¿Cambio, o Ciclo Climático?

Entrada número 50 del blog. Un número redondo, medio centenar de pequeñas expresiones desde el teclado al resto del mundo. Dos años después de iniciar la experiencia en Gamefilia, el blog Hobbie Street ha seguido una línea cambiante, buscando múltiples formas expresivas desde los videojuegos, la literatura, o incluso el activismo y las nuevas tecnologías.

Dos años después, 50 entradas, el proyecto está más activo que nunca. Y esta entrada 50 tenía que ser especial, debía serlo. ¿Y qué mejor forma de escribir una entrada especial, que dedicándola a nuestro planeta Tierra? En concreto, pretendo centrarme en el cambio climático. Pero es un tema peliagudo, con una diversidad de opiniones y puntos de vista que nos llevan a un último extremo: ninguna respuesta.

El cambio climático, el calentamientoglobal…son términos que cada vez vemos más en las noticias y que,sin duda, nos hacen pensar y reflexionar en algunos momentos. ¿Es elhombre el máximo responsable de estos cambios, o estamos ante algonatural, un cambio que la Tierra lleva experimentando desde sunacimiento?

La realidad es que no se sabe quéporcentaje del calentamiento global es culpa del ser humano y cual dela propia Tierra. Lo que es innegable es que su efecto no puedefrenarse, pero sus consecuencias finales no están consensuadas. Podemos encontrar opiniones de todo tipo, desde declaraciones apocalípticas a suaves tratamientos del tema, pasando por posturas intermedias, conservadoras y radicales.

Desde las noticias y la comunidadinternacional nos llega una imagen alarmante de la que el hombre esculpable. El baluarte de estas opiniones es el documental “UnaVerdad Incómoda”, en el que Al Gore logró, sin duda, elsentimiento de culpa en muchas personas. El propóstico de este documental es mostrar los hechos que producen el actual cambio climático, desde un "rigor científico" al parecer consensuado antes de la aparición de dicho filme. La respuesta la tenemos en el llamado The Great Global Warming Swindle (algo así como la estafa del calentamiento global), dejando armas a las dos posturas.

La teoría científica más extendida ydifundida, afirma que el aumento de CO2 en la atmósfera, esproducido por la industria y la quema de combustibles. Este artículo resumen muy bien todas sus motivaciones. Esto, afirman,ha provocado un aumento de la temperatura, que los glaciares sederritan, y se multipliquen los fenómenos naturales, acelerando y fortaleciendo así el hombre fenómenos que siempre ocurren, pero nunca con esta ferocidad,  visto desde la escala temporal humana.

Estiman que 26 millones de personas hansufrido sus efectos, y que los agentes climáticos destructivos seproducen con mucha frecuencia, 3 veces más que antes. En definitiva,su postura es catastrófica, resaltando en todo momento que la causasomos nosotros, y nuestras emisiones de CO2. Pero no existe unaprueba científica concluyente sobre esto; no hay datos, no hayevidencias.

La aparente pasividad de los gobiernosfrente a la reducción de emisiones de carbono es tambiénsospechosa. Quizá actúen así porque sepan que sólo el 0.00022%del CO2 liberado al planeta desde su nacimiento, tiene origen humano.Tal vez sean conscientes también del continuo movimiento glaciar, pues se conoce desde hace relativamente mucho tiempo que la Tierra pasa por ciclos de glaciación y deshielo, siendo posiblemente el próximo ciclo de glaciación en menos de 20.000 años.

Además, el aumento de temperatura nova necesariamente ligado al aumento de CO2, ni a la actividad humana.Tras la 2ª Guerra Mundial, el dióxido en atmósfera se disparó (especialmente con las dos bombas atómicas),pero las temperaturas globales descendieron. Y cuando no habíahumanos, hay constancia de la existencia de cambios climáticosradicales, ya sea por causas externas (meteoritos) o internas (Yellowstone) a la Tierra. Elplaneta ha tenido periodos con hasta 10 veces más emisiones ytemperatura…sin industrias de por medio.

El cambio climático, principalmente sucontinua aparición en los medios, puede deberse a algún interésúltimo. Con el virus de la gripe A, los ingresos de lasfarmacéuticas se dispararon. Y con el activismo medioambientalactual, con continuos llamamientos de ayuda al planeta sin acciónalguna, la industria “verde” (coches eléctricos, panelessolares, combustibles de etanol…) está floreciendo. Buscamos escapar de la contaminación que causamos a través de nuevas vías…que dejarán nuevos beneficios a los estados del mundo.

Nos encontramos ahora en un ciclonatural de la Tierra, exactamente en un pico de aumento detemperatura y retroceso glacial. Algo natural en la historia denuestro planeta. Y quieren usarlo para el beneficio de algunos, yasea industrias o florecimientos económicos, a costa, una vez más,de jugar con la población humana y su manejable sentido de laresponsabilidad, con su miedo. ¿Vamos a permitirlo una vez más?

El hombre tiene culpa en el cambio climático. Si, la tiene, pero no tanta como pensamos. Tampoco parece que nuestro CO2 produzca nada en el mundo, solo está acelerando mínimamente un proceso inevitable en los ciclos terrestres. Así que lo único que podemos hacer es abrir los ojos, ver la realidad de los gobiernos que nos representan, los motivos ocultos que juegan con nuestro miedo, y luchar contra ellos. El mundo debe ser libre, pero, además, merece saber la verdad, no una verdad incómoda que aporte inmensos beneficios económicos, un enorme timo, que se repite con distintos nombres en los últimos tiempos.

¿Quién es la verdadera amenaza?

Muchas gracias por tu tiempo y por leer esta entrada tan especial para mi.

Un saludo.

 

Simplemente Sonic en…Portátiles: GBA (Parte 1)

Nueva entrega de la saga Simplemente Sonic, tercera en el apartado de portátiles. En esta ocasión, después de Game Gear, y salvo algunos experimentos poco reseñables por ahora, Sonic tardaría bastante tiempo en aparecer de nuevo en una portátil. Ya siendo Sega una Third-Party, el salto de la saga del erizo a la competencia era inevitable, tanto en las máquinas hogareñas como en las pequeñas apuestas.

Concretamente, iniciado ya el nuevo siglo, Sonic decidió volver a una portátil de la mano de GBA. Como ya mencioné en otras reseñas, las máquinas de menor potencia han sabido sacar lo mejor de Sonic, con juegos que se aproximan a las entregas clásicas de la franquicia, en ambientación y en ejecución jugable, siendo 100% tradicionales. Pero, como ya afirmé, también dan lugar para la experimentación.

La portátil de Nintendo, Game Boy Advance, contó con dos revisiones, Micro y SP, e inauguró la batería para las portátiles, un estándar hoy. Albergó sagas de la calidad de Metroid, Final Fantasy (Siendo de las pocas consolas que tiene todas las entregas clásicas entre su catálogo), Mario (Con remakes de SNES), y estos juegos de Sonic. Vendió 81 millones de máquinas sin tener competencia alguna, lo cual es un mérito o algo que reprocharle, según gustos.

El paso de Sonic por la portátil de Nintendo, última con el nombre Game Boy hasta ahora, no fue nada despreciable, dejando una trilogía de juegos de excelente calidad y fidelidad a los clásicos, y un par de detalles notablemente divertidos, y en cierto punto originales. No fueron tantos como en Game Gear, pero sí supieron sacar lo mejor del nombre que abanderaban. No olvides que podrás ver un vídeo en movimiento haciendo click en la portada. Veamos la trilogía de plataformas de Sonic en GBA.

SONIC ADVANCE

SEGA debía apostar por nuevos mercados al dejar de fabricar hardware, con la muerte de Dreamcast. Su reconversión a compañía de software significaba el relanzamiento de sus franquicias y juegos más conocidos en sistemas de la competencia. Sonic, como su mascota, no iba a ser menos, y llegó a GBA con una versión portátil de lo que Megadrive había ofrecido en el pasado. Un Sonic clásico en toda regla, pero adaptado a los nuevos tiempos.

Para empezar, los gráficos del juego están más modernizados, mostrando la nueva imagen del Sonic visto en Adventure y Adventure 2. El juego en sí es un homenaje a la primera entrega de Megadrive (no en vano, su primera zona es Neo Green Hill), con todos los elementos que hicieron a Sonic famoso. Sin embargo, aporta sus propios granitos de arena que lo convierten en un juego excelente.

Cuenta con cuatro personajes jugables, cada uno con un estilo de juego muy marcado. Si Sonic es la velocidad, Knuckles es el poder ofensivo, siendo Tails un personaje accesible por su habilidad de volar, y Amy una opcion más plataformera, pues no puede hacer el spin dash, dependiendo de su martillo. Todos los personajes visitan las mismas zonas, pero se juegan de manera diferente según el personaje, alargando la vida del juego.

El planteamiento es simple. Debemos obtener las esmeraldas del caos y detener a Robotnik, como siempre. Hay que decir que el juego peca un poco de lo mismo que los de Game Gear, de pérdida de velocidad que empaña un poco el resultado. Esto es aprovechado por Sega para ofrecer un juego que es menos alocado que los clásicos, buscando que estemos pendientes de la situación para no caer en trampas peligrosas, especialmente en los niveles avanzados. 

Introduce la posibilidad de acceder a una zona controlando a Super Sonic si obtenemos todas las esmeraldas, algo que se repetirá en futuros juegos de la saga. Cuenta, además, con el minijuego Tiny Chao Garden, una suerte de Tamagochi en el que podemos cuidar a los simpáticos Chao utilizando los rings obtenidos en el juego normal. Tiene conectividad con Gamecube, pero no pasa de mera curiosidad. 

El mayor acierto de Sonic Advance es su fidelidad a los elementos originales, y su buena longitud y variedad. Tiene todos los items plataformeros de Sonic (Loopings, Muelles…) y aporta otros nuevos (Snowboard en los bonus, Raíles de Adventure…) que consiguen una sensación de modernidad que no queda mal en la franquicia. Peca por tener una velocidad menor a los Sonic antiguos, pero, viendo que el juego no pierde nada jugablemente por esto, no se echa en falta si se observan sus múltiples virtudes, en cuestiones jugables, visuales, y técnicas. Un buen debut de la saga en la pequeña de Nintendo.

