Harry Potter y el Misterio del Príncipe

Hola ^^

Ayer en todo el mundo se estrenó la sexta entrega de la famosa y multimillonaria franquicia de Harry Potter, titulada Harry Potter y el Príncipe Mestizo. Muy seguramente la película será un éxito en taquilla (si es que ya no lo es) y recogerá miles de millones de dolares alrededor del mundo, pero hoy quiero darles mi opinión sobre la película, y hablar de lo que me pareció esta sexta entrega, en mi opinión una de las mejores (a pesar de todos los peros que le voy a poner). Aquí vamos… y tranquilos, que no hay spoilers.

 

 

Personajes.

Entre los personajes ya conocidos por el público tengo que resaltar la magnífica actuación de Michael Gambon en el papel de Albus Dumbledore; un personaje entrañable, que refleja al 100% la forma de ser del director de Hogwarts, con sus bromas, su seriedad, y esa grandeza que rodea la figura de Dumbledore.

Severus Snape (en mi opinión el mejor personaje de la saga) es interpretado también de manera magistral por Alan Rickman, aunque en todas las películas el nivel de este actor ha sido esplendido. Es una lástima que aparezca tan poco… en mi opinión en las películas le falta la relevancia que tiene en el libro.

 

 

Y es una lástima también que el grandioso papel que hace Helena Bonham Carter como la mortífaga Bellatrix Lextrange ocupe tan pocos segundos en la película. Es increíble como esta mujer se roba la pantalla cada vez que aparece… es probablemente el personaje más siniestro en pantalla (aparte de Voldemort, pero por lo visto a él no lo contrataron para esta película).

Y por último la actuación de Draco Malfoy, espectacular, y es una lastima que esta relación (Harry – Malfoy) sea la menos explotada durante la película, porque lo poco que sucede, y la corta pelea entre ellos, es genial.

 

 

Por su parte los demás personajes antiguos cumplen, aunque ninguno destaca como los ya nombrados, algo diferente a lo que pasa con los personajes nuevos. Dentro de las nuevas incorporaciones a la saga se encuentra Tom Ryddle (Voldemort de joven, es decir, cuando no era Voldemort), Horace Slughorn (nuevo profesor en Hogwarts) y Lavander Brown (la novia de Ron en la peli), y las actuaciones de los tres son soberbias.

 

 

Tom Ryddle, de niño y de adolescente, transmite una sensación espectacular en la pantalla. Es el niño en el orfanato que hace cosas raras, y es el estudiante de Hogwarts que se convertirá en el mago más tenebroso de la historia, y eso logran transmitirlo gracias a la actitud del personaje, a esa sonrisa tierna pero a la vez siniestra, y a la actitud que tiene.

Sobre el nuevo profesor de Hogwarts, Horace Slughorn, hay que decir que cumple a cabalidad con su papel. Es todo lo que yo esperaba dadas las referencias del libro, un hombre bonachón, adulador con quien le conviene, pero con ese pasado que tanto lo atormenta. Es una actuación excelente, y la escena en que Harry y Slughorn se conocen por primera vez es genial (y fiel al libro Embarassed).

 

 

Y sobre Lavander Brown, creo que ODIO es la palabra que define lo que siento hacia ella, probablemente sea de los personajes más repelentes de las películas (y de los libros), pero esa era la idea, y por eso la actriz se merece una felicitación. El personaje de Lavander tiene que ser el opuesto a las chicas que conocemos (es decir, Hermione y Ginny), y lo logra a la perfección. Puede que tanto beso, tanto abrazos y tanto Ro-Ro (o como dicen en la versión original Won-Won) cansé, pero el papel está muy bien creado.

 

 

Argumento.

Básicamente el sexto año de Harry en Hogwarts se ve acompañado del retorno de los mortífagos, la magia oscura y en el fondo de Lord Voldemort, tanto al mundo mágico, como al mundo de los muggles. Sin embargo eso no impide que nuestros queridos Harry, Ron y Hermione disfruten de su adolescencia… y aquí está el primer error de la película, el exceso de amor.

Aunque esta subtrama amorosa es importante, lastimosamente ocupa demasiado tiempo de la película, quitándole espacio a escenas de acción (que hicieron falta) a más Quidditch (que nunca sobra) o especialmente a explicaciones que de seguro van a faltar para las dos próximas películas. Sin embargo el tema del amor está bien llevado, hay momentos ocurrentes y escenas de humor un poco obvias, pero que sirven para hacer más llevadera la película.

