Triunfar en la cena de nochevieja: Lomos al horno con Pedro Ximenez.

Bueno, este post se va un poco de lo que es el blog, pero creo que puede ser útil a aquellas personas que no sepan que cocinar esta nochevieja. Aquí tienen un alternativa que las veces que la he hecho ha triunfado, y es realmente fácil, ya que sólo requiere algo de tiempo. 

Sigue leyendo para saber la receta entera…

Ingredientes para el lomo:

– Lomo entero (no el cortado, sino la pieza cilíndrica). Pensad que una ración normal para una persona son unos 200 gramos. Así que un lomo de 1Kg dará para 5 personas. 

– Sal

– Pimienta

 

Ingredientes para la salsa:

– Vino Pedro Ximenez (Para 5 personas valdría con unos 350 ml, una media botella)

– Azúcar (90 gramos por cada 350 ml) 

– Sal y pimienta

 

Utensilios indispensables:

– Termómetro para cocina (los podeis encontrar por 8-9€, y son realmente útiles)

-Sartén más bien grande.

– Horno.

 

Realización del lomo: 

1) Antes de nada precalentamos el horno a 160ºC. Calor arriba y abajo, nada de opción turbo. 

2) Lo primero es salpimentar la pieza de lomo. Sin miedo, ya que unicamente llevará sal y pimienta en la parte exterior.  

3) Después ponemos una sartén grande, dónde quepa el lomo en su totalidad (si no tenemos sartenes tan grandes, cortamos el lomo por la mitad). Calentamos aceite en esa sartén y cuando esté muy caliente ponemos el lomo y cocinamos solo la parte exterior de cada uno de sus 6 lados, de forma que quede cocinado por fuera (y tostado) y crudo por dentro. Esto se hace para que el lomo no pierda su jugo durante la cocción, y se mantenga tierno. A esto se le llama sellar.

4) Cuando el horno esté caliente (importante, no metedlo cuando está frío) metemos el lomo en una bandeja de horno. 

En este momento debemos empezar a hacer la reducción de Pedro Ximenez (más abajo), en el caso de que querais acompañarla con esa salsa. También queda bien con alguna salsa de queso. 

5) Despues de una media hora medimos la temperatura para hacernos una idea de cuanto le queda. Pinchamos el lomo con el termómetro e intentamos que la punta del termómetro quede en el centro del lomo. Buscamos que la temperatura en el centro de la pieza (o piezas) sea de 60-65ºC. El tiempo que tarda en alcanzar esa temperatura varía en función del grosor de la pieza, pero serán aproximadamente unos 50 minutos. Si veis que no lo vais a tener a tiempo, podeis subirle la temperatura al horno hasta 180ºC.

 Cuando la temperatura sea de unos 60 o 65ºC (personalmente, creo que quedan mejor a 60ºC) sacamos los lomos y los tenemos listos para servir. 

 

 

 

Realización de la reducción Pedro Ximénez:

1) Echamos los 350 ml de vino y los 90 gramos de azucar en un cazo, y lo ponemos a fuego medio.

2) Removemos constantemente y dejamos que la salsa reduzca, unos 30 minutos o así.

3) Si tenemos prisa y la salsa aún está muy líquida cogemos una cucharadita (¡pequeña!) de Maizena y la mezclamos con un poco del vino sobrante (que esté frío o a temperatura ambiente, pero no caliente). Mezclamos bien, hasta que se disuelva toda la Maizena y entonces la echamos en el cazo. Esto hará que la reducción espese más rápido.

4) Cuando empieza a tener la textura que más nos guste (a mi me gusta que quede como caramelo líquido) echamos pimienta y un poquito de sal si queremos. Aquí no puedo decir cuanto. Probad la salsa y cuando os guste, parais.

Esta receta es la más basica de Pedro Ximenez, y el sabor es muy bueno.  Hay otras recetas que incluyen pasas, cebolla y otros ingredientes, así que si teneis tiempo y no teneis miedo de experimentad, bucadlas por la red 😀

 

Presentación: 

Yo suelo colocar el lomo entero en un plato grande, y cortarlo tal y como sale en la foto del encabezado. Luego coloco el Pedro Ximenez en un bol, o  en varios para repartirlos por la mesa. 

 

 

Linfen, la ciudad dónde raramente se ve el sol

¿Y por qué? Os preguntareis algunos. ¿Por qué se estima que en Linfen solo se ve el sol unos 20 días al año?

 

Sigue leyendo para saber más 😀 

Es ni más ni menos que por la contaminación. En 2006, el instituto Blacksmith Institute con sede en Nueva York la en listó como la ciudad más contaminada del mundo. Casi nada. Esta contaminación se la deben en su mayor parte al carbón, ya que la zona es rica en ese mineral y claro, hay que explotarlo, tal y como nos manda el instinto. Por supuesto, los habitantes de Linfen (¿linfenses? ¿linfenianos?) tienen problemas respiratorios, y los que pueden permitirselo se marchan de la ciudad en cuanto pueden. La eperanza de vida media es de 60 años, comparada con los 75 años de media que viven en China.

 

La contaminación es tal, que si os metéis en Google Maps y vais hacia la ciudad vereis como una neblina que no permite ver la ciudad con claridad. A pie de calle, los edificios no se distinguen a más de 100 metros de distancia. Vamos, como si estuviésemos jugando al GTA San Andreas.

 

Un video dice más que mil palabras o 25 imágenes, así que aquí lo dejo:

 

Colección de criaturas extrañas.

Hoy os traigo una tanda que mezcla diferentes ilustraciones y artworks sacados de videojuegos (Como Shadow of the Colossus, God of War o Wild Wars), de las cartas Magic, del mundo de H.P. Lovecraft… Algunas son bastante impresionantes. 

Si quieres verlas todas, ¡sigue leyendo! 

La imagen está sacada de 9GAG, así que no puedo facilitároslas por separado. Si alguna os gusta mucho y quereis intentar encontrarla en mayor resolución os recomiendo que la recorteis con Paint o algún programa de ese tipo y hagais una busqueda por imagen en Google Imagenes. Si no conseguis encontrarla dejadme un comentario y ya os hago el trabajo sucio e_e

Dejo el enlace para verla a máxima calidad, ya que para que no se corten en el blog tengo que estrecharla:

ENLACE 

La piscina más profunda del mundo

Su nombre es Nemo 33, y se encuentra en Bruselas.  

"Buzos pensando en ir al fondo a buscar monedas" 

¿Quieres saber más y ver más fotos o vídeos? ¡Pues sigue leyendo!

 

Se necesitaron 5 años de planteamiento y 3 de construcción para que está piscina viese la luz. ¿Que por qué tardaron tanto? Pues porque se buscó siempre la sostenibilidad mediambiental y la optimización de recursos.

Debe su nombre al Capitán Nemo, personaje de "20.000 leguas de viaje submarino", mientras que el número 33 hace referencia a la máxima profuncidad de esta piscina. Algunos datos sobre esta megaconstrucción:

  • Puede albergar 2.500.000 litros de agua. 
  • Costó 3.200.000 €.
  • El agua está a unos 30ºC, y es calentada mediante paneles solares.
  • Está dividida en distintas zonas según la profundidad: iniciación (1,30 m), natación (2,50 m), descubrimientos (5 m), foso de iniciación (10 m) y foso de expertos (33 m)
  • Una inmersión cuesta 30€ para buceadores sin certificado.

 

Y ahora un video y algunas fotos más: