29 de Mayo. Cantando bajo la lluvia

Se suponía que hoy tenía que haber sido un día relajado y más tranquilo que los demás… iluso de mí.

A pesar de que esta mañana me lo he tomado con calma luego siempre se acaban torciendo las cosas de alguna u otra manera; he empezado la mañana (o la tarde, mejor dicho, ya que he salido a las 12 del apartamento), por Asakusa, para comprar alguna última cosilla (de hecho ese era el plan de hoy); y he cogido el metro en dirección a Harajuku cuando me he encontrado con dos españoles dentro del vagón que iban en la misma dirección. Resulta que Víctor y Soraya iban en un viaje organizado de 10 días y hoy era su día libre en Tokyo e iban hasta Akihabara, hemos empezado a hablar y cuando hemos llegado me he ofrecido espontaneamente a hacerles un pequeño tour por la zona, ya que no tenía la más mínima prisa en proseguir mis compras. La verdad es que ha sido una experiencia guay compartir el barrio con ellos e impresiones del viaje y demás, sobre todo después de estar días sin hablar con nadie por la calle. Cuando hemos terminado en el Yodobashi de Akiba y me he despedido de ellos he ido a probar la última cadena de hamburgueserías que me quedaba por probar en Japón: MOS Burguer. Las hamburguesas de MOS burguer están muy buenas y tienen bastante creatividad; yo he probado una de arroz (ponen arroz en lugar de pan), con ternera por dentro. MOS Burguer y Freshness son las mejores cadenas de hamburgueserías en Japón y os animo a que las probeis si venís.

Al final después de la comida me ha entrado un poco de modorra y me he ido a los recreativos de Super Potato a echar unas últimas monedas y cuando me he querido dar cuenta ya eran las 4 de la tarde, así que he decidido cambiar mi plan de compras de Harajuku y me he puesto a buscar lo que quería en Akiba, y ahí es donde he entrado en Don Quijote, que definitivamente es de las mejores tiendas que existen. He comprado algún regalito chorra y para mí un pijama de Dragon Ball!!! (foto abajo); lo mismo le echo huevos y un día salgo con él en España a la calle.

Al final, he acabado el día comprando alguna chorrada en el Daiso y me he vuelto al apartamento a terminar la maleta (me ha costado horrores cerrarla y encima llevo muchísimo equipaje de mano; así que voy un poco cagado con lo que me puedan decir en el aeropuerto). Para rematar, mi última cena en Japón, compuesta por una pasta de sashimi de atún (parecido al steak tartar, pero con atún en lugar de carne, y arroz), sopa de miso, unos pinchitos de carne y de postre uno de esos helados de vainilla que voy a echar de menos (mi barriga no, desde luego).

Bueno, os dejo que tengo que dormir algo y además estoy super nervioso por el tema del equipaje de mano.

Un beso!!

Periódico deportivo "El golazo"!!!

A veces el metro va vacío…

Mi hamburguesa del MOS

Puesto de Onigiris en Akiba

498000 yens el Yoshi´s cookie japonés!!!!!!!

Molan esas tazas

Mi pijama de Dragon Ball!!

Esta máscara es tan freak que la tuve que comprar

Estos juegos de Gameboy Advance no salieron en Europa. Son reediciones tal cual de juegos de la NES. Hoy me he pillado el Super Mario Bros (Cual otro podría ser??)

28 de Mayo. Borrachera de compras y una sorpresa :)

Buenas noches desde Tokyo!!

Hoy he hecho tantísimas cosas que no sé ni por donde empezar, bueno, sí, empezaré por el principio del día que es lo más normal, pero perdonadme si me dejo algo en el tintero!

Hoy ha llegado el día de fundirme casi toda la pasta que me quedaba (me he dejado 30000 yens para gastos de ultima hora y por si va la maleta con sobrepeso -cosa probable por otra parte, aunque lo cierto es que muchas de las cosas que he comprado las voy a llevar encima-), y me he pasado el día enterito de compras… bueno, enterito no, luego os cuento porqué.

He decidido empezar el día por los instrumentos musicales que me quería comprar y la primera parada ha sido Akihabara, en el Sofmap de Mac, donde la quinta planta es de sintetizadores, equipo de Dj, mesas de mezclas… aunque antes he visto una cesta en la calle en una tienda cercana llena de relojes swatch; había bastantes modelos y alucinais con el precio; 2000 yens!!! Ni lo he dudado y me he cogido uno y mañana lo mismo me compro otro 😀 Una vez en la tienda de sintes (donde iba ya con las ideas claras), me he visto tentado por un Nord Lead 2 por unos 600€, pero al final me he comprado un Korg R3 nuevecito por 55000 yens, mas de 200€ de diferencia con respecto a Europa. Quizá si hubiera sido un Nord Lead 2X si que lo hubiera comprado 🙂

Después he vuelto al apartamento a dejar el sinte y he seguido por Ochanomizu. Me ha entrado hambre pero como coincidía con la hora de comer de los japos he preferido esperar un poco para no tener que meterme en un sitio hasta arriba; así que he ido a por mi segunda compra; Un Kaoss Pad 3. El Kaoss Pad es una unidad de efectos tactil que permite jugar con los sonidos de una forma increiblemente intuitiva. Os dejo un video;

También me he comprado un pedal de fuzz para guitarra; un Fuzz Factory de Z.Vex, que es de los mejores constructores independientes de pedales de guitarra.

