Hoy colaboramos: Análisis Resident Evil V

Buenos días a todos, esta es mi primeracolaboración en otro blog por lo que para empezar quiero darle lasgracias a Arckanoid por permitirme escribir una entrada en su pequeñosantuario personal.

Resident Evil V
By: Woozie 

 


Portada del juego

 

En esta quinta entrega numérica de la sagaResident Evil (que no es el quinto juego en sucesión) manejamos a ChrisRedfield, personaje ya conocido de la saga por salir en varias de lasentregas anteriores. Tras sobrevivir a la catástrofe en la mansiónSpencer y unirse a la recientemente formada BSSA Chris es mandado aÁfrica para investigar la venta de armas biológicas por parte de unsujeto llamado Ricardo Irving. Desde la caída de Umbrella hace algo másde diez años todos sus experimentos fueron saliendo a la luz y vendidosen el mercado negro como armas biológicas, por eso se fundó la BSSApara interceptar y eliminar cualquier tipo de amenaza bioterrorista sinnecesidad de que los gobiernos interfirieran. 

El contacto de Chris Redfield en el pobladoafricano de Kijuju es Sheva Alomar, una joven de etnia africana queforma parte de la rama africana de la BSSA. Juntos deberán perseguir aRicardo Irving para terminar con la venta de estas armas biológicas,pero para su sorpresa Chris y Sheva descubrirán un nuevo tipo de virusy una trama mucho más peligrosa elaborada por un viejo amigo de Chris,si queréis saber más, hincadle el diente a Resident Evil V.

 


Que salpique, que salpique, jejejejejejeje

 

 

Gráficos 

A la hora de analizar los gráficos del juego yocreo que tendríamos que analizarlos desde dos puntos de vista, que sonlos siguientes: 

  • Personajes 

Aquí vamos a hablar de todos los personajestanto principales como cualquier tipo de enemigo, y es que todos ellosmuestran un trabajo increíble y da gusto ver desde un aldeano aleatorioa ver el increíble realismo de la Sheva tribal (jejejeje) y ver lorealistas que son las expresiones de los personajes y que algunosenemigos den bastante miedo la primera vez que juegas con ellos (cuandotienes armas infinitas nada da yuyo xD) donde yo diría que más se puedever el realismo de todos los personajes es más o menos al final de laprimera parte del primer capitulo, por que salen enemigos por todoslados y aunque en algún momento te pueden atacar dos enemigos idénticos(en África también hay gemelos por dios xD) se ve claramente lo bientrabajados que están. Pasa con una nota estupenda este apartado gráfico. 

  • Mapeado

Aquí el juego falla estrepitosamente ya que losmapas pueden decirse que están literalmente muertos y muy pocotrabajados (salvo las ruinas, que en las ruinas la primera vez flipasbastante) si vas sobrado de munición (o tienes armas infinitas) cuandoacabas con los enemigos te das cuenta de lo pobre que son los mapas, yes que al cabo del tiempo (y mas si lo juegas unas cuantas veces) tedarás cuenta de que el 50% del juego son pequeños pasillos…

 


Wesker es una nenaza comparado con lo que te hará sufrir este tío…

 

Sonido

El primer apartado sonoro en el que nos tenemosque fijar es que el juego solamente viene doblado en ingles (aunque lostextos en castellano) lo que le resta unos pocos puntitos (y digo unospocos por que doblado al castellano no se como quedaría xD). La bandasonora del juego está muy muy bien, llegando en algunas zonas apegarnos el subidón de adrenalina con los enemigos pisándonos lostalones (repito, sólo en la primera partida, después todo es de risaxD). Las voces en ingles de los personajes están bastante bien logradassobretodo la de personajes como Wesker o Josh (Alias tengo una patataen la boca y "i got the chopá xD"). La de los enemigos genéricos yaes otro cantar por que solamente tienen un par de frases (y no se sillamar frase a tres gruñidos raros) y quizás lo peor de todo el juegoson las frases Ingame de los dos protagonistas, que son básicamentecuatro y eso si te das cuenta de que puedes contestar de otra forma, yopor ejemplo hasta la segunda partida no sabia que podías decir mascosas aparte del Come On! XD.Pero aún así el juego merece bastante la pena y pasaremos momentos muyagradables escuchando todo el ambiente del juego (Menos Irving que alser primo de Ligrim es cutre hasta en la voz xD).

 


Iros a un hotel desvergonzados!!

Duración

Aquí podemos verlo desde varios puntos de vista,lo que es el modo campaña si lo jugamos solos y la primera vez nospuede llevar unas 6-7 horas terminarlo completamente, si vamosacompañados de un amigo que sepa jugar (como Shai o Rikku, que son unasmáquinas (ironía mode ON ON ON) pues se puede rebajar el tiempo en unahorita, y si ya vas con un lanzacohetes infinito pues es un malditopaseo. El segundo punto de vista es el del mini juego Mercenarios(desbloqueable al pasarnos por primera vez el juego) que podría decirseque es casi casi la piedra angular de la duración de este juego. Sitenemos amigos con quien jugar (o tranquilamente por Internet)pasaremos horas y horas matando todo tipo de enemigos para superarnuestras puntuaciones (y es verdaderamente enganchante). Y el tercerpunto de vista es los dos anteriores pero con gente que no conoces denada, podemos jugar el modo campaña con alguien del otro lado del mundotranquilamente. Si añadimos encontrar los 30 emblemas (imposible singuía xD) los 50 tesoros, la mayoría de extras desbloqueables conpuntos, y rejugar el juego con los amigos, tenemos juego para bastantetiempo (y tanto que pasado mes y medio todavía se juega diariamente).

 

Fijaros en los ojos, es lo que pasa cuando en vez de usar un spray, usamos hierbas… xD

Diversión

Pues si lo juegas solo el juego es entretenido,pero tampoco es nada del otro mundo, en cambio si lo juegas con amigoses como el cigala, la cosa cambia xD yo por ahora me pase el juego tresveces, la primera solo, la segunda con Rikkuinthemiddle y la terceracon Shaiyia, y la primera vez lo pase rápido y normalito, pero las dossiguientes con estas dos locas (en el buen sentido de la palabra xD) melo pase verdaderamente bien (y con Shai fue el juego del tirón en unanoche xD), el Mercenarios también lo he tocado bastante, conRikkuinthemiddle, Shaiyia, Ivanete y Dezz y con la que mas con Rikku, ysinceramente han sido momentos bastante divertidos y algunostremendamente rayantes (la maldita cárcel xD). El modo Versus no lo voya probar ya que paso de gastarme dinero en una tontería así de gordacaxD así que no puedo opinar sobre ese modo. Aun me quedan algunas cosasque hacer en el juego (creo que va a ser el primero al que le saque los1000 puntos en logros (dios soy Logan? Muyayo?Ahhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhh!!) y francamente me lo pase pipa jugando cadauna de las partidas con gente a la que puedo llamar amigos (aunque Dezzsea negro).

 

Las puertas tienen pomos…

 

 

Conclusión y Puntuación 

Pues sinceramente yo diría que este juego esobligatorio para cualquier fan de la saga (ya que se cierran muchasincógnitas) y es casi obligatorio para cualquier jugador ya que el juegomerece bastante la pena, disfrutareis muchísimo con él, y si podéisjugar Online mucho mas aún. Le doy un 9.5/10 para el tipo de juego quees, ya que el 10 no sería la perfección tampoco. 

