Impresiones Shin Megami Tensei: Persona 4 «La magia entre un jugador y un videojuego»

 

Persona 4 supone un nuevo respiro para los fanáticos de Jrpg que han visto como el género ha venido en decadencia desde que las desarrolladoras japonesas empezaron a disminuir esfuerzos en uno de los géneros más famosos y con más trascendencia en la industria. El buen hacer de los desarrolladores de ATLUS ha logrado una experiencia única, donde descubre la magia que logran encerrar lo videojuegos. Se logra sentir una gran conexión con los diferentes personajes presentes en la aventura. Se logran formar lazos hasta el punto en que se puede llegar a encariñar mucho con un personaje o el mundo en que se mueve nuestro protagonista. 

Empezando como un joven normal, que, por motivos familiares debe vivir por un año con si tio y su prima en un pequeño pueblo alejado de la vida de la ciudad, descubrimos que esta entrega de Persona sigue poniendo al jugador en la piel de un estudiante adolescente, que por cuestiones del destino logra adquirir el poder de invocar seres llamados "Persona". El compañerismo, la amistad, los estudios, incluso el amor, son aspectos que nos acompañarán a nosotros y a nuestro héroe durante la aventura. 

 

 

Gráficamente, el juego no llega a ser sorprendente en el apartado técnico. Muchos juegos han logrado exprimir aun más el hardware de la PS2, pero esto no quiere decir que sean malos. Todo lo contrario, gráficamente el juego es perfecto para lograr sumergir al jugador en Inaba y sentir todo lo que el juego nos ofrece. 


El diseño de los personajes es correcto, con muchos diseños para las diferentes personas que nos iremos encontrando recorriendo el pueblo, la escuela, el hospital, etc… Los personajes principales son los que se llevan lo mejor, siendo los más "coloridos" y llamativos. cuando hablemos con ellos, se nos mostrará una imagen a la "anime" en plano medio, con diferentes expresiones faciales, reflejando así el modo en que se siente en ese momento. 

El aparatado artistico del juego es sublime. Se toma bastante de la estética POP para la ambientación en el 90% del juego. Aunque hay situaciones donde el oscurantismo hará acto de presencia, y es toda una delicia para todo conocedor de estas expresiones artísticas. El juego las maneja a la perfección. 

La historia, sublime. Al ir avanzando vemos un guión muy cuidado y siempre se irán descubriendo nuevos detalles de nuestro cambiante objetivo durante la trama. Persona 4 nos lleva de la mano y nos seduce para no que no queramos soltar el mando y así descubrir quien está detrás de todo el caos. Además, como es de costumbre en la saga, podemos formal unos "Social links" con los personajes del grupo, o bien con diversas personas del pueblo. cada personaje tiene una historia que revelar, y cuando logramos culminar todo el Social link, nuestro protagonista formará un lazo irrompible con el personaje, lo cual nos servirá para mucho más adelante en la trama. 

 

Este es otro aspecto que hace grande lo todo lo que es y forma parte de Persona 4. El hecho de que vayas conociendo a cada personaje y tu mismo veas como evoluciona conforme suceden los hechos de la trama principal, o bien que vayas formando un lazo con ese personaje, hace que tu mismo te identifiques y te encariñes con el (ella). Es parte de la magia que encierra este juego. 

En cuanto al modo de juego nos encontramos con un jrpg típico, pero muy original. Aquí no hay que viajar por todo el mundo, conociendo ciudades y salvando países enteros. Toda la trama se desarrolla en Inaba, y en "el mundo de la TV". Es en este mundo donde las batallas y los calabozos harán acto de presencia. En ciertas partes de la aventura, podremos ver a una víctima en el "Midnight Channel", y con eso sabemos que nuestro deber es rescatarla a como de lugar. Para esto se nos da un tiempo determinado, el cual debemos ir consultando constantemente. y no solo nos tendremos que valer con la fecha y día exactos, pues el juego tiene un sistema de clima, pues con este sabremos como andan las cosas dentro de la TV y así prepararnos con anticipación ante cualquier evento.  

 

Los calabozos que se van "desbloqueando" mientras avanzamos son diversos, algunos muy ingeniosos. Aunque cada piso de un solo calabozo se puede hacer algo repetitivo.

En batallas, podremos controlar a los demás miembros del grupo, además de nuestro protagonista (cosa que no se podía hacer en la anterior entrega). Cada personaje tiene su propio persona, y con esto, tienen ciertas habilidades únicas, con sus respectivas ventajas y desventajas. Será nuestro trabajo estudiar bien a nuestro enemigos para decidir bien como distribuir el grupo de batalla. Con nuestro protagonista será algo diferente, puesto que el tiene la habilidad de invocar a más de un persona. Con esto, nuestras posibilidades de control sobre el estado de nuestro héroe y las batallas se verán intensificados. Cada persona pertenece a un cierto Arcana, y hay de diferentes tipos. Lovers, Hermit, magician, etc, y con la posesión de estos persona se podrán notar ciertos beneficios mientras nuestros Social Links evolucionando. El desarrollo y crecimiento de los persona será igual que el de nuestro personajes. Mientras más los usemos en batalla, estos irán ganando experiencia y así aprendiendo nuevas habilidades. 

En cuanto a la banda sonora, nos encontramos con un trabajo digno de los más grande compositores. Shoji Meguro nos vuelve a deleitar con melodías de todo tipo, pasando por el pop, rock, y temas orquestales de alto nivel. Los calabozos son los que se llevan la mejor parte, algunos teniendo temas muy videojuego "old school" o increíblemente emotivos como "Heaven". Un labor sublime en este apartado, como era de esperarse de el señor Meguro. 

El juego tiene tres finales diferentes, el primero se desbloquea con 70 horas de juego, el segundo con 80 – 85 horas y el tercero con 90 – 95 horas. Además de que siempre quedas con ganas de más, y el tienes la posibilidad de volverlo a empezar, con algunos extras como Bosses especiales, y el poder maximizar los Social links que se dejaron pendientes en la primera partida. 

Habiendo terminado el juego en el "True Ending" y con más de 120 horas de juego acumuladas puedo decir que Persona 4 es uno de los más grandes Jrpg de la PlayStation 2 (Que ya es mucho decir), y uno de los más significativos en la historia del género. Una experiencia inigualable es lo que este dvd nos tiene preparado. Todo jugador que esté perdiendo la fe con los nuevos Jrpg que han ido llegando en estos últimos años deberían probar esta joya. no decepcionará a ninguno. Trabajo duro y gran cariño es lo que se puede deducir del objetivo de ATLUS para con sus juegos. Cuando se llega al final y vez como todo termina, te das cuenta de lo grande que fue tu aventura y de lo mucho que extrañarás a Yukiko, Chie, kanji, Yosuke, Naoto, Tedie, Rise y Nanako.