacerme fija, pocas personas pueden presumir que recien acabado sus estudios encontrase trabajo y relacionado con lo suyo.

– Sacarme el carnet del coche a la primera con la consiguiente compra de Gusilú (Seat Ibiza Negro), cosa de la que puedo sentir completamente orgullosa.

– Tener una persona a mi lado, a la que quiero y me quiere, que me hace  crecer cada día como persona, enseñandome que a veces las cosas no son blanco o negro, sino que hay un intermedio que puede ser gris, que hace descubrir cosas de mí que antes desconocia, que me hace sentir viva y que me hace querer seguir luchando para conseguir mis ideales aunque tenga que ir contra corriente, que me hace querer ser mejor persona, que hace que tenga un motivo para afrontar el día a día… simplemente porque me hace tener una ilusión viva.

 

La verdad que no puedo pedir mucho para el 2009 visto lo  visto, me conformo con que sea igual, afrontando el nuevo cambio en mi vida como es, el vivir en pareja, afrontando que hay muchas cosas en mi persona que aun me queda por madurar y perfeccionar, pero que estoy segura que lo haré lo mejor que pueda.

Ahora sólo me queda deciros que os tomeis un minuto de reflexión y penseis las cosas buenas que habeis tenido en el 2008, os dareis cuenta que habeis tenidos mas cosas de las que realmente creeis.

Dicho eso, sólo me queda desearos un FELIZ AÑO 2009.

Feliz Navidad!

Odio la Navidad,no lo puedo evitar, es una fecha donde más se consume, cuando lasgentes muestran su lado más falso e hipócrita, cuando muchas genteshace cosas por compromisos y cuando hay que regalar porque todos lohacen.

Si por mí fuera, me acostaría el 23 de diciembre o quizás el 22mejor y no despertaría hasta el 6 de enero, lo único que me gusta deesas fechas es ver la cara de ilusión de mis padres,de mi hermana y de mi pareja mientras abren sus correspondientes regalos.

Por se Navidad, las familias se ven “obligados” a reunirse, losanuncios del turrón nos recuerda que los hijos vuelven a casa por “ser”Navidad, nos hacen sacar papel, boli y calculadora y hacer cuentas paraver el dinero que nos dejan disponible para gastar la dichosa hipotecay las facturas en nuestras cuentas bancarias.

Opino que esas “obligadas” reuniones familiares o bien eres unhijo/a de tu madre o bien las rencillas familiares sale a flote, por loque más de uno/a acaba con las uvas de nochevieja atraganta antes detiempo, en noche bueno por ejemplo.

¿Es “Noche-Buena” la nochebuena? No sé yo… cualquier noche puede serbuena sin necesidad de tener que cantar el rallado “25 de diciembrepum, pum, pum…” o la ya casi atiborrada canción “en portal de belén hayun cochino colgao pa´que vaya fulano y le de un bocao, ande, ande,ande…”.

Ya con nochevieja ni os cuento, la gran mayoría (por no decir todos)ponemos TVE1 con nuestro gran Ramón García, estamos tan acostumbrados asu bata vampirística y a sus afilados colmillos, que en vez de tomarselas 12 uvas parece que va a morder a 12 cuellos, y sí, todos los añostengo su… ¿entrañable? Compañía, creo que en el fondo a mi madre lemola Ramón y espera cada año impacientemente ser uno de los 12 cuellosmordidos.

A parte de todo eso, me parece patético que la diferencia que hayentre la gran juventud entre un fin de semana y nochevieja, es coger unpelotazo con el gorrito de “papa-no-es”, claro, porque papá no es, ¿oera papa Noel? ¿o santa claus? ¿o san Nicolás?.

¡Un poco de seriedad! De toda la vida hemos tenido Melchor, Gaspar yBaltasar, vale, que los camellos no corren ni vuelan como los renos delbarrigón, pero tenemos el triple de regalos, porque son 3 contra 1, ¿aqué viene ahora colarse un barrigón antes de tiempo, barbudo, con lanariz roja (a juego con su ropa) que no sé si es reflejo de suvestimenta o de la jartá coñac que se mete?

Queridos amigos/as, la Navidad es cosa de ricos, no de pobres quetiene una hipoteca que pagar, que tienen fallecidas a personas queañoran, que tienen rencillas familiares y ¡coño! Que estén a dietas.

¿Me vais a negar que esa fecha es la peor para una persona a dieta?Que si el turrón, los polvorones, las cenas y comidas, los pestiños,los rosquitos… no… no puede ser, ¡terror!

En fin, que os muestro mi lado más hipócritas deseándoos a todos/asmis lectores/as una FELIZ (en la medida de lo posible) NAVIDAD YPROSPERO AÑO 2.009, que el nuevo año os llene de ilusión, felicidad,proyectos cumplidos y que la cama se llene de buenos polvos (y que nosea ni polvo talco ni polvo de no limpiar…).

Y por último o penúltimo, para despedirme y no daros más por culocon ese tema, pedid un deseo por cada uva, que puede ser entre otroslos siguientes:

1.- Que caiga unos buenos milloncetes (comprad primitiva, ONCE y demás, que si no, un poco chungo).
2.- Si el deseo 1 no es posible, ligar con algún/a milloncete, que noscomplazca con una buena cuenta corriente entre otras cosas.
3.- Echar los mejores polvos que en años anteriores.
4.- Tener mínimo entre 3-4 polvos mensuales.
5.- Ser tan agradable y guapo/a que no tengamos dificultades para conseguir nuestras metas.

