El nuevo «talento» de Capcom

Buenas.

El tema que me trae hoy a crear esta entrada es los cambios que se han visto en Capcom desde 2008. Ese momneto en el que algo especial de esta compañía se perdió. Ese gusto por ofrecer el mejor juego posible empezó a desaparecer.

Si, escribo esto por que soy de los que se han "disgustado" un poco al haber visto el trailer del nuevo Resident Evil 6. claro que esta sensación la tengo desde hace ya un tiempo, pues conforme han pasado los años, veo a Capcom caer cada vez más bajo, apostando por DLC’s absurdos, revisión de revisión de revisión de sus juegos con pocos cambios y añadidos y la perdida de calidad y cambio de enfoque de sus sagas más emblemáticas. Es esto último el eje central de lo que os hablaré hoy, pues ya todos sabemos que Capcom últimamente la compañía apuesta por ofrecer algo más del gusto "popular" y de ahí que decida convertir a Resident Evil definitivamente en una saga de acción, que DmC esté siendo desarrollado por un equipo occidental que no sabe muy bien lo que significa la palabra "gameplay", además de seguir a un nivel exagerado el nuevo modelo de negocio occidental, que es tan explotado hoy en día, que son los contenidos descargable abusivos.

Por todo esto es el título del esta entrada. Tal parece que hoy en día, para algo en lo que Capcom verdaderamente sabe sobresalir es en cambiar sus sagas totalmente y disgustar a sus fans. Obviamente, todo esto con el objetivo de vender más y generar ganancias en grandes proporciones. Resident Evil 5 ha sido el más vendido de la saga por su enfoque en la acción y coop. Street Fighter es un monstruo para generar ganancias por tantos chorri-DLC’s como simples skins. Devil May Cry 4 es un ejemplo extraño, pues aunque es el más vendido de toda la saga, desde la compañía se decidió darle un completo reinicio a la saga, arruinando todo lo que la anterior ya había construido y que aun tenía mucho por ofrecer, desde mi punto de vista. Todo apunta a que Capcom tiene un nuevo enfoque en su negocio.

La nueva entrega de esta saga que ha generado más críticas que halagos. 

Ya que muchos de los grandes creativos dejaron la compañía, padres de muchas de sus sagas más populares, como Shinji Mikami, Hideki Kamiya o Keiji Inafume, Capcom ha perdido el rumbo. Y aunque aun quedan grandes mentes, como Hideaki Itsuno, tal parece que no son lo suficientemente influyentes como para hacer que Capcom haga las cosas un poco diferentes. Como lo hacía antes.

Siendo sincero, yo me consideré un amante de Capcom. Me encantaban sus juegos. Disfrutaba como enano con Resident Evil, aluciné, (y aun lo hago), con Devil May Cry y me maravillé con Okami. También soy uno de los que quedó gratamente sorprendido y satisfecho con un juego tan increíblemente y entretenido redondo como Dead Rising a comienzos de esta generación de consolas. Yo siempre tuve claro los puntos que se tenían muy en cuenta en los desarrollos de esta compañía. Una jugabilidad a prueba de balas, excelentes gráficos y un montón de extras y desbloqueables para que la vida útil de sus juegos fuera notablemente larga. Desde que estoy en este mundillo, en cada generación Capcom tenía ofrecía joyas, que marcaban un punto a seguir y dejaban marcada con fuego la ápoca en que salían. TSolo hay que ver en la pasada gen a Resident Evil 4, que prácticamente revolucionó el modo en que se podía jugar un juego de acción, estando el 90% de los shooters en tercera persona  toman mucho de él. O Devil May Cry, que sirvió de inspiración para las desarrolladoras que apostaron por juegos de acción "Beat em’ up" "Hack an’ Slash" después. Solo hay que ver las declaraciones del equipo de David Jaffe y Santa Mónica, cuando probaron el primer juego de la saga de Dante mientras planteaban lo que años después conoceríamos como GOD OF WAR. Es triste ver que ahora una compañía que tanto admirabas esté perdiendo el norte y se vaya por un camino que no es del agrado de sus fans.

