Artículo: Exclusivos desconocidos de PS2

Si a alguno de nosotros nos preguntan por algunos de losjuegos que recordemos de Playstation 2, considerada la consola más vendida dela historia (con más de 150 millones de unidades), posiblemente nos vengan a lacabeza nombres bastante reconocidos hoy en día: God of War, Gran Turismo,Killzone, Ratchet & Clank, Final Fantasy X…Sin embargo, un sistema quevendió tanto, no lo hizo únicamente por esos grandes exclusivos, sino pormuchos otros que, aportando pequeños granitos de arena, lograron convertir elcatálogo de la consola en uno de los más prolíficos en cualquier géneroexistente.

Esta pequeña serie de artículos tiene como objetivo traer alos jugadores toda una serie de juegos que, pese a no tener la fama y ladistinción de los antes citados, también forman parte del catálogo exclusivo dePS2, con el objetivo de darlos a conocer y, ¿quién sabe?, quizá animando aalguien a buscarlos y jugarlos. Algunos serán medianamente conocidos por losmás avezados al mundillo, otros, joyas cuyos nombres se escuchan por primeravez. Quizá nos encontremos incluso algunos que merecería más la pena olvidar.

Sea como sea, intentaré dar una descripción más o menosamplia de cada uno de ellos, de forma que, aunque algunos no tengan imágenesque los muestren por cuestiones de espacio, sí se pueda saber su género, suobjetivo y mecánicas, e incluso su cotización actual en webs de venta desegunda mano como Ebay o Amazon, de forma que, quién lo desee, podrá verrápidamente si es o no para él. Sin mucho más que añadir, os dejo con laprimera entrega de esta pequeña serie, que espero sea de vuestro agrado. En esta ocasión, hablaremos de juegos distribuidos por Sony, ya sea de sus propias first party, o de otros estudios.

FantaVision

Quizá sea uno de los juegos más conocidos de la presente lista, ya que apareciócomo título de lanzamiento de PS2 en prácticamente todos los territorios.Originalmente iba a ser una demo técnica para el sistema, pero terminóresultando en un juego completo, que fue incluso revisado posteriormente enJapón en 2002. Pertenece al género puzzle, y el objetivo es capturar unconjunto de al menos tres fuegos artificiales (de diferentes colores) paraeliminarlos de la pantalla al ritmo de la música.

La crítica lo destrozó en su momento, debido a lo limitadode sus mecánicas (ni mucho menos tan adictivo como los habituales juegos depuzzle de la época), lo cual sumado a su apartado técnico limitado, lo terminóde sepultar, pese a las mejoras que aportó su revisión de 2002. Actualmente esmuy fácil encontrarlo a bajo precio en segunda mano, estando desde unosridículos 3€ a unos 25€ por la copia precintada. Si alguien quiere ver cómofueron los humildes orígenes de la que sería la consola más vendida de lahistoria, aquí tiene un buen ejemplo.

Extermination

Volvemos a los juegos de lanzamiento de la consola, en esta ocasión de la manode Deep Space  (formado por algunos delos creadores de, entre otros, Deadly Premonition), en una experiencia survivalhorror en una base militar, llamada Fort Steward, en medio de una historiaintrigante con la experimentación humana de fondo, debiendo nosotrosdesentrañar el misterio que nos ha llevado a reconocer la base.

En su momento, bebió mucho de Resident Evil, que era la granreferencia del género por aquel entonces, emulando la falta de munición (enmuchas armas ni se regeneraba), y aportando algunos aspectos originales, comofue la barra de infección del protagonista (si esta se llenaba se entraba en unestado similar al envenenamiento) o la personalización de las armas. Suscríticas fueron notablemente mejores que las de FantaVision, pero aun así, nofue considerado más allá del notable. Se encuentra a precios similares a losdel juego anterior, y es sencillo igualmente encontrarlo en las cestas desegunda mano de GAME.

