Cine: Buried (Enterrado)

 

 

Argumento: Paul Conroy es un contratista civil que ha sido enterrado vivo en algún lugar desconocido de Irak, por terroristas islamistas. El oxígeno solo le dará para una hora y media de vida, y solo dispone de un móvil para contactar con el mundo exterior y pedir ayuda. El tiempo corre en su contra.

Opinión del Autor: Espeluznante thriller de suspense el que nos presenta Rodrigo Cortés, en lo que se me antoja como un brillante ejercicio de dirección, actuación y guión, más aún con las limitaciones que arrastra un film de estas características. Ryan Reynolds, único actor visible en todo el film, tiene que cargar con todo el peso que supone meterse en el papel de alguien que, para su pesar, está encerrado en un lugar desconocido, limitado, y que va a ir muriendo poco a poco. Ya el inicio de la cinta, con ese minuto largo a oscuras, se antoja como un preludio de lo que va a acontecer: Mucho, muchísimo mal rollo.

 

 

Porque Buried es eso, una película de malas sensaciones, y me gusta. La claustrofobia, la pérdida de los nervios por parte de Paul Conroy al llamar por teléfono, cada situación que se le presenta, hace que a cada minuto el espectador piense: ¿Qué será lo siguiente? Porque no sabes por dónde va a salir el terrorista que ha capturado a Paul, no sabes por dónde va a salir las personas que se supone que tienen que ayudarle, y no saber por dónde va a salir la propia tumba donde está enterrado Paul, porque no es simplemente una caja y fuera, bueno sí, lo es, pero eso no impide que en ella ocurran “cosas”.

Y es que eso es lo más sorprendente de la película, como durante todo su metraje, es capaz de absorberte y captar tu atención, como te hace preocuparte por Paul Conroy, y al mismo tiempo, deseas desde lo más profundo del alma no verte en la misma situación. Defectos, pocos, la verdad. Quizás los planos donde la cámara se aleja de Paul, distorsionan un poco las dimensiones de la propia caja, y la percepción del espectador. Algunas reacciones de Paul también pueden ser algo extremas. No diría sobreactuado, pero es difícil calibrar cuando uno no ha sentido en su pellejo el estar encerrado en un ataúd de madera. En conclusión, Buried (Enterrado), es un ejemplo de que en el cine, el límite más significativo está en la imaginación, y no tanto en la necesidad de escenarios caros y presupuestos desorbitados. Es una peli muy buena de principio a fin, y eso incluye la resolución de la misma, para mí óptima, acertada, y con dos pelotas.

 

 

Nota IMDb: 7.2

Nota Metacritic: 65

Nota mía: 9