Viéndolo desde un punto de vista más "comprensivo", podríamos decir que es normal que ahora tengamos a esta nueva Capcom. Tras el éxito del mercado de juego occidental y del sorpresivo devlive de la industria nipona, las grandes desarrolladoras del país del sol naciente han tenido que apostar por este mercado y apuntar a los gustos mayoritarios de este. Capcom no es la única con estos movimientos, pues también tenemos el ejemplo de Square Enix, que se ha hecho con una genial desarrolladora inglesa como Eidos, con el objetivo de poder acercarse más al público occidental, además de tomar como inspiración a exitosas sagas como Call of Duty para el concepto de su polémico juego de rol. Final Fantasy XIII. (Suena extraño, pero así fue).

Mercenarios, explosiones, CQC, marines musculosos, scripts, coverturas… Por un momento sentí estar viendo una combinación entre Call of Duty y Gears of War.

Solo me queda por decir que hay que esperar que tal les sale este movimiento a Capcom. Obviamente todo apunta a que muy probablemente sea el Resident Evil más vendido y del que Capcom logrará sacar más provecho con contenidos adicionales de pago. Ya lo veo tan claro que hasta me aburre ver ese panorama, ya tan repetido en tantos juegos actuales de la compañía.

Ahora bien, puede que esto no tenga mucho de Resident Evil, (por no decir que nada), pero igual y hasta les sale un interesante TPS. Pero eso si, que quede claro que al menos desde mi parte, hay un gran descontento con esta compañía y su creciente talento para destrozar sagas que tuvieron un gran impacto en determinados momentos de la industria y que ahora no son ni la sombra de lo que solían ser.

 

El como Ninja Theory se está ganando el odio de los fans de DMC

Hola. Hace bastante quería converitr en entrada de blog un post que hice hace un tiempo ya en MeriConsolas. Mi intención es dar mi punto de vista sobre la nueva obra de Ninja Theory y ofrecer varios puntos en los que muchos fans de la saga de Kamiya mostramos nuestro descontento ante este proyecto. Todo esto, inspirado por un post que vi hace ya bastante en los foros de Capcom donde muchos fans de la saga hemos expuesto nuestro gran descontento.
  
 
 
No se trata solo del cambio de look de Dante, como muchos al parecer lo están interpretando. Es el concepto… la base sobre la que está construido Devil May Cry se está cambiando por completo. Ignoran las críticas, los consejos… a los fans. Se está creando algo sin importar lo que se le está haciendo a la saga. 
Ninja Theory no nos ha tratado bien, empezando con el E3, cuando dijeron que cambiaban todo lo que los fans adoraban de la saga porque simplemente así lo querían.
¿El personaje? a la mierda. ¿La estética? A la mierda. ¿La música? A la mierda. Y tal parece que con la jugabilidad pasará igual.
Esta desarrolladora nos ha tratado, o nos ha reducido a simples personas "a los que no nos gusta el cambio" o que simplemente estamos cabreados por que el personaje ya no tiene cabello blanco. Es un error que esta gente explique el descontento de los fans de esta manera. 
Estos son unos de los puntos por los cuales la confianza en este nuevo proyecto es tan baja, por lo menos hablando por parte de los fans.  

Hay muy poca información… Recién acabamos de enterarnos de que Dante será hijo de un demonio y de un ángel, que por cierto, eso demuestra el modo en que se están cargando la historia del personaje original. Y hay algunas entrevistas… Las cuales lo único que logran es cabrear más a los fans.

El look y la nueva actitud de Dante. Los que hayamos jugado a anteriores DMC sabemos  que este personaje no es precisamente un antihéroe. En DMC3 actúa por su propio interés, pero este episodio es donde el personaje crece como "persona". Dante se preocupa por los que forman parte de su vida, y siempre demuestra su lado humano actuando por desinterés, ayudando a otros. Es divertido… se puede burlar de un gigante demonio y luego patearle el culo sin siquiera despeinarse. Su gabardina roja y su cabello blanco son su imagen. Su porte "cool" le da esa personalidad que a todos nos atrapa y nos hace admirarlo.

Este nuevo "Dante" claramente se muestra como un degenerado. Fuma, parece perturbado y es un escuálido. ¡¿Que le han hecho al personaje?!

