Más de 50.000. ¡Gracias!

Este pequeño post es para agradecer a todos aquellos que han sido parte de esas más de 50.000 visitas que ha recibido Hobbie Street desde su nacimiento. En 2008, el blog empezó como un pequeño apoyo en el que podía poner lo que se me pasara por la cabeza. Sus primeras ideas no fueron de lo mejor, pero estaban realizadas para ser compartidas con todos vosotros. La semiolvidada Niberium:Prólogo, ya descontinuada, es un ejemplo de esto. Una mala experiencia hizo que el blog diera un giro de 180º.

Entonces, los videojuegos se convirtieron en la base del blog. Muchos análisis, series de artículos, especiales y comparativas han surgido de mi mente desde entonces, en más de 50 entradas, pequeñas expresiones de la cabeza de un gamer de 15 años de edad. Lo artículos bandera de esta tendencia han sido Comparativa: FIFA 10 VS PES 2010, el que fue artículo estrella del blog en su momento, y el repaso a mi saga favorita, Kingdom Hearts, aún a la espera de final, Birth By Sleep. Hemos tenido también una Guía de Compras de la Store y el sentido homenaje a mi consola favorita, Sega Megadrive, y a su personaje estrella, Sonic, estando ambas aún en curso, una próxima a su finalización, la otra, aún con la suficiente cuerda.

Pero tampoco he olvidado la base por la que surgió el blog, y artículos como Cambio o Ciclo Climático y El Discurso que Merece la Pena Escuchar dejan patente la parte expresiva de este proyecto, significando también la apertura de Oda A… a otros temas.

También ha tenido cabida una de mis otras pasiones, la música. A través de tres entregas de Videogames BSO  y la reciente Minutos Musicales  he querido acercar la música que me acompaña diariamente a los usuarios de Gamefilia. Pero Hobbie Street aún no ha terminado su andadura. Muchos artículos están en proceso, y, aunque Mayo no va a ser muy prolífico al respecto, en Junio y el periodo veraniego, el blog resurgirá en todo su esplendor.

Por haber querido leer estos artículos, haber expresado tu opinión, y haber dedicado un poco de tu tiempo a estas pequeñas expresiones surgidas de la mente de un joven jugador y escritor, te digo, de todo corazón: