Cine: Titanic

 

Argumento: La breve historia del barco de pasajeros más grande del mundo narrado desde la vivencia de dos pasajeros, Jack y Rose, dos jóvenes que se conocen en el transatlántico, desencadenando una corta historia de amor desde la partida del Titanic, hasta el catastrófico incidente que sufrió, y que acabó con la vida de centenares de personas.

Opinión de autor: El mejor James Cameron no se mostró en Titanic, y tampoco en Avatar, por mucho que la primera haya sido una de las películas más oscarizadas de la historia, y ambas estén en lo más alto de las recaudaciones de taquilla. Puedo sonar devastador, pero tampoco voy a ser mortífero en este sentido. Sin embargo, si seré tajante que personalmente opino que para ver al mejor James Cameron te tienes que ir a los años 80 y principios de los 90 con cintas como Aliens, The Abbys o las dos primeras Terminator.

 

 
 

¿Por qué no considero a Titanic de lo mejor que ha parido James Cameron? ¿Será el dúo DiCaprio-Winslet? No, y matizaré un poco en este sentido, porque si hay algo critican más las masas sobre esta peli, es el edulcorante romance de la película. Titanic, a mis ojos, se adolece de un problema que han sufrido cintas como, por ejemplo, la reciente Super 8, que se reduce básicamente a que las distintas partes de la ecuación no congenian entre ellas, y se evade la formación de un TODO conjunto. Si en la cinta de J.J. Abrams el problema es que el monstruo no pintaba nada con la trama principal de los chicos, en Titanic el problema es que la aventura de sus protagonistas no casa con la historia del barco.

A grandes rasgos, daría igual que los hechos se desarrollaran en el Titanic o en el barco de chanquete en tamaño XXL. La historia se mueve por el dúo formado por Jack y Rose mediante los recuerdos de esta (lo que ya de entrada, usando el recurso de narrativa en pasado, ya me está contando partes del final sin que apenas hayan pasado 5 minutos de inicio), y en general ambos son el único hilo conductor de la historia. Lo que interesa durante todo el rato previo a la catástrofe no es el barco, ni la parte tripulante o pasajera que tenga algo más que aportar a lo que realmente sucedió en la tragedia; así que podemos decir claramente que el film no se llama “Titanic” hasta que no ha chocado el iceberg contra el barco.

 

 
 

En cuestión de decorados, vestuario, efectos, etcétera, está claro que la película es un despliegue audiovisual impresionante, y que merece todos los grandes elogios que ha recibido. Como ya he dicho, su hándicap es su guión, su historia, y un metraje excesivo para lo poco que realmente nos cuentan durante los dos primeros tercios del film. No creo que la historia esté enfocada a los personajes más idóneos, pero eso sí, romántica y ñoña como ella sola lo es, y seguro que embelesará a muchos/as. Digamos que era el tipo de historia que hoy conocemos en forma de “crepúsculos” y demás. Bueno, pues que aprovechen esos dos primeros tercios a los enamorados. Yo me quedo con la parte destructiva. Sueno oscuro, pero yo he ido a ver la peli de Titanic, ¿entendéis?

 

Nota IMDb: 7.5

Nota Metacritic: 74

Nota mía: 6