Ya en otros sitios he  dado mi opinión sobre Ninja Theory y su filosofía para hacer juegos. Es admirable querer crear obras en las cuales su narrativa puedan superar a la literatura o al cine. Y van por buen camino para lograrlo, o eso creo. Pero DEVIL MAY CRY no trata de eso. El pilar que sostiene al juego es su maravillosa jugabilidad, su personaje y su ambientación, y TODO esto se está yendo por el retrete. 

Ninja Theory tiene un historial de juegos con jugabilidad pobre y esto sucede por sus ideas de que la historia va por encima de la jugabilidad. Han mostrado claramente la incapacidad de aprender de sus defectos y de escuchar críticas.
 

El motor gráfico… ¿Unreal Engine 3? ¿De veras? No niego que el motor ha mostrado grandes resultados en muchísimos juegos a lo largo de la generación. ¿Pero en un Hack an`Slash? Ya se sabe que el juego irá a 30 fps y esto es un clarísimo "downgrade" con respecto a todos los Hacks de la gen, e incluso de los DMC de PS2. Con este pequeño dato ya tenemos claro que este DmC no tendrá ninguna posibilidad de compararse con los grandes del género en esta gen…

¿Por qué no utilizan el MT framework? El espectacular motor de Capcom ha demostrado estar entre los grandes, y su debut en un Hack con Devil May Cry 4 no pudo haber sido mejor. Era capaz de mostrarte una pantalla de enemigos, grandes efectos y todo a una gran velocidad, sin ningún tipo de relentización. Y, si hoy se pone DMC4 en una consola sin haberlo jugado antes, muy seguramente  el juego aun tiene la capacidad de sorprender por como se ve. A mi por lo menos, me encanta.
 

Ahora, nadie está seguro de las declaraciones de Capcom de hace unos meses, en las que afirmaban que una pequeña parte del equipo que desarrolló DMC3 está "supervisando" el proyecto. 

Esto en realidad nos dice poco o nada… y más… da mucha desconfianza, pues después tuvieron declarar que DmC se "sentiría como un DMC", y no puedo pensar en una declaración más absurda y "tonta" para tranquilizar a los fans de la saga.

Y como no, de nuevo… el trato hacia nosotros, los seguidores de DMC. No solo nos ignoran, sino que parecen estar orgullosos de hacerlo. Cuando a uno de los desarrolladores del juego le preguntaron en una entrevista sobre la reacción de los fans ante este proyecto, el simplemente respondió: "I don’t care". 

Se excusa de "hace 12 años Dante era cool, pero ahora no y por eso no puede entrar a bares", (o algo así), es poco más que lamentable. Lo dicen simplemente por apoyar su nuevo diseño y estilo.
 
Hablando del gameplay, la velocidad de los combos tiene un claro y notable retraso entre cada ataque, lo que le permitiría a los enemigos atacarte en medio de un combo. Me huele a combos automáticos. En DMC4 pasaba esto, pero solo cuando fallabas con el Exeed de Nero, y la gracia de esto era aprender a dominarlo para que no te pasara. En lo demás, toda la jugabilidad de los DMC era perfecta y no tenía este problema.
Devil May Cry es… o era, claramente una saga que no necesitaba ningún tipo de "reebot". La saga era genial, es genial y aun tenía muchísimo que ofrecer. No me cansaré de decirlo… Bayonetta ahí está, demostrando que el concepto en el que se forjó DMC aun puede crecer muchísimo más, y para ser sincero, considero a la saga de Capcom con mucha más capacidad para hacerlo que a la de la brujita de SEGA, y demás de hacerlo de forma exitosa en crítica, ventas y sobretodo, entre sus fans.
Yo creo que DmC era una IP sin nombre que Ninja Theory quería desarrollar y Capcom saltó con Devil May Cry, ofreciéndole la saga a los ingleses… Es decir, DmC fue una oportunidad fallida para convertiste en nueva IP y fue entonces cuando Devil May Cry apareció en el horizonte.
Nada de lo que se platea en este juego se siente como un Devil May Cry. No se siente ese ambiente gótico, oscuro y "heavy" que desprendían los anteriores DMC. Los enemigos parecen más "mutantes" que demonios.
Por cierto, tuve la intención de poner vídeos de Youtube para complementar, pero ya no sé donde está el enlace "Embed"… Razz