 

 

Vuelve el Quidditch, algo que todos los fans extrañábamos, y aunque sólo nos muestran las pruebas de selección y un partido contra Slytherin, son momentos emocionantes, excepcionalmente filmados, y con ese toque mágico que sólo puede tener un deporte que se juega sobre escobas. Y por otro lado han eliminado casi en su totalidad las clases, sólo asistiremos a un par de ellas porque son esenciales para la trama, pero por lo demás no veremos ni rastro de los salones, las mazmorras o las clases de transformación.

Y llegados a este punto creo que lo mejor es nombrar el segundo error de la película, uno de los más grandes y casi imperdonables. ¿Dónde quedó el misterio del príncipe? Sé que la pregunta puede sonar algo tonta, pero la trama más importante del libro, la que le da nombre a la película, la que le da y le dará mayores problemas a Harry, es la trama que menos se desarrolla en la película.

 

 

Ese libro misterioso que pertenece al Príncipe Mestizo y que cae en manos de Harry, a duras penas lo vemos en la película, y simplemente se conformaron con explicar al final y en un par de frases lo que había sucedido. ¿Dónde quedaron todos los problemas en que se metió Harry por culpa de ese príncipe? ¿Dónde quedaron las sospechas de Snape, los reclamos de Hermione, las alabanzas de Slughorn?

Sin embargo no todo es malo, y los dos hechos que nombré no logran opacar la película del todo. Al menos las escenas de acción están muy bien logradas. La primera escena, en la que los mortífagos destruyen el puente en Londres, es genial, y consigue ponernos en contexto además de darnos esa sensación de que algo no anda bien.

 

 

Y llegamos a una escena totalmente inventada para la película… el ataque a la madriguera … aunque para los que hemos leído los libros puede ser chocante encontrarnos con una escena que no conocemos, es un espectáculo interesante, y aparece el genial personaje de Bellatrix haciendo de las suyas, y es interesante como esta escena sirve para demostrar lo indefenso que esta el mundo mágico ante los ataques de los mortífagos.

Y además creo que el director David Yates puede estar orgulloso de tener en su película la que es (en mi opinión) la mejor escena de la saga. Esa escena es, ni más ni menos, que la búsqueda que emprenden Harry y Dumbledore en una cueva en la mitad de la nada y que termina convirtiéndose en el inicio de un desenlace inesperado. La verdad es que esa escena (aunque no es del todo fiel al libro) tiene desde que comienza esa esencia mágica, y tiene ese toque épico que hace que cojas más duro tu asiento y que ruegues porque todo salga bien.

 

 

 

Infortunadamente tras esta magnifica escena, la experiencia épica que estamos viviendo se desvanece (como por arte de magia) y nos encontramos con un final lamentable. Creo que no puedo dar mi opinión sin dañarle la película a algún lector, pero simplemente diré que el final está hecho para la gente que no leyó el libro, porque a pesar de parecerse al final literario, en el fondo es tan diferente que logra dañar la experiencia que estábamos viviendo.

Música.

Normalmente no hablaría de esto, pero después de cinco entregas con una banda sonora que no resaltaba, nos encontramos ante una música que se nos quedará grabada en la mente, y que logra de alguna manera hacer más vividas las experiencias que veremos en pantalla. Un genial trabajo el hecho por Nicholas Hooper:

 

 

Conclusión.

Básicamente la película cumple con lo prometido en términos generales. Es más oscura, es más seria, y tiene amor, y si no fuera por ese final decepcionante, sería una película muy notable. Sin embargo tiene fallos, y esperemos que el hecho de que la séptima parte de la saga este dividida en dos partes, permita que las cosas no pasen a la velocidad de la luz.

Puntuación: 7.5/10

Y para los que entraron sólo para ver fotos de Hermione:

 

 

Los mejores COVERS de la historia [De la A a la Z]

Hola. Hace bastante tiempo tenía en mente esta entrada, una competencia entre canciones originales y sus respectivos covers, algunos de los cuales han superado a sus predecesores. Espero que disfruten de esa selección de música, tal vez descubriendo cosas que no sabían sobre canciones que hacen parte de la historia. Empecemos.

