Novela Fallout NV

Tenía que haberlo subido antes, pero por problemas con el login no pude, aquí va

 

Cap. 1: Sin dolor no hay gloria

Estaba luchando por sobrevivir cuando de repente me desperté. ¿Era un sueño esa chapuza de operación o era verdad? ¿Y dónde demonios estaba? Había mucho material médico por todas partes, un fusil que reconocí al instante y un equipo de combate reforzado con el anagrama de la Hermandad.

Traté de levantarme de la cama, pero un dolor agudo en el estómago me hizo retroceder. Estaba tumbado en una camilla, semidesnudo, con cuatro heridas pequeñas en el estómago, en la zona derecha. No recordaba bien aque se debían esas heridas, tan tolo tenía unas pequeñas lagunas de lo último que hice.

Sé que me atacó la RNC y me refugie en una cueva con dos paladines… perono recordaba sus nombres. Recuerdo también que iba con un chico joven con una armadura como la que había en la mesa, junto al fusil. Recordé que alguien disparaba muy rápido y con un sonido muy alto, pero no lograba alcanzar a memorizar el qué

Muy despacio me empecé a mover para tratar de sentarme en la camilla, medolía el estómago, pero tenía que resistir, no podía rendirme a la primera. Salté de la cama al suelo, pero calculé mal y me tropecé. Dos heridas se me abrieron y empezaron a sangrar. Del dolor que me produjo la caída no fui capaz de evitar lanzar un grito al aire, afortunadamente, una escriba pasaba por allí

-¡Molero! ¿Qué te ha pasado? – preguntó esa misteriosa mujer
-¿Eh…? – Fui lo único que pude decir
-Tranquilo, te has caído y… Mierda, te has abierto la heridas, espera un momento

La mujer desapareció por la puerta

Ya levantado, fui a por mi armadura de combate, pero algo me llamó la atención: estaba manchada de sangre y había 4 orificios pequeños en la placa delantera. La cogí y la superpuse sobre mi cuerpo. Los agujeros casaban con mis heridas. Algo peor de lo que me temía sucedió

-Aitor ya… veo que la curiosidad te ha podido ¿eh? – preguntó esa mujer, la cual juraría no haberla visto nunca
-Es… sí, parece – fui capaz de decir- ¿Quién… eres?
-¿No te acuerdas de mí? Linda Schuler, tu médico. No me jodas…. Tienes amnesia. ¿Recuerdas algo de lo que te pasó? – preguntó preocupada
-Me… atacaron, un paladín me ayudó y ya – contesté. Parecía retrasado hablando, pues me costaba articular palabra
-Sí, Stein hizo un buen trabajo… Verás… estabas con Lorenzo, Stein y Solo intentando entrar en el CRNC y… te jodieron. La RNC te disparó, losmuy cabrones están usando munición para perforar, a pesar de tu blindaje, te atravesaron. Stein te administró dos estimulantes y tapó laherida como pudo. Para no ser un médico titulado, tiene muchos conocimientos

Me quedé asombrado, ¿Me habían disparado 4 veces y había sobrevivido? Enese momento pensé que si eso no me había matado, no me mataría nada, pero en seguida me quité esa idea de la cabeza, pues creerte superior por hechos como estos llenaron cementerios antes de la guerra

-Bueno… ¿qué… hago? – Dije pausadamente
-Habla con el Elder, a ver qué te dice, aunque creo que te dirá que vayas a Helios a montar guardia
-Bien… iré a mi cama, tengo que descansar un poco
-Vale, pero espera, antes voy a chutarte un súper estimulante, a ver si te cierran bien las heridas… ale, listo. Coge tu equipo y llévatelo, aquí me estorba

Cogí la armadura y me la eché al hombro. Podría ser uno de los pocos momentos en los que me encantaba no poseer una servoarmadura, aunque en el combate estos deseos desaparecían. Con la mano derecha agarré el fusil, y no lo solté hasta llegar a los dormitorios. Al menos estaban justo enfrente de la clínica, y no había que andar mucho para llegar.

Al entrar, la caballero Lera me saludó y me deseó suerte en el próximo combate, que al parecer iba a ser muy duro. Aparte de ella, no había nadie más en los dormitorios. Yo la di las gracias por desearme suerte, dejé el equipo en la taquilla del suelo y me tumbé en la cama.

Quería dormir un poco para desconectar, pero Lera tenía ganas de hablar,y a mí no me importaba hablar con ella cuando la apeteciese, me gustabasu compañía

-¿Podrías contarme qué te pasó? Stein te trajo sobre la hombrera de la armadura y me temí lo peor – Preguntó
-Me dispararon en el estómago, pero he sobrevivido – dije con tono de héroe
-Oye, ¡No me vengas con esas! Que cuando quieres eres más tierno que la gelatina balística – Dijo Lera entre carcajadas
-Vale, no me dolió cuando noté los disparos, noté como algo se estrellaba contra la armadura y caí inconsciente, me golpeé con algo – Dije
-Al menos vives, no me habría gustado que hubieras muerto, eres uno de mis mejores amigos…. – Dijo ella, mientras miraba mis heridas
-Sí, somos buenos amigos… – Dije con la mente en blanco
-Ya he enterrado a James ya mi hermano… dos grandes pérdidas…. – Dijo ella apenada
-Nuestros dos mejores paladines, muertos, esto se nos está yendo de las manos, está durando mucho y no vamos a sobrevivir lo suficiente – Dije enfurecido
-Hablaré con Elijah, a ver qué me dice, si esto se termina pronto o no. Estoy harta de luchar
-Quiero echarme a dormir, si no te importa…
-Ah, claro, descansa a gusto, no te interrumpiré a menos que sea importante

Lera abandonó la habitación dejándome solo. Me tumbé en la cama y me acurruqué en una bola. Al poco tiempo me desperté, me levanté y me puse la armadura, me colgué a la espalda el fusil y fui a buscar al Elder. Sabía que estaba en Helios siempre estaba allí, así que me encaminé a lacentral.