Impresiones Shin Megami Tensei: Persona 4 «La magia entre un jugador y un videojuego»

 

Persona 4 supone un nuevo respiro para los fanáticos de Jrpg que han visto como el género ha venido en decadencia desde que las desarrolladoras japonesas empezaron a disminuir esfuerzos en uno de los géneros más famosos y con más trascendencia en la industria. El buen hacer de los desarrolladores de ATLUS ha logrado una experiencia única, donde descubre la magia que logran encerrar lo videojuegos. Se logra sentir una gran conexión con los diferentes personajes presentes en la aventura. Se logran formar lazos hasta el punto en que se puede llegar a encariñar mucho con un personaje o el mundo en que se mueve nuestro protagonista. 

Empezando como un joven normal, que, por motivos familiares debe vivir por un año con si tio y su prima en un pequeño pueblo alejado de la vida de la ciudad, descubrimos que esta entrega de Persona sigue poniendo al jugador en la piel de un estudiante adolescente, que por cuestiones del destino logra adquirir el poder de invocar seres llamados "Persona". El compañerismo, la amistad, los estudios, incluso el amor, son aspectos que nos acompañarán a nosotros y a nuestro héroe durante la aventura. 

 

 

Gráficamente, el juego no llega a ser sorprendente en el apartado técnico. Muchos juegos han logrado exprimir aun más el hardware de la PS2, pero esto no quiere decir que sean malos. Todo lo contrario, gráficamente el juego es perfecto para lograr sumergir al jugador en Inaba y sentir todo lo que el juego nos ofrece. 


El diseño de los personajes es correcto, con muchos diseños para las diferentes personas que nos iremos encontrando recorriendo el pueblo, la escuela, el hospital, etc… Los personajes principales son los que se llevan lo mejor, siendo los más "coloridos" y llamativos. cuando hablemos con ellos, se nos mostrará una imagen a la "anime" en plano medio, con diferentes expresiones faciales, reflejando así el modo en que se siente en ese momento. 

El aparatado artistico del juego es sublime. Se toma bastante de la estética POP para la ambientación en el 90% del juego. Aunque hay situaciones donde el oscurantismo hará acto de presencia, y es toda una delicia para todo conocedor de estas expresiones artísticas. El juego las maneja a la perfección. 

La historia, sublime. Al ir avanzando vemos un guión muy cuidado y siempre se irán descubriendo nuevos detalles de nuestro cambiante objetivo durante la trama. Persona 4 nos lleva de la mano y nos seduce para no que no queramos soltar el mando y así descubrir quien está detrás de todo el caos. Además, como es de costumbre en la saga, podemos formal unos "Social links" con los personajes del grupo, o bien con diversas personas del pueblo. cada personaje tiene una historia que revelar, y cuando logramos culminar todo el Social link, nuestro protagonista formará un lazo irrompible con el personaje, lo cual nos servirá para mucho más adelante en la trama. 

 

Este es otro aspecto que hace grande lo todo lo que es y forma parte de Persona 4. El hecho de que vayas conociendo a cada personaje y tu mismo veas como evoluciona conforme suceden los hechos de la trama principal, o bien que vayas formando un lazo con ese personaje, hace que tu mismo te identifiques y te encariñes con el (ella). Es parte de la magia que encierra este juego. 

En cuanto al modo de juego nos encontramos con un jrpg típico, pero muy original. Aquí no hay que viajar por todo el mundo, conociendo ciudades y salvando países enteros. Toda la trama se desarrolla en Inaba, y en "el mundo de la TV". Es en este mundo donde las batallas y los calabozos harán acto de presencia. En ciertas partes de la aventura, podremos ver a una víctima en el "Midnight Channel", y con eso sabemos que nuestro deber es rescatarla a como de lugar. Para esto se nos da un tiempo determinado, el cual debemos ir consultando constantemente. y no solo nos tendremos que valer con la fecha y día exactos, pues el juego tiene un sistema de clima, pues con este sabremos como andan las cosas dentro de la TV y así prepararnos con anticipación ante cualquier evento.  

