Impresiones Devil May Cry 4. «Un Devil May Cry a la altura»

 

Devil May Cry 4 probablemente no sea el mejor de la saga, pero sigue muy de cerca a sus antecesores, consiguiendo un gran nivel y conservando el espíritu de la saga. No hay una evolución tan significativa desde su tercera parte. Pero si hay grandes novedades jugables que serán una delicia para los fanáticos de esta gran saga y además, los jugadores que recién estén adquiriendo interés en esta saga, pues verán que DMC4 se ajustará perfectamente a su estilo de juego. 

En esta entrega se nos presenta algo que muchos llegamos a considerar como un fallo, y es la inclusión de un nuevo protagonista, (siendo que Dante siempre había sido el héroe de estos juegos), pero nada más lejos de la realidad. La verdad es que fue una gran elección y un gran respiro para la saga. 

Controlamos a Nero, un capaz caballero de la orden de la espada. Lo primero que se llega a notar es su gran parecido con Dante. Esto trae bastantes dudas y curiosidades que vienen de DMC anteriores, pero no creo que esté bien hablar de esto en estas impresiones, puesto que aquí pienso enfocarme concretamente en lo que es DMC4. Vemos como Nero tiene esa personalidad cool y despreocupada de la que tanto luce Dante, aunque hay algo diferente. Nero se preocupa, se enoja, pierde los cabales fácilmente. Esto le da una imagen más humana de lo que Dante pudo mostrar antes en sus juegos. 

 

Desde el primer vídeo nos sentimos muy confundidos, no sabemos donde estamos, quienes son los que nos rodean y todo esto se intensifica a ver como Dante llega a cargarselos a todos de una manera bastante sangrienta. En el caos, Nero se enfrenta a Dante y aquí es donde tenemos nuestro primer contacto con el modo de juego. Todo el que haya jugado a anteriores DMC se sentirá como pez en el agua con este control. Nero es muy ágil y fuerte y aunque su velocidad con la espada no se puede comparar con la de Dante, nuestro protagonista posee una gran ventaja y es su brazo demoniaco. El Devil Bringer será la herramienta más útil de todo el juego. Básicamente será la llave para nuestro avance durante los 20 niveles de los que consta el juego. Con ese brazo podremos atraer enemigos agarrándolos, y también podremos hacerles un gran daño con el. Con algunos monstruos y bosses el brazo tendrá diferentes movimientos, y es nuestra tarea saber combinar sus poderes con nuestros ataques de espada y así crear espectaculares combos. 

La Red Queen será nuestra mejor acompañante. Con esta espada desataremos nuestros más temibles combos, y con la ventaja de usar el Exeed, (Una especie de propulsión de calor que le dará más fuerza y velocidad a nuestros ataques), casi no habrán monstruos que se resistan a nuestros ataques. 

Luego viene la Blue Rose, nuestra pistola. Puede que no sea tan rápida como Ebony y Ivory, las pistolas de Dante, pero Nero si que sabe darle un buen uso y además de podremos mejorarla para que su poder de ataque sea aun mayor. 

A diferencia de Dante, (que en sus anteriores aventuras podía adquirir nuevas armas y así mejorarlas conforme avanzaba en la historia), Nero solo dispone de estas armas. Esto es un punto negativo, puesto que las mejores se limitarán a adquirir nuevas habilidades para nuestro personaje y sus respectivas armas, pero no se podrá ir más allá, quedando un poco limitado y falto de complejidad, que es lo que no pasa con nuestro amigo Dante. 

En nueve niveles Dante será un personaje a elegir, y aquí vemos como estos niveles le dan un repaso a todo lo que se vive con Nero, (excepto en puzzles). Si ya se jugó al DMC3 se podrá ver que Dante sigue siendo el mismo. Conserva sus habilidades y sus armas, y con esto todas las ventajas que este personaje es capaz de ofrecer. Dante, al no poseer un brazo demoniaco se las debe arreglar con lo sus fieles pistolas y su inseparable Rebellion. Desde el principio notaremos que tanto en velocidad como en fuerza, Dante supera a Nero. Y al poder ir adquiriendo nuevas armas y el poder hacer evolucionar estas con nuevas habilidades hacen de Dante un personaje más complejo en su control que Nero. En total Dante posee 3 armas, Evony y Ivory, Rebellion y Coyote-A, (una escopeta de mano). Y se podrán adquirir 3 armas aparte de las ya mencionadas, las culaes se conseguirán derrotando a 3 bosses diferentes. 

Las habilidades también se podrán mejorar y se poseen las que ya se tuvieron en DMC3. Trickster, Swordmaster, Gunslinger y Royal Guard. 