El camino largo era peligroso: mucha RNC, así que tomé el atajo que descubrí al poco tiempo de formarme como caballero. Salí del búnker y fui recto hacia una gran elevación de terreno, retiré la verja de seguridad y salí. Por allí podría ser igual de peligroso si me quedaba aluchar, puesto que por ese barranco estaba plagado de escorpiones rad, aunque según ibas caminando llegabas a un puente que se estrechaba lo suficiente como para que los escorpiones rad grandes no pudiesen pasar, pero sí las crías, las lentas crías de escorpiones rad, lentas y débiles, que de dos disparos acababas con ella.

Escapé de allí para encontrarme con el camino del Este por el cual podíaacceder a la central. Sin pensármelo mucho, tiré por allí, ya solo me quedaba andar, ni mutantes ni nada, aunque me detuve.

Puse en práctica un método que un paladín ya muerto me enseñó: “al caminar procura hacer poco ruido y pon tus sentidos alerta. Los enemigospueden estar tras esa piedra y tú no saberlo”. Me quedé parado, en silencio y escuché. A lo lejos, podía escuchar como un grupo muy numeroso de personas se acercaban dando pasos rápidos y pesados

-Paladines – pensé.

Eso habría sido bueno, pero no, eran tropas pesadas de la RNC, soldados armados con servoarmaduras T-45d desmontadas, manteniendo lo necesario para una óptima protección, pero sin requerir un entrenamiento especial.Los cascos parecían no haber sufrido modificaciones, pero apostaba mi fusil que habrían retirado el módulo de visión térmica para mantener únicamente el de visión nocturna.

Aguardé tras una roca enorme y pensé que hacer: podía dispararles, pero no serviría de nada, las servoarmaduras estaban templadas*, un cartucho de 5mm de chaqueta metálica no le haría ni cosquillas al usuario, y si además llevaban una armadura de reconocimiento ya podría considerarse invulnerable a la munición metálica, únicamente podía atravesarse con cartuchos del .50MG, o disparando a aquellos puntos débiles del traje

También podía correr, pero estaba lo suficientemente lejos de ellos comopara observarles, y lo suficientemente cerca como para notar que algo se movía. Si los disparaba no quedaría nada de mí: ametralladoras del .308, lanzacohetes, lanzagranadas… Eso era una fiesta de destrucción, tenía que pensar algo rápidamente

Me senté de espaldas a la roca y comprobé los bolsillos de mi armadura: 3estimulantes, 5 cargadores de 20 cartuchos para el M16 y una botella deagua purificada. Me quité el casco y miré hacia abajo, no tenía material necesario para enfrentarme a esos soldados, no tenía la habilidad de pasar desapercibido tras ellos para huir, y no estaba dispuesto a intentar un ataque, ya que sería mi muerte, tenía que esperar a que se largaran o a que unos paladines les atacasen.

Mantuve mi posición, me tumbé en el suelo con el fusil a un lado y me puse a observarles. Tenía una buena posición, estaba a la misma altura que ellos, y además una planta me tapaba casi entero, así que sería difícil que me viesen

*Templado: proceso de mecanizado el cual consiste en calentar una pieza metálica hasta su punto de ebullición y rápidamente sumergirla en agua fría par alterar su forma química y otorgarle mayor tenacidad

Novela Fallout NV: Prólogo

 Prólogo

 

Combatía junto a mis hermanos para conservar Helios. Era unaposición estratégica para toda la región del Mojave. Con ella podíamos alumbrary llevar energía a donde quisiéramos. LaRNC llegó cuando nosotros establecimos  allí nuestra base, pero las ansias deconquista suyas, junto a nuestro celo tecnológico, hizo estallar la batalla de la Helios Uno, el capítulo mássangriento de la Hermandad.

 

Con más de 20 soldados por cada paladín nuestro, la RNC avanzaba impasible.Perdíamos territorios sin darnos cuenta ya que la RNC empezó a cercarnos y ahacerse fuerte. Bajo órdenes de Elijah, el Paladín Stein, el Paladín, Solo, elCaballero Señor Lorenzo y yo, el Caballero Molero nos encaminamos a eliminaruna trinchera de la RNCque estaba poco protegida.

 

Inteligencia decía que habría una gran cantidad de material,pero todo se fue a la mierda cuando entramos en un campo de minas. Stein y Solose movían sin problemas por el campo de minas, la Servoarmadura T51bofrecía una protección altamente eficaz contra explosivos, el único daño querecibías era el de la caída a causa de la onda expansiva, pero te podíaslevantar de nuevo y volver a luchar.

 

Nuestro equipo era muy superior al de la RNC: Stein y Solo ibanequipados con una versión médica de la Servoarmadura T51b,una modificación realizada por la EscribaJefe Vree en el año 2161, que solo se usaba cuando había quehacer incursiones. Su ametralladora CZ57 Avenger del .308 permitía atravesarcualquier placa de blindaje ligero, como el de la RNC, y su usabas esa municióntan codiciada, fabricada por Los Contrabandistas que permitía atravesar hastalas armaduras de combate reforzadas, más les valía a la RNC apartarse de esa ráfaga,pues solo quedarían cadáveres

 

Lorenzo y yo íbamos equipados con una armadura de combateespecial, reforzada por laHermandad, cambiando muchas piezas para así hacerla másresistente a los impactos. No llevábamos unas armas pesabas como las de  los paladines, sino que  teníamos en nuestro poder rifles de asaltoM16 modificados por la Hermandad,siendo recalibrados a 5mm. Aparte de nuestro gran stock de esta munición, eraun cartucho diseñado para perforar más fácilmente que con el 5.56 que usaba laRNC. Estos fusiles pertenecieron alejército de la RNC,hasta que tuvimos que usar arma tomadas del enemigo, ya que nos quedábamos sinmunición

 

Caminábamos por el campo de minas, con pies de plomo,mirando antes dónde pisar para así asegurarnos de que no seríamos descubiertospor enemigo. Muy ingenuos. Según caminábamos hacia el campamento, que la RNC había llamado “Correccionalde la RNC” lasminas terrestres empezaron a explotar.Los francotiradores que había sobre las torres empezaron a dispararlas parahacernos retroceder hacia Hidden Valey, pero moriríamos en el intento de acabancon ese destacamento a desvelar nuestro cuartel de operaciones.