SONIC ADVANCE 2

SEGA pensó que la fórmula del primer Sonic Advance podía mejorarse, así que desarrolló una secuela de la entrega portátil del erizo en 2002. El juego sigue las líneas de antecesor visual y técnicamente hablando, pero una serie de novedades lo hacen destacar sobre su precuela sobremanera, especialmente en el campo de la jugabilidad, donde están las mayores novedades.

Para empezar, en un inicio solo está disponible Sonic como personaje. A base de superar fases, rescataremos a nuestros compañeros, que pasarán a ser controlables, teniendo su propia historia independiente, compartiendo fases. Tenemos esta vez una debutante: Cream The Rabitt, acompañada de un pequeño Chao, Cheese, que utiliza para atacar. Como curiosidad, Amy Rose es desbloqueable al obtener todas las esmeraldas del caos con todos los personajes, un reto interesante, más complicado que en el juego anterior. Sonic, Tails, y Knuckles se mantienen, sin observar cambios demasiado significativos en las diferencias de control entre ellos más allá de la velocidad.

Digo que es un juego más complejo. ¿Por qué? Porque dependemos de encontrar una serie de anillos bonus que, al recolectar, nos darán acceso a la fase de bonus, y, por tanto, a la Esmeralda. Obtener 28 esmeraldas del caos no será tarea sencilla. Y más en un juego cuyo ritmo ha cambiado considerablemente.

Y es que el juego mejora en velocidad respecto a su antecesor, reduciendo el número de enemigos pero aumentando el número de obstáculos en el terreno, haciendo que vayamos atentos en nuestra carrera alocada a estas posibles trampas sin salida, a los pocos enemigos que nos salgan al paso, y a obtener los anillos para los bonus. Contribuye a aumentar la dificultad del juego exponencialmente.

Otra novedad son los jefes, que adoptan un nuevo estilo. Ahora vamos "a la carrera" tras ellos, en fases de boss con continuo movimiento, sin descanso o estrategia táctica, hay que vencerlos por velocidad. Sin embargo, el juego es demasiado alocado en ocasiones, provocando algunos momentos tontos evitables por no poder frenar a tiempo.

Es un juego distinto a su precuela, más largo (5 personajes), desafiante, con mayor dificultad y variedad en las fases, un buen tratamiento de la velocidad, y un excelente apartado técnico. Posee pocos modos (repite el Time Attack y la Historia, junto al añadido Tiny Chao del juego anterior), pero son lo suficientemente completos para llenar un juego notable dentro de la franquicia Sonic. Un poco más de depuración, y habría sido perfecto. Pero lo mejor aún estaba por llegar.

SONIC ADVANCE 3

Estamos posiblemente ante el mejor juego de Sonic en portátiles desde tiempos de Game Gear, y, sin duda alguna, el mejor de GBA. Sonic Advance 3 es un acertado cambio en el planteamiento de una subsaga que finaliza en él, descartando las cosas menos útiles, y añadiendo novedades a la saga que no desentonan en absoluto con la estética Advance.Es el menos tradicional de los tres, pero, por contra, es el más cuidado y variado.

Contamos con el mismo sistema de juego de Advance 2, manteniendo la velocidad (quizá un poco inferior), pero con una particularidad, ahora nos sigue un personaje, que puede ser cualquier de los ya vistos en Advance 2. Inicialmente llevamos a la pareja clásica, Sonic y Tails, pero pronto encontraremos a los demás. Unos a otros, se aportan habilidades, logrando, por ejemplo, combinar la velocidad de Sonic y la fuerza de Knuckles en un solo personaje.

Contamos gracias a esto con múltiples formas de explorar los niveles que posee, así como el mapa del mundo (la otra gran novedad), que los conecta, lleno de secretos que requieren combinaciones específicas para alcanzarlos. Destacan especialmente dos: los chao y las esmeraldas. Consiguiendo 10 chaos por fase, podemos llegar a un bonus y obtener una esmeralda del caos. Tener todas las preciadas gemas desbloquea un jefe secreto para Super Sonic, algo ya tónico en la saga.

Los niveles pierden su linealidad para ofrece múltiples caminos de acción, explorables de un modo u otro según el personaje que llevamos y la habilidad extra que nos aporta nuestro compañero. Es menester explorar los niveles a conciencia para obtener esmeraldas y chaos, lo cual hace que el juego gane de nuevo en complejidad de exploración y se sacrifica la velocidad constante de la segunda entrega. Es un concepto que el malogrado Knuckles Chaotix de 32X ya intentó aplicar, pero de manera errática y peor planteada.

Aparece también la figura de Gemerl, un robot modificable en varias máquinas de asedio, siguiendo el concepto de Sonic Battle visto con Emerl, el combatiente "custom". Los bosses están separados de las áreas y son accesibles desde el mapa general. Hay un cierto aumento de dificultad en ellos, provocando pérdidas de anillos más a menudo, incluso en la fase previa que nos confronta a Gemerl. Nonagression, el boss extra, es una de las peleas más complejas y extrañas de un plataformas de GBA, y a mi no me termina de convencer del todo.

Sin embargo, estamos ante un señor juegazo, que explota las posibilidades de la máquina lo mejor que puede. Cuenta con novedades que justifican una nueva remesa de jugabilidad casi idéntica a la de Advance 2. El sistema de habilidades del compañero, así como los múltiples chao obtenibles, sumado al objetivo de las 7 Chaos emeralds, logran un juego de Sonic largo, completo y complejo en posibilidades, apostando por un híbrido de velocidad y táctica casi inédito en un plataformas. Uno de los últimos grandes juegos de Sonic, aún con sus pequeñas carencias como el boss final, pero con grandes virtudes como su gran cantidad de fases y de secretos ocultos. Recomendable a todo fan de la saga.

Finaliza la entrada Simplemente Sonic de hoy. Hemos visitado la trilogía Advance, centrándonos en las novedades  que traía cada entrega, con un núcleo jugable común y tradicional. Sonic contó con un par de entregas más en la pequeña de Nintendo, y experimentos variados en otras consolas, casi desconocidos en la trayectoria del erizo. En eso se centrará la próxima entrega.

Muchas gracias por tu tiempo, y por leer este artículo.

Un saludo.

 

 

 

 

Simplemente Sonic en…Portátiles: Game Gear (Parte 2)

Segunda y última entrega de los juegos de Sonic en la consola portátil de Sega, Game Gear. La situación de esta portátil, como ya mencioné, no fue la mejor, pues tuvo que competir contra una portátil, Game Boy, inferior en prestaciones, pero superior en duración de juego, y en portabilidad. Game Gear, no obstante, fue una consola con grandes juegos, la mayoría venidos de Mastery System, la sobremesa de 8 bits de Sega, y otros directamente desde Megadrive.

En concreto, centrándonos en la saga Sonic, Game Gear recibió el máximo número de juegos de la franquicia que ha tenido nunca una consola. Tuvo 9 juegos, siendo 5 de ellos plataformas (Divididos a su vez en dos subsagas, Sonic The Hedgehog y Sonic & Tails, más el experimento Blast) y otros 4 de otros géneros (2 de carreras, uno de pinball, y otro híbrido entre puzzle y plataformas). Fijándonos en ellos, podemos decir que tiene esos experimentos que habrían sido muy arriesgados en una sobremesa, diversiones cortas y extrañas para lo que era Sonic en ese momento. 

Master System, en el momento en el que estos juegos aparecían (Del 90 en adelante) estaba ya más que acabada, y Game Gear quedaría como el único exponente para estos experimentos de Sonic. Es, así, una portátil que sirvió para dos generaciones (tercera y cuarta), algo que pocas pueden decir, a pesar de sus bajas ventas. Veremos en esta ocasión los títulos de Sonic que Game Gear no compartió con Master System, es decir, exclusivos de la pequeña de Sega. Son los más extraños, pero también hay una pequeña joya. Podrás verlos en movimiento si haces click en su portada. Vamos a ver cuales son.

SONIC TRIPLE TROUBLE (SONIC & TAILS 2)

El único plataformas "puro" de Sonic verdaderamente exlusivo de Game Gear. En él, volvemos a tomar el control de Sonic y Tails, pero esta vez, tenemos tres enemigos a batir. El habitual Doctor Eggman, Knuckles, que ha conseguido las esmeraldas del caos engañado otra vez por el doctor, y un nuevo personaje, Nack the Weasel, aparecido en pocos títulos (solo lo he visto en éste, en Sonic Drift 2 y en Sonic The Fighters), siendo enemigo nuestro por querer las esmeraldas para sus propios intereses.

Este juego confirma que hay dos estilos de juegos para los plataformas de Sonic en Game Gear. Si Sonic Chaos (Precuela de este juego, que es Sonic & Tails 2 en japón) era más lento y más sencillo que los Sonic 1 y 2 de 8 bits, este juego confirma la tendencia. Sonic & Tails se aproxima más al concepto de plataformas puro, sacrificando la velocidad de los juegos de Megadrive. Pero, en esta ocasión, no sigue la línea de su precuela, resultando mejor en todos los aspectos.

Para empezar, utilizar a Tails ya no es frustrante por su facilidad, estando más compensado respecto a Sonic. También puede conseguir las esmeraldas del caos, como su compañero azul, y, en general, hay mucha más variedad en los niveles. No es demasiado complicado, pero al menos es ahora más difícil acceder a las fases para obtener las esmeraldas del caos, en lugar de ir automáticamente, hay que darle a un monitor. Las fases son muy variadas, y esta vez, Nack The Weasel será un obstáculo constante en cada una de ellas para obtenerlas. 

Tenemos, además, vehículos y potenciadores exclusivos para cada personaje, siendo así experiencias más diferenciadas. Sonic, por ejemplo, puede montar en una tabla de snow, y Tails en un submarino. Además, tenemos potenciadores para la velocidad y el vuelo, respectivamente. Los jefes son algo más complicados de vencer que en Sonic Chaos, pero, especialmente, el final, estando dividido en varias partes de diferente mecánica, que lo hacen muy entretenido. Destacar también la pelea con Knuckles bajo el agua, con lo que eso conlleva para la respiración de nuestro protagonista.