 

Como es habitual en la saga, el juego dispone de numerosos puzzles y grandes momentos de acción y lucha. La emoción de estar rodeado por diferentes enemigos, cada uno con sus habilidades es inigualable. Haciendo uso de los geniales y excelentes movimientos de nuestros personajes podremos sentir una gran adrenalina, y nos haremos cada vez más adictos a este sistema de juego. 


Gráficamente hablando nos encontramos con un gran apartado técnico. Hermosos paisajes, increíble diseño de personajes, grandes efectos visuales y todo a 60fps estables. Es una verdadera delicia visual. Claro que se le podrían criticar las sombras, que no pararán de temblar durante todo el juego y solo se ven mejor en algunas que otra cinemática. 

La música es igualmente genial. Cantos gregorianos, tonos góticos y rock industrial nos acompañarán durante toda la aventura. Mención especial a "Time has come", la canción de batalla, la cual oiremos cada vez que nos veamos frente a un enemigo. Es enérgica y nunca nos cansaremos de escucharla. Le da un ambiente a las batallas muy divertido. 

Las cinemáticas están realizadas con el motor del juego y nos deleitarán con grandes momentos de acción, con unos enfoques de cámara realmente espectaculares. Hollywood debería aprender de Capcom en este sentido. 

La historia, pese a no ser nada del otro mundo, es buena y además está muy bien contada. Además, en este tipo de juegos las historias no siempre son un factor muy importante, y son muy contados los casos donde se nos muestra un gran guión. Por normal general, en los Hack an´Slash la historia solo se utiliza como un pretexto para las luchas. En DMC no se han alejado mucho de esto, pero siempre cuentan con grandes aspectos narrativos que le dan un aire muy original y genial. 

Aquí nos encontramos con una historia de amor. Tras las confusiones y descubrimientos, la historia nos enfoca en los sentimientos de Nero y en su travesía por rescatar a Kyrie, su amante. Para los conocedores de la historia de Dante y su hermano Vergil, pues se encontrarán con grande revelaciones, pero tendrán su papel en la historia y en como acaba todo. 

Los personajes secundarios no suelen tener un gran papel… Salvo algunos con los que te tendrás que enfrentar, no nos encontramos con un gran elenco. Las compañeras de Dante, Lady y Trish también harán acto de aparición, siendo la segunda la poseedora de un papel más importante, siendo Lady la que se limita a aparecer solo en dos partes de la historia. 

Los bosses… Son pocos pero increíblemente espectaculares. La saga ya nos tenía acostumbrados a batallas con demonios a gran escala, y en este juego se supero todo a lo antes visto. Berial, el primer boss nos dejará verdaderamente sorprendidos, tanto por su aspecto como por su espectacularidad. 

 

Los demás enemiegos pecan de ser repetitivos, pero aparecen en gran variedad y suelen tener un gran número de movimientos para hacernos la vida imposible. 

El juego es muy rejugable. Su adictivo sistema de juego hace que queramos superar nuestro nivel y diferentes modos de dificultad, y los logros dan una mayor vida útil al juego. Y las pruebas escondidas en los diferentes escenarios del modo historia son la prueba perfecta para la habilidad de todo gamer. 

Es más corto que anteriores DMC, eso es verdad, pero no se hace repetitivo y la adrenalina y la diversión no decaen en ningún solo momento. Está excelentemente balanceado en la mayoría de sus aspectos, (en algunas pruebas escondidas la cámara suele ser un gran problema.) 

Siendo un juego que invita a jugadores no experimentados en el género y suponiendo un gran reto para los ya experimentados, DMC4 es una gran pieza para todo fan de los Hack an´Slash. Su historia engancha pese a no ser la gran cosa, sus personajes son excelentes siendo Nero y Dante los que le dan sabor a esta pieza. 

Una joya de acción y emoción como solo Capcom sabe hacerlo. 

 

 

Impresiones Ninja Gaiden II

 

 

Ninja Gaiden II es un juego del que todo amante de la acción pura y desenfrenada debe adquirir. Increiblemente difícil, frustrante, pero asombrosamente divertido. Esta segunda parte supone un avance del ya excelente Ninja Gaiden Black (O Sigma), utilizando la misma formula de espectacularidad y velocidades endemoniadas de sus antecesores, logra una inmersión única y emocionante. No quieres soltar el control hasta terminar cada capítulo o hasta dominar al máximo cada arma que logra empuñar nuestro famoso Ninja del Dragon. 