 

Los calabozos que se van "desbloqueando" mientras avanzamos son diversos, algunos muy ingeniosos. Aunque cada piso de un solo calabozo se puede hacer algo repetitivo.

En batallas, podremos controlar a los demás miembros del grupo, además de nuestro protagonista (cosa que no se podía hacer en la anterior entrega). Cada personaje tiene su propio persona, y con esto, tienen ciertas habilidades únicas, con sus respectivas ventajas y desventajas. Será nuestro trabajo estudiar bien a nuestro enemigos para decidir bien como distribuir el grupo de batalla. Con nuestro protagonista será algo diferente, puesto que el tiene la habilidad de invocar a más de un persona. Con esto, nuestras posibilidades de control sobre el estado de nuestro héroe y las batallas se verán intensificados. Cada persona pertenece a un cierto Arcana, y hay de diferentes tipos. Lovers, Hermit, magician, etc, y con la posesión de estos persona se podrán notar ciertos beneficios mientras nuestros Social Links evolucionando. El desarrollo y crecimiento de los persona será igual que el de nuestro personajes. Mientras más los usemos en batalla, estos irán ganando experiencia y así aprendiendo nuevas habilidades. 

En cuanto a la banda sonora, nos encontramos con un trabajo digno de los más grande compositores. Shoji Meguro nos vuelve a deleitar con melodías de todo tipo, pasando por el pop, rock, y temas orquestales de alto nivel. Los calabozos son los que se llevan la mejor parte, algunos teniendo temas muy videojuego "old school" o increíblemente emotivos como "Heaven". Un labor sublime en este apartado, como era de esperarse de el señor Meguro. 

El juego tiene tres finales diferentes, el primero se desbloquea con 70 horas de juego, el segundo con 80 – 85 horas y el tercero con 90 – 95 horas. Además de que siempre quedas con ganas de más, y el tienes la posibilidad de volverlo a empezar, con algunos extras como Bosses especiales, y el poder maximizar los Social links que se dejaron pendientes en la primera partida. 

Habiendo terminado el juego en el "True Ending" y con más de 120 horas de juego acumuladas puedo decir que Persona 4 es uno de los más grandes Jrpg de la PlayStation 2 (Que ya es mucho decir), y uno de los más significativos en la historia del género. Una experiencia inigualable es lo que este dvd nos tiene preparado. Todo jugador que esté perdiendo la fe con los nuevos Jrpg que han ido llegando en estos últimos años deberían probar esta joya. no decepcionará a ninguno. Trabajo duro y gran cariño es lo que se puede deducir del objetivo de ATLUS para con sus juegos. Cuando se llega al final y vez como todo termina, te das cuenta de lo grande que fue tu aventura y de lo mucho que extrañarás a Yukiko, Chie, kanji, Yosuke, Naoto, Tedie, Rise y Nanako.

 

Impresiones Devil May Cry 4. «Un Devil May Cry a la altura»

 

Devil May Cry 4 probablemente no sea el mejor de la saga, pero sigue muy de cerca a sus antecesores, consiguiendo un gran nivel y conservando el espíritu de la saga. No hay una evolución tan significativa desde su tercera parte. Pero si hay grandes novedades jugables que serán una delicia para los fanáticos de esta gran saga y además, los jugadores que recién estén adquiriendo interés en esta saga, pues verán que DMC4 se ajustará perfectamente a su estilo de juego. 

En esta entrega se nos presenta algo que muchos llegamos a considerar como un fallo, y es la inclusión de un nuevo protagonista, (siendo que Dante siempre había sido el héroe de estos juegos), pero nada más lejos de la realidad. La verdad es que fue una gran elección y un gran respiro para la saga. 

Controlamos a Nero, un capaz caballero de la orden de la espada. Lo primero que se llega a notar es su gran parecido con Dante. Esto trae bastantes dudas y curiosidades que vienen de DMC anteriores, pero no creo que esté bien hablar de esto en estas impresiones, puesto que aquí pienso enfocarme concretamente en lo que es DMC4. Vemos como Nero tiene esa personalidad cool y despreocupada de la que tanto luce Dante, aunque hay algo diferente. Nero se preocupa, se enoja, pierde los cabales fácilmente. Esto le da una imagen más humana de lo que Dante pudo mostrar antes en sus juegos. 

