El nuevo «talento» de Capcom

Buenas.

El tema que me trae hoy a crear esta entrada es los cambios que se han visto en Capcom desde 2008. Ese momneto en el que algo especial de esta compañía se perdió. Ese gusto por ofrecer el mejor juego posible empezó a desaparecer.

Si, escribo esto por que soy de los que se han "disgustado" un poco al haber visto el trailer del nuevo Resident Evil 6. claro que esta sensación la tengo desde hace ya un tiempo, pues conforme han pasado los años, veo a Capcom caer cada vez más bajo, apostando por DLC’s absurdos, revisión de revisión de revisión de sus juegos con pocos cambios y añadidos y la perdida de calidad y cambio de enfoque de sus sagas más emblemáticas. Es esto último el eje central de lo que os hablaré hoy, pues ya todos sabemos que Capcom últimamente la compañía apuesta por ofrecer algo más del gusto "popular" y de ahí que decida convertir a Resident Evil definitivamente en una saga de acción, que DmC esté siendo desarrollado por un equipo occidental que no sabe muy bien lo que significa la palabra "gameplay", además de seguir a un nivel exagerado el nuevo modelo de negocio occidental, que es tan explotado hoy en día, que son los contenidos descargable abusivos.

Por todo esto es el título del esta entrada. Tal parece que hoy en día, para algo en lo que Capcom verdaderamente sabe sobresalir es en cambiar sus sagas totalmente y disgustar a sus fans. Obviamente, todo esto con el objetivo de vender más y generar ganancias en grandes proporciones. Resident Evil 5 ha sido el más vendido de la saga por su enfoque en la acción y coop. Street Fighter es un monstruo para generar ganancias por tantos chorri-DLC’s como simples skins. Devil May Cry 4 es un ejemplo extraño, pues aunque es el más vendido de toda la saga, desde la compañía se decidió darle un completo reinicio a la saga, arruinando todo lo que la anterior ya había construido y que aun tenía mucho por ofrecer, desde mi punto de vista. Todo apunta a que Capcom tiene un nuevo enfoque en su negocio.

La nueva entrega de esta saga que ha generado más críticas que halagos. 

Ya que muchos de los grandes creativos dejaron la compañía, padres de muchas de sus sagas más populares, como Shinji Mikami, Hideki Kamiya o Keiji Inafume, Capcom ha perdido el rumbo. Y aunque aun quedan grandes mentes, como Hideaki Itsuno, tal parece que no son lo suficientemente influyentes como para hacer que Capcom haga las cosas un poco diferentes. Como lo hacía antes.

Siendo sincero, yo me consideré un amante de Capcom. Me encantaban sus juegos. Disfrutaba como enano con Resident Evil, aluciné, (y aun lo hago), con Devil May Cry y me maravillé con Okami. También soy uno de los que quedó gratamente sorprendido y satisfecho con un juego tan increíblemente y entretenido redondo como Dead Rising a comienzos de esta generación de consolas. Yo siempre tuve claro los puntos que se tenían muy en cuenta en los desarrollos de esta compañía. Una jugabilidad a prueba de balas, excelentes gráficos y un montón de extras y desbloqueables para que la vida útil de sus juegos fuera notablemente larga. Desde que estoy en este mundillo, en cada generación Capcom tenía ofrecía joyas, que marcaban un punto a seguir y dejaban marcada con fuego la ápoca en que salían. TSolo hay que ver en la pasada gen a Resident Evil 4, que prácticamente revolucionó el modo en que se podía jugar un juego de acción, estando el 90% de los shooters en tercera persona  toman mucho de él. O Devil May Cry, que sirvió de inspiración para las desarrolladoras que apostaron por juegos de acción "Beat em’ up" "Hack an’ Slash" después. Solo hay que ver las declaraciones del equipo de David Jaffe y Santa Mónica, cuando probaron el primer juego de la saga de Dante mientras planteaban lo que años después conoceríamos como GOD OF WAR. Es triste ver que ahora una compañía que tanto admirabas esté perdiendo el norte y se vaya por un camino que no es del agrado de sus fans.

Viéndolo desde un punto de vista más "comprensivo", podríamos decir que es normal que ahora tengamos a esta nueva Capcom. Tras el éxito del mercado de juego occidental y del sorpresivo devlive de la industria nipona, las grandes desarrolladoras del país del sol naciente han tenido que apostar por este mercado y apuntar a los gustos mayoritarios de este. Capcom no es la única con estos movimientos, pues también tenemos el ejemplo de Square Enix, que se ha hecho con una genial desarrolladora inglesa como Eidos, con el objetivo de poder acercarse más al público occidental, además de tomar como inspiración a exitosas sagas como Call of Duty para el concepto de su polémico juego de rol. Final Fantasy XIII. (Suena extraño, pero así fue).

Mercenarios, explosiones, CQC, marines musculosos, scripts, coverturas… Por un momento sentí estar viendo una combinación entre Call of Duty y Gears of War.

Solo me queda por decir que hay que esperar que tal les sale este movimiento a Capcom. Obviamente todo apunta a que muy probablemente sea el Resident Evil más vendido y del que Capcom logrará sacar más provecho con contenidos adicionales de pago. Ya lo veo tan claro que hasta me aburre ver ese panorama, ya tan repetido en tantos juegos actuales de la compañía.

Ahora bien, puede que esto no tenga mucho de Resident Evil, (por no decir que nada), pero igual y hasta les sale un interesante TPS. Pero eso si, que quede claro que al menos desde mi parte, hay un gran descontento con esta compañía y su creciente talento para destrozar sagas que tuvieron un gran impacto en determinados momentos de la industria y que ahora no son ni la sombra de lo que solían ser.