Kinetica

¿Alguna vez te has preguntado si el excelso motor gráfico de God of War sehabía empleado en otros juegos? ¿Quizá cuáles eran los orígenes de la compañíaque los diseñó? Pues Kinetica, una creación de Sony Santa Mónica anterior a lasaventuras del espartano, es la respuesta que estás buscando. Su marco esbastante similar al que podemos encontrar en la saga F-Zero de Nintendo o lamisma Wipeout de Sony, un juego de carreras futurista donde el objetivo esquedar por delante de nuestros rivales de cualquier forma posible, ya sea porvelocidad pura o por el uso de distintos power-ups.

Destaca especialmente por su apartado técnico, bastanteimaginativo y cuidado (los protagonistas, en lugar de conducir vehículos perse, se encuentran embutidos en trajes hipersónicos con ruedas, los cuales sonespecialmente aprovechados en la jugabilidad para mostrar múltiples piruetas ytrucos en movimiento, muy cercano a los juegos de skate o, más concretamente, aSonic Riders).

No he conseguido encontrarlo en Ebay, pero en Amazon seencuentra a un precio máximo de 17 dólares nuevo, y a cantidades irrisoriasusado. Sin duda, puede ser una buena oportunidad para explorar los orígenes deun estudio que hoy en día es fundamental en el organigrama de Sony, tanto porsus juegos, como por su apoyo a otras desarrolladoras. Generalmente fue bienvalorado, con un Metascore de 77, y sus mayores puntos flacos estaban en eldiseño de circuitos o la dificultad, a veces muy elevada, y que no aportabanada nuevo al género.

Okage Shadow King

Noera poco habitual que muchos juegos no dieran el salto a Europa por un motivo uotro, siendo especialmente flagrante en casos como Tales of the Abyss o Talesof Legendia, pero no fueron los únicos afectados por la falta de distribuciónen nuestro continente. Okage (llamado en Japón Boku to Mao), fue uno de esoscasos, con la particularidad de que es un juego publicado por la propia Sony, ycreado por la desconocida Zener Works.

Curiosamente, es un JRPG tal y como se entiende el género,protagonizado por un niño llamado Ari que, tras el secuestro de su hermana conla llegada de un circo a su pueblo natal, se alía con un malvado demoniollamado Stan, que quiere recuperar su posición como el rey malvado que le hanarrebatado una serie de impostores, involucrados en el secuestro de la hermanadel chico. Para ello, deberán viajar juntos a por varias ciudades, explorandomazmorras, y cumpliendo objetivos secundarios, para conseguir sus objetivospersonales.

Lo cierto es que el juego llama la atención para mal por supaupérrimo apartado técnico para lo que puede ofrecer la consola (en su defensa, podemos decir que es un juego de primera hornada y de un estudio sin demasiados recursos), pero por otra parte ofrece una trama humorística(donde nuestro “gran rey demonio” no asusta a nadie, siendo confundido con una original sombra de Ari, y los diálogos irreverentes se suceden uno tras otro), original y bastanteconsistente, aunque jugablemente no ofrezca nada que no se hubiese inventadoantes, y a la larga se hacía repetitivo, no poniendo sobre la mesa nuevos elementos a esta fórmula.

Fue recibido con críticas bastante notables, y tuvo lafortuna de aparecer en un momento donde aún no había JRPGs de renombre en elsistema (apenas había salido Dark Cloud y FFX aún tenía un trecho para sulanzamiento), vendiendo unas 350.000 unidades en todo el mundo, gran parte de las mismas en América, teniendo unas respetables 80k en Japón. Su mayor problema es que no salió en Europa oficialmente, pero, si quieresdisfrutarlo, en América se encuentra por 10 dólares de segunda mano.