 

Desde el primer vídeo nos sentimos muy confundidos, no sabemos donde estamos, quienes son los que nos rodean y todo esto se intensifica a ver como Dante llega a cargarselos a todos de una manera bastante sangrienta. En el caos, Nero se enfrenta a Dante y aquí es donde tenemos nuestro primer contacto con el modo de juego. Todo el que haya jugado a anteriores DMC se sentirá como pez en el agua con este control. Nero es muy ágil y fuerte y aunque su velocidad con la espada no se puede comparar con la de Dante, nuestro protagonista posee una gran ventaja y es su brazo demoniaco. El Devil Bringer será la herramienta más útil de todo el juego. Básicamente será la llave para nuestro avance durante los 20 niveles de los que consta el juego. Con ese brazo podremos atraer enemigos agarrándolos, y también podremos hacerles un gran daño con el. Con algunos monstruos y bosses el brazo tendrá diferentes movimientos, y es nuestra tarea saber combinar sus poderes con nuestros ataques de espada y así crear espectaculares combos. 

La Red Queen será nuestra mejor acompañante. Con esta espada desataremos nuestros más temibles combos, y con la ventaja de usar el Exeed, (Una especie de propulsión de calor que le dará más fuerza y velocidad a nuestros ataques), casi no habrán monstruos que se resistan a nuestros ataques. 

Luego viene la Blue Rose, nuestra pistola. Puede que no sea tan rápida como Ebony y Ivory, las pistolas de Dante, pero Nero si que sabe darle un buen uso y además de podremos mejorarla para que su poder de ataque sea aun mayor. 

A diferencia de Dante, (que en sus anteriores aventuras podía adquirir nuevas armas y así mejorarlas conforme avanzaba en la historia), Nero solo dispone de estas armas. Esto es un punto negativo, puesto que las mejores se limitarán a adquirir nuevas habilidades para nuestro personaje y sus respectivas armas, pero no se podrá ir más allá, quedando un poco limitado y falto de complejidad, que es lo que no pasa con nuestro amigo Dante. 

En nueve niveles Dante será un personaje a elegir, y aquí vemos como estos niveles le dan un repaso a todo lo que se vive con Nero, (excepto en puzzles). Si ya se jugó al DMC3 se podrá ver que Dante sigue siendo el mismo. Conserva sus habilidades y sus armas, y con esto todas las ventajas que este personaje es capaz de ofrecer. Dante, al no poseer un brazo demoniaco se las debe arreglar con lo sus fieles pistolas y su inseparable Rebellion. Desde el principio notaremos que tanto en velocidad como en fuerza, Dante supera a Nero. Y al poder ir adquiriendo nuevas armas y el poder hacer evolucionar estas con nuevas habilidades hacen de Dante un personaje más complejo en su control que Nero. En total Dante posee 3 armas, Evony y Ivory, Rebellion y Coyote-A, (una escopeta de mano). Y se podrán adquirir 3 armas aparte de las ya mencionadas, las culaes se conseguirán derrotando a 3 bosses diferentes. 

Las habilidades también se podrán mejorar y se poseen las que ya se tuvieron en DMC3. Trickster, Swordmaster, Gunslinger y Royal Guard. 

 

Como es habitual en la saga, el juego dispone de numerosos puzzles y grandes momentos de acción y lucha. La emoción de estar rodeado por diferentes enemigos, cada uno con sus habilidades es inigualable. Haciendo uso de los geniales y excelentes movimientos de nuestros personajes podremos sentir una gran adrenalina, y nos haremos cada vez más adictos a este sistema de juego. 


Gráficamente hablando nos encontramos con un gran apartado técnico. Hermosos paisajes, increíble diseño de personajes, grandes efectos visuales y todo a 60fps estables. Es una verdadera delicia visual. Claro que se le podrían criticar las sombras, que no pararán de temblar durante todo el juego y solo se ven mejor en algunas que otra cinemática. 

La música es igualmente genial. Cantos gregorianos, tonos góticos y rock industrial nos acompañarán durante toda la aventura. Mención especial a "Time has come", la canción de batalla, la cual oiremos cada vez que nos veamos frente a un enemigo. Es enérgica y nunca nos cansaremos de escucharla. Le da un ambiente a las batallas muy divertido. 