Y así podemos seguir con nuestra lista, pero claro… a cambio os teneis que comprometer a lo mismo de todos los años:

1.- No fumar (para fumadores), sustituyéndolo por chicles sobrecargados de nicotina.
2.- Ser fieles (para emparejados/as, comprometidos/as, casados/as…),aunque eso no implica no poder “echar” una mano amiga o quizás las dos para alcanzar el clímax de la felicidad.
3.- Estudiar (para estudiantes) para aprobar todo, aunque eso signifique hacer chuletas de cordero con salsa al roquefort.
4.- Ser los mejores hijos/as, aunque eso implique coger “prestado” dinero sin que se enteren.
5.- Buscar y encontrar trabajo, aunque sea desde el sofá de casaarrascándose… ejem, la barriga (la intención es lo que cuenta ¿no?).
6.- Trabajar más, aunque siempre dejes el trabajo algo más que “a medias”.

Y así un sin fin de cosas más. Y sí, quizás hoy esté en un momentoalgo… ¿sátira? Pero no soporto gastar tanto dinero en tres días parasorprender a mis padres y a mi hermana, porque todo hay que decirlo,queremos los mejor para ell@s y que flipen con nosotros/as aunque seauna vez al año.

Según la ecuación matemática, todo se reduce así:

GASTOS + CONSUMIR + FINALES DICIEMBRE + PRINCIPIO ENERO = CONSUMISMO = BOLSILLOS VACIOS = NAVIDAD PUÑETERA

Así que FELIZ NAVIDAD, FELICES POLVOS y PROSPERO AÑO 2.009, que losbolsillos se llenen por arte de magia (como la multiplicación de panesy peces) y los Reyes os vengan cargaditos de carbón (y del negro).

Somos lo que recordamos

“Somos lo quesoñamos ser y ese sueño no es tanto una meta como una energía. Cada díaes una crisálida, cada día alumbra una metamorfosis. Caemos, noslevantamos. Cada día la vida empieza de nuevo.
La vida es un acto de resistencia y de re existencia; vivimos,revivimos. Pero todo se sostiene en la memoria. Somos lo querecordamos, la memoria es nuestro hogar nómada.
Como las plantas o las aves emigrantes, los recuerdos tienen laestrategia de la luz. Van hacia adelante, a la manera del remero que sedesplaza de espaldas para ver mejor.
Hay un dolor parecido al dolor de muelas, a la pérdida física, y esperder algún recuerdo que queremos. Esas fotos imprescindibles en elálbum de la vida.
Por eso, hay una clase de melancolía que no atrapa, sino que nutre lalibertad. En esa melancolía como espuma en las olas, se alzan lossueños.”

Manuel Rivas.

Descubriendome

Esa historia la escribí para un concurso de relatos lesbico, donde solo me quedé en las puertas de semifinales Crying or Very sad, espero que lo disfruteis.

—————

 

Hoy me he sentado yhe observado la foto de ella… aquella persona que me hizo sentir tantascosas que nunca antes ni ahora me han hecho sentir. Ella tan tranquilay tan inquieta a la vez, ella tan fría y tan ardiente…

Empezaré por elprincipio y que mejor que presentándome. Me llamo Alicia, Ali para losamigos. Era estudiante de empresariales cuando ocurrió la historia queahora quiero contar. Siempre fui una chica muy popular, sobre todo conlos chicos, entre los cuales, podía conseguir aquel que se me antojase.Nunca me llenaron, era más bien un capricho del momento, quería uno,cuando lo tenía, me aburría y buscaba otro. Todo fue así hasta el díaque ella llegó.

Mi profesor dematemáticas enfermó, la cosa parecía que iba a ser grave y que daríapara largo, así que buscaron a alguien que lo sustituyera, y llegóJacqueline, aunque ella se empeñó en que la llamásemos Jacky.

Era una mujer de muybuen ver, un cuerpo atlético, su melena muy bien cuidada, unos ojos quereflejaban su alma inquieta, una boca que reflejaba una gran sonrisa,muy amable, agradable, extrovertida… pronto los chicos quedaronprendados por ella, entonces la empecé a ver como mi rival.

No me podía hacer ala idea que los chicos mirasen más a ella que a mí. Aún sin conocerla,no soportaba escuchar su nombre, mi rabia iba en aumento cada vez quealguien hablaba de Jacky como las más hermosa, la más dulce, la más…vamos, la que lo tenía todo bueno.

La asignatura quesiempre fue una de mis favoritas, pasó a ser la más odiada, nosoportaba escucharla, me empalagaba su forma de hablar, su forma demirarme, me empezó a parecer que me retaba.

Conforme pasaban lodías, la cosa fue mejorando, los chicos la empezaron a ver como unasuspendedora, consecuencias de pensar más con la cabeza de abajo quecon la de arriba, y al volver todo a su cauce, volví a ser aquellachica popular que todo chico deseaba, aunque… nunca llegó a serrealmente como antes, ya que Jacky me superaba.

A pesar de todo,nunca falté a clases, evitaba que me viese para que me preguntara,odiaba que me surgieran dudas porque lo menos que quería era quereparase en mi presencia. Lo que yo no sabia por entonces es que ellaya sabía de mí.

Era época deexámenes, y Jacky se ofreció darnos una especie de clases particularespara resolver nuestras dudas. Me negaba a ir, pero conforme ibaestudiando, descubrí, para mi horror, que tenía anotaciones por todosmis apuntes para preguntar a mis compañeros y así resolver mis dudassin consultar a Jacky. Por una vez en mi vida, tragué mi orgullo yaccedí a aquellas clases extras.

Era una tarde deenero que llovía como nunca antes había llovido, odiaba los días asícuando tenía que salir de casa, ya que la universidad estaba bastantelejos y los horarios de los autobuses me venían bastante mal.