Al terminar con los pedales me he dirigido a Shibuya buscando una bolsa de transporte para el nuevo sinte (lo tengo que llevar de alguna manera a España y de hecho voy a tirar todas las cajas porque no las puedo llevar), y la he encontrado un poco de coña en Rock On Records, que es una tienda de sintes y equipo bastante buena y en la que me ha atendido un vendedor muy majo que me ha hecho el favor de coger una de las bolsas para el sinte que regalaban con ese sinte en esta tienda; y ha pedido más a Korg por teléfono cuando le he explicado que me iba de Japón el viernes y que no podía esperar a la semana que viene 🙂 En Shibuya también he ido a comer un Tonkatsu, y he dado con un sitio cojonudo en el que el menú costaba poco mas de 1000 yens y el Tonkatsu era de categoría, nada que ver con el rápido de los bares de soba a 600 yens.

Entonces, es cuando me he acordado de que hoy tocaban Asian Kung-Fu Generation en Tokyo, uno de mis grupos japoneses favoritos y para los que no pude conseguir entradas. Entonces he hecho lo siguiente; he vuelto al apartamento a dejar mis nuevos juguetes; y he ido a Akihabara a comprarme un iPod y unos auriculares (unos JBL chulísimos, podeis ver la foto abajo) y me he vuelto a Shibuya. Resulta que en Japón la reventa funciona, pero de un modo bastante diferente a España. Aquí hay agencias de entradas no oficiales, que sacan entradas a la venta (compradas en las oficiales previamente, claro), cuando se agotan y a unos precios bastante elevados; pero el caso es que estos negocios son legales!! (o probablemente, al estar bajo el mando de la mafia la policía hace la vista gorda y no meterse en problemas). Entonces no hay nadie que haga reventa en los alrededores de la sala (y eso que tocaban en el Shibuya AX, con una capacidad considerable para mas de 3000 personas). Las puertas las abrían a las 18:00 y yo me he plantado por allí a menos 10. Cuando ha pasado casi todo el mundo, a eso de las 18:20 y después de estar dando vueltas esperando a que alguien me ofreciera algo, entonces se me ha acercado mi ángel de la guarda versión japo y me ha dicho en un inglés más que aceptable "you need a ticket??"; y entonces he tardado milésimas de segundo en responder que sí y en sacar el dinero y en agradecerle a la chica que me ha facilitado la entrada (al precio original, 4000 yens) sus servicios :)) Después he ido a comprarme una camiseta y he entrado.

El concierto ha sido fabuloso; con un sistema de sonido alucinante (me va a dar asco volver a los conciertos en España), el público bastante animado pero siempre super respetuoso y sin empujar ni nada. Y los Asian Kung-fu, que han tocado muy bien y tienen un directo bastante solido 🙂 Han tocado mas de hora y media; que está muy bien, pues a mí los conciertos de más de dos horas se me hacen demasiado largos, por mucho que me guste el grupo. Lo mejor de todo ha sido la sonrisa de tonto que se me ha quedado pues no es algo con lo que contara y he conseguido la entrada y todo ha ido super bien :)))) Para los que no conozcais a Asian Kung-fu os dejo un enlace a youtube;

Después al salir estaba abierto Tower Records y me he comprado un Dvd de Plastic Tree y me he vuelto a Kanda. Me he metido por una calle peatonal que no conocía enfrente de la estación y he encontrado un minibar donde hacen anguila y la hacen directamente en una parrilla en la ventana y te la sirven super reciente. Estaba de muerte 😀

Y poco más!!! Mañana ya es mi último día, así que me tiraré un buen rato recogiendo el apartamento y haciendo la maleta; aunque saldré a hacer alguna compra de última hora. Hoy he tirado muy pocas fotos (12), pero os dejo unas pocas 😀

Vendedor de sofmap a todo gas!

Vaya nombre para un club nocturno… todos al Club Huevo!!!!

Mi nuevo swatch… por 13€!!!!

Este poli es tan bajito que necesita una plataforma!!!

Ya sé porqué olía toda la estación de Harajuku a pomelo

Polo de soda 😀

Mi nuevo sinte!!!

Y mi nuevo iPod!

27 de Mayo. Japón boca abajo

Estoque veis en el video es eejanaika, la segunda montaña rusa de cuartadimensión jamás construida, y que supera en velocidad, altura ylongitud a la otra existente. Está en el Fuji Q Highland, el parque deatracciones en el que he estado hoy. Además, ostenta el record guinnessen número de inversiones (14), aunque está discutido por algunos fansde las montañas rusas ya que solamente tiene 3 inversiones en la pista.En eso precisamente consisten, para los que no lo sepais, las montañasrusas de cuarta dimensión; los asientos están controladoselectrónicamente y pueden girar 360º para dar la orientación que sedesee.

Como no podía ser menos, he montado en el eejanaika hoy,y es la montaña rusa más alucinante que conozco, de verdad que esauténticamente salvaje, aunque creo que os lo podeis imaginar con elvideo que he colgado 🙂 La hora que he tenido que esperar en la cola seha visto sobradamente compensada con la experiencia, la primera bajadaincluso me ha parecido más bestial que en el video, ya que hay uninstante que estás parado y ves esa enorme caida (76 metros!!), queademás desde arriba no se ve recta sino con forma de S y acojonamogollón 😀 Para más inri, me ha tocado delante.