 

Si amigos, Excella tiene cabeza (yo no lo sabia xD)

Y con ésto acaba mi primera colaboración, unavez mas dar las gracias a Arckanoid por dejarme publicarla y espero quecomentéis y votéis a más no poder. Nos vemos por el live! Come On!Roger!


Una genial colaboración de nuestro amigo y blogero Woozie, hablando de uno de los juegos que más dio que hablar en su lanzamiento, y que aún hoy es objeto de diversas opiniones de todo tipo.

Agradecerle por la gran entrada que se curro y que lo obligue a quizo compartir conmigo. 

Saludos!

Keane – Perfect Symmetry [Y otras cositas]

Hola ^^

A pesar de estar muy congestionado (espero sinceramente que no sea la gripe del cerdo), hoy he ido a cine, he ido de compras y he vuelto a casa a hacer trabajos para la universidad.

Primero me gustaría hacer un pequeño comentario sobre la película Milk:

¡Espectacular!

Fin del comentario.

Y hoy he comprado también uno de los discos que más me gustó del 2008: Keane – Perfect Simmetry:

Un disco increíble, con un poco de todo, desde música electrónica hasta balada pop, una mezcla perfecta. Cuando salió este disco no fue de mi adoración pues se alejaba mucho de los otros dos discos de la banda, yéndose por los lados de la electrónica y una música más alegre a la que estaba acostumbrado; sin embargo, y animado por la presentación del grupo en Colombia, le di una segunda oportunidad al disco y me encantó.

 

 

Un concierto asombroso, de una banda maravillosa. 

Supongo que no todos conocerán al grupo, ni tan siquiera el álbum así que compartiré con ustedes tres de las canciones que más me gustan de este álbum.

Spiralling

Una canción con un ritmo muy alegre, que invita a mover un poco las caderas, y a cantar a grito herido. Fue el primer sencillo de este álbum, y tiene una frase que me parece una verdad como un santo:

When we fall in love we’re just falling in love with ourselves (Cuando nos enamoramos, tan solo estamos enamorandonos de nosotros mismos)

 

 

You Don’t See Me

Una canción mucho más pop, con un ritmo bastante más tranquilo, y una letra hermosa, además de un acompañamiento de piano que nos recordara por momentos a los álbumes anteriores de la banda. 

 

 

Playing Alone

Si hubo una canción del concierto de Keane que logro conmoverme y sacarme un par de lagrimillas disimuladas fue ésta. Escuchar a Tom decir "está canción es mía y de ustedes", y con tan sólo una guitarra y esa hermosa voz hacer vibrar a 5000 personas fue espectacular. En un momento cambia la letra de la canción para decir:

Tell us a tale of the proud and the free, sing us a swing time… Colombian Melody

Ese perdurará por los siglos de los siglos. Amen. Los dejo con la versión en vivo en Bogotá, y luego con la versión del álbum:

 

 

 

 

Y eso era todo lo que tenía para contarles. Hoy he comenzado con mi relato para el concurso de relatos del mes de abril, y si no se han pasado por allí, pues corran que se les hace tarde.

Saludos!

 

Siente el odio: La p**a cara del buscaminas

Hola ^^

Hay un momento en la vida de todo usario de Microsoft Windows en que ya sea por error, por masoquismo, o por exceso de tiempo libre, se descubre un enlace fatal, que a pesar de su inocente nombre puede llevar a la explosión/implosión del ordenador, o en su defecto a la visita de la pantalla azul. El enlace es el siguiente:

C:Documents and SettingsAll UsersStart MenuProgramsGamesBuscaminas

Un juego que nos engaña desde su propio nombre, pues nuestra intención es evitar las minas, no buscarlas. Pero lo peor de todo no es la cantidad de tiempo que invertimos tratando de evitar las explosiones que nos dejaran sin vida, o intentar hacer cuentas con la cantidad de números que salen en pantalla. NO. Lo peor de todo es la maldita cara que mira nuestro sufrimiento, ese hijoputa que abre su boca con un dejo de sorpresa cada vez que acertamos una casilla, que muere junto a nosotros solo para volver con su sonrisita estupida, este hijoputa:

 

 

Sé que el electroduende me va a odiar por hablar de su tio perdido, pero no lo puedo resistir. Y es que esta cara es el masoquismo hecho emoticón. Es el chuck norris de las caritas felices, pues es imposible matarlo por más que hagas click sobre él. Sí creían que no existia nadie peor que el malo de SAW, es porque no han jugado al buscaminas. Y es que no podemos escapar de él; es un maldito script lleno de maldad que se activa al entrar inocentemente al buscaminas, y que puede llevar a la desesperación total por parte del usuario. Aquí pueden verlo en su estado máximo de éxtasis, pues sabe que no tienes escapatoria:

 

 

La primera vez que lo conoces te parece hasta simpatico: "Mira, que simpatico el Bill Gates que nos puso una carita feliz para acompañarnos mientras buscamos minas", pero detras de esa sonrisa tranquila se encuentra una mente siniestra que busca tu muerte a toda costa. El sólo te mira, y sonrie, como un idiota, esperando que des un paso en falso, para reirse en tu cara, hacerse el muerte, y volver a empezar, como un ciclo que nunca acaba.

Dicen que si logras superar el juego en su máximo nivel te aparecera esto:

 

 

Y tu cabeza implosionara en un acto sensato con el planeta tierra. Probablemente pienses que hay personajes más odiables, pero cuando tu computador no te permite instalar ni siquiera el Counter Strike, recurres a los juegos preinstalados de windows, juegos que son la fuente de la riqueza de Bill Gates, y que sólo tienen un final: la muerte.

 

 

 


Hechos curiosos sobre la entrada:

 

1. Es una de las entradas más cortas del blog.

2. Lo anterior debido a que la entrada se me borro dos veces

3. Jugué aproximadamente 20 partidas de buscaminas desde que inicié hasta que terminé la entrada; número de victorias: cero.

4. Tres barras de chocolate fueron consumidas en un lapso de tres horas, para sobrellevar el hablar de este personaje.

Saludos!

Feliz día del idioma ^^ [Cuatro Cuentos]

Hola ^^

 

 

Hoy es un día bastante especial, para mi como filólogo (o intento de), y para todos los que encontramos en el idioma una fuente inagotable de felicidad. Los que escribimos, los que leemos, los que hablamos, los que escuchamos, y todos aquellos que disfrutamos como niños cuando nos sumergimos en el mundo de las palabras, celebramos hoy el día del idioma.

Algunas veces es mejor mostrar las cosas, que hablar de ellas, y es por eso que hoy no voy a hablar del idioma, ni a disertar sobre su buen o su mal uso; Hoy quiero mostrarles cuatro cuentos, escritos por artistas de cuatro paises distintos, y en cuatro idiomas distintos, pero todos tienen algo en común: Me han encantado.

Y es así, como quiero celebrar el día del idioma, compartiendo con ustedes cuatro cuentos que me han marcado, y que espero que los marquen a ustedes, o que al menos los haga pasar un buen rato. Empecemos.


 

Óscar Wilde – El Maestro 

Y cuando las tinieblas cayeron sobre la tierra, José de Arimatea, después de haber encendido una antorcha de madera resinosa, descendió desde la colina al valle.

Porque tenía que hacer en su casa. Y arrodillándose sobre los pedernales del Valle de la Desolación, vio a un joven desnudo que lloraba.