En definitiva, Sonic Triple Trouble es un juego muy destacable en los plataformas de Sonic. Sabe cuales son los defectos de Sonic Chaos (facilidad, poca variedad, frustrante modo de Tails y linealidad de las fases) y se refuerza con jefes más complicados, más obstáculos en las fases, más diferenciación entre Tails y Sonic, una mayor dificultad para el modo del zorro de dos colas, y un aumento de dificultad para obtener las esmeraldas, tanto para reunir los anillos como para completar la fase de bonus.

Si tuviera la velocidad del Sonic 2 de 8 bits podría haber sido mejor incluso, pero lo técnico de sus plataformas, y su dificultad media para un Sonic, lo convierten en una excelente opción plataformas de Sonic, siendo para mí uno de los 5 grandes junto a la trilogía de Megadrive y el Sonic CD. No es mejor o peor que Sonic 1 y 2 8 bits, simplemente diferente. Y eso es lo que lo hace tan particular.

SONIC DRIFT

Si pensabas que Sonic y Sega All-Stars Racing era la primera incursión de Sonic en los juegos de carreras, estás equivocado. Si Sonic R se puede considerar un juego de carreras basándose en la mecánica típica de un Sonic plataformero, este Sonic Driftes el concepto más típico de juego de carreras, con vehículos y circuitos de asfalto cerrados.

Contamos con tres torneos, clasificados por la dificultad de las pistas. Cada torneo tiene 6 carreras, formando un total de 18 trazados en total. El que obtenga  más puntos o quede mejor clasificado en ellas, será el vencedor del torneo. Podemos, además, disputar una carrera suelta, sin torneo, o enfrentarnos a un amigo que posea una consola Game Gear. Los circuitos se ambientan en las zonas del primer Sonic de Megadrive.

Los anillos están presentes, sirviendo, por así decirlo, como Turbos que aumentan nuestra velocidad. Hay diversos potenciadores que aumentarán nuestra velocidad o nos frenarán durante unos instantes, e incluso nos haremos invencibles. El concepto de juego no está mal planteado, y no tiene pocos circuitos. El problema es que tiene algunos errores que no lo hacen destacar.

El primero de ellos es su poca cantidad de personajes. Tiene cuatro, Sonic, Tails, Amy y Robotnik, sin posibilidad de desbloquear ninguno más. No tienen características diferentes entre ellos, siendo posible triunfar con todos por igual. Igualmente, el control es engorroso, en Game Gear y con el mando de una consola, pues es muy sencillo perder el control y no llegar a la zona de la pista que deseemos.

Igualmente, los circuitos están mostrados en una especie de modo 7 pero sin serlo del todo, resultando una visibilidad baja a la hora de tomar curvas o adelantar. Además, la gran cantidad de obstáculos, especialmente de los que frenan, hacen complejo disfrutar las carreras, aunque sean un incentivo en su dificultad. Tampoco salió en Europa o América, siendo hoy en día casi imposible de jugar si no es por emulación o por importación de segunda mano (estaba en Sonic Adventure DX, pero ese juego también está descatalogado, al igual que en el recopilatorio Mega Collection Plus, que es donde pude jugarlo).

De todos modos, es un juego muy irregular. Disfrutable cuando se deja jugar, pero escaso en opciones, especialmente en personajes. El número de pistas es razonable, pero son muy similares en concepto, resultando menos de la mitad diferentes. A favor tiene su escalada dificultad, y que para algunos puede resultar un reto hacerse con un coche indomable. Pero su control empaña una experiencia que habría resultado más satisfactoria.

SONIC DRIFT 2

SEGA confirma con la secuela de Sonic Drift que tomó una costumbre curiosa con Game Gear y los juegos de Sonic. Pues ya pasó con Sonic y Tails, un juego bastante irregular que mejoró notablemente con su secuela. Eso le pasa también a Sonic Drift 2, pero a menor escala. El juego mantiene el número de circuitos del anterior, pero aumenta el número de personajes, de 4 a 7.

Además, consigue diferenciarlos entre ellos, teniendo cada uno un movimiento especial que les resulta útil para dejar su sello personal en las carreras. No hay igualdad entre ellos, estando, por ejemplo, Metal Sonic, descompensado frente a los demás, pero no es demasiado notable. Los personajes que se suman a la lucha son Knuckles (notable ausencia del anterior), Nack The Weasel,  y Metal Sonic. Algunos aceleran mejor, otros toman mejor las curvas, lo cual es un acierto que no se notaba en la primera parte.

Además, el control está más ajustado, notándose menos la sensación de pérdida de control (que sigue estando) y, en general, siendo más fácil aprovechar los circuitos. Es molesto que la pequeña pantalla se parta en dos para mostrar un mapa, que a veces es casi obligatorio mirar para no llevarte desagradables sorpresas a la hora de trazas curvas. ¿Alguien dijo Sonic Drift DS? Para mí, sería un acierto, viendo que la tecnología ha avanzado para aplicar el concepto que pretende este juego.

No añade opciones extra, siendo muy continuísta respecto a su precuela. Más allá de los personajes, contamos con unos circuitos mejores, pero en el mismo número que el anterior juego, en tres torneos de similares características entre ellos, variando en dificultad. Tenemos el mismo modo de carrera libre, y el mismo modo versus, así como un menú muy pobre, que solo nos deja cambiar la CPU o escuchar la machacona banda sonora, irregular para un Sonic.

El juego se podía jugar en Sonic Gems Collection (Utilizado para esta opinión) de PS2, XBX y NGC, así como en Adventure DX y Mega Collection Plus. Es una buena opción de juego de carreras para Game Gear, pues tiene trazados muy variados y una ajustada pero diferenciada variedad de corredores. A día de hoy, es un juego pobre y desfasado, así como poco disfrutable al tener un control demasiado complejo, que debemos adaptar pista a pista. O quizá esa sea su virtud, cuestión de gustos.

SONIC LABYRINTH

Como ya mencioné, Sega Game Gear albergó muchos experimentos del erizo azul que habrían sido un suicidio en sobremesa. Pero este juego ya es un suicidio en la portátil, por lo malo y limitado que resulta. Es el concepto de Sonic 3D de Megadrive, pero quitándole la velocidad a Sonic, lo cual resulta en una mecánica extrañamente limitada, siendo uno de los juegos de Sonic oficiales más raros hasta la fecha.

El concepto es sencillo. Sonic ha perdido sus zapatillas (que son las que le dan su velocidad, según el juego), y, para recuperarlas, debemos pasar una serie de laberintos, obteniendo las esmeraldas del caos (4 nada más, récord negativo), para enfrentarnos al doctor Robotnik en última instancia. Vamos, que la trama no es nada demasiado elaborado, por así decirlo, pero se podría justificar en la jugabilidad.

No. El juego es insoportablemente lento. Tenemos que obtener tres llaves por nivel, abrir una puerta, y pasar el acto, así hasta tres veces por nivel. Luego, nos enfrentamos a un enemigo, conseguimos la esmeralda del caos, y pasamos a otro nivel. El último es el combate con Robotnik. Para llegar al final, debemos emplear, principalmente, nuestro Spin Dash como única defensa, ya que movernos sin esto es insoportable, pues Sonic parece un reumático de lo lento que va.

A su favor, tiene bastante variedad en las fases, pero todas se basan en estancias de suelos cuadrados suspendidos en el aire, lo cual no ayuda a aumentar la opinión positiva del juego. Igualmente, el control es errático, se cambia como se cambie en el menú, provocando cambios de dirección indeseados o suicidios inevitables. Como curiosidad, tenemos un tiempo límite para pasar el nivel, justificando así cierta velocidad por nuestra parte para pasarlo.

El juego es un Sonic 3d en miniatura, pero rompiendo el concepto de Sonic por completo. Sonic 3D al menos parecía un Sonic en concepto, pero este juego es bastante opuesto. Es lento, poco disfrutable, tiene música machacona, es repetitivo y no cuenta con alicientes que nos motiven a rejugarlo, como las esmeraldas del caos u otros personajes jugables. Un experimento que pudo ser mucho mejor, pero se quedó a mitad de camino, siendo un juego curioso más para coleccionismo que para jugarlo. Si tenéis Mega Collection Plus, olvidaos de jugarlo, aunque venga incluído en el recopilatorio. No merece la pena como juego de Sonic.

SONIC BLAST

De nuevo, podemos considerar este juego dentro del concepto Sonic & Tails, pero con la particularidad de que su apartado gráfico es en pseudo-3d, similar a lo visto en Donkey Kong Country de la SNES. En el juego, Sonic o Knuckles (Primera aparición jugable en Game Gear en un juego de plataformas), debían superar una serie de actos, 5 zonas con 3 actos cada una, para llegar a un enfrentamiento final con Robotnik, como viene siendo habitual en los plataformas clásicos de la saga.

El juego tenía la particularidad de tener dos finales, el "malo", si no teníamos las esmeraldas del caos, y el "bueno", si las poseíamos, desbloqueando una batalla extra, consiguiendo así una motivación de rejugabilidad para el título. Para obtener dichas esmeraldas, debíamos acceder a los anillos gigantes escondidos en los Actos 2 de cada zona. En los Actos 1, hay solo vidas extra y otras recompensas menores. Son muy similares a Sonic 3, pero diría que más sencillas, siendo menos difícil obtener los 50 anillos necesarios para la esmeralda.

Respecto al concepto de juego, otra vez se repite el esquema de Sonic Chaos. Esto es, la velocidad de juego es inferior a la de Sonic 1 y 2 8 bits, pero las plataformas son más técnicas y más estudiadas. En este juego se aprecia un retroceso respecto a Triple Trouble, encontrando saltos ciegos, y situaciones en las que es inevitable no perder anillos. Así mismo, tiene zonas algo mejor planteadas, pero ligeras ralentizaciones que pueden hacer algo incómodo el juego. A favor, podemos decir que su arriesgado apartado gráfico convence, no así las animaciones, algo ortopédicas para mi gusto.

