Videojuegos: Vanquish

 

 

Sinopsis: Un ataque a gran escala sobre la ciudad de San Francisco, destruye gran parte de la zona, matando a sus habitantes. Víctor Zaitsev es el principal artificie de esta masacre, y amenaza a los Estados Unidos de América a rendirse, o si no, el próximo objetivo será Nueva York. Ante la negativa de la presidenta de los EE.UU, se prepara un contraataque masivo hacia la estación espacial donde opera Zaitsev, con el objetivo de detener el próximo ataque. Entre los aliados, manejaremos a Sam Gideon, un agente de DARPA provisto de un traje experimental (el ARS) que será la principal baza para la victoria y detener el inminente ataque.

Opinión del autor: Vanquish es un título muy especial por muchas razones. No es el típico juego de disparos, pero a su vez, es probablemente el título actual más fiel a aquellos clásicos del “Run & Shoot” de los 80 y 90, como Contra, o Metal Slug, pero obviamente salvando las distancias, pues este es un título 3D de última generación. Desarrollado por Platinum Games, Vanquish es un avance más para la compañía nipona que consiguió asentarse en la industria con títulos como Bayonetta o Madworld, demostrando calidad a raudales, y en este caso contando con el aporte de Shinji Mikami, padre de Resident Evil y Devil May Cry.

 

 
 

Como ya he dicho, Vanquish es un shooter futurista en 3ª persona con una jugabilidad muy básica y clásica, combinado con añadidos bastante notables. A grandes efectos, es un título de correr y disparar. Adentrándonos más en él, es un ejercicio de dinamismo alocado, pues una de las claves de Vanquish es que será tan importante correr (y deslizarse) como disparar. Recorreremos fases que dividen los distintos capítulos del juego disparando contra todos los enemigos que encontremos (todos robots y androides), enfrentándonos a rivales de tamaños descomunales en algunos casos, y en auténticas reyertas multitudinarias, siempre acompañados de compañeros (que dicho sea de paso, ayudan más bien poco).

Jugablemente tiene ese aroma añejo y a la vez novedoso, pero Vanquish se resiente en algunos aspectos vitales. El primero de ellos es su argumento. Muy superficial y difícil de transmitir interés alguno. Es más una sucesión de clichés para justificar la situación y la ensalada de tiros. Por otro lado, la duración del juego es escasa. Con unas pocas horas lo habréis liquidado, y en su día no merecía mucho la pena pagar 60 o 70 euros por ello (sí actualmente que es fácil encontrarlo por 10€ o menos), además de no contar con multiplayer o muchas más opciones de rejugabilidad. A nivel técnico, tiene un buen acabado al que le achacaría una falta de variedad en los escenarios a veces preocupante, a veces comprensible (quizás solucionable con una mayor paleta de colores), y un sonido vitaminado con multitud de efectos, explosiones, tiros… además de estar doblado al castellano, algo de agradecer, aunque no habría estado mal que hubiesen cuidado la sincronización.

 

 
 

A efectos generales, Vanquish me parece un buen juego lastrado por muchos problemas, algunos vitales, y otros más sutiles, pero que hacen que el baremo de calidad de Platinum Games se bambolee ligeramente. Aun así, sigo insistiendo en que es un paso adelante para la compañía, porque de alguna manera, han sabido transmitir algo que no consiguen hacer las demás compañías (al menos de forma efectiva), que es trasladar las sensaciones jugables de antaño a nuestros días, con mecánicas similares, desarrollo casi calcado, y la sencillez que respiraban aquellos tiempos. Solo le falta más dificultad y un contador de vidas para ser la fiel visión de un “Contra” de los tiempos modernos.

 

Nota Metacritic: 84

Nota Usuarios Meri: 8.5 (PS3) 8.1 (X360)

Nota mía: 6