Recuerdo que aqueldía Jacky iba con unos vaqueros que marcaba su parte trasera, cosa quenos sorprendió bastante a todos, ya que si algo era Jacky, era bastantepija, por lo que para mi sorpresa, me quedé inmovilizada mirando lobien que le quedaban aquellos pantalones con su jersey negro en el cualle sobresalían una camisa roja.

Su voz me despertó deaquel estado de… no sabría decir exactamente de qué, pero la verdad quesu voz entonces, por una vez en mucho tiempo, me pareció bastante dulce.

Alicia, ¿no piensas sentarte o te vas a quedar ahí parada las dos horas?

Eeeemmmmm, lo siento, estaba buscando un sitio para sentarme.

Pues no lo parecía Alicia, anda entra y siéntate.

 

Maldecía aquellaparalización de mi cuerpo, todos mis compañeros me habían notado másrara que nunca y por una vez en mi vida, las inseguridades seapoderaron de mí, ¿qué estaba pasando? ¿Qué había visto en Jacky estatarde? ¿Qué había surgido dentro de mí?

Por suerte pudeconcentrarme, pero no como solía hacerlo normalmente, ya que a ratos medescubría a mí misma mirando a Jacky sin escuchar qué estabaexplicando. Me parecía bastante hermosa, bastante sencilla, muy dulceen su forma de hablar, bastante espontánea y sobre todo, muy divertida.

Una vez que terminóme quedé con unos compañeros a repasar el temario y resolver las dudasque aún nos quedaron sin resolver, ya que una vez pasada las dos horas,Jacky no pudo quedarse con nosotros por un compromiso al que tenía quepresentarse, prometiéndonos que su próxima clase sería de repaso y nouna clase normal.

Se me hizo bastantetarde, tan tarde que ya no quedaban autobuses de vuelta a casa y contan mala suerte que no llevaba dinero para coger un taxi. Así que, apesar de la lluvia, me fui corriendo.

Hacía tiempo que nopracticaba ningún deporte, por lo que me asfixiaba con facilidad ytenía que parar y andar bastante a menudo. Maldecía no haberme sacadoel carné cuando tuve mi oportunidad, maldecía haberme quedado hasta tan tarde, maldecía tantas cosas…

Tenía frío, bastantefrío, mis huesos ya empezaba a notar la humedad y el frío de la lluvia,ya me veía una semana enferma en cama con gripe, me empezaba a marear,me sentía bastante fatigada, mis fuerzas se estaban agotando comoconsecuencia de las carreras que estaba haciendo unido a la falta desueño como consecuencia de estudiar hasta bien tarde. Cuando peorempezaba a encontrarme… un coche paró. No conseguí ver quién era, sóloescuchaba mi nombre en una voz que me era bastante familiar… cuandoquise mirar quién era, mis fuerzas me fallaron.

Ignoro cuanto tiempotranscurrió hasta que desperté. El caso es que desperté en una camabastante grande y desconocida para mí. Llevaba una especie de pijama ochándal, aun no lo sé. Noté como el frío de mi cuerpo habíadesaparecido. Por un momento me aterroricé de no saber donde meencontraba. Por mi olfato empezaba a entrar un olor bastante agradable,era sopa.

La puerta se abrió yentró alguien, pero la habitación estaba bastante oscura para saber dequién se trataba. Su silueta me era familiar, podría tratarse decualquiera de mis amantes, sólo reaccioné para rezar a todos los diosesy diosas que recordaba para que no trataran de tener sexo conmigo comoforma de agradecimiento de aquella “salvación”.

Vaya, la bella durmiente despertó.- Su voz me era bastante familiar, pero no se trataba de ninguno de mis amantes.

¿Dónde estoy?

En mi casa, es lógico ¿no?

Emmm, pues…. Es que no consigo verte, con tanta oscuridad…

Con toda la oscuridad del mundo, yo sabría distinguirte entre miles de chicas, entre todas las alumnas que he tenido.

¡¡Por todos losdioses y diosas!! Era Jacky, enseguida me sonrojé con su respuesta, laverdad que me gustó lo que me dijo, pero… ¿cómo podía decirme eso?

Enseguida encendióuna lamparita pequeña y la pude ver con la misma ropa de la tarde y ensus manos un tazón de sopa. Me lo ofreció y la verdad que mi cuerpo lonecesitaba. Se lo agradecí.

Por mi piel empezó arecorrer un escalofrío que nunca antes había sentido, su forma demirarme me intimidaba, pero a la vez me excitaba. No comprendía comopodía sentir aquello. Me sentía atraída por Jacky, por una mujer…

Supongo que se daríacuenta… o no, no lo se. Trató de tranquilizarme, ni siquiera sé si loconsiguió, así que entre nervios me derramé encima la sopa.

Jacky enseguida buscóuna servilleta para limpiarme, le cogí de la mano para decirle que yalo haría yo, pero… sentí su aliento tan cerca de mí, su boca tan cercade la mía…

De repente me sentíbastante atraída, sus labios, su mirada… todo ejercía sobre mí unfuerte magnetismo, tan fuerte que tenía que sacar una fuerzasobrenatural para no responder a esa atracción que surgía en mí, parano responder a su llamada.

No recuerdo habersentido aquel poder sobre mí en ninguno de los chicos con los que habíaestado, aquello era tan fuera de lo normal que me parecía irreal. Perola realidad era otra, estaba allí, bajo el embrujo de una mujer,evitando reaccionar hacia aquellos estímulos, no quería reconocer mideseo hacía ella, quería salir de allí, quería correr, olvidar todo,pensar que todo había sido un mal sueño… Pero mi cuerpo no obedecía ami cabeza y se dejaba llevar por la pasión que me provocaba con sólomirarla. Sentía el deseo de saciar la sed que me daba.