Su mayor reto es obtener las esmeraldas, pues los niveles son bastante sencillos de finalizar si se tienen en cuenta algunos obstáculos complejos que ocultan, como redes de tubos, magma que mide saltos milimétricos, o las peleas con los jefes, distintas siempre entre sí. La fase de agua es desafiante, por encima de las demás. Como juego de Sonic, es discreto por su baja dificultad y su poca velocidad, pero es bastante disfrutable, y tiene rejugabilidad, al contar con dos personajes (aunque están poco diferenciados) y la posibilidad de obtener dos finales para el juego. Otro curioso experimento de Game Gear, que no salió nada mal.

Así acaba el Simplemente Sonic dedicado a Game Gear. Viendo su catálogo de manera global, encontramos una consola muy disfrutable para los amantes de recreativa, con una duración aceptable para lo habitual de hoy en día (5 horas de batería), y unos gráficos preciosistas y luminosos. Se equivocó al competir con Game Boy, un bombazo en ventas que la dejó en la sombra. Pero Game Gear es responsable de un amplio legado para Sonic, teniendo 9 juegos que incluyen 5 excelentes plataformas, y 4 experimentos que siempre son necesarios en toda franquicia, que fueron más o menos satisfactorios, pero todos disfrutables. Esto es Game Gear, la dueña de toda una generación de juegos del erizo azul.

Gracias por tu tiempo, y por leer este artículo.

Un saludo.

 

Simplemente Sonic en…Portátiles: Game Gear (Parte 1)

   

La andadura de Sonic en portátiles es bastante amplia. Los juegos del erizo en estas plataformas han mantenido los esquemas y planteamientos de los primeros juegos de la franquicia, y han sido el baluarte defensor de los que, en las generaciones actuales, añoran la jugabilidad de los Sonic de Megadrive. Los ejemplos más notorios de esta tendencia son las entregas Advance, y, en menor medida, Rivals y Rush. Pero no son las únicas incursiones portátiles de la mascota de SEGA.

Antes de los Sonic Advance, ya existían juegos portátiles de la saga, pero quizá el gran público no los conozca por haber nacido en un dispositivo menos famoso que los demás. Estoy hablando de la Sega Game Gear, la portátil que lanzó Sega para competir con la Game Boy de Nintendo. Sus principales bazas eran su superior tecnología respecto a la máquina competidora, siendo la pantalla a color y el mayor rendimiento de sus juegos sus grandes argumentos para triunfar.

Sin embargo, en contra tuvo su poca portabilidad, y, principalmente, la duración de su batería. 5 horas de media nos puede parecer mucho (PSP dura menos, y DS en determinadas circunstancias), pero Game Boy, en parte gracias a su menor rendimiento y su pantalla monocroma, le dio una paliza en este sentido. Comercialmente, no fue un fracaso, pero si fue poco competitiva en el mercado, sin tener ninguna oportunidad de hacer frente a la consola de Nintendo, de las más vendidas de la historia

Game Gear fue, no obstante, una consola con un gran catálogo de juegos, la mayoría conversiones de Master System, a la vez conversiones de Megadrive (Como Sonic) y recreativas de SEGA en el mercado nipón. 11 millones de consolas fueron distribuídas, y contó en su ciclo vital con joyas como Aladdín, Earthworm Jim, Shinobi y su secuela, la trilogía Streets of Rage, y Robocop VS Terminator, entre otros.

Pero, sin duda, como es habitual en las consolas de SEGA, los juegos del erizo Sonic brillaron con loz propia dentro del catálogo, siendo los más valorados y vendidos de la plataforma. No tuvo precisamente pocos, y hubo de todo, no solo plataformas. Se podría decir que es la consola de Sega con más juegos del erizo, y muchos rozaban el notable y el sobresaliente. Veamos qué juegos de nuestro erizo favorito atesoraba esta pequeña maravilla tecnológica.

En esta primera entrega, los que comparte con Master System, reservando la segunda para sus exclusivos. Como novedad en los Simplemente Sonic, si hacéis click en la portada del juego correspondiente, podéis ver un gameplay del mismo. Comencemos.

SONIC THE HEDGEHOG

Este juego es, simplemente, una conversión del Sonic The Hedgehog de Master System, aunque un poco más reducido. Incluye todas las zonas, melodías y animaciones del juego original de Megadrive, aunque sacrifica la sensación de velocidad y la espectacularidad, para ofrecer un desarrollo más sencillo, menos veloz, y más técnico.

Su principal virtud es que es un juego fiel al original, siendo imposible perderse o tener problemas si se ha jugado al juego original. Obviamente, los gráficos del mismo son peores, el sonido es más machacón y menos trabajado, y la sensación de controlar a Sonic es un poco menos placentera (Por la ausencia de Blast Processing de Mega Drive, o por lo limitado del hardware de la consola).

Eso ni mucho menos quiere decir que el juego sea malo. Controlamos a Sonic por las mismas zonas del juego de Megadrive, y Master System, pero con modificaciones para adaptar el juego al terreno portátil, y a la menor potencia de la consola (recordemos que es un port algo cambiado de Master System). Es muy rico en colores, con paletas muy vivas, pero contamos con poca visión de lo que tenemos delante, por culpa del tamaño de pantalla.

Sus características más notables son poder trasladar un juego de una consola superior a una portátil dejando pocas cosas en el tintero. Sin embargo, pierde parte de la sensación de velocidad de los primeros juegos, pero es un poco más complicado (especialmente si perdemos rings, llegando incluso a jefes sin ellos) y da más importancia a la táctica sobre pasar los niveles de manera alocada. Es considerado el mejor Sonic de Game Gear, uno de los mejores juegos de la consola, y el más vendido. Y es que, a pesar de todo, sigue siendo un Sonic en toda regla.

SONIC THE HEDGEHOG 2

Con este juego, encontramos el primer Sonic con personalidad distinta a los de Megadrive. A pesar de compartir título con la secuela del juego original de Megadrive, el Sonic 2 de Master System y Game Gear son distintos al de 16 bits. Por ejemplo, Tails no va junto a nosotros, y las fases son totalmente distintas. Ya que la sensación de velocidad es menor en 8 bits, SEGA dotó al juego de más obstáculos que aumentan la atención del jugador, evitando carreras alocadas que podrían dar al traste con la partida.

Es más complicado que su predecesor, contando con vehículos como un ala delta y unas carretillas que deben utilizarse para poder terminar las fases con éxito. También es destacable decir que el jefe de final de fase no es Robotnik, sino uno de sus esbirros robóticos, cosa que ya es estándar en los juegos actuales, siendo el malvado doctor solo el enemigo final.

Su apartado técnico es generalmente muy similar al juego anterior, incluso comparte con Master System las mismas diferencias de brillo de pantalla. Como curiosidad, el tema de final de acto es diferente al original, y tiene una B.S.O propia, aunque basada en la original. Tienes la sensación de ver los sprites de Megadrive de manera reducida, lo cual ayuda a mantener la atmósfera del "demake", a pesar de sus diferencias con el original. Los jefes son bastante complejos, y tienen patrones que aprender para que no perdamos anillos tontamente.

Si Sonic 1 es considerado el mejor juego de la consola, este no se queda atrás, superándolo en muchos aspectos, precisamente por no atarse al material del juego original, realizando una conversión libre y con una jugabilidad más acorde a un juego de portátil. Sigue teniendo esa falta de velocidad, y una dificultad superior para un Sonic, pero no por ello es peor. Un juego con encanto, dificultad y vistosidad dentro de la saga.

SONIC CHAOS (SONIC&TAILS)

Se podría considerar el primer Sonic original de Game Gear, sin contar el cambio de estructura de Sonic 2, y que Sonic 1 proceda del de Megadrive. En él, la principal novedad es la inclusión de un modo "Fácil", representado por le personaje de Tails, al que podíamos controlar en el juego (algo inédito hasta la fecha). Por lo demás, el juego sigue la tónica de los otros de Game Gear, es decir, apartado técnico similar al de Master System, menor sensación de velocidad (acentuada en esta entrega) y más técnica, y un apartado sonoro discreto.

La principal novedad, ya mencionada, es la incursión de Tails, el zorro de dos colas aparecido por primera vez en el Sonic 2 original. Aporta un control distinto al juego, por su capacidad de planeo y vuelo momentáneo, que facilita mucho las cosas. Principalmente, esto es lo que lo aleja de los Sonic originales. Es un juego que no se basa en ninguno de Megadrive, es decir, creado desde cero. Produce, no obstante, una sensación de inferioridad frente a los juegos principales de la saga, pues, aunque Sonic 1 y Sonic 2 de Master System no desmerecían a pesar de su menor calidad, este juego está por debajo incluso de estas conversiones.

¿Por qué? Por tres aspectos: la sensación de velocidad de la saga sigue comprometida en los 8 bits, dada la ausencia del Blast Processing de Megadrive (Ya lo mencioné en Simplemente Megadrive, es una tecnología que permite sprites a mayor velocidad de movimiento), que no es demasiado grave a la hora de jugar pues no rompe la esencia Sonic. Sin embargo, los otros dos sí son más graves. Cuenta con 6 fases de 3 actos cada una, pero de una longitud y una dificultad notablemente inferiores a otros juegos de Sonic. Es bastante asequible a pesar de resultar un reto interesante en las últimas fases, pero sin dificultad para solventarlos.

Además, el juego "regala" muchas vidas y continuaciones que sirven de colchón para nuestros errores. Si somos Sonic, y, al acabar la fase, nos toca la cara de Tails, tenemos una continuación, que hace que si se acaban las vidas, no se acabe el juego. Si nos toca la cara de Sonic, vida extra. Si no tenemos suerte, o tiramos otra vez o nos dan anillos, que nos llevarán a las fases de bonus.

Este si es uno de sus puntos positivos, pues son variadas en cada acto, con planteamientos diferentes que nos retan para obtener la esmeralda del caos correspondiente. Si las tenemos todas…¿Qué nos da el juego si conseguimos los anillos? ¡Bingo! Una vida extra. Además, es un fallo garrafal que Tails no pueda acceder a ellas, siendo su modo de juego aún más frustrante por su extrema facilidad y su poca penalización a los errores, ya que hay vidas a tutiplén. 