Ghost Hunter

Estejuego es uno de los grandes clásicos en las cestas de segunda mano de GAME, yquizá sorprenda saber que fue un juego publicado por la misma Sony, como losdemás de esta lista. El juego puede ser considerado como el “Cazafantasmas” dePS2 (hasta la llegada del juego de la película de 2008), mezclando el géneroTPS con el terror, la comedia y el drama. Es uno de esos juegos que tanto seven en la presente generación, siendo una muestra de que no es un mal queocurriese solo en nuestros tiempos.

Me refiero a ese tipo de juegos que cuentan con unapresentación técnica sublime (para la época, Ghost Hunter era bastante bueno, ymuchas reviews destacaron precisamente esto) y una trama bastante variada y conenganche (tenía la virtud de pasar del humor al terror en apenas unos compases),pero adolecen en lo jugable, siendo en este caso repetitivo y aburrido con elpaso de las horas, pese a que contaba con buenas propuestas. Eso fue lo que máslo castigó en las notas, donde pese a todo se salvó con una puntuacióngeneralmente notable (destacando un 8.4 en IGN).

Drakan The AncientGates

Secuela del exclusivo de PC Drakan Order of The Flame, este juego deSurreal Software (actualmente parte del estudio Monolith, autores del futuroShadow of Mordor para PS4) ofrece una experiencia Action-RPG en el puro sentidode la palabra. El juego puede ser comparable a Panzer Dragoon de Sega o elCrimson Dragon de Xbox One, al ofrecer peleas a lomos de un dragón en plenovuelo, pero el núcleo del juego es el cumplimiento de misiones y mejora denuestro personaje en tierra firme.

Una de las mayores virtudes del juego es sin duda alguna laamplitud de sus escenarios, que para la época eran bastante variados (aunque ala larga repetitivos) y permitían mucha exploración al jugador. Es cierto queno contaba con un gran apartado técnico para la época, pero lo compensaba consolidez técnica (no había caídas de frames y era bastante homogéneo, nocontando con muchos aspectos inferiores a otros) y una duración respetable paraun action-RPG (los objetivos secundarios y principales llevaban sus ocho zonasy 15 capítulos a las más de 30 horas de juego, donde las mejores eran a lomosdel dragón).

Fue bastante bien considerado por la crítica, alcanzando el78 en Metacritic, teniendo ligeros problemas de gestión de inventario, pocavariedad de combos, y un apartado técnico no especialmente boyante, como ya seha mencionado. Sin embargo, de todo lo que he mencionado en el presenteartículo, es posiblemente uno de los juegos más interesantes que se puedenseguir si se está buscando construir una colección de PS2 sólida. Además, no esespecialmente caro, no superando los 30€ en Ebay en ningún momento.

Rise of The Kasai

Sibien The Mark of Kri fue un juego bastante bien valorado y más conocido dentrode su naturaleza específica, su secuela Rise of The Kasai sin duda es bastantemás desconocida para el público en general, teniendo la especial y curiosaparticularidad de ser únicamente lanzado en Norteamérica (saltándose Japón, unasituación bastante poco habitual). Podemos comparar ligeramente lo que elproducto ofrece a la mecánica de los actuales musou, lo cual es combatir muchosoponentes en pantalla en una jugabilidad repetitiva, pero adictiva.

No obstante, el juego ofrece una vuelta de tuerca donde loscuatro botones típicos de PS2 son para atacar, debiendo poner en la mira a losenemigos con el stick derecho, lo cual, pese a todo, no se aleja delmachaca-botones típico del género. Cuenta también con ciertos momentos desigilo, pero, como se menciona en varios análisis, no es un juego especialmentedifícil, pese a que técnicamente sea notable. Al solo ser lanzado en América,pasó bastante desapercibido, pero si quieres darle una oportunidad, puedesadquirirlo por bastante poco en Amazon (no suele superar los 7 dólares).