 

Con un visor óptico fabricado por Los contrabandistas,Lorenzo y yo disparábamos a los focos de las torres de control para evitarcegarnos y poder eliminar a los francotiradores. Había algo muy entraño en todoello, solo escuchábamos los disparos de los francotiradores, ninguno del M16 dealgún soldado. Eso nos inquietó. Con decisión y con módulo de visión nocturnaactivado, Emerald Solo nos guió.

 

Tratábamos de salir del campo de minas, pero nos fueimposible, estábamos rodeados de minas T45LE, no podíamos hacer nada, así quenos refugiamos en una cueva que teníamos tras nuestra. Fue un movimiento demierda, pues esa “cueva” no era más que un agujero en la roca, sin coberturacon la que poder taparnos por si laRNC nos atacaba. Solo quedaba una salida: que alguien saliesey pidiese ayuda a Hidden Valley

 

Teníamos que ser Lorenzo o yo, por que no teníamos un equipopesado. En velocidad, yo era de los más rápidos, así que no hubo mucho quediscutir. Stein salio conmigo para ametrallar todo un poco y así dar fuego desupresión para que tuviese la oportunidad de salir con vida.

 

En cuanto empecé a escuchar el movimiento del cañón salídisparado mientras el paladín disparaba para cubrirme, no nos esperábamos queunos 6 soldados de la RNCapostados a unos veinte metros de la entrada a la gruta empezasen adispararnos. Éstos, al vernos no dudaron en apretar el gatillo para hacernostrizas.

 

El buen estado de nuestro equipo hizo que las balas seestrellasen contra la servoarmadura, pero desafortunadamente, mi armadurasucumbió ante los disparos. Lo último que recuerdo fue una molestia punzante enel estómago, seguida de una caída al suelo viendo como Stein descargaba plomodel .308 sobre la RNC. No vía los soldados morir, pues caí inconsciente al golpearme la cabeza con una roca

Problemas con la novela

Tengo un pequeño problema con la novela, y es que al parecer no se guardaron los archivos el otro día por culpa de un apagón. Mientras trato de reescribirlo, os dejo con esto que hice para el instituto:

En el frente

 

Amaneció en la base aéreaNavarro, controlada por el Enclave, los restos del gobierno americano tras lacaída de las bombas nucleares el 23 de Octubre de 2077. Me esperaba la voz delsargento Dornan llamándonos imbécil, lerdos o lo que fuese, pero en su lugarfue la alarma de alerta: había una incursión en la base aérea

 

Cada soldado debía coger surifle de plasma, rifle gauss, pistola de impulsos… teníamos que defender labase aunque nos costase la vida. Un soldado del enclave armado con unaservoarmadura avanzada Mk I era capaz de matar al menos a quince enemigos antesde que le hiriesen siquiera, pero en este caso los invasores estaban usandomunición antiblindaje ya que dejaron fuera de combate a nuestras torretas antesde que pudiésemos activarlas

 

El primero en entrar en eldormitorio de los soldados fue el sargento Dornan, gritándonos que cogiésemosnuestro rifle y saliésemos a luchar para conservar la base. Tan rápido comopude, me equipé con mi servoarmadura Mk I Tesla, empuñé mi Rifle Gauss M72 ycogí una caja de siete cargadores de veinte cartuchos de 2mmEC

Salí de allí cargando mifusil junto al resto de soldados de la base. Divisé a mi equipo en lastrincheras, luchando por conservar nuestro emplazamiento y subí a la torre decontrol. Desde allí con la ayuda del visor óptico de mi M72 observé al enemigo:no los había visto nunca. Luchaban bajo una bandera blanca con una línea gruesaroja recta en su parte inferior y un oso de dos cabezas en el centro

Cuando tenía una cabeza a tirodisparaba sin pensármelo mucho, aunque me dedicaba más a observar e informarque a disparar. La RNCseguía disparándonos, y al ver que podíamos acabar con ellos fácilmentetrajeron refuerzos. No solo eran más ahora, sino que mejor armados. De riflesFN FAL del calibre 7.62, a diversos lanzacohetes con carga de perforación. Diel aviso antes de que un misil impactase en la torre de control y la derribasen

Por suerte pude saltar por una cristalera rota antes de que los escombros me sepultasen y conseguí salirde allí. En vez de volver al frente fui al barracón de los civiles a buscar ami mujer y a mi hijo, para sacarles de allí. Al entrar vique estaba todo revuelto y que no había nadie. Salí corriendo a ver que ocurríay divisé un grupo de mecánicos, entre ellos mi amigo Raúl

Corrí hacia él paraordenarle que si encontraba a los civiles los escoltase hasta los Vertibirds detransporte, aunque no hizo falta ya que allí estaba Dornan metiendo prisa atodos los civiles para que se metiesen en los transportes. Dornan me gritó porradio que buscase a mi equipo y evacuásemos inmediatamente la base, noaguataríamos lo suficiente. Raudo y veloz salí de los hangares y fui a lastrincheras a buscar a mi equipo, que seguía combatiendo

 

Regresé a la entrada de labase en la cual había aún soldados luchando y me puse a buscar a mi equipo,aunque todos llevásemos la misma armadura, cada equipo tenía una marca singularque te hacía diferente a otros. La mía era una calavera sobre un rifle deimpulsos YK32b

Me puse al lado de mioficial, Judah Kreger y le comenté lo que el sargento Dornan me dijo.Rápidamente reagrupó a Orion Moreno, Jonson, al doctor Henry y a Daisy Withmany nos ordenó replegarnos al hangar. Varios vertibirds despegaban según corríamos.

Al poco de llegar al hangar,Daisy, la piloto del equipo, puso en marcha uno de esos transportes  y nos ordenó meternos dentro. Me quité elcasco de la armadura  antes de que variossoldados de la RNCrompiesen la alambrada de seguridad y consiguiesen colarse. Empezaron adisparar al vertibird  y para alejarles,Orion y yo empezamos a dispararles. Al poco se sumó Dornan, parecía que teníamiles de clones, pues estaba en todas partes

Yo les disparaba hasta queme alcanzaron. Un ranger de la RNCme disparó con un rifle de francotirador del calibre .223 en la cabezaproduciéndome la muerte. Ese mismo ranger disparó al sargento Dornan en lacabeza y le mató. Su cadáver cayó junto mío. Como pudo, Orión Moreno recogió micuerpo del suelo y me metió en un vertibird.