En definitiva, es un Sonic más asequible que los otros, muy continuísta en el modo de Sonic, con unas fases de bonus con gran acierto en su planteamiento, y situaciones muy variadas en sus 6 fases, aunque se hacen cortas. En el caso de Tails, su capacidad de vuelo y su chorreo de "vidas extra" nivel tras nivel, nos pone en un camino de rosas, lastrado por no tener acceso a las fases de bonus que su compañero azul sí disfruta. Es una experiencia notable en conjunto, pensada para jugadores tanto tradicionales de la saga, como recién llegados, que agradecerán el modo de Tails. Combinación de dos estilos de plataformas (pausado y veloz) que no defrauda a los fans de Sonic.

Como curiosidad, su nombre en Japón era Sonic y Tails, y su continuación, Sonic Triple Trouble, es exclusiva de Game Gear, dejando de depender de ports y adaptaciones de Master System, que quedó finalmente con 4 juegos del erizo (Estos más Spinball).

SONIC SPINBALL

Este juego es un caso particular en las entregas que comparten Master System y Game Gear, pues la versión de la sobremesa de 8 bits es un port de la de Game Gear, y no al revés, como era la tónica de la portátil, que recibía muchas adaptaciones de la por entonces ya veterna sobremesa de SEGA. El juego, nuevamente, viene de la entrega de Megadrive, basado en una serie de animaión de Sonic.

En el juego, Sonic cae dentro de la Veg-O-Fortress, un inmenso complejo de construcción de robots del Dr.Robotnik. Nuevamente, debemos rescatar a los animalillos indefensos y frenar los planes del chiflado doctor, pero con una particularidad, Sonic se comporta en todo momento como una esfera de pinball, teniendo que progresar en diversos tableros ocultos en la fortaleza. Así, nos las veremos con enemigos, anillos, esmeraldas del caos, pero bajo la perspectiva azarosa de ua esfera esperando a ser golpeada por unos flippers, sin saber a donde llegaremos.

El concepto pinball, para mi, casa mejor con una portátil que con una sobremesa, pero esta versión del juego no es ni mucho menos la mejor (teniendo en cuenta que el concepto de Spinball no era demasiado bueno en Megadrive). El control, para ser un pinball, es bastante discreto, y se basa principalmente en el concepto de esas fases de casino de los Sonic originales, pero sin tener demasiado control sobre la situación. Hay ocasiones en las que Sonic puede moverse, pero su desarrollo es lentísimo y bastante cansado, teniendo que hacer lo mismo una y otra vez para terminar una fase.

Pierde la diversión de un pinball por querer acercarse demasiado a un concepto de plataformas fusionado con el concepto de los tableros, que son de todo menos de pinball. Es un juego poco satisfactorio y mucho menos divertido que el correcto Spinball original, con un apartado técnico feo, lento y que se deja disfrutar muy poco. Tiene ciertos momentos de brillantez, pero es un juego fácilmente olvidable, como juego de Sonic y como Pinball. 

Aquí acaba el Simplemente Sonic de hoy. Hemos visto los juegos que Game Gear y Master System compartieron. La portátil de Sega obtuvo muchos juegos de Sonic con un desarrollo casi idéntico, pero también albergó los experimentos en la saga que podrían haber sido arriesgados en una sobremesa. La segunda entrega incluirá todos los juegos de Sonic exclusivos de esta pequeña portátil, avanzada para su tiempo.

Gracias por tu tiempo, y por leer este artículo.

Un saludo.

 

Simplemente Sonic en…PS2/XBX/NGC

La sexta generación de consolas deparó sorpresas, y sirvió como transición entre las viejas luchas de consolas y las actuales. Significó el último combate Sega vs Nintendo, que, debido a la pronta muerte de Dreamcast, casi no tuvo tiempo de producirse. Sony demostró que se había convertido en una de las grandes compañías de hardware, logrando con la PS2 el récord de consolas vendidas. Nintendo continuó su monopolio en portátiles, dando muerte al mítico nombre Game Boy.

Y todo esto, ¿Qué significó para Sonic? Sega había muerto como compañia de hardware, por lo que el erizo azul y todos los juegos de la compañía nipona se quedaban sin soporte. La solución es aún hoy considerada histórica, su reconversión en compañía third-party. Lo que es lo mismo, todas las sagas de Sega podrían aparecer en las consolas de la competencia. Se haría extraño ver a Sonic en PS2 o en una consola de Nintendo (quizá esto segundo sea lo más duro), pero las nuevas generaciones de jugadores lo ven habitual.

La sexta generación en el plano de sobremesa fue dura y muy desigual para Sonic. Sus juegos cambiaban de planteamiento, y, para quizá demasiada gente, perdieron el brillo y ese toque de calidad distintivo, para ser juegos divertidos, pero del montón. No fue así en portátiles, donde Sonic permanece vivo hoy en día con sus mejores aventuras. En esta entrega de Simplemente Sonic, repasaremos los juegos del erizo aparecidos en la sexta generación, obviando los de Dreamcast y los remakes de Adventure para Gamecube, pues son muy similares a los de Dreamcast, y quedan reservados para su entrega correspondiente. Igualmente, los recopilatorios aparecerán en otra entrega.

Sonic llega a costas desconocidas para él. Su supervivencia depende de trabajar para otros, tratando de mantener un brillo que se comenzó a empañar hace poco más de diez años. Aquí se inició el deterioro de calidad en sus entregas, y la pérdida de esa "magia" que mencionamos que le faltaba. Veamos que dio de sí en esta generación.

SONIC HEROES

Si alguien le pregunta a Sega si Sonic aparecería en una consola de Nintendo en algún momento, no podría menos que esbozar una sonrisa. Es como decirle a Sony que publique un God of War en 360. Eran la competencia de Nintendo, y Sonic, su bandera.

Sin embargo, los tiempos cambian, y la necesidad de dinero puede hacer que nos traguemos nuestras palabras. Sega tuvo que convertirse en Third-Party, por culpa de las malas decisiones y el fracaso de Saturn y Dreamcast. Planteó publicar sus sagas en otras consolas, reconvertir su modelo de negocio. Así han seguido hasta hoy. Sonic se estrenó con esta entrega en las demás consolas, Sonic Heroes.

Su planteamiento es, en esencia, muy sencillo. El juego nos da a elegir entre cuatro equipos de personajes, diferenciados entre sí, para vivir una trama común desde distintos tipos de tramas y motivaciones. Los equipos están formados por un personaje basado en la velocidad (el líder), otro basado en la fuerza, y otro basado en sus habilidades aéreas o la capacidad de movilidad. Combinando sus técnicas, debemos avanzar por los niveles, muy pasilleros y lineales, para descubrir la trama.

Los equipos son, Team Sonic (Sonic, Tails, Knuckles), Team Dark (Shadow, Rouge, E-123), Team Rose (Amy, Cream, Big) y Team Chaotix, visto por última vez en la consola 32X de Sega, en el juego Knuckles Chaotix (lo forman Espio, Charmy y Vector, es decir, los integrantes originales excepto Mighty el Armadillo).

Al equipo de Sonic lo mueve una provocación del Dr.Eggman, que afirma poder destruir el mundo en poco tiempo. Sus niveles son el nivel medio del juego, retándonos a terminar el juego a gran velocidad. Es lo más cercano a la jugabilidad tradicional, salvando las distancias, y mantiene muchos elementos tradicionales de la franquicia, más otros que vimos en Adventure y Adventure 2, y aún se repetirían en Sonic 2006 y Unleashed.

El Team Dark conecta Heroes con Adventure 2, "resucitando" a Shadow, buscando venganza contra Eggman. Son la "dificultad difícil" del juego, y estn basados en la ofensiva total, buscando acabar los niveles pasando por encima de cualquier enemigo. Esta faceta se explotaría al máximo en Shadow The Hedgehog, pero, ahora mismo, son el Team Sonic con más pausa y más acción.

Team Rose son, por así decirlo, la dificultad casual. Los mueve para actuar, no los retos o la violencia, sino la amistad, la fraternidad, y el amor. Sus niveles son bastante más sencillos de acabar, y, en general, resultan los más aburridos porque simplifican la fórmula de los otros equipos para lograr llegar a un público menos asiduo. 

Team Chaotix son lo más diferenciado de la ecuación. Son un equipo de detectives, y, como tales, utilizarán sus habilidades para resolver acertijos y puzzles que poblarán los mismos niveles que visitamos con otros equipos, pero apostando más por el pensar en detrimento del actuar. Son un soplo de aire fresco en la jugabilidad por la variación de su mecánica, pero no son ningún reto demasiado enrevesado.

Es quizá la única aventura "tradicional" de Sonic de la anterior generación. Cuenta con un desarrollo demasiado sencillo, siendo la mecánica de Adventure pero más simplificada. Emplear tres personajes otorga variación a los niveles, pero a veces es una pérdida de ritmo. Tiene retos puntuales que te ayudan a seguir jugando, pero la impresión global es que es un juego sencillo.

Es divertido, pero no es de los mejores de la saga. A su favor juega su variedad de situaciones, niveles, y momentos de brillantez. Pero una excesivamente simple y repetitiva mecánica lo lastra, a pesar de tener cuatro equipos y ser un juego moderadamente largo.  Notable, pero lejano de lo que Sega puede dar de sí.

SHADOW THE HEDGEHOG

Esto sí se parece más a una política de Sega, pues ya ha dado descanso antes a Sonic para centrarse un secundario de la saga para un juego (Tails y Knuckles tuvieron varios juegos propios). Sin embargo, este juego comparte con Sonic Heroes el inicio de una nueva costumbre en la prensa: el vapuleo a todo producto que llevara Sega en portada y estuviera relacionado con el erizo Sonic, o su universo.

Este juego cuenta la historia de Shadow, el famoso erizo negro aparecido en los Adventure de Dreamcast. Su misterioso pasado, el motivo de su creación, su relación con el resto de personajes…todo esto es explicado en este juego, mezcla de plataformas similar a Sonic Heroes, con la acción en tercera persona. Shadow utiliza armas de juego, y a la vez monta vehículos, mientras vamos descubriendo su pasado y tomando decisiones que alterarán la trama.