Las cinemáticas están realizadas con el motor del juego y nos deleitarán con grandes momentos de acción, con unos enfoques de cámara realmente espectaculares. Hollywood debería aprender de Capcom en este sentido. 

La historia, pese a no ser nada del otro mundo, es buena y además está muy bien contada. Además, en este tipo de juegos las historias no siempre son un factor muy importante, y son muy contados los casos donde se nos muestra un gran guión. Por normal general, en los Hack an´Slash la historia solo se utiliza como un pretexto para las luchas. En DMC no se han alejado mucho de esto, pero siempre cuentan con grandes aspectos narrativos que le dan un aire muy original y genial. 

Aquí nos encontramos con una historia de amor. Tras las confusiones y descubrimientos, la historia nos enfoca en los sentimientos de Nero y en su travesía por rescatar a Kyrie, su amante. Para los conocedores de la historia de Dante y su hermano Vergil, pues se encontrarán con grande revelaciones, pero tendrán su papel en la historia y en como acaba todo. 

Los personajes secundarios no suelen tener un gran papel… Salvo algunos con los que te tendrás que enfrentar, no nos encontramos con un gran elenco. Las compañeras de Dante, Lady y Trish también harán acto de aparición, siendo la segunda la poseedora de un papel más importante, siendo Lady la que se limita a aparecer solo en dos partes de la historia. 

Los bosses… Son pocos pero increíblemente espectaculares. La saga ya nos tenía acostumbrados a batallas con demonios a gran escala, y en este juego se supero todo a lo antes visto. Berial, el primer boss nos dejará verdaderamente sorprendidos, tanto por su aspecto como por su espectacularidad. 

 

Los demás enemiegos pecan de ser repetitivos, pero aparecen en gran variedad y suelen tener un gran número de movimientos para hacernos la vida imposible. 

El juego es muy rejugable. Su adictivo sistema de juego hace que queramos superar nuestro nivel y diferentes modos de dificultad, y los logros dan una mayor vida útil al juego. Y las pruebas escondidas en los diferentes escenarios del modo historia son la prueba perfecta para la habilidad de todo gamer. 

Es más corto que anteriores DMC, eso es verdad, pero no se hace repetitivo y la adrenalina y la diversión no decaen en ningún solo momento. Está excelentemente balanceado en la mayoría de sus aspectos, (en algunas pruebas escondidas la cámara suele ser un gran problema.) 

Siendo un juego que invita a jugadores no experimentados en el género y suponiendo un gran reto para los ya experimentados, DMC4 es una gran pieza para todo fan de los Hack an´Slash. Su historia engancha pese a no ser la gran cosa, sus personajes son excelentes siendo Nero y Dante los que le dan sabor a esta pieza. 

Una joya de acción y emoción como solo Capcom sabe hacerlo. 

 

 

Impresiones Ninja Gaiden II

 

 

Ninja Gaiden II es un juego del que todo amante de la acción pura y desenfrenada debe adquirir. Increiblemente difícil, frustrante, pero asombrosamente divertido. Esta segunda parte supone un avance del ya excelente Ninja Gaiden Black (O Sigma), utilizando la misma formula de espectacularidad y velocidades endemoniadas de sus antecesores, logra una inmersión única y emocionante. No quieres soltar el control hasta terminar cada capítulo o hasta dominar al máximo cada arma que logra empuñar nuestro famoso Ninja del Dragon. 

El juego, siendo del 2008 aun sigue sorprendiendo técnicamente. Una gran cantidad de enemigos en pantalla, espectaculares efectos visuales, velocidades endiabladas, explosiones, choques de espadas, todo a 60 fps. Todo un espectáculo. Claro que en ocasiones, el juego llega a relentizarse. Sobre todo cuando hay demasiado movimiento en pantalla, o muchos enemigos. En el capitulo 12 (creo), hay una zona donde estás subiendo unas escaleras y te atacan a la vez más de 20 Ninjas. Pudo haber sido una parte increíblemente entretenida, pero con todo ese caos, el motor gráfico no puede dar más de sí y termina siendo una experiencia poco placentera, pues en la mayor parte de la pelea, te sientes como en el modo bala de Matrix. 