El juego, siendo del 2008 aun sigue sorprendiendo técnicamente. Una gran cantidad de enemigos en pantalla, espectaculares efectos visuales, velocidades endiabladas, explosiones, choques de espadas, todo a 60 fps. Todo un espectáculo. Claro que en ocasiones, el juego llega a relentizarse. Sobre todo cuando hay demasiado movimiento en pantalla, o muchos enemigos. En el capitulo 12 (creo), hay una zona donde estás subiendo unas escaleras y te atacan a la vez más de 20 Ninjas. Pudo haber sido una parte increíblemente entretenida, pero con todo ese caos, el motor gráfico no puede dar más de sí y termina siendo una experiencia poco placentera, pues en la mayor parte de la pelea, te sientes como en el modo bala de Matrix. 

Otro aspecto, que para mi, es algo negativo, es el exagerado nivel de sangre que maneja el juego. Son litros y litros los que se ven en pantalla al amputar brazos, piernas, degollar, penetrar, golpear, acuchillar, masacrar, etc, etc, etc, a los enemigos. Puede que la sagre le de esta estética y estilo a lo Tarantino, pero eso no lo hace más divertido, al menos en mi opinión. 

La cámara, es caótica… En espacios pequeños, grandes, altos, no importa donde, siempre habrá un enemigo detrás y que no puedes ver, que te podrá joder la mitad de la vida sin que te des cuenta. Aunque esto ya es un aspecto muy común en los NG, y hace que la experiencia sea más jodida, pero satisfactoria cuando cumples tu objetivo. 

La historia, nada impresionante. No se narra de forma original, aunque sirve para mantenerte enganchado. Siempre quieres saber que ocurrirá después, aunque muchas veces haya altibajos en la trama. Eso si, esta historia no llega al nivel de el primer NG, que aunque no era del todo excelente, tenía toques algo "épicos" y mas impresionantes que los que esta segunda parte dispone. 

Me hubiera gustado algo más de protagonismo de segundos personajes, sobre todo de Sonia. Ya en el primer NG, Rachel nos sorprendió con su papel en la historia, y a mi modo de ver, tanto Sonia como Joe Hayabusa estuvieron algo desaprovechados. Claro que este NGII profundiza mucho más en el pasado del Clan Hayabusa y sus conflictos con el clan de la araña negra. Pero de nuevo. Se pudo haber aprovechado esto un poco más para haberle podido dar algo de "sabor" a la trama principal… O a la motivación de Ryu y Genshin. 

Todo el juego es una experiencia inigualable. Cada esquina, cada enfrentamiento, son momentos para recordar. No importa que solo luches contra tres ninjas. La espectacularidad y la acción te acompañarán en el 99.9% de tu aventura. 

Los diferentes sitios que visitamos están realizados con mucho mimo. Tokio, La aldea, New York, Latinoamérica, rusia, Venecia… Todos son espacios que se te quedarán grabados por su belleza e interactividad. 

En el apartado sonoro no nos encontramos con algo especial. La música es buena, y hay momentos en que sigue la acción de una manera bastante satisfactoria. Las voces, tanto en inglés como en Japonés están muy bien cuidadas, y en batalla, los gritos de furia o de dolor de ryu nos llenarán de emoción, o bien nos helarán la sangre. Se puede percibir el sentimineto de cada personaje en pantalla con cada ataque. Mención especial a los ninjas kamikazes, que cuando te atrapan y utlizan su Kunai explosivo para volar en pedazos a Ryu se puede escuchar un grito que no se te borarrá de tu cabeza por un largo tiempo. 

Son bastantes los enemigos que nos iremos encontrando a lo largo de la aventura. Cada fase tiene a un ninja, robot o monstruo específico. Cada uno con sus mortales ataques, los cuales utilizan con una IA verdaderamente excelente. El diseño de los Boses es genial, muy originales e imponentes. Mención especial a Elizébet. Un fémina muy "intersante" 

Hablando de Ryu, nos encontramos con un personaje callado. Su idioma es la violencia y su frase preferida es "degollo y no pregunto porqué". Con una gran multitud de combos en cada una de las 8 armas de mano. Y junto con el gran número de armas proyectiles, nos encontramos con un personaje que dispones de 1001 formas diferentes para masacrar enemigos. Las técnicas de obliteración, además de espectaculares, un gran acierto para la jugabilidad. Una lástima que se hagan algo repetitivas. 

Con 15 horas de juego y en pleno final de la historia, puedo decir que Ninja Gaiden II, es un videojuego y una experiencia que ningún gamer que quiera probar su habilidad debe perderse. Puzzles (pocos y facilongos), plataformas y acción desenfrenada como su plato fuerte es lo que Ninja Gaiden II nos ofrecerá durante cada minuto de juego. A falta de probar más a fondo su versión hermana, más completa y mejorada, Sigma 2, me quedo con que este NG es uno de los mejores juegos de acción de la generación. Muy recomendable.