Videojuegos: Valkyria Chronicles

 

 

Sinopsis: En una Europa alternativa situada en 1935, dos superpotencias luchan entre sí por apoderarse de los yacimientos de “Ragnite”, un mineral muy codiciado. Entre ambos frentes se encuentra la nación de Galia, un país neutral a la guerra, pero que a causa de su riqueza en Ragnite será blanco de un intento de invasión. Su ejército tendrá que expulsar a las amenazas que se internen en sus fronteras, y proteger a la población local.

Opinión del autor: Valkyrie Chronicles es una propuesta muy interesante dentro del catálogo de PS3, y prácticamente una rareza en su género. Se trata de un SRPG que combina el juego en tiempo real con los combates por turnos, añadiendo evidentes elementos de rol dentro de todo el conjunto. Seguiremos el hilo argumental manejando el batallón “Squad 7”, liderado por Welkin Gunther, hijo de un antiguo general de Gallia, y a través de ellos veremos las diferentes consecuencias y acontecimientos que se suceden a lo largo de la guerra, además de la relación personal entre los propios integrantes de “Squad 7”. Este es uno de los puntos fuertes del juego, la trama que no se limita simplemente a ver avanzar entre batalla y batalla, sino que se adentra mucho más en las tramas personales o en los efectos del conflicto, tocando directamente temas tan espinosos como es la discriminación e incluso la esclavización, haciendo un evidente paralelismo a la segunda guerra mundial. A todo esto hay que añadirle un elemento ficticio e incluso fantástico con el mito de las Valquirias, la cual tendrá su relevancia a medida que avancemos en el juego.

 

 
 

En aspectos jugables, las batallas se desarrollan mezclando la acción real con las luchas por turnos. Dispondremos en cada misión de “X” miembros en nuestro escuadrón, y “X” objetivos que cumplir, desde eliminar unidades u objetivos especiales, a llegar a una parte concreta del mapa utilizando cualquier método necesario, incluido el sigilo. Esto añade variedad dentro de la jugabilidad de cada fase, las cuales tendrán un desarrollo similar. Dispondremos de una serie de movimientos limitados, y con ellos podremos mover a nuestras patrullas, atacar, o realizar otros movimientos desde reparar vehículos a tomar asentamientos enemigos y usarlas en nuestro propio beneficio. Cada vez que se nos acaben los movimientos (o decidamos no hacer más), será el turno del enemigo, y tendremos que esperar que acaben hasta que podamos realizar nuestro siguiente turno. Por ello, las estrategias que adoptemos tendrán que cuidar todos los aspectos posibles, no solo avanzar atacando a lo que veamos, sino también emplear medidas defensivas como muros de sacos, hierba y otros elementos, o ángulos que nos permitan realizar contraataques efectivos, siempre aprovechando las condiciones del terreno y las características de cada uno de las 5 clases de unidades que dispondremos, y que podremos ir evolucionando a medida que ganemos experiencia u obtengamos mejores armas.

 

 
 
 

Estéticamente hace buen uso de un estilo Cel Shading que emula la apariencia de los mangas y animes japoneses, y contamos con una buena banda sonora además de voces, eso sí, en inglés, al igual que los textos, algo que echará para atrás a los que no estén muy puestos en el idioma de Shakespeare, pero que por fortuna tampoco es demasiado exigente para seguir y entender la trama del juego o la parte jugable. Como aspectos más negativos, achacaría el hecho de que las escaramuzas secundarias reciclen mapas del modo historia, y quizás la continua y constante carga de diálogos y secuencias entre batalla y batalla, que pueden hacer que el ritmo se vuelva más lento de lo apetecible. Aun así, este es un juego que asegura muchas decenas de horas de duración, que no aburre en casi ningún momento, y que tiene unos valores de producción y jugabilidad muy interesantes. Puede que os sea difícil encontrarlo ahora en tiendas, pues ya han pasado unos 3-4 años desde que se publicó, pero si lo podéis jugar, es una opción más que recomendable.

Nota Metacritic: 86

Nota mía: 8