El transporte pudo salir deallí sin problemas, con mi cuerpo en el suelo. Ese transporte tenía como lugarde aterrizaje el búnker del Enclave cercano a la cuidad de New Vegas. Por elcamino, los soldados que aún vivían, vieron como de un transporte idéntico alnuestro se estrellaba contra unas montañas y cinco personas salieron de él,entre ellas Arcade Israel Gannon. Mi hijo

 

¡Espero que os guste!

 

Estandarte de la Hermandad

Bueno, la primera entrada de hoy será el proceso de creación de un estandarte de la Hermandad del Acero, facción preferida en todos los Fallout. Lo empecé ayer sobre las 19:30, corté el tubo de PVC y le hice la forma para enganchar los dos, corté la tela a medida y preparé lo del día siguiente, acabé sobre las 20:40 y me fui a la ducha. Hoy cuando he venido del insti, he hecho los agujeros y he dibujado el símbolo de la Hermandad (A MANO) para posteriormente pintarlo( a mano también, con un pincel muy fino, pintura blanca y muuucha paciencia) he tardado tres horas en dar las dos manos que lleva, ya que si directamente lo pintaba en amarillo, como en Fallout New Vegas quedaba muy mal y apenas se veía. Aún tengo que corregir los fallos , que no sé como lo haré, aunque tengo pintura marrón, queda un poco oscura para esa tela (Por que está hecho sobre una tela, no madera, cartón, ni nada. (Si la imagen no se ve bien, haced click secundario en ella y luego en "Ver imagen", o copiad la ruta de enlace, abrid una nueva pestaba y pegar el enlace en ella)

 

Bueno, unas fotos de como lo llevo:

 

 

Me momento tengo esa foto solo, luego haré más , que se ha quedado la cámara sin batería. Si hoy no puedo subirlas lo haré mañana

Ya estamos por aquí!!

Pues sí, ya vuelvo con las pilas cargadas y con mucho Fallout® en vena. Dentro de poco empezaré con un kit de supervivencia en caso de zombis (Armas, equipo, objetos… basado en España) y un nuevo relato del universo Fallout, que poco o nada tiene que ver con el anterior de Fallout 3. Que por cierto, puede que formen parte de una saga que cuandodecida cerrarla los personajes principales se conecten entre sí… y unsinfín de cosas que tengo en mente. Como adelanto, decir que se basará en los sucesos de Fallout New Vegas y que el personaje será un miembro de la Hermandad del Acero del Mojave estando todo un poco cambiao (que se vará según se vaya desarrollando, le daré una forma totalmente diferente a como es este juego)

 

Tengo el mono de refugio casi terminado a falta de varios detalles, tengo que subir pronto una foto de él, y tengo que hacer un estandarte/bandera de la Hermandad del Acero que tengo en mente, junto auna T-51b que seguramente empiece dentro de poco (No doy fecha, ya que igual empiezo mañana que pasado… o que a lo mejor por falta de tiempo/ganas no la hago, ya veré)

 

Tal vez  vaya más lento con el mono, ya que estoy ahorrando para un iPad3 de 64GB WiFi y no me puedo permitir gastar mucho dinero, es más, llevo desde el año pasado sin gastar dinero todo lo que gasto se lo pidoa mi madre, abuela… Y me fastidia, ya que va a salir Max Payne 3, Elite Sniper V2…

 

Y bueno, nada más. Decir que iré poniendo información sobre Wasteland 2 que me parezca interesante, y demás

Parón temporal de la novela

Bueno, no tengo mucho tiempo, pero no la abandonaré. El parón será temporal, no permanente. Quiero dedicarme a otras cosas, por supuesto terminaré esta parte final y no la dejaré a medias, ya que quiero mejorar bastante mi expresión, para que esté mejor redactada, menos repeticiones, etc

 

Tan solo decir eso, y que me queda poco para terminar el mono blindado del Refugio 13 😉  pronto subiré fotos de él, si puedo

Novela Fallout 3 Cap. 27

Rally bajo la radiación

 

-Eso espero Centinela. Rotchild, ¿Tienes listo a nuestro amigo robot?

-Estará en 2 minutos Owyn

-Perfecto, podéis prepararos para entrar en acción

 

Lyons se marchó a su habitación, dejándonos listos para el combate

 

-Chicos… La Hermandad está muy agradecida por vosotros, habéis ayudado, y estáis ayudando am ucha gente, pero ese no es el tema que os quería tratar. La Tropa de Lyons está dispuesta a haceros un hueco en nuestras filas. ¿Queréis formar parte de nuestro selecto grupo de soldados? Antes de que digáis nada, muchos caballeros y paladines tienen como meta en la Hermandad ser miembros de nuestra tropa, pero muy pocos lo consiguen

-Pues…. supongo que sí, estas oportunidades aparecen solo una vez en la vida, y recién salido de un refugio de Vault-Tec, no creo que haya ninguna opción mejor. Yo sí acepto

-¿K3G4? ¿O debería decir, Paladín K3G4?

-Pero qué demonios, acepto

-¿Y connmigo… qué pasa?

-Fawkes nos será útil para rastrear mutantes por DC, ¿Qué dices, amigo meta-humano?

-Supongo que acepto vuestra proposición

-Pues antes de nada, que sepáis que tendréis acceso a nuestra servoarmadura personal: la T-51b. Ponéosla para lucirla como miembros de la Tropa de Lyons.

-No tardéis mucho, que tenemos que ir a dar por culo al Enclave de las narices….