Neopets The DarkestFaerie

Cuando estuve consultando distintas fuentes para elaborar estalista, sin duda sabía que el nombre Neopets me sonaba. Y tanto que me sonaba.Cuando entré por primera vez en el mundillo de internet hace ya más de diezaños, esta página web estaba bastante de moda, debiendo cuidar de animalitoscon los que se podía jugar y convivir. Aprovechando el tirón de la licencia,Sony, en colaboración con Idol Minds (creadores de Pain en PS3 y del malogradoy cancelado Warrior´s Lair), creo un resultón juego de acción, plataformas yaventura, ambientado en el mágico mundo de Neopia.

IGN dio una buena definición del juego, ya que este era unjuego bastante poco ambicioso en todos los aspectos, aunque su gameplay era losuficientemente sólido como para entretener un rato, siendo bastante fiel a lamarca, con muchos guiños que serían familiares a los que se pasaran las horasmuertas conviviendo con sus animalitos en la red.

Hay que tener en cuenta que es un juego dirigido mayoritariamentea un público infantil, por lo que todo lo que se presenta en pantalla essencillo, fácil de digerir, y muy colorido. Abusa demasiado de re-explorar losamplios escenarios, y no tiene una gran profundidad, pero, si tienes ganas dedisfrutarlo, puedes adquirirlo solo en Norteamérica por unos precios similaresal Rise of The Kasai.

Frequency & Amplitude

Rock Band está considerada una de las sagas con más solera del panorama musical de la séptima generación, plantando cara y superando a su competidor, Guitar Hero (sagas, por cierto, creadas por la misma compañía), hasta que el mercado de las guitarras de plástico dijo basta y ambos se vieron abocados a desaparecer del panorama (si bien Rock Band está previsto que vuelva en PS4 y Xbox One en algún momento). Pero Harmonix, la compañía que lo creó, también tiene un pasado, y antes de lanzarnos a la creación de nuestra propia banda de rock, se asoció con Sony en dos juegos consecutivos de lo que mejor se les da: el ritmo.

Primero llegó Frequency, un juego que bien puede ser un predecesor directo de la mecánica de Rock Band Unplugged, tomando también mecácnicas del grande del género, Dance Dance Revolution donde debemos controlar toda una serie de instrumentos en túneles psicodélicos, al ritmo de distintos subgéneros de música electrónica. Es también de los primeros juegos que ofreció compatibilidad con el modo online de PS2, y permitía a los jugadores (algo que se perdió en pos del DLC de pago en futuros juegos) crear sus propios temas y mezclas a partir de los que el juego ofrecía. Es realmente sencillo explicar como funciona un juego musical: sigue el ritmo, y, en dificultades altas, déjate los dedos en el mando para salir exitoso.

Amplitude, su secuela, no se separó demasiado de la fórmula, pero aportó un diseño de escenarios muy futurista y menos psicodélico, apostando por mayor diversidad de subgéneros, como el pop-rock y el punk, con cantantes de moda en la época como Pink o Logan7. ¿El objetivo? Seguir el ritmo de la música en los tres canales del juego anterior, completando secciones de instrumentos para poder "frecuenciar" la canción al completo. Mantiene todas las virtudes del anterior, pero refinó la fórmula, siendo realmente bien considerado por la crítica, algo que su precuela no disfrutó como debería. La conclusión: nos dejó una gran compañía, Harmonix, la gran responsable del boom del género musical de los últimos años. Ambos están disponibles por menos de 10€ en Ebay.

 

 


Y con esto, se termina esta primera entrega de esta serie de artículos. Posteriores entregas repasarán exclusivas no distribuidas por Sony. La intención inicial era que esto fuese un único artículo temático, pero, dada la gran diversidad de títulos semidesconocidos con los que cuenta el sistema, es mucho mejor para la lectura dividirlo en varias partes, que se irán distribuyendo a lo largo de los meses de este año. Espero que alguna de las recomendaciones os anime a descubrir parte de ese catálogo olvidado de un sistema que ha dado cantidad, variedad y calidad a raudales durante más de 12 años.

 

Gracias por tu tiempo, y por leer el artículo.

Un saludo.