El juego cuenta con varios finales, el real y varios alternativas, lo cual potencia su duración. Es fiel a la historia de la saga Sonic, aunque es un producto muy localizado, para los que quieran descubrir lo ocurrido con el erizo negro, y toda la historia que no recuerda. El juego vino lastrado con una simpleza aún más grande que la de Sonic Heroes, eliminando la esencia veloz de Sonic para centrarse en la acción.

Es, además, un juego relativamente violento y maduro, lo cual contrasta con la imagen habitual de los juegos del erizo. Es un producto divertido, muy infravalorado, pues cuenta con un robusto apartado técnico para su momento, una trama y un protagonista interesante, varios finales, y una jugabilidad correcta aunque repetitiva. Su aliciente es descubrir a Shadow, pero su imagen y sus fallos técnicos lo lacraron considerablemente. Hoy en día, es imprescindible para los que deseen conocer más del erizo negro, y disfruten con los juegos de acción, especialmente para no complicarse la vida. No es un Sonic como lo conocemos, pero no es decepcionante, sino único y particular dentro de la saga.

SONIC RIDERS SAGA

Para el 15 aniversario de la creación de Sonic, SEGA, ya instaurada como third-party, decidió crear un nuevo juego de la saga, pero variando el estilo. Sonic es sinónimo de velocidad, así que un juego de carreras le venía que ni pintado. Sonic R y Sonic Drift eran los precedentes, con éxitos dispares, así que el planetamiento esta vez no traicionaría mucho al erizo.

Sonic Riders presenta carreras sobre tablas voladoras, y nuevos personajes, como los Babylon Rogues. El objetivo del juego es avanzar por la trama ganando carreras. Son juegos bastante divertidos y entretenidos dentro de su género, pues saben combinar el universo del erizo con los vehículos y las carreras, con bastante más acierto que Sonic R.

Tenemos muchos personajes diferenciados, a la vez que tablas de distintos rendimientos. Los modos historia poseen retos lo suficientemente interesantes como para ser rejugables. La dificultad es moderada, quizá complicada si no tienes pleno control sobre la tabla. Cuenta con unos circuitos interesantes, 8 con dos variantes cada uno, así como múltiples guiños a otras franquicias y juegos de Sega, en forma de personajes, vehículos o referencias.

Su contenido extra es bastante notable, y completarlo puede llevar cierto tiempo. La secuela explota más lo momentos que permaneces en el aire con la tabla, añadiendo trucos que podemos hacer con ella, así como modificaciones de rendimiento para las mismas. Es muy continuísta, aunque dota de más espectacularidad a las carreras, con tintes de RPG y una dificultad más balanceada.

Por lo demás, mantiene los personajes de la anterior entrega, y el número de circuitos, 16. Encontramos más modelos de vehículo que antes, como zapatos, yates o motos, en más cantidad que en la primera entrega, y una diferenciación en velocidad, poder y vuelo entre los personajes (como en Sonic Heroes). Lo que se debe hacer con las franquicias que son buenas, mantener lo que funcionaba, añadirle opciones que no empañen lo que tenías, y aumentar el contenido adicional.

Sonic Riders es una experiencia bastante sólida, de jugabilidad simple y arcade, pero divertida y espectacular. Son juegos cargados de carisma, y pueden resultar un reto conforme avanzamos en las historias de los equipos. Su mayor lacra es quizá la simplicidad de mecánica y el cierto azar de las carreras, pero son juegos recomendables para los que busquen una buena incursión de, no solo Sonic, sino las franquicias de Sega, en la velocidad. All Stars Racing lo supera hoy en día, pero, aún así, cuenta aún con carisma y planteamientos propios y originales.

SONIC UNLEASHED

Sonic Unleashed en PS2 es similar a la versión Wii, pero con controles tradicionales. Es, en esencia, el mismo Unleashed de la nueva generación, pero con el apartado técnico mermado, con menor resolución, y algunos fallos e imprecisiones extra. 

El juego así tiene dos caras. Por el día, Sonic es el de siempre, y sus fases son una delicia. Son veloces, sin cortes de ritmo, y sobretodo, añejas, muy, muy añejas. Constantemente el juego coloca la cámara frontal, viendo a Sonic de lado corriendo y derrotando enemigos, a la vez que reutiliza la cámara trasera del 2006, que es como la de Sonic Heroes, pero más cercana. No comete loserrores de estos juegos, aquí todo el nivel va fluído, no hay parones repentinos. 

Además, su banda sonora es una delicia, con canciones de auténtica brillantez en la saga, que podrían competir con las de Sonic Adventure 2. Destacar Endless Possibility y el tema de final de fase. En los juegos de Sonic de PS2, podría considerarse el mejor y el más largo de todos, pues es una mecánica de nueva generación a escala sin traicionar el concepto original del juego, que es la dualidad de mecánicas.

Los últimos párrafos son fragmentos de lo que opino sobre la versión PS3/360. La crítica del original Unleashed, publicada en la entrega anterior de Simplemente Sonic, es perfectamente válida aquí, pues es un juego clásico y divertido e día, y diferente y de contrastes por la noche, aunque a menor resolución. Podéis leer la crítica original completa aquí.

Esas son las aventuras originales de Sonic en la generación anterior, en sobremesa. Poco, escaso, y de calidad dispar. La gran esencia de Sonic se ha mantenido en las portátiles, dejando la sobremesa para buscar un nuevo estilo para la mascota de Sega, que no termina de encontrar del todo, a pesar de dejar por el camino productos divertidos y jugables. Es, aún así, la primera generación en la que Sonic se ha quedado sin consola, y la costumbre del pasado se ha perdido. Ya no es un baluarte, una fortaleza, un comandante supremo, sino un general ciertamente deslucido.

Sonic Advance, Sonic Rush, Sonic Rivals. Los productos más notables de Sonic están resultando los más cercanos a la mecánica clásica. Los juegos de la sexta generación en sobremesa tienen como espejo al Adventure, pero buscan innovar por si mismo, empañando unas mecánicas buenas. Los mejores tiempos fueron los pasados, sí, pero Sonic dio muestras de seguir siendo el de siempre, pero solo en escala reducida, portátil.

Un saludo, y gracias por leer esta entrada.

Rediseño del Blog

Como podéis observar, el diseño del blog ha cambiado. Es la tercera skin que diseño para el blog, y he querido utilizar tonos más oscuros, mezclados con amarillo-dorado, para dar una sensación más "crecida" del blog, que cuenta ya con unos 3 años a sus espaldas. Así mismo, Ristar y Megaman, que estaban en el logo desde hace poco más de un año, se han visto sustituídos por Cloud y Sonic, referentes de los temas a los que más recurro: RPG y plataformas. Igualmente, he añadido un panel lateral con mis cuentas en Facebook y Twitter, para seguir en contacto.

Con Simplemente Megadrive, Simplemente Sonic y  Minutos Musicales como secciones más o menos habituales, el blog se nutre continuamente de contenido que surge de mi imaginación o de lo que me rodea, de ahí su actitud cambiante y caótica en la publicación de contenidos. Siento, eso sí, que tiene quizá demasiada irregularidad entre publicación y publicación, colocando tal vez 5 entradas en 5 días o 5 en dos meses. Y quiero cambiar eso cuando el tiempo escolar acabe.

Me gustaría conocer vuestra opinión. ¿Os ha gustado el rediseño? ¿Creéis que define el espíritu de los artículos que publico, o por el contrario, es opuesto a la idea de Hobbie Street y o preferís el antiguo skin en tonos azulados, con Ristar y Megaman encabezando sus contenidos?  ¿Pensáis que los contenidos del blog deberían orientarse a otros temas más variados, en lugar de controlar unas cuantas temáticas desarrolladas?

Tenéis una encuesta y los comentarios. Siempre estoy abierto a las sugerencias, y, con algo de tiempo ya en Gamefilia, quiero conocer unas impresiones generales sobre las entradas que he publicado hasta ahora. Un poco de ayuda y unos consejos nunca vienen mal, o eso dicen 🙂

Un saludo, y gracias. Si el blog es lo que es hoy, es, en gran medida, a vuestros comentarios y a vuestras visitas, que me han ayudado a seguir adelante con esta aventura.

Minutos Musicales 02: Rhapsody of Fire- Dawn of Victory

Esta segunda entrega de Minutos Musicales viene dedicada a una de mis cinco bandas favoritas, junto a Linkin Park, Breaking Benjamin, SUM 41 y Green Day. Rhapsody of Fire, antes conocida simplemente como Rhapsody, cambiando el nombre por problemas legales, es un grupo italiano de Power Metal, en los subgéneros Épico y Sinfónico, proliferando este último en sus actuales trabajo.

Su estilo musical construye discos a partir de sagas, contando historias a partir de las letras de sus canciones. Poseen varias sagas: Emerald Sword Saga, Gothic Saga, Dark Secret Saga. Su estilo ha variado mucho a lo largo del tiempo, desde el veloz y potente estilo de Dawn of Victory, a la calmada con tintes épicos Sea of Fate. Han sabido evolucionar para no caer en la monotonía del Power Metal, creando opiniones contradictorias en los fans de la banda.

Su último trabajo hasta la fecha es The Frozen Tears of Angels, que lanzarán a finales de este mes. Parece que han querido fusionar sus dos estilos Épico y Sinfónico, siempre cercanos a este último. Han vuelto, en cierto modo, a sus orígenes, pero reforzando su nueva tendencia marcada en Triumph or Agony (2006). Reing of Terror pone de manifiesto que quiere parecerse a Emerald Sword y Dawn of Victory, pero Sea of Fate desmuestra que han mejorado muchísimo en el sinfónico, convirtiéndose en maestros de ambos subgéneros.

Entre Dawn of Victory y Emerald Sword, el primero es para mi su mejor tema. Power Metal Épico, marcó un antes y un después en la banda, logrando un gran éxito para ella. La canción viene precedida de Lux Triumphans, algo muy habitual en sus discos, enlazando el primer tema con el segundo, generalmente el mejor del disco. Os dejo con él.