-Bien dicho Gallows, venga, nos veremos arriba en 5 minutos como mucho

 

Sin pensarlo mucho, nos quitamos nuestras servoarmaduras T-45d para sustituirlas por las T-51b que Sarah nos había dado antes de salir corriendo al palenque. No eran fáciles de colocar y debimos tardar un poco más, ya que la Centinela vino a buscarnos. Con ella a la vanguardia, y nosotros tres entre la tropa, avanzamos a asaltar el purificador

 

-Bien tropa, nuestro objetivo está en entrar en el purificador y asegurarle.La lata atacará a los vertibirds que se acerquen. A nuestros nuevos amigos, que no os maten, necesitamos ese código, ¿Entendido? Bien, subid por el puente, y al ataque

 

Tras la breve charla de Sarah, la Tropa enpuñó sus armas. Cada soldado sabía lo que debía hacer, y con una eficacia superior a la del Enclave en tácticas de asalto, acabamos con los soldados que había por el puente, con el robot a la cabeza. Mientras los soldados del Encalve atacaban a Liberty Prime sin hacerle daño por la bobina tesla que al parecer portaba, nosotros atacábamos a esos diablos de armadras negras, preocupándonos más por matarlos de pocos disparos, que de disparar a lo loco

 

-Cuidado tropa, ¡Bomba!

 

Nos pusimos a cubierto mientras Prime lanzaba una de las bombas que llevaba a la espalda para hacer polvo a una decena de soldados, junto a varios vertibirds y un escudo de resonancia fotónica. Tras explotar la bomba, nos levantamos para bajar por la carretera destrozada por la explosión y seguir a Prime hasta el purificador. Prime iba a girar a la derecha, aunque un vertibird apareció de la nada atacándonos. La rápida reacción de Fawikes y Kodiak hizo que de haber acabado en un destrozo monumental, acabase en una anécdota más que contar con los colegas

 

Seguimos avanzando para llegar a la carretera que estaba frente al purificador, ¡Ya casi estábamos! por fortuna, los soldados se habían apostado tras coches enteros, por lo que Kodiak y Glade hicieron un buen trabajo haciéndolos reventar con todos los soldados del Enclave apostados tras ellos, junto a Liberty, que avanzaba sin dudarlo un segundo.

 

En cuanto vieron lo que se les echaba encima, los soldados del Enclave corrieron como si un Yao Guai les persiguiese para refugiarse dentro del purificador, pero no se dieron cuenta de que iban a morir, ya que el escudo de resonancia fotónica del monumento a Jefferson estaba activado. Algunos para salvar su vida se tiraron al agua, otros lucharon hasta su muerte, pocos lograron huir

 

Junto con la Tropa, Prime despejó el puente que daba acceso al monumento a Jefferson para así poder sobrecargar los generadores eléctricos para desactivarlos y permitirnos el paso al interior del edificio.

 

-A dentro tropa, ¡eliminad toda amenaza del Enclave que veáis!

 

Entramos al pasilllo por el cual hacía unos días que Chris y yo corríamos para poner en marcha el proyecto de James, ahora inundado de soldados del Enclave

 

-Esperad, no avancéis aún

-¿Qué vas a hacer Kodiak?

-Voy a irradiar esto un poco

 

Kodiak se echó a la espalda su lanzacohetes y se armó con un gordo cargado con una minibomba preparada para ser lanzada en cualquier momento. Con cuidado, caminó hacia la puerta que había a la derecha y lanzó en explosivo. Rápidamente se cubrió tras la puerta y la tropa se acercó a entrar en las instalaciones del purificador. Cada vez más nerviosos, abrí la puerta y entré junto con Chris y con Sarah

 

-Vaya, sois vosotros tres… en parte me sorprende. Vosotros, tan interesados en destruir lo que nuestro gobierno ha tratado de lograr…

-¿Perdona? Esto lo hizo mi padre, no tú, ni tu estúpido gobierno

-Vaya, veo que prefieres la versión antigua….

-Mira Autumn, no quiero matarte, sal de aquí, no te haremos nada. Y sobretodo, huye

-No lo entiendes. El Presidente me ha ordenado estar aquí y proteger esta sala de vosotros

-Puede pero, ¿Prefieres morir a tener otra oportunidad?

-¿Otra oportunidad?

-No pertenecer al Enclave, ya sabes, empezar una vida en otro lugar

-No lo entiendes. La cadena de mando no puede romperserse

-Raven Rock ha caído, ¿A dónde irás?

-¿Como? Raven Rock… ¿Destruído?

-Sí. No tines nada que hacer aquí. El Enclave ha dicho adios aquí….

-Odio decirlo, pero tenéis razón. Creo que ya no pinto nada aquí. Antes de nada, quiero decirte una cosa, Chris: nunca quise haber hecho daño a tu padre, solamente tomar el purificador sin matarle, pero hizo un movimiento inesperado. De veras, siento que haya muerto, me habría gustado conocerle. Ahora, si me disculpáis, creo que tengo que irme de aquí. Ten Chris, mi pistola láser, te la regalo. Espero que te acompañe allá donde vayas, y que no te falle nunca.

-Sal, dile a los soldados que hay ahí fuera que te has rendido y que no te maten, que te dejen ir, aunque creo que será mejor que hables con el mutante que nos ha ayudado a legar hasta aquí, razona primero en vez de disparar. Que tengas suerte, Augustus Autumn

-Gracias por razonar en vez de disparar, se hecha de menos gente así. Sois buena gente, aunque estéis en el bando contrario

 

Tras nuestra charla, Autumn y sus dos guardias dejaron las armas en el suelo, salieron por la puerta contigua y la cerraron

 

-¿Que coño has hecho? ¡Has dejado vivo a Autumn! ¿Como puedes mostrar piedad después de que matase a tu padre?

-Yo… no soy de matar por placer. Autumn es buena persona, por lo que he oído de su boca, y solo cumplía órdenes. Su muerte no habría servido para nada

-¿Que no eres de matar? ¿Y como me explicas que matases a todos esos soldados?

-Me impedían llegar a mi objetivo y no podría haberles convencido de que ambos éramos amigos. Autumn… ha sido más inteligente. Ha sabido reconocer la derrota. Bueno, vayamos a activar esto y salgamos de aquí, estoy deseando ver como funciona el purificador.

-Al menos sabes perdonar a quienes se han equivocado. Dice mucho de tu persona…

 

Tras terminar la charla con Sarah, nor dirigimos a la sala principal del proyecto pureza, dispuestos a teclear el código.