Sus cabellos eran color de miel y su cuerpo como una flor blanca; pero las espinas habían desgarrado su cuerpo, y a guisa de corona, llevaba ceniza sobre sus cabellos.

Y José, que tenía grandes riquezas, dijo al joven desnudo que lloraba.

– Comprendo que sea grande tu dolor porque verdaderamente Él era justo.

Mas el joven le respondió:

– No lloro por él sino por mí mismo. Yo también he convertido el agua en vino y he curado al leproso y he devuelto la vista al ciego. Me he paseado sobre la superficie de las aguas y he arrojado a los demonios que habitan en los sepulcros. He dado de comer a los hambrientos en el desierto, allí donde no hay ningún alimento, y he hecho levantarse a los muertos de sus lechos angostos, y por mandato mío y delante de una gran multitud, una higuera seca ha florecido de nuevo. Todo cuanto él hizo, lo he hecho yo. 

– ¿Y por qué lloras, entonces?

– Porque a mí no me han crucificado. 


 
Ryunosuke Akutagawa – Cuerpo de Mujer

Una noche de verano un chino llamado Yang despertó de pronto a causa del insoportable calor. Tumbado boca abajo, la cabeza entre las manos, se había entregado a hilvanar fogosas fantasías cuando se percató de que había un pulga avanzando por el borde de la cama. En la penumbra de la habitación la vio arrastrar su diminuto lomo fulgurando como polvo de plata rumbo al hombro de su mujer que dormía a su lado. Desnuda, yacía profundamente dormida, y oyó que respiraba dulcemente, la cabeza y el cuerpo volteados hacia su lado.

Observando el avance indolente de la pulga, Yang reflexionó sobre la realidad de aquellas criaturas. "Una pulga necesita una hora para llegar a un sitio que está a dos o tres pasos nuestros, aparte de que todo su espacio se reduce a una cama. Muy tediosa sería mi vida de haber nacido pulga…"

Dominado por estos pensamientos, su conciencia se empezó a oscurecer lentamente y, sin darse cuenta, acabó hundiéndose en el profundo abismo de un extraño trance que no era ni sueño ni realidad. Imperceptiblemente, justo cuando se sintió despierto, vio, asombrado, que su alma había penetrado el cuerpo de la pulga que durante todo aquel tiempo avanzaba sin prisa por la cama, guiada por un acre olor a sudor. Aquello, en cambio, no era lo único que lo confundía, pese a ser una situación tan misteriosa que no conseguía salir de su asombro.

En el camino se alzaba una encumbrada montaña cuya forma más o menos redondeada aparecía suspendida de su cima como una estalactita, alzándose más allá de la vista y descendiendo hacia la cama donde se encontraba. La base medio redonda de la montaña, contigua a la cama, tenía el aspecto de una granada tan encendida que daba la impresión de contener fuego almacenado en su seno. Salvo esta base, el resto de la armoniosa montaña era blancuzco, compuesto de la masa nívea de una sustancia grasa, tierna y pulida. La vasta superficie de la montaña bañada en luz despedía un lustre ligeramente ambarino que se curvaba hacia el cielo como un arco de belleza exquisita, a la par que su ladera oscura refulgía como una nieve azulada bajo la luz de la luna.

Los ojos abiertos de par en par, Yang fijó la mirada atónita en aquella montaña de inusitada belleza. Pero cuál no sería su asombro al comprobar que la montaña era uno de los pechos de su mujer. Poniendo a un lado el amor, el odio y el deseo carnal, Yang contempló aquel pecho enorme que parecía una montaña de marfil. En el colmo de la admiración permaneció un largo rato petrificado y como aturdido ante aquella imagen irresistible, ajeno por completo al acre olor a sudor. No se había dado cuenta, hasta volverse una pulga, de la belleza aparente de su mujer. Tampoco se puede limitar un hombre de temperamento artístico a la belleza aparente de una mujer y contemplarla azorado como hizo la pulga.


León Tolstoi – El origen del Mal

En medio de un bosque vivía un ermitaño, sin temer a las fieras que allí moraban. Es más, por concesión divina o por tratarlas continuamente, el santo varón entendía el lenguaje de las fieras y hasta podía conversar con ellas.

En una ocasión en que el ermitaño descansaba debajo de un árbol, se cobijaron allí, para pasar la noche, un cuervo, un palomo, un ciervo y una serpiente. A falta de otra cosa para hacer y con el fin de pasar el rato, empezaron a discutir sobre el origen del mal.

– El mal procede del hambre -declaró el cuervo, que fue el primero en abordar el tema-. Cuando uno come hasta hartarse, se posa en una rama, grazna todo lo que le viene en gana y las cosas se le antojan de color de rosa. Pero, amigos, si durante días no se prueba bocado, cambia la situación y ya no parece tan divertida ni tan hermosa la naturaleza. ¡Qué desasosiego! ¡Qué intranquilidad siente uno! Es imposible tener un momento de descanso. Y si vislumbro un buen pedazo de carne, me abalanzo sobre él, ciegamente. Ni palos ni piedras, ni lobos enfurecidos serían capaces de hacerme soltar la presa. ¡Cuántos perecemos como víctimas del hambre! No cabe duda de que el hambre es el origen del mal. 

El palomo se creyó obligado a intervenir, apenas el cuervo hubo cerrado el pico.

– Opino que el mal no proviene del hambre, sino del amor. Si viviéramos solos, sin hembras, sobrellevaríamos las penas. Más ¡ay!, vivimos en pareja y amamos tanto a nuestra compañera que no hallamos un minuto de sosiego, siempre pensando en ella "¿Habrá comido?", nos preguntamos. "¿Tendrá bastante abrigo?" Y cuando se aleja un poco de nuestro lado, nos sentimos como perdidos y nos tortura la idea de que un gavilán la haya despedazado o de que el hombre la haya hecho prisionera. Empezamos a buscarla por doquier, con loco afán; y, a veces, corremos hacia la muerte, pereciendo entre las garras de las aves de rapiña o en las mallas de una red. Y si la compañera desaparece, uno no come ni bebe; no hace más que buscarla y llorar. ¡Cuántos mueren así entre nosotros! Ya ven que todo el mal proviene del amor, y no del hambre. 

– No; el mal no viene ni del hambre ni del amor -arguyó la serpiente-. El mal viene de la ira. Si viviésemos tranquilos, si no buscásemos pendencia, entonces todo iría bien. Pero, cuando algo se arregla de modo distinto a como quisiéramos, nos arrebatamos y todo nos ofusca. Sólo pensamos en una cosa: descargar nuestra ira en el primero que encontramos. Entonces, como locos, lanzamos silbidos y nos retorcemos, tratando de morder a alguien. En tales momentos, no se tiene piedad de nadie; mordería uno a su propio padre o a su propia madre; podríamos comernos a nosotros mismos; y el furor acaba por perdernos. Sin duda alguna, todo el mal viene de la ira. 

El ciervo no fue de este parecer.