No sé cuanto tiempoestuve evitándola, no sé si fue mucho o fue poco, ni siquiera meimportó. Jacky se levantó, y mientras se dirigía a la puerta la observécomo se contoneaba en su caminar, me parecía hermosa, bastante bella,era mas que una diosa.

De nuevo me encontrésola en la habitación. Debía calmarme, mi corazón latía con fuerza,como un caballo salvaje al galope, empezaba a sudar y me notabanerviosa, alterada por la excitación del momento.

Puede que pasara unosminutos o una hora hasta que Jacky apareció. Ni siquiera tenía encimael reloj. Llegó con una sonrisa de oreja a oreja dándome mi ropa que yaestaba seca. Aún llovía, más fuerte que antes, cosa que me hacía dudarentre quedarme o salir para casa.

Jacky leyó en mispensamientos, y me sugirió que esperase a que parase de llover o ellamisma me acercaría. No me quería imaginar estar con ella en el coche.No podría, sería imposible evitar abalanzarme sobre ella mientrasconducía.

Tenía que pensar conrapidez que debía hacer, que debía decirle, pero mi cabeza noreaccionaba, me encontraba completamente paralizada ante el embrujo queJacky me provocaba. Mirarla hacía que olvidarse todo lo demás, que elmundo dejarse de existir, que las diferencias no existieran, que sólofuéramos ella y yo.

Jacky se me acercópara devolverme mi ropa. Mientras se acercaba me preguntaba que sentíaella respecto a la situación. Si sentía lo mismo, si no sentía nada…

Cuando me devolvió laropa se me acercó tanto, que nuestros cuerpos rozaron, de tal maneraque sentí lo mas parecido a una descarga eléctrica. Mi corazón aún ibamás ligero y era evidente que si hablaba, empezaría a tartamudear.

Fui a lo que suponíaque era el cuarto de baño. Me cambié lo más rápido que pude. Y medispuse a salir. Jacky insistía en que esperara, que no tenía problemasen llevarme, que no me fuera sola… y cuanto más insistía, mas pesado sehacia mi cuerpo, más la deseaba y menos me quería ir.

Me encontraba dándolelas gracias por su acogida, cuando sin mirar por donde iba tropecé conalgo, a punto estuve de caerme al suelo cuando Jacky me aguantó ycaímos al sofá.

Tenerla encima de míhizo que mi cuerpo reaccionara de manera salvaje. Ver sus labios nopudo evitar que los míos se acercaran como si de una fuerzasobrenatural se tratara.

Cuando nuestros labios se juntaron, unescalofrío unido al placer empezó a recorrer por todo mi ser. Cuandonuestras lenguas se entrelazaron no pude evitar que todo el deseo quesentía hacia aquella mujer fluyera poco a poco.

No sé ni cuántotiempo transcurrió desde entonces; mi cuerpo temblaba, deseaba quepasara todo despacito… pero mi cabeza se interpuso a mis deseos,aquello no debía de estar pasando… entonces paré, me levanté y salícorriendo.

Aquella noche no pudedormir, recordaba cada instante con Jacky, sus besos, sus caricias, suolor, su sabor, su tacto… todo aquello me parecía una locura, pero laúnica verdad era que la deseaba como nunca antes había deseado a nadie.

Los siguientes díastranscurrieron con normalidad, Jacky se comportaba como si nada hubieseocurrido, aunque yo, de manera inconciente, empecé a sentarme de maneraque pudiera verme, aunque siempre tuve el presentimiento de que memiraba como una más y que para ella no había significado nada.

Me empeñé en olvidaraquellos momentos, pero me era imposible. Cada día me daba cuenta quela deseaba más que nada en el mundo, y por mucho que intentaraacercarme a ella, siempre recibía una negativa, si era una duda para elexamen, me pedía que se lo preguntara al día siguiente en clases, si meacercaba a su departamento con cualquier excusa, me decía que estabaocupada… y así podría explicar miles de intentos de acercamientos.Estando así las cosas, me conformaba con verla cada día y tenerla entremis brazos en mis sueños.

A los pocos días delexamen, Jacky llegó con las notas, repartió todos, excepto el mío, alparecer se le había extraviado algunos exámenes de varias clases, asíque me pidió que fuera mas tarde a su departamento que me tenía quecomentar algunas cosas que le gustaba del examen.

Acepte aregañadientes, el examen había sido bastante difícil, por lo que muchoshabían suspendido y estaba segura que yo era otra de las suspendidas.

Una vez entré en eldespacho, Jacky me esperaba con el examen en la mano, entré y meacerqué a ella. Empezó a explicarme que a pesar de que se notaba que melo había preparado, había tenido fallos que no debían tenerse, y que sepensaba si a cambio, me mandaba un trabajo para compensar la nota y notener que presentarme de nuevo.

Mientras me explicabatodo, sentía su aliento sobre mí, empecé a sentir de nuevo deseos haciaella, evitaba mirar sus labios para que todos esos sentimientos fuerana más, el mínimo roce con su piel, erizaba mi piel…

Jacky me abrió lapuerta para que saliera una vez corregido el examen, me dispuse asalir, no sé como, cerré la puerta de golpe, la agarré por la cintura,la pegué contra la pared y la besé.