 

-¿Alguien me oye? Soy la Dra. Li, Si alguien está vivo allí arriba y oye esto, activad ahora mismo el purificador, sino esto volará por los aires. ¡HACEDLO YA!. Eso sí, mucho cuidado, la cámara debe estar llena de radiación, según éstas lecturas

 

Sarah y yo miramos a Chris indicándole que él debía entrar en la cámara y activar el purificador

 

-No os preocupéis, ya sabía que ese honor me correspondía a mí, y estaba seguro de hacerlo.

-Mucha suerte Chris

-Sí, te deseo suerte, y también te deseo que te tomes Rad-X, no sea que mueras antes de meter el código

-No sería mala idea. Bueno… ahora vuelvo, esperadme ahí

 

Chris dejó su rifle de plasma apoyado en la pared, entró en la cámara estanca del purificador y nos hizo unas señas: estaba listo para entrar. Sarah cerró la compuerta de la cámara estanca y abrió la que daba a la sala de control. Los segundos parecían horas, y cada segundo que pasaba, Chris se movía más despacio, o eso parecía. Se acercó a la consola principal y tecleó el código.

 

Con una sonrisa en la cara, heché un brazo por el cuello de Sarah

 

-Lo ha hecho, ha salvado el Yermo

-Sí.. lo… agghh….

-¿Sarah? ¿CHRIS? ¡MIERDA!

 

Como pude, me cargué al hombro a Sarah y la saqué de allí, aunque empezaba a estar mareado, y tenía ganas de vomitar. Cuando llegué a la puerta no pude evitar vomitar un buen rato a causa de la radiación, pero no podía quedarme ahí, Chris estaba en la cámara y tenía más peligro que Sarah. Me comí un par de pastillas de Rad-X y me tragué varios Rad-Away a la velocidad del viento

 

Volví a dentro con otra bolsa en la mano y subí las escaleras para recoger a Chris. Me avalancé sobre el botón para abrir la compuerta y sacar de allí a mi colega. En cuento se abrió, le cojí para salir de allí, pero me quedé aturdido antes de poder salir de allí entero. Lo último que ví, fueron a los miembros de la tropa de Lyons entrar a por mí y a por Chris, aunque caí inconsciente antes de ver a dónde me llevaban

Novela Fallout 3 Cap. 26

De charla con el "presi"

 

Con Chris a la vanguardia, encaminamos la marcha para ir al despacho de Edén. Ambos llevábamos los rifles de plasma colgados de la espalda, ya que no queríamos problemas, por que allí tan solo había soldados con armas de plasma y no nos gustaba la idea de que nos hiciesen papilla

 

-Aqui el Coronel Augustus Autumn. Ordeno que se descarte la directiva anterior del presidente. El morador del refugio 101 y su amigo han de ser ejecutados. No pueden ver a Edén. Se entrgará una recompensa de 30.000 chapas al que me traiga la cabeza de los dos

 

Sin pensárnoslo mucho, empuñamos nuestros rifles de plasma y empezamos a disparar a toda persona que no fuésemos Chris o yo. Corriendo pudimos salir de ese enredado pasillo a una sala en la que habíai especímenes de criaturas mutadas en cámaras de éxtasis, que al parecer el Enclave quería modificar para su propio beneficio. Sobretodo había sanguinarios y Yao Guais.

 

-¿Chris?

-¡Dime!

-¡Sube las escaleras y sal por esa puerta!

-¡Vale!

 

Mientras Chris se levantaba con su pesada armadura, yo salí a cubrirle y avancé tras él. Subimos las escaleras, entramos en una habitación médica y abrimos la puerta que daba a un pasillo con algunas placas idénticas a la que el Enclave usaba para sus puertos avanzados. Recargando tan rápido como podíamos, corríamos por el pasillo y giramos a la derecha. Allí había dos puertas: una pequeña, y otra ancha.

 

Me adelanté a Chris y abrí la puerta pequeña, que daba a la habitación personal de Autumn. Un vistazo rápido hizo que me acercara a la mesa corriendo: un muñeco cabezón de Vault-Tec y una holocinta, junto a muchos papeles había sobre ella. Cuardé el muñeco en el compartimento trasero de la armadura, y rápidamente comprobé la holocinta, que al patrecer, eran unos códigos de autodestrucción

 

-Venga tío, a la puerta, que estos cabrones nos pisan los talones

 

Salimos de allí corriendo para abrir la otra puerta y pasar por ella. Esta puerta se cerró a cal y canto tras nosotros, salvándonos por un momento de todos nuestros perseguidores. En esa sala había dos soldados del Enclave frente a dos robots centinela negros con ametralladoras láser en cada brazo.

 

-El presidente le verá ahora, espere

 

Tan pronto como acabaron de hablar, dispararon a los dos soldados que había deltante de ellos, matándolos para abrirnos la puerta que daba acceso a una sala con cables y escaleras. Tras pasar, los robots cerraron la puerta, impediéndonos cruzarla de nuevo

 

-Eh 101, ¿Te imaginas que Edén es un superordenador?

-¡Ja!, que cahondo eres… no, supongo que será la instalación de eléctrica de algún ordenador personal suyo, o algo así…

 

Subimos las escaleras, con cuidado de no tropezar con los cables que había, hasta terminar en una plataforma gigante

 

-Hola, valientes aventureros

-¿Eres Edén? ¡Eres un ordenador!

-Cierto, ¿Sorprendidos?

-Mucho, eso explica que en toda mi vida nunca haya visto una foto tuya…

-¡Muy perspicaz! Hay gente, que antes que ver una cara prefiere escuchar una voz relajada y suave

-Sí, es verdad

-Vosotros dos y yo tenemos negocios que hacer….

-¿Qué negocios? Tú abres la puerta y nosotros nos vamos

-Oh venga chicos. Habéis vivido muchos peligros como para ahora hacer esto. Os propongo un trato: ¿Os gusta toda esa basura mutada? Ya sabéis, supermutantes, mutarachas, hombres pinza… A mí y a mis chicos no nos gustan. Nuestros científicos han desarrollado una variedad de un virus que seguramente conozcáis…

-¿El VEF?