Después deeste inicio poco usual por mi parte, lo cierto es que hoy me lo hepasado en grande en el Fuji Q; si os gustan los parques de atraccionespasad olímpicamente del Universal Studios de Osaka y del DisneylandTokyo, lo que de verdad buscais está a los pies del Monte Fuji (quesigue todo cubierto de nieve por cierto). Se tarda un poco más de doshoras en tren desde Tokyo (me ha tocado ir en tren porque me heplantado en la estación de autobuses y no había billetes hasta las10:10, todo completo; así que en tren), y no es nada barato (unos 6000yens ida y vuelta), pero mereció la pena. El "Free pass" de un díacuesta 4800 yens, aunque también lo hay de dos por un poco más (aunqueno vi el parque tan grande como para estar dos días; a no ser quequerais subir varias veces en todas las grandes atracciones). Al llegarte tienes que hacer una foto y la misma máquina te imprime el pase contu foto 😀 Nada de pulseritas cutres 😀

Fuji Q tiene 5 montañasrusas, de las cuales 3 son bastante fuertes y otras 2 más suaves. Hedecidido "calentar" un poco primero y he empezado por la montaña rusade tipo Wild Mouse, que está bastante bien, aunque no soy muy amigo deeste tipo de atracción. Después he ido a una de las que más me hagustado; Pizza-la, que es similar a la antigua "Máquina" del Parque deAtracciones de Madrid, pero con los asientos mirando hacia fuera, conlo que la sensación de caída es mucho mayor 😀

Una vezcalentito ya me he dirigido a las tres grandes montañas rusas delparque; la primera ha sido el Fujiyama, donde no he tenido que esperardemasiado, 40 minutos. En su día fue la más alta del mundo y aún tienela placa en la cima antes de la primera bajada (que acojona también),que dice: "79 m. World Record", y realmente lo debió ser porquemientras estás bajando de lo empinado que está solamente se ve elsuelo. Os dejo un video de la atracción también (también me tocódelante);

Cuandohe salido he ido directo a Dodonpa, donde, como en el eejanaika, hetenido que esperar 1 hora. Dodonpa es una montaña rusa con sistema delanzamiento en lugar de caida y es la tercera más rápida del mundo (ensu momento la más rápida!!), el lanzamiento se hace a …¡¡¡172km/h!!!. Es una sensación increible, porque además se hacecompletamente parado y te quedas totalmente pegado al asiento, sinpoder ni siquiera abrir la boca 😀 Después de una recta bastante largahace una curva de radio super amplio y una subida/bajada simétrica envertical, y vuelve a la estación. ¿Adivinais donde me tocó?, delantedel todo, donde sino.

Como quedaba tiempo, y aprovechando que era la hora de la comida y había menos cola, me he ido al eejanaika a reponerme 🙂

Pasadoel eejanaika, he ido a la otra montaña rusa que me quedaba; una de tipo"swing" (los coches van bajo un rail y se tambalean en las curvas), queestaba decorada con los muñecos y la música de hamtaro. No es nadafuerte, pero está bastante bien y me gustó más que el Wild Mouse.Después ya no me ha quedado tiempo para mucho más; solamente subir otravez en Pizza-la, y probar otras dos atracciones (con lo que he cubiertola mayoría de lo que interesa a los mayores); una de tipo de brazomecánico invertido y la otra la típica balsa de agua con una granbajada. Me ha hecho gracia que todos los japoneses llevaban chubasqueroy yo he sido el único de echarle huevos y subirme a palo seco… es queno le veo la gracia a una atracción que está hecha para mojarse el nomojarse… todos se han quedado flipados y me he vuelto mojadito altren. También me ha dado tiempo de probar un helado que se llamadippin´ dots que son unas mini bolas (ver foto abajo) que está curiosoy también la fanta de uva.

Luego, al llegar a Tokyo, he ido acenar; ya que en el parque me había entrado hambre pero tenía mono deSushi así que he esperado a llegar a Tokyo. He ido a un Kaitzen que hayen Nakano (que pilla de camino desde el Fuji, no penseis que he ido afrikear otra vez), y me he puesto otra vez moradísimo con 18 piezas desushi y una cerveza :DDDDDD El precio?? os lo podeis imaginar, en total2760 yens (unos 17€), y después un helado, de vainilla como mandan loscánones de mi dieta en Japón 😀

Os dejo unas fotillos y os animoa que paseis olímpicamente de Disneyland Tokyo si venís a Japón ypaseis por el Fuji Q!!! (eso sí, con las colas que había un día comohoy no me quiero imaginar como será un fin de semana, así que este esmi otro consejo; id un día de diario).

Kit Kat de tarda de queso y arándanos.

Fijaos en lo que pone debajo de la foto… 😀

Pizza airlines les desea un feliz vuelo…

Por si las atracciones no son suficientes encima hay unas vistas estupendas…

El record guinness de Eejanaika

Ójala en las fotos aparecieran los grititos 😀

Yo y Hamtaro!!

Dippin´ dots 😀

Caida a la de 3

El monte debería cobrar sus derechos de imagen 😀

 

26 de Mayo. Vámonos de compras!!!

Hola a todos!!!

Como hoy empieza mi última semana en Tokyo y tampoco sabía muy bien que hacer (los museos cierran los lunes), he decidido adelantar a hoy uno de los dos días de compras que tenía programados, así que hoy he ido a comprar regalos para mi familia (aunque alguna chuche cae, ya sabeis).

Aunque no viviría en ella, Tokyo es la mejor ciudad que conozco para ir de compras, por la cantidad de cosas diferentes y de barrios diferentes que hay para hacer compras. Como queda cerca del apartamento, he decidido empezar por Akihabara y he entrado en el Yodobashi Camera. El Yodobashi de Akiba es imponente, 6 plantas de tienda, mas otra de restaurantes, mas otra que tienen alquilada a Tower Records como tienda de CD´s y Dvd´s de música; siendo cada una de estas plantas por lo menos la mitad de grande que el Media Markt de Alcorcón, que es el más grande que conozco en España de este tipo, así que os podeis imaginar del tamaño de la tienda. Realmente he ido a probar al Yodobashi unos artículos porque es posible encontrarlos luego a mejor precio en las calles de Akiba, aunque los que he mirado estaban igual de precio en otros lados… lo siento, pero no puedo decir lo que es, tiene que ser una sorpresa!!!