Sus labios eran tandulces como apasionados. Besaba con tanta pasión, con tanta fuerza quemi piel se sentía mas excitada por cada momento. Entonces sus manos seintrodujeron por debajo de mi jersey, buscando mi ropa interior,desabrochándola para luego buscar mis pechos. Un remolino de emocionesrecorrió por todo mi cuerpo, me sentía como si me estuvieran dandodescargas eléctricas, descargas de placer…

Imité sus gestos,buscando sus pechos que estaban excitados, cuando me cogió, me desnudohasta la cintura, para acto seguido desnudarse ella también, y una vezque despejó su mesa, me tumbó sobre ella.

Su lengua empezó arecorrer mi cuello mientras sus manos jugaban con mis pezones; cada vezsentía en mí un volcán de emociones, tan fuerte que pensaba quellegaría a estallar.

Entonces su lenguabajó de mi cuello poco a poco… muy lentamente hasta llegar a mi pechoizquierdo, mi pezón demostraba la excitación del momento y entonces sulengua empezó a jugar con él.

Mi cuerpo se agitabade placer, sintiendo cada caricia y cada beso de Jacky, y entonces sulengua fue bajando poco a poco hasta parar en mi ombligo. Ahí estuvo unrato, jugando con el borde de mi pantalón, mientras sus manos ibandespacio de nuevo a mis pechos.

De repente, sus manosbajaron, y desabrocharon mi pantalón y me lo fue bajando quitando,mientras me besaba por cada parte por la que iba bajando.

Solo me dejó con labraguitas, cuando con la boca me la fue bajando, entonces un mar desentimientos recorrió por cada rincón de mi piel, cuando empezó a jugarpor mis muslos, a acariciármelos, a besármelos…

Cuando su lengua rozómi pubis, un espasmo sacudió mi cuerpo de tal manera que pensé quellegaría al climax en ese preciso momento, pero Jacky paró y subió parabesarme, luego se separó y se terminó de desnudar ella también.

Cuando volvió a mí,se tumbó sobre mí, al sentir todo su cuerpo caliente sobre mí, hizo quela deseara aún más. Y mientras nos besábamos, nuestros cuerpos semovían al compás de una música imaginaria, una música que sólo fueideada por nosotras dos.

No sé cuanto tiempotranscurrió desde que empezamos hasta que Jacky me tuvo que tapar laboca para que nadie nos oyera. Ni siquiera me importó el tiempo queestuve sintiendo a Jacky sobre mí, fue todo tan bonito como intenso. Loúnico que deseaba es que el tiempo se detuviera, quedarme abrazada aella, sentir el aroma de su piel, ver su sonrisa, envolverme en susabrazos…

Jacky fue quienfinalmente rompió la magia del encuentro, quien empezó a vestirse y mepidió con solo mirarme que hiciera lo mismo. Intente ponerme la ropacomo pude, admirando su cuerpo tan perfecto, tan suave, tan dulce… esecuerpo que unos instantes atrás había sido mío.

Quería decirle que ladeseaba, que no me quería separar de ella, que quería volver a verla,que todo no podía acabar así… quería decirle tantas cosas… cuando aúnestábamos a medio vestir y con todos los libros por el suelo, entróalguien.

Por la cara de Jackysupuse que algo malo se avecinaba, y no me equivoqué al escuchar unavoz masculina preguntando qué estaba pasando. Era el director de lafacultad. Entonces tuve instinto protector, quería proteger a Jacky delo que le pudiera ocurrir. Pero antes de que abriera la boca, me estabapidiendo que saliera del despacho para hablar con él.

Estuve esperando enla puerta, estaba nerviosa, deseando saber qué sería de Jacky, meculpaba de todo, todo había sido culpa mía, no podía estar ocurriendoeso, tenía que entrar y decir que todo había sido culpa mía, que meexpulsaran a mí o cualquier otra cosa.

Cuando me decidí aentrar, el director salió obligándome a ir a su despacho. Solo hacíapreguntar que pasaría con ella. Me pidió que me callase con un gestosevero, típico en él. Solo se limitaba a decirme que tenía suerte de noexpulsarme, que haría como si nada hubiese pasado.

Cuando salí, fui abuscar a Jacky, ya no estaba. Fui a su casa. No me abría la puerta.Busqué su número de teléfono, no respondía. Solo me quedaba esperar asu clase del día siguiente.

No pude dormir entoda la noche. Deseaba verla, saber que había pasado, decirle todo loque me hacía sentir con sólo tenerla al lado… deseaba tantas cosas…

Cuando volví a clase, la busqué por todos los pasillos sin tener rastro de ella, así que solo me quedaba esperar a su clase.

Su clase era la deúltima hora, así que apenas me enteré de las demás. Cuando por fin erallegó el momento que llevaba esperando, entró el jefe de estudios paradarnos el fatídico comunicado. Están buscando profesor porque Jackytiene un asunto familiar grave que resolver.

Sabía que eramentira, no podía ser, no me lo podía creer. Estaba tan enfadada, queme fui corriendo, a punto de llorar, mientras escuchaba de fondo cómomis compañeros hablaban de ella como la mejor profesora que habíantenido.

En esa carrera por elpasillo, me topé con el director, mi mirada era tanto de odio como derabia. Él captó mi mensaje. Me dio una sobre blanco y se fue.

