Arrancamos con…. Table Tennis ese gran juego con interfaz de demo.

La inexperiencia es una cualidad en la mayoría de los casos pasajera, puntual. Los comienzos nunca son fáciles. Admitámoslo, todos hemos sido inexpertos en algo alguna vez. Nos han pillado de pardillos en el live, en una cancha de basket, alguna tía ha jugado con nosotros en nuestra pubertad. Vaya, que nos hemos llevado ostias en algún momento.

 

 

 

En mi opinión Table Tennis es un gran juego. Por momentos hasta soberbio. Os aseguro que ha llegado a hacer sombra al mismísimo "Pro" algunas tardes con mis amigos.

 Es intuitivo, rápido, con una buena curva de aprendizaje y con una buena puesta en escena.

 Haced la prueba, dadle un pad a un jugador realmente casual, es difícil que no se lo pase de fábula con este juego durante una tarde entera. Pillad unas cervezas, montad un torneo y empezaréis a ver como aflora la vena competitiva de todos vuestros amigos.

El single player? Mmmmm, bueno, te permite Exhibición y Torneos cortos.  Algún tipo de modo carrera como en los simuladores serios? Nop. Modo historia con los personajes? Tampoco. Entonces que nos queda¿?

Esa es la verdadera cuestión en Table Tennis.

 

Pasando por alto que tiene un visor de estadísticas no encontramos nada más en el producto. Es una gran cagada por parte de Rockstar, que en ese afán de querer ofrecer algo "simple e intuitivo" ha obviado poner cualquier tipo de… cualquier tipo de nada!!

 Esto reduce el producto a un gran multiplayer, y un aceptable sparring para machacar a tus pobres amigos cuando quedéis para jugar. Porque eso sí, es un juego tremendamente competivo. Siempre quieres ganar, humillar a tu rival.

 A nivel técnico es correcto sin más, estupendos modelados de los personajes, pero nada más en pantalla. Música tecno aceptable y hasta apropiada para la rapidez de las partidas, y efectos de sonido muy destacables siempre que tengas un 5.1, presentación y menús intuitivos pero insuficientes.

Opciones de juego: cambiar la dificultad, elegir entre los cuatro torneos y desbloquear objetos, personajes, trajes y alguna que otra pista; modo exhibición y para de contar. Hasta los logros se hacen pesados.

El mismo juego, con un modo carrera a lo Virtua Tennis hubiese multiplicado por diez su durabilidad.

 

Jugabilidad. Estupenda, representa como ningún otro juego un deporte con raqueta. Hay cuatro tipos de efecto, un botón de dejada, y otro para ralentizar la acción durante un segundo. El pad te avisa con la vibración si tu lanzamiento va a salirse de la mesa, contrarrestas efectos y puedes colocar la bola donde quieras en la mesa. Todo ello en décimas de segundo. Magistral.

 En conclusión, recomiendo a todo el mundo Table Tennis. En el fondo se trata de un juegazo muy corto de opciones pero tremendamente adictivo y competitivo. Merece la pena aunque Rockstar haya pagado la novatada.

Además, olvidé confesaros su mejor virtud; aplastar la moral de vuestros amigos y sacarles todo tipo de insultos e improperios. Impagable.