– No; no es de la ira ni del amor ni del hambre de donde procede el mal, sino del miedo. Si fuera posible no sentir miedo, todo marcharía bien. Nuestras patas son ligeras para la carrera y nuestro cuerpo vigoroso. Podemos defendernos de un animal pequeño, con nuestros cuernos, y la huida nos preserva de los grandes. Pero es imposible no sentir miedo. Apenas cruje una rama en el bosque o se mueve una hoja, temblamos de terror. El corazón palpita, como si fuera a salirse del pecho, y echamos a correr. Otras veces, una liebre que pasa, un pájaro que agita las alas o una ramita que cae, nos hace creer que nos persigue una fiera; y salimos disparados, tal vez hacia el lugar del peligro. A veces, para esquivar a un perro, vamos a dar con el cazador; otras, enloquecidos de pánico, corremos sin rumbo y caemos por un precipicio, donde nos espera la muerte. Dormimos preparados para echar a correr; siempre estamos alerta, siempre llenos de terror. No hay modo de disfrutar de un poco de tranquilidad. De ahí deduzco que el origen del mal está en el miedo.

Finalmente intervino el ermitaño y dijo lo siguiente:

– No es el hambre, el amor, la ira ni el miedo, la fuente de nuestros males, sino nuestra propia naturaleza. Ella es la que engendra el hambre, el amor, la ira y el miedo. 


 Jorge Luis BorgésEmma Zunz

El catorce de enero de 1922, Emma Zunz, al volver de la fábrica de tejidos Tarbuch y Loewenthal, halló en el fondo del zaguán una carta, fechada en el Brasil, por la que supo que su padre había muerto. La engañaron, a primera vista, el sello y el sobre; luego, la inquietó la letra desconocida. Nueve diez líneas borroneadas querían colmar la hoja; Emma leyó que el señor Maier había ingerido por error una fuerte dosis de veronal y había fallecido el tres del corriente en el hospital de Bagé. Un compañero de pensión de su padre firmaba la noticia, un tal Feino Fain, de Río Grande, que no podía saber que se dirigía a la hija del muerto.

Emma dejó caer el papel. Su primera impresión fue de malestar en el vientre y en las rodillas; luego de ciega culpa, de irrealidad, de frío, de temor; luego, quiso ya estar en el día siguiente. Acto contínuo comprendió que esa voluntad era inútil porque la muerte de su padre era lo único que había sucedido en el mundo, y seguiría sucediendo sin fin. Recogió el papel y se fue asucuarto. Furtivamente lo guardó en un cajón, como si de algún modo ya conociera los hechos ulteriores. Ya había empezado a vislumbrarlos, tal vez; ya era la que sería.

En la creciente oscuridad, Emma lloró hasta el fin de aquel día del suicidio de Manuel Maier, que en los antiguos días felices fue Emanuel Zunz. Recordó veraneos en una chacra, cerca de Gualeguay, recordó (trató de recordar) a su madre, recordó la casita de Lanús que les remataron, recordó los amarillos losanges de una ventana, recordó el auto de prisión, el oprobio, recordó los anónimos con el suelto sobre «el desfalco del cajero», recordó (pero eso jamás lo olvidaba) que su padre, la última noche, le había jurado que el ladrón era Loewenthal. Loewenthal, Aarón Loewenthal, antes gerente de la fábrica y ahora uno de los dueños. Emma, desde 1916, guardaba el secreto. A nadie se lo había revelado, ni siquiera a su mejor amiga, Elsa Urstein. Quizá rehuía la profana incredulidad; quizá creía que el secreto era un vínculo entre ella y el ausente. Loewenthal no sabía que ella sabía; Emma Zunz derivaba de ese hecho ínfimo un sentimiento de poder.

No durmió aquella noche, y cuando la primera luz definió el rectángulo de la ventana, ya estaba perfecto su plan. Procuró que ese día, que le pareció interminable, fuera como los otros. Había en la fábrica rumores de huelga; Emma se declaró, como siempre, contra toda violencia. A las seis, concluido el trabajo, fue con Elsa a un club de mujeres, que tiene gimnasio y pileta. Se inscribieron; tuvo que repetir y deletrear su nombre y su apellido, tuvo que festejar las bromas vulgares que comentan la revisación. Con Elsa y con la menor de las Kronfuss discutió a qué cinematógrafo irían el domingo a la tarde. Luego, se habló de novios y nadie esperó que Emma hablara. En abril cumpliría diecinueve años, pero los hombres le inspiraban, aún, un temor casi patológico… De vuelta, preparó una sopa de tapioca y unas legumbres, comió temprano, se acostó y se obligó a dormir. Así, laborioso y trivial, pasó el viernes quince, la víspera.

El sábado, la impaciencia la despertó. La impaciencia, no la inquietud, y el singular alivio de estar en aquel día, por fin. Ya no tenía que tramar y que imaginar; dentro de algunas horas alcanzaría la simplicidad de los hechos. Leyó en La Prensa que el Nordstjärnan, de Malmö, zarparía esa noche del dique 3; llamó por teléfono a Loewenthal, insinuó que deseaba comunicar, sin que lo supieran las otras, algo sobre la huelga y prometió pasar por el escritorio, al oscurecer. Le temblaba la voz; el temblor convenía a una delatora. Ningún otro hecho memorable ocurrió esa mañana. Emma trabajó hasta las doce y fijó con Elsa y con Perla Kronfuss los pormenores del paseo del domingo. Se acostó después de almorzar y recapituló, cerrados los ojos, el plan que había tramado. Pensó que la etapa final sería menos horrible que la primera y que le depararía, sin duda, el sabor de la victoria y de la justicia. De pronto, alarmada, se levantó y corrió al cajón de la cómoda. Lo abrió; debajo del retrato de Milton Sills, donde la había dejado la antenoche, estaba la carta de Fain. Nadie podía haberla visto; la empezó a leer y la rompió.

Referir con alguna realidad los hechos de esa tarde sería difícil y quizá improcedente. Un atributo de lo infernal es la irrealidad, un atributo que parece mitigar sus terrores y que los agrava tal vez. ¿Cómo hacer verosímil una acción en la que casi no creyó quien la ejecutaba, cómo recuperar ese breve caos que hoy la memoria de Emma Zunz repudia y confunde? Emma vivía por Almagro, en la calle Liniers; nos consta que esa tarde fue al puerto. Acaso en el infame Paseo de Julio se vio multiplicada en espejos, publicada por luces y desnudada por los ojos hambrientos, pero más razonable es conjeturar que al principio erró, inadvertida, por la indiferente recova… Entró en dos o tres bares, vio la rutina o los manejos de otras mujeres. Dio al fin con hombres del Nordstjärnan. De uno, muy joven, temió que le inspirara alguna ternura y optó por otro, quizá más bajo que ella y grosero, para que la pureza del horror no fuera mitigada. El hombre la condujo a una puerta y después a un turbio zaguán y después a una escalera tortuosa y después a un vestíbulo (en el que había una vidriera con losanges idénticos a los de la casa en Lanús) y después a un pasillo y después a una puerta que se cerró. Los hechos graves están fuera del tiempo, ya porque en ellos el pasado inmediato queda como tronchado del porvenir, ya porque no parecen consecutivas las partes que los forman.