Me quedé un pocodesconcertada. No sabía qué podía tener aquel sobre. Me lo guardé en elbolso y me fui a la playa. Allí me senté en la arena con vista al mar,mientras el aire golpeaba mi cara. Abrí el sobre y me estremecí alreconocer la letra…

 

“Querida Ali,siento irme sin despedirme de ti. Se que es difícil para ti, al igualque lo es para mí. Me cuesta dejar todo eso, sobre todo, dejarte a ti.Te has convertido en un pilar en mi vida, en alguien que me ha devueltola ilusión, algo que ya había perdido. He llegado a un acuerdo con eldirector. Prefiero que me expulse a mí antes que a ti. Ali, acaba tusestudios, eres buena estudiante, vales mucho y eres una chicaexcepcional, sólo te lo tienes que creer y no dejar que tus compañerospiensen que eres una cualquiera. Sé que eres buena, me lo hasdemostrado, sé que eres capaz de querer con el corazón y no con lacabeza, que si tú quieres puedes dar lo mejor de ti. Me lo hasdemostrado, poco a poco, sin darte cuenta…

Sé que lossentimientos a veces son muy difíciles de demostrar. Sólo es cuestiónde dejarte llevar. Pero déjate llevar con el corazón, deja que él teguíe, siéntelo todo muy dentro de ti, saborea cada instante, no lodejes escapar.

Ojalá pudieravolverte a ver algún día, en algún lugar… mientras tanto te llevo en micorazón, nunca te olvidaré, me has hecho sentir tantas cosas, tantasemociones nuevas que hasta entonces desconocía…

Ali, no te pediréque no me olvides, sólo que me tengas en algún lugar de tu recuerdo, entu corazón, en tu cabeza, en algún aroma, en algún reflejo…

Solo me quedadecirte que si volviese atrás, repetiría cada instante contigo, aunqueeso me suponga volver a perder mi puesto de trabajo. Te volvería aamar, a desear, a besar…

No me olvidaré deti, te lo digo de corazón, mis lagrimas están a punto de salir, tengoun nudo en la garganta que apenas me deja respirar… no me busques Ali,estaré en un lugar donde no pueda entorpecer tu camino, aprende por timisma a querer, a respetar y sobre todo a desear.

atte.,

Jacky”

 

 

Empecé a llorar como nunca antes lo había hecho. No podía estar pasando eso, no quería…

De eso ya hace tiempoque pasó. Pero aún así la sigo recordando. Sigo sintiendo la fraganciade su aroma, sus besos, sus caricias, su sonrisa…

Creo que fue mi granmujer, la que de verdad me hizo sentir tantas cosas… que nunca anteshabía sentido, ni antes ni ahora. No se si la idealicé o no, si meenamoré o sólo fue pasión, pero aún así la sigo echando mucho de menos.

Lo que sí está clarode todo eso, es que me autodescubrí, por fin supe quien era y quequería, y sobre todo…. donde estaba mi felicidad. La había tenido tancerca durante tanto tiempo y no lo había querido ver… ahora lo teníaclaro, mi felicidad estaba en una mujer, sea Jacky o no.

 

Padre Coraje

padre coraje
javier ruibal


Todo pasa como un rayo, ponte en mi lugar.
Ponle nombre a ese mal sueño, llámalo vivir.
Pero pon que tanta vida te puede matar,
pero pon que así soy dueño de mi porvenir.

Di que hay dios y hay hombre y dime,
dime sólo la verdad;
di que hay hombre y tierra y fuego,
y ya no me digas más.

Pon que tengo un Sol y un hilo de imaginación,
y una isla y un volcán y un sitio para ti,
y un montón de descosidos en el corazón…
Pon que tengo la costumbre de sobrevivir.

Di que hay sombra y lumbre y tuve
que alumbrarme para amar
como el hijo de las nubes;
y ya no te digo más.

Yo digo que el amor no avisa,
sube a ese tren que no espera.
La vida pasa tan deprisa ahí, afuera.


Nadie arrancará la espina que te atravesó,
nada curará la herida de tu soledad,
por la esquina del chantaje padre Rebelión,
padre Corazón, padre Coraje, padre Libertad.

Di que hay ley y no hay justicia,
di que hay Dios y nunca está
mientras reina la avaricia,

y ya no me digas más…
 
 
 
Si alguien es tan amable de pasarme el video, lo agradeceria millones. 

¡¡¡¡Paren el mundo!!!! Que quiero bajar.

¡¡¡Paren el mundo!!! que quiero bajar, igual que usted baja del coche, igual que el estudiante baja del autobus.

¡¡¡Paren el mundo!!! que quiero bajar, quiero buscar tranquilidad atodas mis inquietudes, empezar en otro lugar, crearlo a mi manera,darle mil formas, antes de ponerle una definitiva.

¡¡¡Paren el mundo!!! que quiero bajar, y si es posible, bajar unaparada antes o una después, no quiero para en el punto exacto, quierocaer y levantarme, quiero equivocarme para poder aprender.

¡¡¡Paren el mundo!!! que quiero bajar de esta sociedad tan loca,donde el estrés está a la orden del día, la hipocresía es tu mejorcara, tu sonrisa, tu mayor falsedad.

¡¡¡Paren el mundo!!! que quiero bajar, no quiero ver personas queson pasotas ante el mal ajeno, donde el egoísmo y la cobardía es tumayor virtud, donde la solidaridad y ver por el bien ajeno es tu mayordefecto.

¡¡¡Paren el mundo!!! que quiero bajar, si es posible sola, y si tengo que elegir, que sea con un ser de mi creación.

¡¡¡Paren el mundo!!! Mi parada quedó atrás.

Mi ignorancia del pasado

Este texto lo escribí hace unos años, no tengo ganas de modificar nada, así que en donde pone Bubu (nick que uso en otros foros y en mi otro blog) poneis Akasha.
 

Estoyaquí, sola en mi habitación, sin una mano que me ayude, sin un abrazoque me anime, sin una persona a mi lado a la que dar todos missentimientos frustrado que se han ido acumulando poco a poco o mejordicho, rápidamente y para colmo, de fondo escucho una música melódicaque no me ayuda para nada en mis ánimos.