Otro aspecto, que para mi, es algo negativo, es el exagerado nivel de sangre que maneja el juego. Son litros y litros los que se ven en pantalla al amputar brazos, piernas, degollar, penetrar, golpear, acuchillar, masacrar, etc, etc, etc, a los enemigos. Puede que la sagre le de esta estética y estilo a lo Tarantino, pero eso no lo hace más divertido, al menos en mi opinión. 

La cámara, es caótica… En espacios pequeños, grandes, altos, no importa donde, siempre habrá un enemigo detrás y que no puedes ver, que te podrá joder la mitad de la vida sin que te des cuenta. Aunque esto ya es un aspecto muy común en los NG, y hace que la experiencia sea más jodida, pero satisfactoria cuando cumples tu objetivo. 

La historia, nada impresionante. No se narra de forma original, aunque sirve para mantenerte enganchado. Siempre quieres saber que ocurrirá después, aunque muchas veces haya altibajos en la trama. Eso si, esta historia no llega al nivel de el primer NG, que aunque no era del todo excelente, tenía toques algo "épicos" y mas impresionantes que los que esta segunda parte dispone. 

Me hubiera gustado algo más de protagonismo de segundos personajes, sobre todo de Sonia. Ya en el primer NG, Rachel nos sorprendió con su papel en la historia, y a mi modo de ver, tanto Sonia como Joe Hayabusa estuvieron algo desaprovechados. Claro que este NGII profundiza mucho más en el pasado del Clan Hayabusa y sus conflictos con el clan de la araña negra. Pero de nuevo. Se pudo haber aprovechado esto un poco más para haberle podido dar algo de "sabor" a la trama principal… O a la motivación de Ryu y Genshin. 

Todo el juego es una experiencia inigualable. Cada esquina, cada enfrentamiento, son momentos para recordar. No importa que solo luches contra tres ninjas. La espectacularidad y la acción te acompañarán en el 99.9% de tu aventura. 

Los diferentes sitios que visitamos están realizados con mucho mimo. Tokio, La aldea, New York, Latinoamérica, rusia, Venecia… Todos son espacios que se te quedarán grabados por su belleza e interactividad. 

En el apartado sonoro no nos encontramos con algo especial. La música es buena, y hay momentos en que sigue la acción de una manera bastante satisfactoria. Las voces, tanto en inglés como en Japonés están muy bien cuidadas, y en batalla, los gritos de furia o de dolor de ryu nos llenarán de emoción, o bien nos helarán la sangre. Se puede percibir el sentimineto de cada personaje en pantalla con cada ataque. Mención especial a los ninjas kamikazes, que cuando te atrapan y utlizan su Kunai explosivo para volar en pedazos a Ryu se puede escuchar un grito que no se te borarrá de tu cabeza por un largo tiempo. 

Son bastantes los enemigos que nos iremos encontrando a lo largo de la aventura. Cada fase tiene a un ninja, robot o monstruo específico. Cada uno con sus mortales ataques, los cuales utilizan con una IA verdaderamente excelente. El diseño de los Boses es genial, muy originales e imponentes. Mención especial a Elizébet. Un fémina muy "intersante" 

Hablando de Ryu, nos encontramos con un personaje callado. Su idioma es la violencia y su frase preferida es "degollo y no pregunto porqué". Con una gran multitud de combos en cada una de las 8 armas de mano. Y junto con el gran número de armas proyectiles, nos encontramos con un personaje que dispones de 1001 formas diferentes para masacrar enemigos. Las técnicas de obliteración, además de espectaculares, un gran acierto para la jugabilidad. Una lástima que se hagan algo repetitivas. 

Con 15 horas de juego y en pleno final de la historia, puedo decir que Ninja Gaiden II, es un videojuego y una experiencia que ningún gamer que quiera probar su habilidad debe perderse. Puzzles (pocos y facilongos), plataformas y acción desenfrenada como su plato fuerte es lo que Ninja Gaiden II nos ofrecerá durante cada minuto de juego. A falta de probar más a fondo su versión hermana, más completa y mejorada, Sigma 2, me quedo con que este NG es uno de los mejores juegos de acción de la generación. Muy recomendable.