El tema habla de un combate entre las fuerzas del bien y el mal, describiendo la mágica y violenta situación del campo de batalla, pero mostrando que el ejército del bien no tiene nada que temer, pues luchan por Ancelot, y por la Ciudad de los Dioses, dándoles esperanza para la victoria.

Es un tema muy veloz, cantando todos los miembros a la vez, algo que casi ha desaparecido en los temas actuales de la banda. Tiene algo que lo hace sobrecogedor, y logra mantener su fuerza durante los casi 5 minutos de duración que tiene, más si la combinamos con Lux Triumphans. Como tema único es bastante buena, pero combinado con el resto del disco (Con joyas de la talla de Holy Thunderforce) logramos un irrepetible capítulo en las historias épicas de la banda, y uno de los grandes temas del Power Metal.

Debo recomendaros esta banda encarecidamente, pues su música tiene personalidad y un estilo propio, ideal tanto para relajarte con sus Sinfónicos como para descargar adrenalina con sus Épicos. Estad atentos y corred a su página web. Os ofrecen Sea of Fate gratuítamente, y Reing of Terror vía Itunes. Podéis observar los dos grandes ejemplos del estilo de Rhapsody of Fire a bajo coste. Dawn of Victory y Simphony of The Enchanted Lands son sus mejores discos, y, pese a las disputas legales, no han perdido un ápice de su fuerza. ¿Viviremos un nuevo Dawn of Victory, un nuevo referente en la banda, con The Frozen Tears of Angels? El tiempo lo dirá.

Así acaba la segunda entrega de Minutos Musicales. Espero que haya sido de vuestro agrado. Rhapsody of Fire es un grupo que tiene muchos adeptos, así que, si quieres comentar cualquier cosa sobre sus discos, su música o su estilo, así como cualquier cosa sobre la sección, tus comentarios son bien recibidos, pues estar unidos por la música siempre es algo a tener en cuenta.

Un saludo.

Minutos Musicales 01: Crush 40-Seven Rings in Hand

Hola a todos. Vengo estrenando nueva sección en el blog, Minutos Musicales, en los que colocaré vídeos de canciones que me gustan, principalmente de videojuegos y grupos conocidos, y los comentaré. Debo confesar que soy un apasionado de la música, y me gustan todo tipo de géneros, desde rock a pop, pasando por heavy y metal de todas las formas y colores. Así que espero que esta nueva sección os guste, y encontréis alguna canción de vuestro agrado.

La primera canción de Minutos Musicales corresponde al juego Sonic y los Anillos Secretos, de Nintendo Wii. El juego en sí es notable técnicamente, algo facilón, pero entretenido en el fondo.  Es quizá el mejor juego de Sonic como protagonista absoluto en Wii, superando ampliamente a El Caballero Negro, pero quedando por debajo en diversión frente al All Star Racing y el Superstar Tennis, donde tiene una presencia importante.

Pero no hemos venido a hablar del juego, sino de su música. Y en eso los Sonic en 3D brillan con luz propia, teniendo desde la mayor joya hasta el juego más cutre una banda sonora de impresión, con tintes muy rockeros. La tendencia se inició en el Sonic Adventure, alcanzado un techo de calidad en la secuela. Hoy en día, Sonic ha mantenido esa línea en todos sus juegos de sobremesa, reservando los temas más clásicos para las entregas de portátiles, especialmente los Sonic Rush.

Esta canción, concretamente, la canta a Crush 40, unos habituales de la saga Sonic, siendo quizá su único campo de acción musical. Conocidos inicialmente como Song of Angels, se fundó para dar sonido a las sagas de la compañía del erizo, SEGA. Son un grupo de Rock y Nü Metal, con algo de sinfónico (en His World) y algunos experimentos lejanos de su música rítmica habitual. 

Aunque Seven Ring in Hands es una versión, no la tocan ellos originalmente, sin embargo, esta interpretación suena realmente bien. Tiene toda la esencia de la banda, y, en cierto modo, el espíritu del Sonic moderno, rebelde, marchoso y veloz, como todos los temas que el acompañan desde Dreamcast. Sin más que añadir, os dejo con ella:

Un tema moderadamente largo, que no desfallece en ningún momento, para mi gusto, gracias a su ritmo frenético y una acertada selección instrumental. La letra de la canción está bastante adaptada al ambiente del juego, pero en conjunto forman una buena pieza musical.

Esta es la versión original, muy similar en concepto pero con menos garra en las voces:

Y eso es todo en esta ocasión. Espero que os haya gustado la canción que he querido compartir con vosotros. La música es una pasión para mí, así que esperad nuevas canciones, más opiniones desde el punto de vista de un apasionado que disfruta escuchando la buena música.

Un saludo.

 

Programa: MySocialNet: Redes Sociales Portables

Las redes sociales forman parte hoy en día de la vida en Internet. Nos permiten mantenernos en contacto con la gente, y podríamos llevarlas con nosotros si quisiéramos. ¿Y si pudiéramos? ¿Y siuna aplicación reuniera nuestras redes sociales para tener fácil accesoa ellas? MySocialNet pretende eso: Una aplicación portable con acceso directo a todas las redes sociales.

Grupo en Facebook

  • ¿Qué es MySocialNet?

MySocialNet es una aplicación desarrollada por AgumonDXen Visual Basic. La funcionalidad del programa es reunir en un pequeño entorno las redes sociales más utilizadas en España (por el momento), para tener un acceso directo a ellas, única y exclusivamente a ellas.

  • ¿A qué redes tengo acceso con él?

Por el momento, Facebook, Tuenti, Twitter, Hi5 y MySpace.Podrás navegar por ellas como lo harías en Internet, sin ninguna limitación o funcionalidad desactivada. En futuras versiones pretendo incluir otras.

  • ¿Qué ofrece el programa que no ofrezca ya un navegador de internet para mis redes sociales?

Es un programa liviano (Aprox. 1,7 megas), portable(es decir, no requiere instalación alguna) centrado totalmente en las Redes Sociales. Está pensado para tener un acceso cómodo a ellas, útil para varios usuarios, o incluso poder abrir varias redes sociales a la vez. La página de la red se comporta igual que en un navegador como Explorer, solo que no tiene ninguna interfaz de navegador (atrás, actualizar…), únicamente la página de la red social. Así, puedes centrarte por completo en ella.

  • ¿Podrías mostrarme como es?

Aquí coloco la imagen de la versión 0.2. He pretendido crear una interfaz sencilla y clara, sin mucho adorno, para la primera versión, teniendo como protagonistas los botones de las redes sociales, tomando el azul de referencia al ser el color predominante en los logos. En futuras versiones intentaré mejorar la interfaz, a la par que incluir nuevas redes sociales.

  • ¿Cómo puedo descargarlo?

Aquí tienes todas las versiones aparecidas hasta ahora.

  1. -Versión 0.2: http://www.mediafire.com/?mjnmywnnzmm
  2. -Versión 0.1: http://www.mediafire.com/?yrtydwqmgmo
  • ¿Cuales son los cambios entre versiones?

Los iré colocando aquí. Desde la versión 0.1 pretendo que el programasea útil, no obstante, cada vez lo iré haciendo más completo, a base deañadir redes sociales y funcionalidades extra, como páginas que complementen cada red social (Un ejemplo sería TuentiFotos), y similares.

Versión 0.2

*Añadidas las redes sociales Hi5 y MySpace, con plena funcionalidad.

*Cambio en el tamaño de los botones de las redes sociales.

*Optimizado el aspecto de la pantalla completa en 1280×1024.

-Versión 0.1:

*Primera Versión.

*Acceso a Facebook, Tuenti y Twitter.


Bueno, aquí comparto mi post original de Scenebeta con vosotros. El programa es una cosa sencilla, pero espero que sea de vuestro agrado y os facilite la navegación por las redes sociales si os animáis a descargarlo.

Un saludo.

 

 

Simplemente Sonic en…PS3/360

Continúo la serie de entradas Simplemente Sonic con una pequeña vuelta de tuerca. Iba a ir de antiguo a moderno, pero he decidido invertir el orden. Es mejor ver lo que es el personaje ahora mismo, para luego ver su pasado, a mi modo de ver. Y el presente de Sonic es claramente contradictorio. Muchos piensan que aún atesora la calidad que acostumbraba (especialmente desde Adventure 2), otros que está condenado al ostracismo y a los juegos mediocres. 

Sonic, realmente, se ha vuelto un personaje tan maltratado como su compañía, acompañándola en su destino al dejar el mundo de las consolas. Desde entonces, no puede hacerle sombra a los plataformas de Mario, y debe reinventar su estilo, juego tras juego, para acercarse a la excelencia de épocas pasadas. Siguen siendo juegos notables, pero les falta algo. Les falta la magia de la Sega gloriosa, esa que murió tiempo atrás, esa que, si aún tiene amor por lo que hizo, debería al menos derramar una lágrima al verse como third-party.

Pero no vamos a empezar con melodramas. En esta entrega vamos a ver los juegos en los que hemos tenido oportunidad de ver a Sonic, como protagonista (los Spin-Off y apariciones van aparte), en las consolas Playstation 3 y Xbox 360. Son juegos multi, así que no importa una versión u otra, ambas tienen los mismos juegos. 360 tiene, no obstante los Sonic clásicos en su Arcade, pero las dos máquinas son perfectamente válidas en lo que a juegos del erizo se refiere.

Y así llegamos a un Sonic en plena adolescencia, más de 15 años desde su nacimiento, en busca costante de ese brillo del pasado, aquel que deslumbró a la misma Nintendo, y dio luz a Sega y a sus consolas. Un Sonic para muchos venido a menos, para otros, falto de un pequeño toque de la magia de la vieja Sega. Este es Sonic en esta generación.

SONIC THE HEDGEHOG (2006)

¿Qué se puede decir de éste juego que no se haya dicho ya? Vapuleado brutalmente por la prensa y un gran sector de usuarios, el Sonic del 2006, siendo catastrófico, realista u optimista, no está a la altura del título que tiene en su carátula. Y no es culpa suya, realmente, pues tenía los mimbres de obra maestra.