 

 

All Along the Wachtower

Bob Dylan vs Jimi Hendrix

 

 


Una gran canción, y dos versiones bastante diferenciadas. En primer lugar una canción original de Bob Dylan, muy de su estilo, con su guitarra y su magnifica voz, y por el otro lado el querido Jimi Hendrix, quien le metió ese toque sicodelico de su época, además de esos solos de guitarra tan caracteristicos de él.

Break on through to the other side

The Doors vs Stone Temple Pilots

 

 


Un interesantisimo Cover el que hizo Stone Temple Pilots de una de las canciones más famosa de los Doors, todo un tributo a esta grandiosa banda de LA.

Come Together

The Beatles vs Aerosmith vs Michael Jackson

 

 



Tres grandes de la música, y una espectacular canción. La voz de Michael Jackson le da un toque espectacular a la versión que aparece en la película Moonwalker, y la versión de Aerosmith tiene ese toque único, mucho más sicodelico que la original, pero aún así los Beatles son los Beatles y la versión original es tremenda.

Dancing in the Moonlight

Thin Lizzy vs Smashing Pumpkins

 

 


Enjoy the Silence

Depeche Mode vs Lacuna Coil vs Tanghetto

 

 


 

 


En mi opinión la canción original de Depeche Mode es perfecta, pero aún así quedé impresionado la primera vez que escuche el cover de Lacuna Coil, dado que ha sido uno de los pocos covers de Enjoy the Silence que me ha gustado. La canción de Tanghetto es una versión instrumental, que logra transmitir una sensación hermosa, gracias a la combinación del tango con la electrónica.

Feeling Good

Nina Simons vs Muse

 

 


Una espectacular canción de Jazz, que los dioses de Muse convirtieron en una espectacular canción de Rock. Dos grandes interpretaciones de dos grandes artistas.

Five Years

David Bowie vs Brian Molko

 

 


 

 

Una especacular canción, con una de las letras más hermosas del mundo. La versión de Bowie es muy bonita, pero en mi opinión la versión de Brian Molko (cantante de placebo) logra ser mejor, por la velocidad y por la voz y sentimiento de la canción. Dos joyas de la música.

Gloria

Van Morrison vs Patti Smith

 

 


 

 

Una canción probablemente desconocida para muchos, ejecutada de manera espectacular por Van Morrison, pero que gana muchisimo con el estilo Punk de Patti Smith; además la frase inicial: Dios murió por los pecados de alguien, pero no los mios es genial.

Hurt

Nine Inch Nails vs Johnny Cash

 

 

 


 

Ambas versiones son grandiosas. Para mi Hurt, de NIN, es una de las canciones más grandiosas y a la vez más tristes en la historia de la música; Aún así la versión de Cash es sobrecogedora, y realmente magnífica.

I Shot the Sheriff

Bob Marley vs Eric Clapton

 

 


Una espectacular canción de Bob Marley, que Eric Clapton versiono de una manera increible, añadiendole un no-sé-qué que la pone al nivel de la original. Dos versiones de un CLÁSICO.

I will survive

Glorya Gaynor vs Cake

 

 

 


 

Sería un crimen no incluir este clásico de la música en este lista. Una canción que seguramente muchos conoceran, siendo la original ya parte de la historia y su cover uno de los mejores que se han hecho. Imprescindibles.

Johnny and Mary

Robert Palmer vs Placebo

 

 


Una gran canción de los 80’s de mano de Robert Palmer, que renacería gracias a la banda Placebo que hizo el cover de la canción, que luego sería banda sonora de la película alemana Engel y Joe.

 


Y Continuará…

Espero continuar con la lista durante el transcurso de la semana… y si creen que alguna canción merece tener un puesto acá, diganlo. Saludos!

A debate: Controles con sensor de movimiento ¿opción o solución?

Hola ^^

Tras robarme la coletilla -a Debate- de Logan y Luego de leer la interesante reflexión hecha por el bloggero Franchuzas, en la cual nos hablaba de como la interacción en el mundo de los videojuegos estaba cambiando y de como los medios especializados en videojuegos se estaban quedando atras ante dicha evolución, me ha surgido una pregunta, sobre la cual quiero dar mis reflexiones y debatir junto con todos ustedes. La cuestión es:

¿Son los controles con sensor de movimiento, una opción o una solución?