Luego he ido a otros sitios de Akiba y también me he pasado por Super Potato. Realmente es la mejor tienda retro de la ciudad, y eso que en Akiba hay otras tiendas muy buenas, pero Super Potato es inigualable (excepto en los precios, algo carillos), en cualquier caso quería ir a comprar algo que vi cuando fui con Ana: Unas zapatillas de andar por casa con forma de kinoko (seta) de Super Mario!!! Las había en azul y en verde, me he cogido las verdes por supuesto. También había de Yoshi rojo y amarillo, pero las de kinoko son la bomba y no me podía llevar las dos. Después he subido a los recreativos de Super Potato y me he echado una partidilla al Super Mario Bros y otra al Wonder Boy. Deben ir rotando los juegos porque hoy no estaba el Rainbow Islands. El recreativo de Super Potato es de los mejores sitios que hay en Tokyo, pues siempre hay poca gente y es un sitio ideal para echarte unas risas y relajarte después de flipar con lo que tienen en la tienda. También he podido probar un Virtual Boy y atestiguo que con 5 minutos de juego te duele la cabeza :S

Al salir de Akiba mi siguiente parada ha sido Shinjuku, he ido a una tienda de… no lo puedo decir, me arruinaría otro de los regalos. El caso es que después de decidirme por algo para regalar he ido a Disk Union, una cadena de tiendas de discos de segunda mano, con una grandísima selección. He ido buscando CD´s de indie japones, porque estoy preparando un proyecto de pinchar música japo en España y he salido con un buen puñado de discos por 5000 yens. Para acabar mi visita a Shinjuku he ido a comer a un bar de ramen al lado de la estación, esta vez he tomado udon en lugar de soba.

Después me he pasado por Harajuku para comprar alguna otra cosilla y ya he dejado hechos todos los regalos. Después he continuado por Shibuya y he visto un par de tiendas de sintes, y me he quedado ya con una idea fija de lo que me voy a comprar. También me he comprado otro par de recopilatorios en Tower Records. Luego en el tren he sacado unas fotos para unas secuencias que estoy haciendo, que creo que van a quedar guay 😀 

Creo que nada más!! Estoy reventado 😀 Mañana voy al Fuji Q. Ya os diré cuantas veces me mareo 😀 

 

Fotos Fotos Fotos Fotos Fotos

 

A Sonic y Knuckles les ha entrado diarrea…

El directorio de Yodobashi… ya nos gustaría en España

Este coche mola. Está guay encontrarse coches tuneados con buen gusto.

Si tuviera como llevarlo….

Los recreativos del Super Potato están genial.

El Virtual Boy disponible para jugar!!

Esta tienda de camisetas se sale. Se llama UT

Mis converse son las mejores 😀

Mi nueva camiseta

Zapatilas kinoko!!!!

25 de Mayo. Impresiones de Hiroshima y vuelta a Tokyo

Hola de nuevo!

A pesar de que las previsiones anunciaban lluvia para hoy lo cierto es que el día ha comenzado nublado y el cielo se ha ido despejando a medida que pasaba la mañana sobre Hiroshima. No he hecho mucho por madrugar, pero aún así estaba saliendo del hostal camino del parque de la paz antes de las 10. El parque memorial por la paz queda a menos de 5 minutos del hostal en el que estaba (si os molan los hostales de estilo backpackers os lo recomiendo, se llama J-Hoppers y he estado con ellos en las 3 ciudades que he visitado esta semana), y el parque está situado a pocos metros del epicentro de la explosión. El parque está bastante bien, con muchos monumentos distribuidos y también está el imponente A-bomb dome, que es el único edificio que quedó en pie a lo largo de los años tras la explosión, y que preserva igual que quedó después de la catástrofe.

Lo cierto es que todo en el parque está muy bien ya que todo lo que hay viene explicado en inglés. El primer sitio en el que he entrado ha sido el hall por las víctimas, donde hay unos cuantos testimonios y una sala circular en recuerdo de las vícitmas, así como una pantalla con los nombres de las más de 140.000 personas que murieron a consecuencia de la bomba, con sus fotos.

Por si esto no ha impresionado mucho (que lo hace), está el Museo del memorial por la paz; la entrada no es gratis, pero casi (50 yens) y es una visita que me sentía obligado a hacer antes de venir a Japón y la cual por la que elegí visitar Hiroshima. El museo es una muestra bastante bien equilibrada, de fotos, videos, testimonios y las razones por las que ocurrió mostradas con aparente objetividad. También hay muestras de cómo era la ciudad antes y después y como se reconstruyó Hiroshima poco a poco. Hay cosas, como los testimonios, que impresionan mucho, así como otras cosas, como las esculturas de la foto que os dejo abajo. Asimismo hay ahora una exposición temporal con los últimos objetos que ha recibido el museo, otra con dibujos de supervivientes, y otra con fotografías de los dos años siguientes a la explosión. 

La visita me ha ocupado en total toda la mañana y cuando he querido salir del museo había pasado la 1 y media, lo que me dejaba 2 horas para comer e ir a la estación a coger mi tren a Tokyo, así que he ido a un sitio de Okonomiyaki estupendo que hay cerca del hostal y donde uno se siente como en casa, uno de esos negocios que lleva un matrimonio de toda la vida 🙂 Después he cogido mi último tranvía en Hiroshima y me he vuelto a Tokyo en el tren. De eso no tengo mucho más que contar, 5 horas en tren de alta velocidad 😀 Es bastante ya que Hiroshima queda a 900 kilómetros de Tokyo!! A todo esto antes de llegar a Osaka me ha tocado una señora bastante mayor al lado y se me ha puesto a hablar en japonés; vaya mal rato que he pasado todo el rato asintiendo con la cabeza :_)

Esta noche al llegar he puesto la lavadora y echaba un poco de menos el sitio de soba que hay al lado de la estación de Kanda así que he ido ahí a cenar 🙂

Por cierto, que la carrera de F1 de hoy ha estado bastante entretenida. Tendría que llover en todas las carreras.