¿En aquel tiempo fuera del tiempo, en aquel desorden perplejo de sensaciones inconexas y atroces, pensó Emma Zunz una sola vez en el muerto que motivaba el sacrificio? Yo tengo para mí que pensó una vez y que en ese momento peligró su desesperado propósito. Pensó (no pudo no pensar) que su padre le había hecho a su madre la cosa horrible que a ella ahora le hacían. Lo pensó con débil asombro y se refugió, en seguida, en el vértigo. El hombre, sueco o finlandés, no hablaba español; fue una herramienta para Emma como ésta lo fue para él, pero ella sirvió para el goce y él para la justicia. Cuando se quedó sola, Emma no abrió en seguida los ojos. En la mesa de luz estaba el dinero que había dejado el hombre: Emma se incorporó y lo rompió como antes había roto la carta. Romper dinero es una impiedad, como tirar el pan; Emma se arrepintió, apenas lo hizo. Un acto de soberbia y en aquel día… El temor se perdió en la tristeza de su cuerpo, en el asco. El asco y la tristeza la encadenaban, pero Emma lentamente se levantó y procedió a vestirse. En el cuarto no quedaban colores vivos; el último crepúsculo se agravaba. Emma pudo salir sin que lo advirtieran; en la esquina subió a un Lacroze, que iba al oeste. Eligió, conforme a su plan, el asiento más delantero, para que no le vieran la cara. Quizá le confortó verificar, en el insípido trajín de las calles, que lo acaecido no había contaminado las cosas. Viajó por barrios decrecientes y opacos, viéndolos y olvidándolos en el acto, y se apeó en una de las bocacalles de Warnes. Pardójicamente su fatiga venía a ser una fuerza, pues la obligaba a concentrarse en los pormenores de la aventura y le ocultaba el fondo y el fin.

Aarón Loewenthal era, para todos, un hombre serio; para sus pocos íntimos, un avaro. Vivía en los altos de la fábrica, solo. Establecido en el desmantelado arrabal, temía a los ladrones; en el patio de la fábrica había un gran perro y en el cajón de su escritorio, nadie lo ignoraba, un revólver. Había llorado con decoro, el año anterior, la inesperada muerte de su mujer – ¡una Gauss, que le trajo una buena dote! -, pero el dinero era su verdadera pasión. Con íntimo bochorno se sabía menos apto para ganarlo que para conservarlo. Era muy religioso; creía tener con el Señor un pacto secreto, que lo eximía de obrar bien, a trueque de oraciones y devociones. Calvo, corpulento, enlutado, de quevedos ahumados y barba rubia, esperaba de pie, junto a la ventana, el informe confidencial de la obrera Zunz.

La vio empujar la verja (que él había entornado a propósito) y cruzar el patio sombrío. La vio hacer un pequeño rodeo cuando el perro atado ladró. Los labios de Emma se atareaban como los de quien reza en voz baja; cansados, repetían la sentencia que el señor Loewenthal oiría antes de morir.

Las cosas no ocurrieron como había previsto Emma Zunz. Desde la madrugada anterior, ella se había soñado muchas veces, dirigiendo el firme revólver, forzando al miserable a confesar la miserable culpa y exponiendo la intrépida estratagema que permitiría a la Justicia de Dios triunfar de la justicia humana. (No por temor, sino por ser un instrumento de la Justicia, ella no quería ser castigada.) Luego, un solo balazo en mitad del pecho rubricaría la suerte de Loewenthal. Pero las cosas no ocurrieron así.

Ante Aarón Loeiventhal, más que la urgencia de vengar a su padre, Emma sintió la de castigar el ultraje padecido por ello. No podía no matarlo, después de esa minuciosa deshonra. Tampoco tenía tiempo que perder en teatralerías. Sentada, tímida, pidió excusas a Loewenthal, invocó (a fuer de delatora) las obligaciones de la lealtad, pronunció algunos nombres, dio a entender otros y se cortó como si la venciera el temor. Logró que Loewenthal saliera a buscar una copa de agua. Cuando éste, incrédulo de tales aspavientos, pero indulgente, volvió del comedor, Emma ya había sacado del cajón el pesado revólver. Apretó el gatillo dos veces. El considerable cuerpo se desplomó como si los estampi-dos y el humo lo hubieran roto, el vaso de agua se rompió, la cara la miró con asombro y cólera, la boca de la cara la injurió en español y en ídisch. Las malas palabras no cejaban; Emma tuvo que hacer fuego otra vez. En el patio, el perro encadenado rompió a ladrar, y una efusión de brusca sangre manó de los labios obscenos y manchó la barba y la ropa. Emma inició la acusación que había preparado («He vengado a mi padre y no me podrán castigar…»), pero no la acabó, porque el señor Loewenthal ya había muerto. No supo nunca si alcanzó a comprender.

Los ladridos tirantes le recordaron que no podía, aún, descansar. Desordenó el diván, desabrochó el saco del cadáver, le quitó los quevedos salpicados y los dejó sobre el fichero. Luego tomó el teléfono y repitió lo que tantas veces repetiría, con esas y con otras palabras: Ha ocurrido una cosa que es increíble… El señor Loewenthal me hizo venir con el pretexto de la huelga… Abusó de mí, lo maté…

La historia era increíble, en efecto, pero se impuso a todos, porque sustancialmente era cierta. Verdadero era el tono de Emma Zunz, verdadero el pudor, verdadero el odio. Verdadero también era el ultraje que había padecido; sólo eran falsas las circunstancias, la hora y uno o dos nombres propios.


Espero que hayan disfrutado de esta selección de cuentos, tanto como yo disfrute en su momento con ellos. Feliz dia del idioma y un abrazo para todos y cada uno de ustedes.

 

Recomendación de Cine: Let The Right One In

Hola ^^

Ver una película de vampiros no es fácil, pues por norma general suelen ser pésimas obras llenas de trajes góticos clichés vampíricos y violencia sin sentido, y son pocos los directores que han conseguido ambientar grandes historias en el mundo del Conde Drácula.

Afortunadamente, y muy de vez en cuando, aparecen directores que rompen todos los esquemas de un género, y consiguen hacer películas espectaculares, que te llegan al corazón, que se te graban en la mente, y de las que obligatoriamente tienes que hablar en tu blog.

Let The Right One In es esa película. De las manos de Tomas Alfredson, un hasta ahora desconocido director sueco, nos llega esta obra de arte inspirada en la novela de John Ajvide Lindqvist, un filme que entra fácilmente en la lista de las mejores películas de vampiros de la historia.

 

 

La historia en principio parece bastante sencilla: Eli, una niña vampiro, se muda a un nuevo vecindario y en una noche en la que sale a tomar algo de aire fresco conoce a Oskar, un niño bastante normal, quien queda cautivado por ella, a pesar de no saber el secreto que se esconde detrás de esos grandes ojos y de esa forma de ser tan particular.

A pesar de una premisa tan básica y tan clásica (Amor entre personas opuestas) el director logra crear un contexto para la historia lleno de detalles, y de personajes, que llevarán la película a un nivel mucho más profundo de lo que en un principio se espera de una obra de vampiros.

Es interesante ver como se cruzan de manera magistral las historias de los dos niños con las historias de los adultos, presentándonos una historia completa en la que diversos personajes harán aparición, actuando de manera magistral, pero sin borrar a los protagonistas de la historia.

Y es que aparte de la hermosa historia, y la magnifica ejecución conseguida por el director, tengo que resaltar la actuación de los dos protagonistas.

 

 

Lina Leandersson actúa en el papel de Eli, y consigue desarrollar su personaje de manera asombrosa. Y es que consigue transmitirle a su personaje la inocencia de la edad (12 años) y a la vez la violencia y actitud que se necesita y que suele tener un vampiro.

Seguramente en unos años la veremos actuando en grandes producciones de Hollywood, pues tiene todo para ser una gran estrella de cine.

 

 

Kåre Hedebrant, actúa en el papel de Oskar, y al igual que en la foto, nos encontraremos con un personaje que nos hará poner los pelos de punta. Y es que a pesar de ser un niño normal (ya que no es vampiro) su actitud es bastante psicótica, compulsiva y misterios, y es para mi el personaje que consigue más interacción con el público, ya que genera todo tipo de sentimientos encontrados, tanto de apoyo como de rechazo a su forma de ser.