Supongo que ya muchos tendrán una respuesta (y habrá quienes ya estaran comentando la entrada), pero reflexionemos primero acerca del tema, y vemos a donde llegamos.

 

En el 2006 nintendo lanzó una consola revolucionaria (No en vano su nombre en clave era Revolution) que cambio el modo de ver el mercado de los videojuegos, y supusó una evolución que muy pocos esperaban. Por un lado su control de movimiento (Wiimote) ofrecía posibilidades nuevas jugablemente hablando, y por otro lado su mercado se amplió, pues su consola le llegó a personas que probablemente nunca habían disfrutado de un videojuego, es decir, a los mal-llamados Casuals.

Y las opiniónes generadas fueron muy divididas. Hubo quienes alabaron al Wiimote, hubo quienes lo lapidaron hasta el cansancio, y hubo quienes (los más cuerdos) vieron lo bueno y lo malo, y trataron de ser objetivos ante la situación. Aún así la mayoría se incluyen entre el segundo grupo, lapidadores del Wiimote, por el hecho de no querer ser asociados con una consola "infantil". Aunque eso es tema de otro debate.

Llegados al E3 del 2009 tanto Sony como Microsoft presentaron sistemas de control basados en la captura de movimientos, Play Station Motion Controller y Project Natal respectivamente. Muchos afirman que estos dos sistemas buscan quitarle a Nintendo parte de ese público casual que se ha ganado con su Nintendo Wii (y naturalmente con DS también), pero ¿es esa la única razón para el desarrollo de éstas nuevas tecnologías?

 

 

Desde las primeras consolas hasta la actual generación, hemos visto como los controles han evolucionado de una manera lógica. Pasamos de una palanca y un boton a controles completamente inalambricos en los que se cuentan hasta catorce botones, dos sticks analógicos y vibración (hablando del mando de 360). Y aún así nos estamos quedando cortos.

Lamentablemente el no haber probado PS3 me hace incapaz de hablar de esa consola, pero estoy seguro que el tema no difiere mucho al de la 360. Para ejemplificar y que vean hacía donde se dirige esta disertación, voy a analizar el control de uno de los juegos insignias de la consola de microsoft: Gears of War.

 

 

Bromas aparte, el juego tiene un sistema de control bastante bueno, pero que nos sirve para demostrar una de las razones por la que, en mi opinión, en un futuro el sensor de movimiento será cosa obligatoria en los controles; esa razón es que: Nos estamos quedando sin botones.

Como ya le escuche decir al electroduende, es horrible cuando en el Gears estás corriendo y te quedas pegado a una pared, todo por culpa de que el botón A sirve para las dos cosas, tanto correr, como cubrirse. Algunos diran que eso es una nimiedad, pero a la hora de estar en una batalla en modo locura contra 20 Locust deja de ser una pequeñez.

Otro juego que nos sirve de ejemplo es uno de los más adorados de gamefilia; Rainbow Six Vegas 2, un juego en el que aparte de controlar a tu personaje, debes darle ordenes a tus compañeros, y acá el lio es mucho mayor. Con el botón select cambías el modo de tus compañeros (Entre un modo de Asalto y un modo Infiltración) y por lo tanto cambía la función de ciertas teclas. Además hay botones con dos funciones, que pueden a veces complicar las cosas. Además, si quieres usar la pistola o cambiar el tipo de granada, tienes que sacar un menu contextual con la tecla Y y moverte en el con las flechas.

 

 

Además de todo esto, los dos juegos anteriores y muchos otros en esta generación no tienen un botón para saltar, algo que en épocas anteriores era básico. Es aquí, después de reflexiones confusas, cuando me pregunto si los desarrolladores no estarán viendo (naturalmente a futuro) una solución al problema de la falta de botones, en los controles de movimiento.

Naturalmente alguien puede pensar en que la solución son más botones, pero soy de los que opinan que se ha alcanzado al límite, y que es casi imposible crear un control con más botones y que siga siendo lo suficientemente ligero y ergonómico. Una de las soluciones (ya la utiliza el Rainbow) es usar comandos de voz. Una tecnología que aún es muy básica pero que funciona, sin embargo, no todos nos sentimos comodos dando gritos frente al televisor, y además muchos de los gamers solemos jugar a altas horas de la noche, y los gritos a esa hora (para muchos) están prohibidos.