Nunca elegí serhomosexual, simplemente ocurrió. Nunca elegí enamorarme de una mujer,simplemente ocurrió. Nunca pensé que nada de eso me ocurriría a mí,siempre pensé que le pasaría a cualquiera menos a mí, pero paracualquiera, nosotros somos eso, cualquiera.

No entender micondición sexual fue algo que me hizo ver la vida de forma negativa,intentar refugiarme en brazos ajenos para engañarme a mí misma y sufrirmás de lo que ya lo estaba pasando. No querer reconocerlo, hizo que yo,Bubu, la hija perfecta de sus padres, la nieta bonita de sus abuelos,el líder a seguir de su hermana… no reconocerlo, esa persona tanperfecta para unas y tan imperfecta para otros (empezando por mí misma)hizo que hiciera muchas tonterías, que me equivocara una y mil vecesmás, sufrir… sobre todo sufrir, las personas a veces somos tanmaquiavélico…

Y todo eso ¿porqué? ¿Para que me sirvió? La homosexualidad, a pesar de estar en plenosiglo XXI, que pensemos con más libertad… aun así sigue siendo un tematabú, algo no apto para ciertas personas y una de esas personas, soyyo.

Sé que estaparte de mi diario la escribiré para que muchas personas me puedanentender, para que mis amigos, tantos heterosexuales como homosexualessepan que fue algo que no asimilé de la noche a la mañana, si no que mellevó mi tiempo, que quise conocer gentes de mi misma condición para,no para comprender a ellos, sino para comprenderme a mí misma, si esque amigos míos, hay veces que en nosotros mismos habita un alma quedesconocemos totalmente, una persona que creemos que lo sabemos todo deél o ella y de repente vemos que no.

Eso me ocurrió amí, me educaron par que me enamorase de un hombre, para que me casara,tuviera hijos… Ahora comprendo mi pánico al matrimonio, ahora comprendoporque no funcionaban mis relaciones, también comprendo porque noencontraba en ellos lo que buscaba…

Algunos pensaranque soy una niñata frustrada, con un trauma de algún hombre… yo diré ydejaré claro, que ha habido hombres que no me han tratado bien, perootros que fueron una maravilla de persona y por ello, no tengo nada encontra de ellos, al fin y al cabo, también hay mujeres malas y buenas.

Tanto nosenseñaron desde chico a ser tolerante, respetuosos… felices, ¿FELICES?¿Cómo nos pueden enseñar algo así si la mayoría somos cobardes ennuestros actos?

Si rebobinamoshacía atrás la cinta de nuestra vida y de nuestros recuerdos, yo creoque nadie recordará a ningún padre, maestro, tío…que nos haya dicho quelos homosexuales somos personas, que también sufren, lloran, ríen,ayudan… y que no son ningunos enfermos mentales…

Sí amigos míos,nadie nos enseño eso, es algo que tenemos que descubrir por nosotrosmismos y desgraciadamente, nuestra educación nos hace pasar una malajugada, eso es lo que me ocurrió a mí.

Al principio noquería reconocer mis sentimientos hacía aquella mujer, aquella amigaque me hacía sentir cosas que nunca antes nadie me había hecho sentir.Cuando lo reconocí aquella tarde de lluvia (lo más romántico para mí esuna tarde o noche de lluvia junto a la persona amada), pensé que yo,Bubu, era una enferma mental, sí amigo mío, sí eso era lo que yopensaba de mí, ¿qué iban a pensar os demás?

Lo veía comoalgo anormal, eso era algo que no podía estar ocurriéndome, pero estabaocurriendo, claro que sí. Me sentía muy mal, pensaba que estabatraicionando a mi familia, amigos, compañeros… Ahora me doy cuenta queno estaba traicionando a nadie, pero ¿por qué nadie me lo habíaexplicado? ¿Por qué antes, nadie me habló bien sobre homosexuales?

Ahora sé lo quesoy, lo que siento, lo que quiero y me acepto tal cual como soy puessigo siendo la misma Bubu de siempre, pero con otra orientación, otramanera de ver la vida, pero con una pena en mi corazón. Sí amigos míos,mi gran pena es pensar y saber que mis padres no tienen un buenconcepto para las personas de mi misma condición, pero al fin y alcabo, eso somos, personas. Me da la sensación de que si mi madre losupiera se moriría de pena, sus ilusiones se verían acabadas,frustrada… y sé que no lo podrían soportar, es mi madre y me dio lavida, aún me tiene en casa, sólo querría que me conocieran un poco más,que me respetasen, me aceptaran y cambiaran su opinión sobre loshomosexuales, que nos llamen gay y lesbianas y no se refieran anosotros con el insulto de maricones o tortilleras.

¿Le son fácilesaceptar a los padres que sus hijos nunca serán lo que ellos quieren?Supongo que la respuesta será un NO rotundo, pero ellos nos dieron lavida sin preguntar a nadie, ellos quisieron formar una familia, perodeben dar una buena educación en la vida en libertad e igualdad.Sinceramente, si me hubiesen preguntado o si me preguntaran ahora mismosi hubieses querido nacer, me lo tendría que pensar, he tenido momentosde felicidad y maravillosos, pero no compensan a los malos momentos, amis noches de insomnios y llantos, a cada traición, a cada despedidasde personas que se fueron tal como llegaron….

Muchas veces hepensado en el suicidio como único escape a los problemas. Sé que es unacto muy egoísta y sobre todo, de cobarde, pero amigos míos, hay tantosactos cobardes en mí… y ahora que lees eso sé que me comprenderás mejory es que ya no podía callarme más.