-¡Exacto! Tengo en mi poder una muerta de ese virus, pero modificado. En vez de mutar a todo ser vivo, mata a todo aquel que esté infectado, ¿qué me decís?

-En caso de que aceptásemos… ¿Que haríamos con él? ¿Iríamos muti por muti diciendo que beba o lo matamos?

-Oh, no. La obra de tu padre es el perfecto instrumento para expandir mi virus

-¿Contaminar el proyecto pureza? Ya no sería puro….

-Ya os lo he dicho. O cojéis ésta muestra del virus, o no podréis salir de aquí

-Vale, aunque no prometo nada

-Me gustaría oir mejor un "¡Sí, claro que lo haré Presidente Edén!"

-¡Sí, lo haré por tí, Edén!

-¡Esa es la actitud!. Aquí tenéis la muestra del virus. En cuento la cogáis, os abriré la puerta

 

Cogí la muestra sin pensármelo mucho, ya que si lo hacía, no podríamos salir

 

-¡Eh, Edén!

-¿Alguna otra cuestión que debamos tratar?

-¡Activar código de autodestrución A23-9FH!

-Activando… Código aceptado. La base se autodestruirá en 30 minutos. Todas las puertas ha sido abiertas para una mejor evaciación. Activando sirenas de evaciacióny secuencia de destrucción

-Corre Chris, ¿Creías que me iba a poner al servicio del Enclave?

-Por un momento, creí que sí

-Pues no, ¡Salgamos de aquí!

 

Tras activar el sistema de autodestrucción, salimos corriendo por la puerta para llegar hasta la salida. Cruzamos la puerta, que daba a un pasillo protegido con torretas láser Mk. VI que estaban en nuestro bando, supongo que sería el último deseo de Edén, que saliésemos con vida de allí. Mientras las torretas se ocupaban de los soldados, veíamos através de un cristal como un vertibird despegaba para huir de allí, mientras que otros tantos estaban siendo cargados con soldados y oficiales.

 

Corríamos por el pasillo, mientras robots centinela y torretas de defensa Mk. VI nos ayudaban a deshacernos del personal del Enclave que trataba de matarnos. A lo lejos, veíamos algo que emanaba claridad: ¡La puerta de salida al aire libre!. Mientras disparábamos hasta que darnos sin munición, corríamos para salvarnos

 

-Mierda, ¡no tengo munición!

-¡Ni yo!, ¡Tira el rifle y a correr!

 

Chris y yo nos despojamos de nuestros rifles de plasma para correr más rápido hasta la salida

 

-¡Si alguien se pone delante nuestra para evitar que huyamos, chócate contra él para derribarle!

 

Hice caso de Chris para tumbar a varios enemigos que nos estaban obstaculizando el paso, hasta que llegamos a los últimos 30 metros para salir de allí

 

-Allá vamos, ¡ahí está la salida!

 

Corriendo con más ganas cada vez, tuvimos que pararnos en seco, ya que de enfrente de la puerta de salida emergieron 3 soldados armados con ametralladoras de 5mm. Por suerte, varios robots los puderon entretener para así nosotros salir ilesos de Raven Rock, así que corrimos hacia el túnel de salida. Conseguimos salir cuando escuchamos la voz de Edén decir: "Secuencia de autodestrucción termianada. Explotando"

 

-¡Hemos salido!

-¡Sí!, ¡Choca esos 5!

-Jaja

 

Con júbilo celebramos nuestro escape de Rven Rock vivos, y también celebramos al aparición de Fawkes con una ametralladora láser reventando a todos los soldados que trataban de huir

 

-¡Hola, humanos!

-Fawkes, estás vivo

-No era dificil seguir unos de esos trastos voladores. Supongo que… ya no me necesitaréis….

-¿Bromeas? ¡Claro que nos haces  falta! Ven con nosotros a la Cuidadela, tenemos que celebrar la caída del Enclave

-Os dispararían por mi culpa, si me ven con vosotro…

-No te creas, si no atacas a nadie, nadie te atacará

-Bueno, pues iré con vosotros, a ver si puedo ayudaros

 

Junto a Fawkes, pusimos rumbo a la Cuidadela, aunque no sin antes cojer algún rifle de plasma de algún soldado caído del Encalve, quitándoles también la munición, claro está. Ahora, armados y acompañados, estábamos listos para celebrar que la Hermandad ya no debía preocuparse del Encalve, sino de todos los mutis de DC

 

Tras salir de Raven Rock, era de noche y al llegar a la Cuidadela, se hizo de día. El viaje no fué muy interesante, lo único destacable, es que Fawkes nos contó historias del Refugio 87, y como vivió el cautiverio cuando sus hermanos lo encerraron en aquella sala

 

-¡Estáis vivos! Entrad, corre. La Centinela Lyons está hablado de asaltar el purificador, id al Laboratorio. Eso sí… mucho cuidado con vuestro amigo el mutante…

 

Siguiendo las indicaciones del paladín Bael, entramos en el laboratorio, que estaba bastante despejado de gente. Bajamos corrienda al os pies de Liberty Prime, donde estaba Lyons, junto a Sarah, Rotchild y la Tropa de Lyons

 

-¡Aquí estamos!

-¡Muti!

-¡NO LE DISPARÉIS! Viene con nosotros, no es retrasado, como los demás, este sabe lo que hace y quiere ayudarnos

-¿Un mutante en nuestras filas?

-Soy bueno con esta ametralladora láser. Ha erradicado mucho mal desde que está conmigo

-Bueno, supongo que podrá unirse a nosotros. Bien, Sarah, ¿Qué querías decirme tú y la tropa?

-Queremos asaltar el purificador, estamos preparados y el Encalve está reforzando sus defensas. Podríamos atacarles ahora. La tropa puede entrar, y los paladines que hay por aquí también serían de ayuda. Podemos acabar con ellos y tomar el purificador

-Sarah… Te lo he dicho muchas veces, no podemos atacar el purificador, ellos son más que nosotros, y el riesgo es mayor que la recompensa… Si te pierdo…. pierdo a todos tus hermanos de acero también, La Tropa de Lyons. El mejor grupo de la Hermadad…

-Lyons, perdona la intromisión, pero será mejor que ataquemos

-K3… has hecho mucho bien desde que estás aquí, ayudando a tu compañero a buscar el GECK, por cierto, ¿dónde está?