 

 

Conclusión:

Creo que tanto gamers como la prensa especializada tiene que darse cuenta de una cosa, y es que los controles de movimiento llegaron para quedarse. Ya hemos visto (los que tenemos una Wii) que es una delicia lanzar una granada con un movimiento de la mano, y no tener que andar buscando en el inventario de armas, perdiendo segundos vitales en nuestra justa.

El futuro para mi está en versiones mejoradas del Wiimote, o experimentos como el Sixasis pero mucho más trabajados; El futuro está en controles que fusionen lo mejor de los controles "clásicos" con lo mejor de la caputar de movimientos. El Proyecto Natal aunque no deja de deslumbrarme, me sigue dejando con una sensación de duda, pues es muy difícil (o eso parece) adaptar juegos como el ya nombrado Gears of War a esa tecnología.

Sólo me queda decirle a los defensores del "Control de toda la vida" que se tengan, porque de seguro en las próximas generaciones tendrán que moverse un poco… o comprarse un PC.

Saludos!

Placebo – Battle for the Sun [Música]

Hola ^^

Analizar música de una manera objetiva es una tarea imposible pues no hay forma de dejar la subjetividad y los gustos a un lado; además la música es un estado del arte que cambia y varía dependiendo de cada persona, y diferentes aspectos, tanto sociales como personales, son los que definen lo que nos gusta y lo que no.

Sin embargo, hoy quiero darme a la tarea de analizar el más reciente álbum de una de mis bandas preferidas, hablando desde lo poco que sé, y de una forma muy personal, pero con la esperanza de que una, dos o por qué no muchas canciones de ellos les queden gustando. Empecemos.

Battle for the SunPlacebo

 

 

Battle for the sun es el título del más reciente álbum de estudio de Placebo, específicamente su sexto trabajo de estudio, y fue lanzado el 8 de Junio del presente año, aunque algunas canciones ya se habían dado a conocer días antes.

El álbum está compuesto por trece canciones, que nos transmitirán una sensación mucho más rockera que los álbumes anteriores, sin dejar de lado ese toque electrónico característico de la banda, junto a esas letras únicas y especiales creadas por Brian Molko.

Además dos canciones acompañan a la edición especial del disco, y a pesar de ser "Sides-B", tienen una calidad asombrosa.

Este nuevo álbum es el primero del nuevo baterista de la banda Steve Forrest, quien remplazó al anterior baterista de la banda Steve Hewitt, quien abandono el grupo por diferencias con los otros dos miembros, Brian Molko y Stefen Oldsal.

 

 

1. Kitty Litter

La primera canción del álbum es una de las que más suena al Placebo de álbumes anteriores. Una canción con un ritmo sencillo pero bastante sabrosón, y con un coro bastante animado, con una cierta sensualidad en la voz de Brian y que además invita a cantar: So move closer, i gotta feel your touch, so come over, COME ON!

2. Ashtray Heart

 

 

La primera vez que escuche esta canción me sentí un poco contrariado al escuchar al baterista haciendo una voz secundaria en español, en una traducción simple pero un poco rústica de "Ashtray Heart": Cenicero, cenicero, mi corazón de cenicero. Pero tras acostumbrarme, me di cuenta de lo bien que acompaña a la canción. Es de esos coros que invitan al público a saltar y a cantar, y que suben la energía de cualquiera.

El nombre de la canción es curiosamente el nombre que la banda tenía antes de llamarse Placebo, además de que los ceniceros y el cigarrillo es un tema recurrente en las canciones de la banda.

3. Battle for the Sun

 

 

En esta canción comenzamos a notar el cambio de baterista, y es que la forma en que empieza la canción, con ese ritmo en la batería tan extraño pero a la vez tan armonioso, es increíble. Fue la primera canción que el grupo dio a conocer, probablemente porque su melodía y su letra son mucho más digeribles que otras canciones. Por decirlo de alguna manera es la canción casual del álbum, pero no por eso deja de ser un temazo.

4. For what it’s worth

 

 

 

El primer sencillo del álbum. Una canción extraña, con una parte de trompetas nunca vista antes en Placebo y un cambio a mitad de canción bastante curioso, además de unas vocesitas en el fondo de la canción que dan una sensación extraña, entre terrorífica y burlona. Pero a pesar de lo rara que resulta, es una gran canción, y el vídeo es igualmente genial.