La vida es dura,pero dentro de lo malo, es bonita, quizás si no fuera por el amor queflorecen en nuestros corazones como florecen las flores en primavera,si no fuera por esa cosa que nace en nuestros corazones, si no fuerapor esa persona que es nuestra razón de vivir, de reír… si no fuera poresas cosas, amigo mío, entonces te daré la razón en que la vida nomerece la pena, pero tenemos lo más grande del universo, amor, cariño,amigos, una familia… y poco a poco habrá mas libertad de expresión, deigualdad, de todo.

Y para terminar,una cosa te quiero aconsejar, algo de lo que me he dado cuenta hacepoco y que quiero que tú que lees eso, lo tengas siempre presente, leeatento mi experiencia sobre la vida:

La vida es muydifícil en el día a día. Siempre necesitamos a nuestro lado a unapersona que nos apoye, nos anime y sobre todo, que nos quieran. En lavida, en el día a día, es difícil encontrar a una persona que seaexactamente lo que buscamos, si alguna vez por casualidad laencuentras, no lo rechace por su raza, su color, su pasado, sudistancia, o por su s e x o. La homosexualidad está presentes en todos,a algunos se lo manifiesta mas tarde o temprano que a otros y a otraspersonas, simplemente no se le despierta. Sea cual sea tu caso, nuncarechaces a una persona por la razón que sea, la raza o color de lapersona no importa en la intimidad de la pareja, su pasado le haayudado a madurar y a no cometer errores en el presente ni futuro, ladistancia se puede salvar y hacerse pequeña si se es fuerte, el s e x ode la persona… es lo de menos si puedes ser feliz con ella. Ya ves,nada de esas cosas es importante, la vida es demasiada corta parapermitirte el lujo de rechazar a una persona por tabú sin importancias.

A la mujer que amé ayer, a la mujer que amo hoy y a la mujer que posiblemente amaré mañana.

 

¿Qué se necesita para ser feliz?

Esa pregunta vino en una de las respuestas que recibí en uno de los comentarios de mi anterior entrada, concretamente de  santonio20 y eso me ha dado por pensar, bueno miento, por escribir mientras pienso.
 
La verdad es que dependiendo de las personas, cada cual necesita diferentes cosas para ser feliz.  Yo lo repartiría en varios grupo:
 
1.- Aquellos que con felices cuanto más dinero mejor.
2.- Aquellos que son felices cuando consigue todo lo que se va proponiendo.
3.- Aquellos que son felices con cosas materiales.
4.- Aquellos que son felices con drogas y similares.
5.- Aquellos que son felices con grandes sentimientos (aquellos que tienen a una persona a su lado a la que quiere y le quiere).
6.- Aquellos que son felices con pocos.
7.- Aquellos que son felices con varias cosas.
8.- Aquellos que son felices con varios de los puntos anteriores.
 
Yo personalmente me inluiria en el ultimo grupo. En el 8, aquellos que son felices con varios de los puntos descritos. Sería la suma del punto uno (el dinero no da la felicidad pero ayuda), el punto dos (me gusta conseguir todo lo que me voy proponiendo, y no creo que sea sastifacción, bueno en parte sí, pero la felicidad de esos momentos en que vez a punto de conseguir tu propósito….) y la suma del punto 5 (sí, soy feliz con mi novia, ¿algún problema?).
 
Lo de conseguir los propositos, es algo más para mí misma que para otra persona, ese afan de superación (como me comentaban por ahi), es  algo que te hace sentir orgulloso, en consecuencia, es una felicidad momentanea. Lo que digo siempre de que el dinero no da la felicidad pero ayuda y bla bla bla, que siempre que hablamos de dinero es como hablar de política, y ya sabemos, la mayoría de las personas somos hipocritas, pero por naturaleza (nadie es perfecto, que vamos a hacerle), yo hay algo que digo mucho, el dinero es como una droga, quizás la más peligrosa, cuanto más se tienen más se quiere, y quizás, ni el 35% de este dinero lo gastes y en ocasiones ni un simple capricho nos permitimos por no tocar el dinero.
 
Bueno, reconozco que soy de esas que me gusta ver como mi cuenta corriente aumenta (es lo que tiene estar el día entero en una oficina) y no me gusta nada como baja ese importe cuando me cobran la letra del coche, telefono y un sin fín de cosas mas. Al igual que reconozco lo anterior, reconozco que me cuesta darme un capricho a mí misma a no ser que sea en ocasiones importante (autoregalo de reyes, de cumpleaños…) o algo que desee mucho (como una consola Very Happy). Pero sí que soy feliz gastandomelo en mi novia por ejemplo, ese gasto se me compensa al verle su cara feliz, o verle como disfruta o simplemente con tenerla a mi lado contandome sus cosas, esas cosas que para algunos son simpleces, para mí es estar feliz.
 
 Así que respondiendo a la pregunta, título de esta entrada, diré que lo que necesito para ser feliz es:
 
1.- Afán de superación hacía mí misma.
2.- Tener unos ingresos periódico (cuanto más mejor).
3.- Tener a mi novia al lado.
 
Puede ser que algunos cambien el orden, pero mi orden es justificado, para estar bien con alquien, se debe sentir una bien consigo misma, de ahí, el punto uno, sin dinero, no se puede hacer grandes cosas, ni siquiera el simple hecho de invintarla al Macdonal, o seas, que para el punto tres, es mejor tener el punto dos, me sentiría bastante mal no poder ni siquiera ir a su casa a verla porque no tengo ni para pagarme el gasoil.
 
La vida es así, eso me hace pensar que la felicidad, a parte de estar por momentos, tambien es por algún u otro motivo.
 
En fin, que no me cuento mas paranoias, eso es todo por hoy, ahora me voy con mi novia que esta en el cuarto esperandome para que le instale un programilla…
 
Salud!!