Videojuegos: Final Fantasy XIII

Sinopsis: El mundo superior llamado “El nido” es sacudido por la presencia de un fal’ Cie de Paals, el planeta inferior. Lightning, junto a otros personajes, se verá forzada a cumplir una misión impuesta por dicho ente, ya que la ha convertido en un lu’ Cie, al igual que a su hermana Serah, a quien tratará de rescatar. Ahora el destino de El nido, Paals y sus vidas está en sus manos.

Opinión del autor: Polémica entrega de esta enorme saga, que lamentablemente en esta ocasión me decepciona por completo. El punto más positivo sin duda es el aspecto gráfico y artístico, el cual es impresionante, y en escenas cinemáticas ya ni hablemos, pero además el conjunto destila una luminosidad y colorido increíbles. Siendo justos, el entorno que constituye El nido y Paals es atractivo, mezclando tecnología y naturaleza, y el diseño de personajes también está bien, sobre todo si hablamos de Lightning (ay omaaaa!) y los personajes principales.

 

 

El mayor problema del juego reside en la jugabilidad, partiendo por el estilo pasillero que se ha escogido, y ese desarrollo por fases en el que parece que se ha construido todo el juego, imposibilitándonos volver a visitar casi todos los entornos por donde pasamos, exceptuando unas pocas y muy contadas excepciones. Incluso el sistema de evolución de personajes está limitado por circunstancias que están fuera de nuestro control. Todo en el juego se ha preparado de una manera tan artificial, que todo se reduce a avanzar y pelear cuando toca, y acaba haciendo mucho, MUCHO daño al juego.

El sistema de combate, pese a querer darle un toque más dinámico y ágil, resulta bastante simplista a la larga, y aunque afortunadamente cuenta con algún que otro factor estratégico, estos solo se aprovechan en algunos jefes finales, ya que los combates transitorios siguen siendo igual de anodinos. El argumento puede gustar, y puede que no. Si te gusta, puede que conectes con él y haga que te enganches al juego. A mí no me gustó, primero porque es absurdamente rocambolesco y enrevesado, te pierdes numerosas veces en la historia (ya que además me parece que está contada muy deficientemente, con flashbacks, iniciando el juego de manera abrupta…), segundo porque el carisma en general brilla por su ausencia, y eso me impide empatizar mínimamente con la mayoría, y tercero (y esto a nivel muy personal), la historia de amor me resulta, a estas alturas, jodidamente edulcorante y genérica, recurso facilón y manido del género junto al clásico “salvemos el mundo” (que obviamente, no falta).

 

 

Redondeemos todo esto si le añadimos la ausencia casi total de misiones alternativas a la principal, de ciudades propiamente dichas que visitar con tranquilidad, un mapamundi, conversaciones con otros personajes no principales… ¿Qué queda de Final Fantasy? Yo diría que el nombre. ¿Qué tiene este juego que merezca la pena? Bueno, es bastante largo aun sin misiones alternativas (unas 40 horas), es bonito de ver y agradable de escuchar, y si conectas con la historia, “supongo” que te puede enganchar, pero esto no es una película. Literalmente, este “videojuego”, acierta de pleno en lo de “video”, y falla rotundamente en “juego”, y no sé vosotros, pero en mi balanza, el platillo del lado de “juego”, es bastante más importante.


Nota Metacritic:
83 (PS3) 82 (X360)

Nota usuarios Meri: 7.9 (PS3) 7.6 (X360)

Nota mía: 4