Mañana toca ordenar el apto. y por la tarde iré a comprar regalitos para la family. Os recuerdo que podeis participar en el concurso!!! Está en la página 2 del blog 🙂 

Estos mini perros eran bastante kawaii

Dos chicas haciendo sonar la campana de la paz.

Dibujando el A-Bomb dome, vaya si lo hacía bien el tío.

Detalle de una fuente en el hall por las víctimas

Este reloj permanece parado a las 8:15

Estas estatuas acojonan

Anima al Ehime club de fútbol!!!

Eso que hay ahí es todo para mí

Back in Tokyo!!

24 de Mayo. Hiroshima y la puerta flotante

Saludos desde Hiroshima, la ciudad tristemente famosa por la bomba atómica. Ahora desde luego no hay motivos para preocuparse por nada de aquello, pero el motivo de preocupación que he encontrado al llegar desde Osaka ha sido la lluvia persistente que me he encontrado, que me ha hecho cambiar mis planes.

Lo primero que he hecho ha sido ir al hostal a dejar mis cosas y después he vuelto a la estación de Hiroshima para coger el billete a Tokyo para mañana y dirigirme a Miyajima; una preciosa isla situada al sur de la ciudad conocidísima por su puerta flotante y las fantásticas vistas de la bahía de Hiroshima desde lo alto de sus montes. Mi plan era ir a Miyajima, pasear un poco por el pueblo y subir a pie el monte para disfrutar de las vistas, pero dado que solo quería subir por las vistas y no me interesa mucho el santuario que hay en la cima del monte he tenido que cancelar esa visita y me he limitado a la zona del puerto. El provecho que le he sacado al mal día son las fotos de la puerta flotante, ya que al haber niebla no se ven todos los feos edificios que hay en tierra firme y que salen en la mayoría de fotos de la puerta y que estropean la vista. También eran bastante espectaculares las vistas del monte, con la niebla pegada a los árboles. Poco más he hecho en Miyajima aparte de comerme un arroz y visitar el santuario flotante que hay en la isla, aunque la marea no estaba lo suficientemente alta como para que diese la impresión de que flota sobre el agua pero ya que estaba allí poco más podía hacer que entrar junto a la marea de pensionistas japoneses que había hoy, he terminado mi visita, como no, con un helado de vainilla 😀

A la vuelta he ido a descansar un poco al hostal y como me sobraba mucho tiempo me he ido a comprar unas cosillas; he comprado unas Converse para regalar y también me he comprado algun juego más de la Megadrive y unos pantalones negros, que llevaba buscando meses unos que me gustasen 😀 Además, me vienen bien porque los vaqueros que traía puestos tienen los bajos empapados (como siempre). También he ido a cenar al Lotteria, otra cadena de hamburgueserías japos, de donde quería probar su hamburguesa de gambas, que es pasable pero no supera a una de McDonalds (yo odio McDonalds), una y no más. Solo me falta por probar MOS Burguer, así que tendrá que ser en Tokyo.

En fin, no mucho más tengo hoy por contaros. Mañana haré la visita por la cual quería venir a Hiroshima, el parque por la paz, y su museo, situados en el epicentro de la explosión de la bomba. Después me vuelvo a Tokyo así que ya os escribiré desde allí.

Un beso!

Los tranvías le dan caracter a Hiroshima

Echas de menos el trina? no hay problema!!!

Los ciervos de Miyajima son unos glotones

Vaya día de perros, pero la puerta mola

La niebla da ese aspecto pseudo-místico

Una calle de Miyajima

Estos gatos se hacen los simpáticos para conseguir comida

El helado abandona su tierra natal sin sospechar que no volverá a verla

Dentro del tranvía

Hoy he visto pokemon en japo!!

Las tendría que haber comprado…

23 de Mayo. Pececitos (Osaka)

Después de la paliza que me pegué ayer, el plan para hoy era bastante más relajado; aunque por culpa del calor que hace en Osaka casi ha resultado igual de agotador. El caso es que esta mañana me lo he tomado con bastante calma y he salido casi a las 11 de la mañana del hostal; mi primera parada ha sido la isla artificial de Tempozan, donde está una de las mayores atracciones de Osaka; el Kaiyukan, que no es otra cosa que su acuario.

Aparte del acuario en esta zona de Osaka hay una noria gigante (tiene que haber una en todas las zonas futuristas???) y el museo Suntory, con miles de posters y un cine Imax. En cualquier caso, yo me he dirigido al acuario directamente; aunque casi me da un ataque por dos cosas; primero por un café gratis (!!??) que estaban repartiendo en un McDonalds cercano (sin comentarios acerca del sabor), y segundo por la cantidad de escolares que había en los alrededores; aunque afortunadamente parecía haber menos dentro que fuera. Los 2000 yens que cuesta entrar al acuario están bien empleados; se trata de un recorrido por la fauna marina del anillo de fuego, pasando por localidades tan dispares como las Islas Auletianas, el Bosque Japonés, la Antártida o la Gran Barrera de Coral entre otros. Tienen muchísimas especies distintas entre delfines, tiburones, pingüinos, focas, cangrejos y mogollón de cosas más; aunque yo me quedo con las del final; las medusas 😀 He sacado casi 100 fotos dentro y, si finalmente hago la exposición, seguro que incluyo más de una del acuario 🙂 Luego también está la tienda de recuerdos del acuario, con un montón de peluches molones pero muy caros, aunque no tenían peluches de medusas. 