Y lo mejor es que juntos se ven realmente bien, haciendo de Eli y Oskar una pareja entrañable.

 

 

Igualmente nos encontraremos con personajes geniales, como los "Bullys" de la escuela a la que asiste Oskar, quienes son "villanos inocentes", que consiguen generarnos un poco de repulsión, pero que a la vez son fundamentales para el desarrollo de la historia.

¿Pero esto no era una peli de Vampiros?

No House, es Lupus LMAO

Bueno, la verdad es que aparte de la parte romántica, la película es de vampiros, y les aseguro que las dosis de sangre y escenas fuertes no faltara. Aún así el equilibrio es perfecto, y el uso de la sangre no es indiscriminado, sino que está planeado a la perfección, haciendo de cada escena sangrienta un goce para el espectador.

Igualmente las escenas de contenido violento no faltaran, y algunas nos recordaran películas de terror de otras épocas:

 

 

Por último me gustaría resaltar la banda sonora, que acompaña magistralmente a la película, con temas de corte clásico, pero también con algunos temas rockeros, mucho más contemporáneos. Aún así cada uno de los temas está elegido a la perfección y sincroniza a la perfección con la escena que acompaña:

 

 

A pesar de que la película dura casi dos horas y su ritmo es suave (que no lento), se hace muy disfrutable, y te entretiene hasta el último segundo, además de tener un final espectacular, de esos que te dejan con ganas de más. Por último los dejo con el trailer de esta maravillosa película, recomendada para TODOS, sin excepción:

 

 

Saludos!

 

Cinco canciones inolvidables de los 60’s

Hola ^^

Inspirado por esta entrada del forero Kalhuritis, me he decidido a crear mi propia versión, específicamente un listado de 5 canciones inolvidables de los años sesentas. En mi opinión, la década de los sesentas es la más rica en éxitos y maravillas musicales de la historia, el inicio del Rock como lo conocemos hoy en día, y de muchas tendencias, revolucionarias para su época, que hoy hacen parte de la sociedad.

Este listado podría estar conformado por miles de canciones y de éxitos ambientados en esos diez años, pero las canciones que vienen a continuación, son a un nivel personal, pero también para muchos, algunas de las canciones más influyentes e inolvidables de la historia. Empecemos ^^

 

 

The Mamas and The PapasCalifornia Dreaming

Empezamos con una canción bastante famosa, publicada en 1965, y uno de los grandes éxitos de esta banda de Folk Pop. Fueron una de las pocas bandas que lograron resistirse a la invasión británica de los 60’s en estados unidos, y a pesar del poco tiempo que duraron en la Cima, tienen muchos éxitos.

Según la revista Rolling Stones, la canción es la número 89 en la lista de las más grandes canciones de todos los tiempos.

Grandes artistas han hecho covers de esta canción, desde contemporaneos del grupo (The Beach Boys, Jose Feliciano) hasta famosos cantantes como Queen Latifah, e incluso remixes electrónicos, como el de Benny Bennasi.

 

 

The WhoMy Generation

Una canción que no necesita presentación. Incluida en el primer álbum de la banda, titulado The Who sings My Generation, rápidamente se convertiría en un éxito en ventas y en popularidad, y es considerada por la revista Rolling Stones como la undécima canción más importante de la historia.
Atención al vídeo, en el cual podemos ver una explosión que hacía parte de los efectos especiales de la presentación, pero que termino costándole a Pete Townshed la perdida del 90% de escucha en su oído derecho, además de perder algo de pelo.

 

 

The DoorsLight My Fire

Imagínense en una época como los sesentas, donde la sociedad era tan cerrada, escribir una canción sobre el estado de alegría que genera la droga. Eso fue lo que hizo The Doors, en una de sus más famosas canciones, en la cual se habla de una pareja que "Se coloca" o en inglés "Getting High". 

Todo un himno de la época, y una canción llena de Rock Sicodélico, hasta tal punto que el single de radio tuvo que ser acortado, de 7 a 3 minutos.

 

 

Led ZeppelinDazed and Confused

Otra canción sacada de un álbum debut, en este caso de la famosa banda Led Zeppelin. Como muchas otras canciones de la época, se le atribuyeron mensajes subliminales, que hicieron a la banda y a la canción más famosas (si se puede).

Uno de los intros más famosos de la historia, con ese sonido tan sicodélico y atmosférico característico de la época.

 

 

The BeatlesLucy in the Sky With Diamonds

Y llegamos a la última canción de la lista, y probablemente la que más me costo decidir. El número de exitos de los beatles en los 60’s es tal, que escoger una sola canción que los represente es una tarea increiblemente difícil. Aún así, he elegido esta canción por dos cosas, su polémica y su influencia.

La polemica sucitada por la canción, nació por las iniciales de la misma, que son LSD, al igual que el nombre de la droga más famosa de la decada de los sesenta. Según Lennon, su inspiración fue un dibujo que le mostro su hijo mientras le decia: "Look, is lucy in the sky with diamonds" (mira, es Lucy en el cielo con diamantes).

La influencia de la canción en la cultura popular es increible, incluyendo parodias ("Judy in the sky with glasses"), covers, e incluso influencia en la antropología, pues Lucy fue el nombre que se le dió al primer esqueleto de un Australopithecus afarensis.

Sin embargo, creo que el mejor ejemplo de la influencia de la canción, es el capítulo de los simpsons en que Lisa alucina tras una inyección en el dentista, y en la visión que tiene aparece un submarino amarillo (Yellow Submarine) en el que se transportan los beatles, y George le dice a Lennon: "Look, is Lisa in the sky…" a lo que Lennon responde "No diamonds though" (Mira es Lisa en el cielo, pero sin diamantes).

 

 

BONUS TRACK

Bueno, y por último los dejo con una grandiosa canción de los 60’s, que espero traiga recuerdos a los más viejos de gamefilia:

 

 

Saludos!

 

Elemental Evolution

Elemental Evolution
By: Chouza

 

 

Andrei Leonowens había sido reclutado por eldepartamento de investigación y desarrollo del ejército soviético. Nole había dado tiempo a nada, ni a despedirse de su familia ni de Rosa,su novia. Estaban paseando por la universidad cuando, sin mediarpalabra, lo apresaron y llevaron, en una furgoneta, junto a otros trescientíficos a la bahía Spasov. Era un frío día de otoño, un doce si norecordaba mal. Entre las grises olas surgió el submarino que losllevaría a una isla del pacífico según les habían dicho. La travesíaduró alrededor de dos meses en los cuales durmieron en estrechasliteras y comieron latas de conserva. Poco a poco fueron conociéndose.

Andrei era el más joven, Dimitri y Nik loseguían y el mayor de todos era Stilyan, que ya casi cumplía un siglode vida. Stiyan trabajaba actualmente en la fabricación de un horno degran potencia. Ya tenía hecho el proyecto, todo estaba calculado almilímetro. Mediante una serie de bóvedas, conductos, válvulas, émbolosy sobre todo mucha madera, se podía construir lo que él mismo habíadenominado como el infierno artificial. 