-Eso de iba a decir, el Encalve me lo quitó, lo estarán instalando y es cuestión de tiempo que encuentren el código….

-Si eso es verdad, debemos entrar ahora a hacernos con el control del purificador. Sino esos cabronazos del Enclave dirán que ellos han hecho ellso el purificador y de atriburán el hecho de haber purificado Yermo Capital

-Otra cosa, sí… Raven Rock está petado, hemos volado por los aires su base central de operaciones, además, me dieron este virus para que contaminase el agua. Aquí tienes Lyons…

-Lyons, como esriba y amigo tuyo, digo que la Hermandad debería atacar el purificador

-Está bien, está bien, Rotchild, prepara a Liberty Prime. Si la tropa entra, que tenga potencia de fuego adicional.

-No creo que…

-No es un consejo, es una orden. Prepara a Prime. Sarah, tú y tu equipo lleváos a vuestros tres amigos y atacar el monumento a Jefferson. El Enclave no puede poner en marcha el purificador

-Gracias Elder Lyons, le prometo no le defraduraremos

Novela Fallout 3 Cap. 25

Buscando el jardín de Edén

 

-Activa el sigilante, y para dentro

 

Tras activar los sigilantes, entramos con cuidado en el atrio. Reinaba el color anaranjado, por el óxido del refugio y por la suciedad en el sistema de iluminado. Con mucho cuidado, y agachado, abrimos la puerta que estaba a nuestra derecha y subimos las escaleras. Las escaleras daban a la parte superior. Había dos mutis en la entrada, armados con rifles de asalto chino, con cuidado les esquivamos y cruzamos por la puerta que había delante nuestra. 

 

-¿Ahora por dónde?

-¡…Allí!

 

Cruzamos una puerta en la que ponía  "Laboratorio" y avanzamos. Se oían voces de mutantes por todo el pasillo, que hacía forma de cuadrado y la única salida, estaba a nuestra derecha aunque no podíallegar fácilmente: dos mutis y algunas mesas y taquillas bloqueaban el paso. Dimos un rodeo para llegar, no fué largo, aunque en la habitación central conseguimos unos cuantos estimulantes. Salimos y llegamos a la puerta que dos mutis protegían

 

Los rifles de plasma estaban cargados, y antes de que pudiésemos reaccionar, nuestros sigilantes se agotaron y nos dejaron a vista de los mutantes. Tan rápido como pudimos, empezamos a disparar a los mutantes y hasta que no agotamos nuestros cargadores, no dejamos de dispararles

 

Sus cadáveres, hechos un batiburrillo de sangre, huesos, carne y palsma líquido acabaron en el suelo. Tras activar otros dos sigilantes, caminamos y avanzamos hacia la puerta. Un largo pasillo y dos salidas, una a la izquierda y otra a la derecha

 

Avanzábamos con cuidado hasta el lugar de cruce

 

-¿Hola? ¿Sois… humanos… no?

-¿Quién va?

-Detrás vuestra, soy el mutante encarcelado

-¿Cómo te llamas, y quién eres¿

-Soy Fawkes, un supermutante… mutado. Aunque no me gusta la definición de "supermutante", me gusta más la de "meta-humano"

-¿Porqué te encarcelaron los otros mutis?

-Es gracioso, soy un mutante en una especie de supermutantes… Les dije que la vida no era solo matar y comer, sino también ayudar a otros… y me encarcelaron. Habéis venido a por el GECK, ¿no es así?

-Sí… ¿Dónde está?

-La cámara está llena de radiación, no podréis sobrevivir ahí dentro

-Y tú sí puedes entrar…

-Así es. Si hackeais el terminar de mi puerta, podré salir y vengarme…

-Chris, ponte con el ordenador e intenta hackarle

 

El morador del refugio se puso con el ordenador. Al poco tiempo, disparó varias veces contra la cerradura de la puerta, y con mi ayuda, la empujamos hacia arriba

 

-No era la mejor manera de abrir la puerta, pero bueno, lo hecho, hecho está. Ahora, a por el maletín

 

Con ayuda del mutante, caminamos por unos pasillos desiertos. Había cristales en las paredes, que dejaban ver pegotes de líquido verdoso. Supimos que era radiación, ya que Fawkes nos lo dijo.

 

-Aquí está. Esta puerta lleva a esos pasillos inundados de radiación. Esperad aqui a que os traiga el GECK.

 

Fawkes salió a los 3 minutos con el maletíon en la mano, y tras recogerle, salimos. Llegamos a una sala en la que había 3 puertas cuando sin previo aviso, un opbjeto similar a una granada, pero conuna lucecita explotó y nos derribó, aunque no era una explosión, sino un aturdimiento

 

-Aquí estáis… Soldado, ¿Van desarmados?

-Sí señor, en breve perderán la consciencia y podremos transportarlos a la base

-Perfecto. Yo llevaré el GECK, en mi vertibird

 

Autumn nos quitó el maletín, y al poco, quedamos inconscientes

 

Despertamos a las varias horas, cada uno en una habitación diferente. A mí me vigilaba un oficial, por los gritos que oía en la celda de al lado, Chris y Autumn estaba ndiscutiendo de lo lindo

 

-¿Qué pasa?

-Autumn le esté sacando la contraseña a tu amiguito. ¿No la sabrás tú, por casualidad, no?

-Su padre no me la dijo, ni a él. Ninguno la sabe…

-Más te vale decir la verdad… ¿Qué pasa?

-Aqui el Presidente Edén. He decidido hacer que el morador del refugio, junto a su amigo, vengan a mi despacho a charlar. Tienen autorización de venir, que nadie los dispare, los espero con urgencia

-Vete anda, tienes tu equipo en esta taquilla.

 

Cuando el oficial se fue, me equipé mi servoarmadura T45-d, me guardé las células de microfusión, estimulantes y sigilantes. También recojí mi rifle de plasma aparte de para no dejármelo allí, por si acaso tuviésemos problemas con algún imbécil del Enclave. 

 

-¿Listo?

-Sí… vamos a ver qué quieren…