Desde el Tempozan se puede ver la Cosmoclock Tower, pero he pasado de acercarme porque dentro solo se puede acceder a un mirador (caro) y en lugar de eso he comprado una caja bento para el almuerzo por dos duros y me he ido al segundo museo (de eso iba hoy la cosa); el de Derechos Humanos; que según todo el mundo está muy bien y es algo curioso que en un país tan políticamente correcto como Japón exista un museo que exponga cosas desagradables de la historia de Japón a las claras. El caso es que, inexplicablemente, estaba cerrado (cierran los lunes normalmente), pero dejo una foto de los alrededores para demostrar que llegué hasta allí.

Al final he ido a lo que era mi parte final del plan para hoy; volver a Shinsaibashi, donde ayer ví unas Converse amarillo fosforito super chulas… cual ha sido mi decepción al ver que solo las tenían en tallas de chica, así que me he comprado 5 pares de calcetines entre otra tienda y el Don Quijote (baratísimos) y he decidido tirar los que ya tengo hechos un asco (la mayoría); también he entrado en Ishibashi y me voy a arrepentir todo el viaje a Hiroshima y vuelta a Tokyo de tener que cargar con una nueva caja de ritmos, que estaba por de segunda mano (casi nueva!) por 50€ y que en Europa no podía encontrar por menos de 120 🙂 No estaba en mis planes comprarla, pero dado el precio y que estas oportunidades solo se encuentran una vez me la he comprado.

Luego he ido a viciarme un poco al Pro Evolution, donde me he encontrado dos chicos de San Sebastian muy majetes, y después he ido a comer Sushi a un sitio de Dotonbori que me gustó ayer. No tenía hambre, ha sido gula total, pero el Sushi ha merecido la pena y he comido un montón con una cerveza por 1500 yens. Después, he dejado KO a mi estómago con un helado de vainilla (que ricos!!!) y me he vuelto al hostal.

Mañana me toca ir a Hiroshima, así que ya veremos que tal. No sé que voy a hacer cuando vuelva a Tokyo, aunque quizá el lunes en lugar de ir al Fuji Q, me quede recogiendo a fondo el apartamento para no hacerlo el jueves con prisas y dejar la maleta medio hecha también para ver como ando de espacio de cara a las compras de los dos últimos días :DDDDDD

No me enrollo más; un besito y aquí os dejo unas fotitos (siento no dejar más, pero es que se tarda un huevo en subirlas!!!)

Otra pedazo de noria y van…

Yo y peces

Pedazo de salamandra!!!

Mola esta cascada con cangrejitos

Este pingüino está alelado

Mini medusas

Y este retrete es de los sencillos!!!

Dios mio!! Vaya precio!! Y eso que solo hay un par de controles que no funcionan… Conozco a gente que si lo ve le da algo.

22 de Mayo. Planeando sobre Osaka

Osaka no es ese típico destino que guste a los turistas que vienen aJapón; cuando llega a entrar en los planes de alguien es para pasar unanoche, y normalmente para salir o despegar del aeropuerto de Kansai.Bien, no deberían subestimar tanto esta ciudad. A primera vista, laimpresión que me ha venido es la de ser una ciudad algo gris, congrandes rascacielos y no mucho más, y no podía estar más equivocado. Detodas maneras, voy a empezar por el principio.

Esta mañana me helevantado algo tarde y he decidido simplemente que vendría directo deKyoto a Osaka y no hacer mucho más por la mañana; si que he tenidotiempo de ir a desayunar con un chico canadiense que también salía deKyoto a un conocido bar de fideos en Kyoto. Es la primera vez que losprobaba con un caldo a base de soja, en lugar del habitual a base demiso; y estaba riquísimo (y eso que no soy fan de la salsa de soja);llevaba también unos trocitos de bambú muy ricos. Entonces es cuando mehe subido en el shinkansen y he llegado a Osaka (se tardan 20 minutos).

Comodecía antes, parece una ciudad gris, pero en realidad en seguida te dascuenta de que no es así. Primero he esperado un rato a poder ir alhostal y he ido a dejar mis cosas a eso de las 3 de la tarde; y despuésme he puesto en marcha y me he dirigido a Den Den Town; el Akihabara deOsaka. En realidad, Den Den Town le da unas cuantas vueltas a Akiba. EnAkihabara para ir de una tienda a otra necesitas meterte por unacallejuela, perderte 3 veces, preguntar otras 3 veces y cruzarte con200000 sararimen camino del pachinko más próximo para llegar a tudestino. Den Den Town es simplemente la calle principal; el area de lastiendas se extiende más o menos por un kilómetro y todas las tiendasestán muy bien señalizadas y son fáciles de localizar; y muchas deellas son bastante mejores que las de Akiba, e incluso puedes encontrarmejores precios. Por ejemplo, la tienda de Gundam en Osaka esmagnífica, así como el Super potato de Den den town; aunque este últimoes algo distinto. El de Den den town tiene 2 plantas, la de abajo sonjuegos nuevos y la de arriba retro; y los precios, parecidos (es decir,más caros que en el resto de tiendas retro), pero aparte tienen otratienda solo retro al lado de la habitual y es muy difícil no encontrarel título que se busca por muy raro que sea. 

Al final, de denden town he salido con un juego para la ds que ni sé de que va (locompré porque costaba solo 500 yens!!), y el juego de Shin Chan para laMegadrive!!, lo encontré además a mitad de precio que en Akihabara 😀 Después me he dirigido a Dotonbori, una famosa calle y aquí es donde tedas cuenta del auténtico carácter de Osaka; la comida es excelente ymás barata que en Tokyo, la gente es mucho más abierta, sonríen más yse les ve más alegres, y los comercios están más limpios y mejordispuestos que en la capital. Yo he entrado a cenar en un restaurantede Okonomiyaki, que son una especie de tortillas con un huevo deingredientes. La tortilla te la hace el cocinero y luego hay unaplancha en la mesa que sirve para mantenerla caliente mientras lapartes en trocitos y te la comes; estaba de muerte. Luego también sontípicos los puestos callejeros con bolas de pulpo, así que también hecomido unas pocas, y después he rematado con un helado 😀

Me hequedado impresionado con la vida que tiene esta ciudad, a las 11 de lanoche hay gente por todas partes y eso que es un día de diario. Despuéshe estado caminando por Shinsaibashi, que es una calle comercialplagada de tiendas. Lo que mola es que la calle está cubierta y seextiende durante casi dos kilómetros 😀 Al final, resulta que heseguido andando buscando una estación de metro y he acabado en laestación central de Osaka, lo que significa que me he cruzadola ciudadde una punta a otra.