Dimitri y Nik eran los hijos de un gran químicoruso; Roman Solomatine. A la muerte de su padre habían decidido seguircon sus investigaciones sobre la interacción a gran escala de loselementos químicos sometidos a diversas condiciones de estado. Solíanser bastante antipáticos, les molestaba muchísimo que se entrometieranen sus investigaciones y siempre estaban a vueltas con los amarillentosescritos de su padre. A pesar de su carácter eran muy concienzudos ymeticulosos con su trabajo. 

Andrei, por su parte, demostraba unainteligencia muy superior al resto de universitarios. Desde pequeñotenía una idea en mente; encontrar las unidades de medida perfectas.Siempre había pensado que los metros, los grados, los litros y demásunidades, atendían a razones poco satisfactorias. Tenía que haber unsistema de medición que no fallara, que sirviera para explicarcualquier cosa. No comprendía muy bien por qué lo habían metido en elmismo saco que a aquellos genios… 

La escotilla se abrió. Una caverna mitad metalmitad roca les dio la bienvenida con voz grave. Bajaron por la fríaescalera que dos soldados habían acoplado al submarino. Les dieronórdenes de dirigirse por el ascensor al piso superior, se metieron enel vehículo y desaparecieron en las profundidades de la gruta. Alllegar arriba quedaron asombrados, el complejo científico secretoEstela bullía de actividad. Mujeres y hombres de todos los lugares delmundo apuraban sus pasos de aquí para allá. 

Una cincuentona italiana llamada Tareli les pusoal tanto en un particular ruso de lo que habían venido a hacer allí, dedónde se alojarían, de las reglas y del modo de funcionamiento delEstela. Las grandes potencias mundiales llevaban algo más de una décadatrabajando en el proyecto científico más ambicioso jamás imaginado;Elemental Evolution.

En el año 1.883 un buceador colombiano, en unade sus múltiples inmersiones, encontró unas losas de piedra grabadas.Concretamente siete losas. Pesaban cada una cerca de veinte kilos ymedían más o menos un metro cuadrado. Una sucesión de símbolos deextraña apariencia cubría cada una de las losas. Al no poderdescifrarlas se las vendió a un museo. Pronto el ejércitonorteamericano supo de su existencia y las compró a un alto precio. 

Tras haber pasado por miles de manos fue unamujer quién supo dar significado a los símbolos de las losas. Habíansido grabadas por una antigua raza que había habitado el planeta enarmonía con los elementos. En las losas aparecían los hábitos de esaraza, sus costumbres y su sabiduría. Un pequeño fragmento había llamadopoderosamente la atención de la mujer. Decía lo siguiente: 

“Sabemos que nuestro destino es acabar en lasprofundidades y convertirnos en mito. Hemos vuelto a simplificar loselementos para que el poder de su anterior estado no caiga en malasmanos. Hacer que evolucionen no es fácil y pocas veces a lo largo de lahistoria se ha logrado. Cada vez que evolucionan renuevan el planetapor completo. Cada vez que evolucionan se desencadena una granrevolución…” 

Dicha mujer era Tareli, la futurasupervisora del proyecto Elemental Evolution. Todos los países estabande acuerdo; había que hacer evolucionar a los elementos. Por ellofirmaron el Tratado de los Labios Rojos. Aunque hubieran guerras cadapaís debería enviar a sus mejores y más prometedores mentes al Estela.Era un gran secreto, ningún civil lo sabía. 

La nostalgia y la pena fueron dejando hueco enel corazón de Andrei para dar cabida a la ilusión. Cada día algúncompañero lo sorprendía con alguna invención o artilugio, ellaboratorio más avanzado del mundo estaba a su disposición, un pequeñomundo que se le iba descubriendo poco a poco… 

Los años fueron pasando en una voráginecientífica de continuos descubrimientos, de ensayo y error, deperfeccionamiento. Cada vez se acercaban más a su propósito. AndreiLeonowens estaba algo falto de inspiración en cuanto a la búsqueda delas medidas perfectas y se entretenía ayudando a los demás. Una nocheestrellada en aquella isla, y de bombas en otros lugares, Andrei salióa pasear por la playa. 

La arena se hundía bajo sus pies y el agua selos helaba. Era placentero. A veces alguna alga se le enredaba en lostobillos y lo desequilibraba. Allá, a lo lejos, vio la luz de unalinterna. Al acercarse se encontró con una mujer que tenía el pelorecogido en una coleta. Dos tirabuzones le caían por la cara y teníalos pantalones arremangados hasta las rodillas. 

La mujer se llamaba Vanessa, era de Dinamarca yllevaba gran parte de sus veintiséis años dedicada al estudio de lacapacidad de las estrellas de mar para regenerar los miembros perdidos.Andrei, sin mediar palabra, empezó a ayudarla a capturar esosextraordinarios seres. A partir de ese día, cada noche iba “Leon” a suencuentro con Vanessa que, al enterarse del particular apellido deAndrei, había empezado a llamarle así. 

El recuerdo de Rosa fue marchitándose. Vanessaera pura mitología nórdica que se iba dejando descubrir lentamente, unamujer alegre y sonriente que derrochaba humildad e inteligencia. Juntosfueron confeccionando un meticuloso estudio muy laureado por el restode la comunidad. Ya no pasaban desapercibidos, sólo faltaba conseguiraplicar el resultado del estudio a la regeneración de cuerpos humanos.Se emplearon a fondo días y noches probando esto y lo otro aquí y allá,hasta que al final lo consiguieron. 

Fabricaron un ungüento que al aplicarlo sobre laherida en cuestión estimulaba al organismo a reponer el miembroamputado. Dicho ungüento sólo se podía aplicar antes de que se cerrarala herida. El problema de esto era que el nuevo miembro se desarrollabajoven, es decir, si a un veterano de guerra se le extendía la crema porun brazo amputado, el brazo nuevo tomaría la forma del que tendría unbebé y poco a poco iría desarrollándose como si de una personaindependiente se tratase. 

Habían pasado muchos años. Andrei tenía yacuarenta y siete y Vanessa pocos menos que él. Hacía mucho quecompartían habitación y día a día se querían más. Vanessa era realmenteguapa desnuda. Sus proporciones eran armónicas y su cuerpo derrochabafuerza y vitalidad. A Andrei le encantaba estar con ella, pegar lacabeza a su pecho y dormirse bajo el ritmo de su corazón y acunado porsu olor. A menudo iban a un pequeño acantilado a debatir y aacaramelarse… 

A la muerte de Tareli Vanessa fue elegida comonueva supervisora del proyecto Elemental Evolution. Esta tarea lerobaba mucho tiempo, pero cada vez que podía iba a ver a Leon. Leon seencontraba solo y decidió ocuparse revisando su teoría. Pasadas unaspocas semanas, dio con la solución. Lo hizo al formularse la siguientepregunta: << ¿Cuánto la quiero? >>. Empezó a divagar y trascinco minutos estaba pletórico de alegría, la respuesta era simple, mássimple de lo que siempre había creído. La quería sin más… Ni mucho, nipoco, ni tanto por ciento… La amaba, ella era su universo. El universono estaba creado bajo ninguna medida. Sólo el ser humano se esforzabapor encontrar coincidencias y similitudes en vez de aprovechar, dedisfrutar, de vivir…

Sintió el hombre una paz consigo mismo inmensa,pero decidió no contarle su descubrimiento a nadie. Lo tomarían por underrotado que había buscado una solución fácil. Andrei se sentía feliz,el resto, a excepción de Vanessa, no le importaban. Los días se fueronsucediendo como venían haciéndolo desde hacía milenios, Andrei comenzóa ayudar a Vanessa a gestionar el descomunal proyecto. Tenían tiempopara ellos y una de esas tardes de cielo plomizo y destellos de cobreardieron en el calor de la sala de calderas. 