5. Devil in the details

 

 

Otra canción enfocada en gran parte a la batería, la cual lleva el ritmo de la canción, y alrededor de la cual giran los demás elementos de la canción, entre ellos la voz de Brian, que suena un poco más lenta de lo normal, pero que suena genial.

6. Bright Lights

 

 

Y llegamos a la mejor parte del álbum. Canciones enfocadas más a la voz de Brian y con letras espectaculares. Esta canción en especial tiene una melodía un poco escura, pero que atrapa fácilmente, y el manejo de la voz, un poco más baja de lo normal y con ese golpecito al final, es sublime. A heart that hurts is a heart that works, muy bonita esta frase, que aunque es mucho más antigua que esta canción, es usada de manera perfecta en la misma.

7. Speak in Tongues

 

 

Otra de las canciones que demuestran el cambio de la banda, y lo digo porque está canción es, a diferencia de la gran mayoría de canciones de Placebo, una canción alegre, que habla (o eso creo) sobre esa sensación de volver a una persona luego de mucho tiempo. We can build a new tomorrow, today

8. The Never-Ending Why

 

 

Una de las canciones más energéticas del álbum, y en vivo se nota la energía de la banda y la buena vibra que transmiten juntos. Es una canción que pasa por diferentes estados musicales: empieza bastante fuerte, luego se calma, luego viene una parte en la que el público acompaña con las palmas, luego la batería domina y luego aparecen esas trompetas tan curiosas pero que resultan tan bien en la canción. Todo un tema, espectacular.

9. Julien

 

 

Bueno y llegamos a mi canción preferida del álbum. La canción tiene un inicio electrónico espectacular, y la voz de Brian, que parece contando un secreto al oído, le da un sabor siniestro al asunto; pero no se queda en ello, por el contrario la canción va cambiando para terminar al final en un ritmo bastante rockero, casi furioso.

La letra es espectacular; nos habla de una persona adicta a una sustancia psicoactiva, y como esa dependencia a la droga hace de su vida un suicidio en cámara lenta. ¿Así o más espectacular?

10. Happy You’re Gone

 

 

Probablemente la canción más triste del álbum, con un ritmo bastante arrullador, y la voz de Brian que transmite esa sensación de tristeza de la que habla la canción, que irónicamente nos dice lo trágico que es terminar con alguien que nos engañó, pero lo felices que eso nos hará eventualmente. Hermosa canción.

11. Breathe Underwater

 

 

Una de las canciones que más suena al Placebo de los primeros años. La verdad es que comienza con un ritmo bastante usual, pero se torna bastante especial al final, donde el ritmo se hace más frenético, pero a la vez bastante alegre.

12. Come Undone

 

 

Esta es una de las canciones más sencillas del álbum y es probablemente eso (lo simple de su letra y su música) lo que la hace interesante. Es curioso como la voz de Brian parece desesperada, y la música igual, con unos riffs largos y un poco lúgubres. A pesar de eso sigue sin gustarme demasiado, y me parece la canción más pobre del álbum.

13. Kings of Medicine

 

 

La última canción y QUE CANCIÓN. La verdad es que es sumamente espectacular la combinación de una letra bastante trágica, con una melodía que se vuelve alegre poco a poco, gracias al ritmo y a las trompetas que entran al final, y la frase culminante, que nos deja a la expectativa, en el limbo. Una de las mejores canciones del álbum.

14. Unisex

 

 

El primer Bonus-Track de la edición limitada del álbum. Esta canción me encanta, con ese ritmo que te invita a saltar en tu silla y a moverte mientras cantas. La verdad es que hubiera encajado en el álbum perfectamente, es una lástima que haya quedado por fuera. We, run, run, run, run, run, run, run

15. The movie on your eyelids

 

 

Esto, más que una canción, es sentimiento en estado puro. HERMOSA. Además, la primera vez que la escuche, me hizo pensar en la niña que me gusta, así que es imposible que no me guste.

 


Y eso es todo. Probablemente uno de los mejores álbumes de la banda. Tal vez no tenga éxitos tan fuertes como los de trabajos anteriores, pero viéndolo como un todo es casi perfecto.

 

Espero les haya gustado la entrada. Saludos!