Ha sido un día bastante bestia, pero noentiendo como se puede ignorar una ciudad como esta. Quizá sea porqueTokyo ofrece lo mismo en cantidades industriales, pero precisamente dagusto tenerlo todo tan a mano. Quizá sea porque el principal encanto deOsaka no esté en la arquitectura, sino en su vida, y para eso, hay quepararse un poco a mirarla. Ahora pienso que quizás hubiera sido mejorparar más días en Osaka, especialmente a sacar fotos. De todos modos,mañana tengo previstas unas cuantas actividades. Ya os contaré que tal:) Os pido perdón por lo desordenado de este artículo, pero me imaginoque os habreis hecho un poco a la idea de lo que quería contar.

🙂

Vaya pinta que tienen; dan ganas de comprarse 3 o 4.

Curioso reloj

Esta farola paree un OVNI

Esta es la lectura que hay en el retrete del hostal

La tienda de Gundam!!

Una DS edición Pikachu!

Vaya precio!!!!

Den den town

El don quijote de Osaka tiene una noria…

Una banda tocando en la calle a las 10 de la noche!!!

21 de Mayo. Kyoto para freaks

Hola chicos!!

Hoy ha sido la segunda paliza consecutiva en Kyoto. Estoy descubriendo ahora Kyoto de una manera distinta a como lo percibía antes de llegar. Lo cierto es que no pienso en Kyoto en una ciudad para visitar todo lo que tiene que ofrecer (de  ahí rechazo de pleno la idea de quien se queda una semana en la ciudad, o incluso más), pues tiene más de 1000 templos y santuarios por ver, aparte de otras atracciones que no aparecen en la Lonely planet y que también son interesantes. El secreto de Kyoto está en encontrar dos o tres sitios que uno entienda por especiales y se concentre en saborearlos y disfrutarlos; pienso que pegándose la paliza de un templo a otro todo el día es la peor manera (y por desgracia la manera que elige al menos el 90% de los turistas que vienen a Kyoto) de disfrutar de esta ciudad, que por otra parte tiene cosas tremendas por ofrecer; pero realmente creo que uno acaba hasta el gorro después de ver cuatro o más templos en un día, que es lo que nos pasó a Ana y a mí en Nikko. 

Dicho esto, hoy ha sido un día un poco freak para mí en Kyoto, de ahí el título del artículo de hoy. El tremendo calor ha hecho que a pesar de salir a las 10 del hostal, estuviera de vuelta a las 5 de la tarde, y desde entonces estoy en el hostal, descansando y hablando con otros viajeros. Creo que los hostales para mochileros tienen esta enorme ventaja, la de conocer a gente de muchas partes del mundo y tratar con ellos e intercambiar opiniones y experiencias es algo que un hotel de cuatro estrellas nunca te podrá dar. En cualquier caso a lo que iba, lo de Kyoto para freaks. ¿Cómo puede convertirse una ciudad reconocida como la capital cultural de Japón en algo así?, bien, gracias a una película; Lost in translation, Bill Murray y Scarlett Johansson, de las parejas más raras que ha dado el cine esta década. Si os acordais de la peli, hay una secuencia en la que Charlotte va a Kyoto, y visita un par de templos; obviamente, eso es lo que he hecho hoy; ver dichos templos.

El primero de ellos es el Heian-Jingu, un santuario especial por sus jardines. La verdad es que da gusto pasear por ellos y, aparte de que son más grandes que el habitual jardín de estilo zen, tienen un par de estanques increíbles y casi impensables dentro de una ciudad. Me he detenido a hacer un montón de fotos y hacia la salida había un grupo de estudiantes japoneses, que me han hecho unas preguntas para sus clases de inglés. Simpatiquísimos 🙂 Luego nos hemos hecho una foto (foto abajo). Después he ido al Nanzenji, que es en el que Charlotte ve a la pareja casándose, y resulta que tiene un viaducto de ladrillo al lado, bastante curioso. Tampoco he pasado allí mucho tiempo porque sus jardines son de pago y ya había estado en los del Heian, pero no ha estado mal.

