Cuidado cuando haces zapping

Estaba redactando la que iba a ser mi segunda entrada, cuando pare a tomarme un descanso. Encendí la tele para ver si estaban echando algo decente y empecé a hacer zapping. Revisando los canales decentes (como si existiera alguno) acabe en Antena 3.Lo que vi me dejo tan impactado que deje de lado la segunda entrada y me puse con esta, tenía que compartir el miedo y el terror que vi en la pantalla.

¿Qué es lo que vi que me dejo tan impactado?

Una “actuación”, una actuación tan mala que hace que las flores se marchiten y el agua se convierta en acido. La actuación de Mario Casas.

¿Qué es lo malo de esta actuación? Que es siempre la misma, os voy a hacer un resumen:

  1. Chica ve a chico, ella no muestra ningún interés en el.
  2. Nuestro “actor” detecta a la única fémina que no le está prestando atención (imposible de concebir, teniendo nuestro amigo el carisma y la belleza de un dios)
  3. El “actor” empieza a emplear sus tácticas para que la chica se fije en el, con nulo resultado
  4. Aparece una segunda personalidad en la chica, que hace que se enamore perdidamente del “actor”, las dos personalidades se enfrentan la una a la otra y al final la chica está hecha un lio
  5. Nuestro “actor” viene a salvar el día y hace su actuación estrella (además de la única que sabe hacer):“Vas a tener que matarme para que deje de quererte”. Ante tal torrente de sinceridad y sentimientos (el actor no los transmite, pero supongo que en el guion están) la chica acaba totalmente loca por nuestro “actor”

Por lo menos en la escena que vi ayer el final cambiaba un poco, nuestro querido actor acaba arponeado. Pero incluso con un jodido arpón atravesándole el hombro nuestro actor sigue manteniendo su cara.

La cara de “Soy tan guapo e interesante que todo el mundo me quiere, hasta los hombres”

Creo que este y Seagal tienen la misma enfermedad, una enfermedad que hace que sus caras se queden paralizadas siempre en la misma emoción. Pero por lo menos cuando ves la cara de Seagal sabes que alguien va a recibir una paliza, si ves la de nuestro amigo lo máximo que puede pasar es que alguien se enamore perdidamente de él.

Y eso es todo, ya me he desahogado (lo que me he ahorrado en terapias), os dejo a todos, tengo que volver al trabajo para terminar la tercera entrada, ya tengo la lección aprendida, no pongas la tele mientras trabajas o puede aparecer Mario Casas y enamorarte con su magnífica actuación.

Primera entrada

654 visitas
0 entradas
0 comentarios

Esto es lo que he conseguido desde 2008 sin dar un palo.

Hoy, 8 de septiembre de 2011, después de cuatro años, reuno las fuerzas necesarias para escribir mi primera entrada, para empezar el blog que mi antiguo yo no pudo (era vago el cabrón) y empezar a actualizar este blog como se merece.

No sé lo que debéis esperar de este blog (ni yo mismo se lo que voy a poner) pero echadle un ojo y seguro que alguna vez encontráis algo que os guste.

Ahora me voy a pensar en la segunda entrada, si la primera me ha costado 4 años no quiero pensar lo que me va a costar la segunda.