Andrei contemplaba como Vanessa se mordía ellabio inferior para ahogar el placer. Suspendida a dos palmos del sueloy apoyada contra la pared sumergía sus dedos entre el pelo de Leon. Elsudor los cubría, rieron de placer, se acariciaron…

Andrei retomó el proyecto de Stilyan, que habíafallecido con casi todo el trabajo hecho. El infierno artificial, elhorno más colosal que habría fabricado la raza humana… Le sorprendió lapulcritud de cálculo y redacción. El trabajo era realmente fácil.Involucró a una veintena de jóvenes científicos y los puso a sudisposición. Estos discípulos eran conocidos en el Estela como “Loshijos del carbón”. Usaban ropajes rojos y era todo un espectáculocontemplarlos.

Las personas son felices al sentirse parte dealgo selecto. Esta distinción los hacía trabajar con ganas y cuidado.Andrei se ocupó personalmente de que ninguno de ellos fuese a trabajarcon sueño. Prefería que si lo tenían se quedaran descansando ya que notrabajar al cien por cien podría suponer algún fallo.

Pasados dos meses los habitantes de la islafueron conducidos al exterior. Era una noche calurosa. Uno a uno ibanlevantando la mirada para quedar estupefactos. El infierno artificialera inmenso. Andrei y los hijos del carbón sonreían al pie de aquellaobra de doscientos metros de altura y setenta y cinco de diámetro. Lasparedes exteriores tenían varias capas de aislante térmico y estabanrecubiertas de rocas para que no desentonara con el entorno.

El proyecto había avanzado a pasos agigantados,todo estaba listo. Tantas copias de la tabla periódica de Mendeleievhabían sido gastadas con el uso y tantos elementos despertaban tantaadmiración que todos los presentes querían ver la revolución prometidadurante décadas. Los más místicos incluso notaban la presencia de losque, por muertos no habían podido asistir en persona. Ánimas azuladasexpectantes entre los vivos.

El horno llevaba semanas seguidas quemandocombustible. Una humareda cenicienta aplacaba el aire marino. Andreiobservó a la multitud bajo la quebradiza noche. Se ató el calzado, seabrochó la chaqueta y, cojeando, recorrió la pasarela hasta el palcodonde estaba Vanessa.

Ella lo miró nerviosa. Aún conservaba esasonrisa que a Leon le volvía loco. Estaba guapísima a pesar de su edad.Tras unos pocos minutos. Vanessa le cedió la palabra a Leon. Los hijosdel carbón ardieron en vítores.

– Apagad vuestra alegría. Ahora… ¡qué comience la fiesta!

Gritos de exaltación sobrevolaron las cabezas delos presentes. La enorme maquinaria comenzó a funcionar. Al infiernoartificial se le habían acoplado cientos de ingeniosos artilugios. Cadapersona había puesto su pequeño granito de arena para hacer realidad elsueño de Stilyan. Las válvulas, palancas, interruptores, engranajes,poleas, émbolos , pistones y demás provocaron un ruido atronador.Andrei echó una gran cantidad de todos los elementos químicos conocidosal denso fuego.

Un silencio inquietante se adueñó de cada átomodel planeta. De repente empezó a manar un fluido de un azul eléctricodel horno. Allá por donde pasaba regalaba vida. Vanessa denominó alfluido de la siguiente manera: Unum. Un gran jolgorio se adueñó de todoslos presentes.

Andrei contemplaba a Vanessa y a sus dostataranietos; Stilyan y Rosa. Tenían un pelo negro, casi azul.Correteaban llenos de vida. Andrei Leonowens y Vanessa Andersonentrelazaron sus manos. Habían pasado ya varios siglos desde aquello.Eran inmortales, al igual que todos los que tocaron el Unum. La granrevolución se trataba ni más ni menos que una gran comunidad de mentesbrillantes eterna. Siglos atrás otra isla bañada por ese fluido azulacabó en el fondo del mar, la Atlántida… 


 

Espectacular relato, hecho por nuestro compañero blogger Chouza, en agradecimiento a mi participación en el diseño de su skin. Muchas gracias Chouza, y los dos esperamos con ansias sus comentarios. 

Un saludo!

P.d. Adjunto el Wallpaper en el que se baso diseño que le hice a Chouza para su blog.

 

¿Tienes lo que hay que tener? Consigue la condecoración «Tengo pelotas de acero» o «Tengo dos Tetas como dos carretas»

Hola ^^

Por la magnificencia de Chuck Norris y sus designios sagrados, además del apretado horario de su mesías LoganKeller, he sido designado para entregar la condecoración que demuestra cuando un blogger tiene lo que hay que tener, ya sean Pelotas de Acero, o Dos Tetas como Dos Carretas (ahora sin censura).

¿Eres de los que son capaces de gritar que el final fantasy 7 es el mayor truñete de la historia? ¿Has entrado en el cine a sabiendas de que ibas a ver un truño, y has vivido para contarlo? ¿Te has atrevido a ver Casi 300 a la luz de la luna, diciendo Candyman 3 veces al espejo y con una foto de Aramis Fuster en el bolsillo? Entonces amigo, este premio es para ti.

Antes de seguir, diré que solo por la gracia de Duken Nukem, Gregory House, Jack Bauer y el mismísimo Chuck Norris he sido autorizado a entregar esta medalla, pero a cambio he de recordar que en realidad solo esta santísima trinidad compuesta por 4 hombres tienen de verdad pelotas de acero.

¿Como puedes recibir esta medalla? Currándote un artículo (No vale solo una frase, hay que mojarse) en contra de la masa, o si has visto, jugado, o leído algo que sabíamos que era un truñete, o has sobrevivido a algo de similares características sin saber nada previo.

Jurado Activo: Arckanoid

Jurados de Buen Rollito: Tú, cuando veas una entrada que merezca la medalla. Házmelo saber ^^

Gran Hermano: LoganKeller

——————

El premio en cuestión (Hombres de Pelo en Pecho):

 

Medalla para Chicas (Mujeres hechas y derechas):
Demuestra que tienes lo que hay que tener.

Sobre Cine y TV:
Contra el Cine Dogma
Contra Disaster Movie
Contra Dragon ball Evolution / Otra Crítica / Y otra crítica mas
Contra El Caballero Oscuro / – Otra Opinión
Contra House MD
Contra La Crisis Carnívora
Contra Max Payne
Contra SLQH
Contra RE Degeneration
Defendiendo a Uwe Boll

Sobre Videojuegos y Libros:
3 juegos Sobrevalorados
Contra Bioshock / Otra Opinión
Contra Fable II
Contra Final Fantasy 7 / Otra Opinión
Contra Gears of War
Contra Killzone 2
Contra los Análisis del Killzone 2
Contra Metal Gear Solid 4
Contra Resident Evil 4
Contra Shadow of the Colossus
Contra Silent Hill
Contra Street Fighter IV
Puesta a Caldo de Juegos Populares
Top 4 juegos sobrevalorados

Miscelanea:
Cargando contra un poco de todo
Defendiendo Personajes Odiados
Depresion Vacacional o escudo de hipócritas
Raiden es mejor que Snake
Recuerda: Nunca Olvides las Llaves de casa
Top 15 Personajes insufribles