Para el año en el que salió, Sonic 2006 tiene unos gráficos a caballo entre dos generaciones. A ratos next-gen, a ratos con gráficos PS2, este juego pretende mezclar (una vez más) el mundo de Sonic con el de los humanos, ofreciendo una jugabilidad que busca recuperar la velocidad de épocas pasadas, y a la vez ofrecer innovaciones e ideas propias.

Suena bien, ¿No? El problema es que en la práctica el juego tiene varios problemas. El primero de ellos, algunos fallos técnicos (muy acusados en 360, parcialmente solucionados en PS3) que le lastran. Ya sean jefes que se vuelven incontrolables, bugs repentinos que te quitan una vida, pérdidas e imprecisiones de control, o falta de orientación en la ciudad, empañan la imagen del juego.

Además, las fases de velocidad tienen sus claroscuros, pero en general, mantienen el tipo mientras no aparecen bugs que rompen el ritmo. La posibilidad de controlar a tres personajes es sin duda  un acierto, y, además, están diferenciados entre sí (Silver es muy pausado de controlar, más puzzle, Shadow más violento, con fases de vehículos arcade, y Sonic muy veloz, con momentos de genialidad en la aplicación de sus mecánicas) y tienen una historia elaborada para un juego de acción-plataformas, aunque sea tópica y carezca de mucho fondo.

Si este juego no hubiera tenido los bugs que lo lastran, además de problemas del motor, la cámara, y a veces del control, habría sido sin duda un juego a la altura. Pero los fallos técnicos, si bien no te impiden jugar con comodidad, si reducen la diversión considerablemente.

No obstante, es una experiencia jugablemente notable, divertida, larga (3 personajes y bastantes fases, aunque similares para todos), con tres historias que se unen en una sola, rejugable para lograr superar nuestras marcas, y obtener todas las medallas que el juego nos ofrece, de plata ocultas en niveles, y de oro por los codiciados rangos S. 

Tiene DLC, aunque es más un añadido prescindible que otra cosa, porque no aporta mucho, y en un juego lastrado por bugs, no tiene sentido gastar dinero. Disfrutarás este juego si disfrutaste Adventure y Unleashed, porque verás una sombra de ellos en él, que, al fin y al cabo, divierta y sorprende en las ocasiones que se muestra sólido. No es el mejor Sonic, pero tampoco es tan malo como lo pintan.

SONIC UNLEASHED

Sonic Unleashed es la prolongación de la crítica a Sonic 2006. Es más completo, sin ningún fallo técnico aparente, mejor trabajado, más variado en su mecánica y duración, en definitiva, superior y más completo que el castigado Sonic del 2006. Sin embargo, se le sigue criticando. Y yo pregunto, ¿Por qué?

De nuevo es un Sonic con dos caras: o te gusta, o no te gusta, quizá a medias, por culpa del añadido más famoso de este juego: Sonic The Werehog. Y es que la trama hace que Sonic, a la luz de la luna, adquiera una apariencia lupina dentro de su estructura de erizo, bastante bien diseñada, pero con unos brazos extensibles que buscan imitar a las espadas de GoW que no me terminan de convencer.

El juego así tiene dos caras. Por el día, Sonic es el de siempre, y sus fases son una delicia. Son veloces, sin cortes de ritmo, y sobretodo, añejas, muy, muy añejas. Constantemente el juego coloca la cámara frontal, viendo a Sonic de lado corriendo y derrotando enemigos, a la vez que reutiliza la cámara trasera del 2006. Sin embargo, no comete los errores del otro, aquí todo el nivel va fluído, no hay parones repentinos.

Además, su banda sonora es una delicia, con canciones de auténtica brillantez en la saga, que podrían competir con las de Sonic Adventure 2. Bien es cierto que las bandas sonoras de los Sonic de hoy en día están muy cuidadas, casi más incluso que otros apartados, dotándolo de personalidad hasta en el apartado sonoro. Bien por Sega en este aspecto. 

Tenemos muchas más ocasiones de peligro por la velocidad, como ocurría en los Sonic antiguos, enemigos fáciles de vencer, gracias al Homing Attack (Sonic se teledirige contra ellos), y jefes de fase que rozan la excelencia y la estrategia más pura. Sin embargo, con la oscuridad, llegan los puntos negros del juego.

Las fases de Sonic The Werehog no son malas, para nada, es más, para los amantes del Hack n´Slash, se encontrarán en casa aquí, aunque con limitaciones. El Sonic-Lobo deja la velocidad, el frenetismo y la esencia de antaño, para meterse de lleno en una mecánica muy similar a la vista en Dante´s Inferno o God of War, puzzles y QTE´s incluídos. Sin embargo, es presentado de manera más simpática.

Vemos un corte total del ritmo de juego, pues sus fases son lentas de hacer, y pequeños fallos pueden hacernos morir una y otra vez, a la vez que podemos encontrarnos en situaciones que nos dejen bloqueados dando vueltas. Sus jefes también son mucho menos divertidos, y te tienen en menos tensión al enfrentarlos.

Tiene sus aciertos, por supuesto, como la gran cantidad de combos que podemos hacer con él, el aumento de características como si un RPG se tratara, y la ambientación de algunos de sus niveles, pese a limitarse a ser pasillos donde hay que matar enemigos, hacer un puzzle, volver a matar enemigos, saltar unas plataformas, y matar más enemigos. Niveles largos en los que es una odisea meterse para calificaciones altas si no se domina el control del Erizo-Lobo, lo cual es un punto a su favor.

El Sonic Lobo debería haber mantenido la esencia de velocidad, o, simplemente, no haber estado allí. Un personaje como Shadow, con la fórmula de su juego protagónico de PS2 y sus niveles de Sonic 2006 potenciada y pulida, podría haber resultado una fórmula mucho más veloz, tensa, y a la vez divertida, sin cambiar tanto el ritmo de juego entre rápido y lento.

Sonic Unleashed viene cargado de extras, especialmente para los logros/trofeos. Las medallas solares y lunares, a la vez que sirven para avanzar en la historia, nos permiten explotar al máximo las posibilidades del título en sus dos vertientes, pues no es fácil dar con todas. Quizá un reto demasiado tedioso para el jugador que no ame las búsquedas extra y esté obligado a encontrarlas para avanzar, pero una buena oportunidad para el jugador constante de rejugarlo.

Podemos obtener regalos y dárselos a un humano, para un trofeo principalmente, pero también para completar la aventura. Ahorrar Rings será vital para lograrlo todo. También contamos con guiños a otros elementos de la saga Sonic, como los perritos calientes que comemos, o las fases del Tornado de Tails, con cierto sabor a mata-mata y una dificultad de infarto.

El nuevo Sonic es un juego de dos vertientes. Juego de plataformas frente a Hack n´Slash, aderezado con exploración, una historia mucho más interesante que la de Sonic 2006, más coherencia con el mundo humano (y un aspecto más cartoon que realista), aroma a clásico en las fases diurnas, intento loable de juego tipo GoW en sus fases nocturnas. Un juego completo y recomendable dentro de la saga, pues, salvo la obligatoriedad de obtener medallas (complicado) para avanzar, es un juego ameno, divertido, rejugable, y expandible mediante DLCs. Hace justicia al nombre de la portada, esta vez sí.

SONIC 4

Hay que tomarse con cautela este Sonic 4, pero el optimismo es patente. Esta entrega, conocida incialmente como Project Neddlemoue (Uno de los primeros nombres de Sonic), resultó ser la recuperación de la saga principal del erizo, esa que estaba aparcada desde Sonic 3 y Knuckles de Megadrive. Nos llegará en formato episódico (¿Bueno, malo? Depende del contenido que tenga cada uno de ellos) y con unas impresiones más que buenas.

Recuperando cosas tan simbólicas como el sonido original en el logo de Sega, la zona de Green Hill cambiándole el nombre, y la jugabilidad lateral, pero añadiendo cosas del presente, como un motor 3D trabajado y con un toquecito de Cel-Shading, o movimientos como el Homing Attack, mostrando la evolución del personaje en su ambiente más clásico.

Los gameplays mostrados hasta ahora no son moco de pavo. Sonic 4 parece ser realmente una entrega nueva, que homenajea absolutamente todo el pasado de la saga, recuperando elementos emblemáticos, y lo que es más importante, la jugabilidad. Esa vista lateral que los jugadores parecieron olvidar con Adventure 2, pero siguieron manteniendo en sus corazones.

Y es que es un gran homenaje. Tiene 5 fases, y cualquiera que haya jugado a los Sonic antiguos las reconocerá, aunque cambien de nombre o de distribución. Mad Gear Zone, Green Hill, Lost Labyrinth, incluso la fase de bonus de Sonic 1 está ahí. La esencia se ha recuperado, incluso la velocidad, que se adapta como un guante al entorno 3d, logrando ser preciosista, e ilusionante.

Desde Sonic CD no ha existido un Sonic de mecánica añeja capaz de llegar a la altura de la trilogía original. Rush de DS lo intentó, pero fue otra cosa diferente aunque divertida. Sonic Advance, sobretodo la tercera entrega, es quizá lo más cercano a los Sonic antiguos. Pero siguen sin tener la misma esencia, no tienen esa dificultad, esa atmósfera de la que disfrutaba Sonic en Megadrive. La que lo hizo grande.

Tal vez Sonic esté ante su último tren. Sega le quiere recuperar, devolverle a sus raíces. Yo solo espero que lo hagan bien, porque por fin han acertado con la mecánica. Sonic puede volver a lo alto con un juego de los que lo hacían diferente, o darse el batacazo de su vida si se empaña la saga original con un juego irregular del que los fans renieguen. Todo puede ocurrir, pero yo soy optimista.

Y eso es todo por ahora, espero que os haya gustado esta pequeña entrada sobre Sonic. Simplemente Sonic continuará con la generación PS2/GC/XBOX/Dreamcast en su próxima entrega, llegando a las últimas grandes perlas, y a las primeras pescas de vacío en la saga. El presente es irregular en calidad, el futuro se muestra esperanzador…con aroma a clásico.

Un saludo.