Hasta ahí, los templos, realmente ya estaba hasta el gorro y no creo que vaya a muchos más en los días que me quedan en Japón. He decidido ver como es el centro de Kyoto, y he ido a parar a la zona de Kawaramachi, que no aparece en ninguna guía de viaje pero que os aconsejo como visita a todos los que vengais a Kyoto. Es una zona comercial super chula y con cosas para todos los gustos. Lo primero que he hecho ha sido dirigirme a Teramachi-dori (la calle eléctrica); obviamente esta calle dista mucho de ser Akihabara, pero tiene una tienda de videojuegos cuya segunda planta es casi tan buena como Super potato; de esta tienda no habla nadie; pero tenían muchos juegos rarillos y he visto a la venta bastantes wonderswan y neo-geo pocket a precios de risa. Lo mejor de todo, el Chuck Rock de la Megadrive (versión europea), a 50.000 yens!!!! En esa misma calle he comprado unos onigiris caseros increibles en un puesto escondido detrás de una cortina color púrpura, que a pesar de costar lo mismo, eran como 4 veces su tamaño habitual, y después he ido a Shinkyogoku-dori, una calle cubierta (estas y la de alrededor), con todo tipo de tiendas y un fabuloso mercado de comida. Aquí he encontrado una de las cosas que más quería de Japón; una mierda de Arale de peluche tamaño grande!!!! (no se si os acordareis la mierdecita rosa, amiga de Arale en Dr.Slump), es genial 😀 estoy super feliz con mi compra y esa tienda tiene un merchandising increible de Bola de Dragón, bastante más variado y a mejor precio que en Akihabara, donde tienes que buscar en 10 tiendas hasta que encuentras lo que quieres. Kyoto está infravalorada como ciudad moderna porque no tiene un barrio a lo Shibuya, pero no le hace falta, solo que lo que tiene lo hay en menos cantidad que en Tokyo. Luego, el mercado de comida, NIshiki, una calle con puestos de todo tipo bastante interesante. Al final he acabado entrando en un supermercado y he comprado tempura para llevar. Después de eso me he acercado al museo internacional del manga de Kyoto, aunque al final resulta que cierran los miércoles, pero quizá vaya mañana.

Ya estaba reventado y me he vuelto directo al hostal, todavía me duelen los tobillos. Hoy ha hecho mucho calor aquí y mañana aún van a seguir subiendo las temperaturas. Pero creo que se acabó la paliza de templos. Mañana aterrizo en Osaka. Ya veremos.

We want pictures!!

Uno de tantos trabajos inútiles en Japón. 

Un zeppelin!!!

Como molan las carpas. Te abren la boca saludándote

Aquí pisó Scarlett Johansson!! Y yo también!! Ya teneis dos razones para ir 🙂

Vaya manera de hacer los deberes.

Sí!!! Por fin es mía!!!

Comida 🙂 Los japos aman los encurtidos.

20 de Mayo. Descubriendo Kyoto

Hola de nuevo!!!

Hoy tengo las piernas rotas; sin duda, ha sido el día paliza de esta semana, ya que Kyoto tiene tanto por abarcar que simplemente me he dejado llevar un poco por lo que me apetecía hacer en cada momento sin fijarme demasiado en que lugar de la ciudad estaba.

Esta mañana he comenzado por el Ginkaku-ji, o el pabellón plateado; un templo bañado en plata que siempre se ha encontrado un poco a la sombra del Kinkaku-ji, el pabellón dorado. De todas formas, no he podido ver el pabellón en sí porque lo están reformando, pero los 500 yens de la entrada se justifican solamente con las vistas del jardín, que es preciosísimo y me ha gustado bastante, aunque como es lógico me hubiera molado verlo todo. A la salida he ido a comprarme algo de comida a la que he visto un supermercado, aunque no tenía muchas ganas de comer.

De seguido, he tomado el autobús hacia el Kinkaku-Ji, que es justificadamente uno de los sitios más famosos de Kyoto. A pesar de que está completamente abarrotado, eso sí, pero la vista del estanque y el pabellón justifican por sí solos el venir a Kyoto, de verdad, es precioso 🙂  Después de pasar la parte del pabellón (que está completamente recubierto de oro!!) realmente no hay mucho más que ver, así que me fui directo a por otra visita y me acerqué al Ninna-ji, otro templo menos conocido que, sin acceder a la parte que hay que pagar, ofrece un paseo bastante tranquilo. También podía haber ido al Ryoan-ji, el jardín zen más famoso de Kyoto, pero dicen que está tan abarrotado que he preferido ahorrarme las mismas multitudes que había visto en el Kinkaku-Ji. En lugar de eso, he cogido otra vez el bus y he ido al castillo, Nijojo, pero he pasado de entrar y he seguido en el bus para ir al Fushimi Inari.

En el Fushimi Inari he tenido una de las mejores experiencias desde que estoy en Japón y me ha parecido el sitio más bonito y espectacular del viaje, aparte de uno de los mejores paseos que he dado en toda mi vida. El Fushimi Inari es un santuario que está situado en la zona de Inari, al sureste de Kyoto; y es famoso por su enorme tunel de toriis (las famosas puertas rojas), que lleva casi de continuo (excepto algunos descansos y zonas abiertas), desde el pie del monte, hasta lo más alto. La gente normalmente no pasa más allá del 35% del recorrido, en una zona a la que se llega a un bonito estanque, pero yo he decidido seguir hasta arriba del todo, en una excursión que entre subir y bajar lleva unas dos horas y media por lo menos. A mitad de la subida me he parado a comer (he llevado la comida encima todo el día!!!) con unas vistas estupendas de Kyoto. A mí el sitio me ha parecido super especial, con una energía que no he respirado en ninguna otra parte de Japón; y me lo guardo como visita obligatoria. Además, no será por dinero, porque es gratis entrar.

Entre subir y bajar el Fushimi Inari ya se me habían hecho casi las 6 de la tarde así que me he vuelto al hostal para descansar un poco, ya que he acabado rendido. Solo he salido para comprarme la cena. Ah! y he hecho un dibujo del Fushimi Inari, si puedo lo subo 🙂

Un besito!! Ya os cuento mañana! (toca visita un poco freak 🙂

Fotitos:

Al rico helado

Seguro que lo que hay da para algún capricho inconfesable

Máquina expendedora de pilas, máquinas de fotos desechables… y recambios para la aspiradora!

El Kinkaku-ji

El Real Gold!! Es mi bebida favorita en Japón. Sabe parecido al calippo!

La Kyoto Tower

En el Fushimi Inari

Al atardecer se puede seguir paseando por los tuneles de toriis gracias a las luces

En cuanto se sale de las ciudades se ve parque ferrioviario antiguo. Este es el tren que me llevó a Inari.