Videojuegos: Deus Ex Human Revolution

 

Sinopsis: Human Revolution nos sitúa en un futuro no muy lejano donde la tecnología ha evolucionado de una manera impensable. Los injertos cibernéticos están a la orden del día, haciendo de aquellos que se equipan con estos dispositivos personas mucho más capaces de desempeñar diversas tareas, pero arrebatándoles parte de su humanidad. La científica Megan Reed y Sarif Industries realizan un descubrimiento asombroso dentro de esta tecnología, pero tras un ataque terrorista  se da por muerta a la doctora y parte del equipo de científicos. Adam Jensen, quien resultara gravemente herido en el ataque, volverá a la vida con casi todo su cuerpo plagado de implantes, y tendrá que ir descubriendo poco a poco la verdad que se esconde tras los ataques y los involucrados.

Opinión del autor: Deus Ex Human Revolution es uno de los mejores regresos que se le podía otorgar a la franquicia creada hace ya cerca de una década por Warren Spector. En un futuro no muy lejano, con una estética cercana al ciberpunk, y con reminiscencias a obras de ciencia ficción como Blade Runner, Human Revolution nos presenta un mundo sumido en la distopía que cada vez ha sido engullido más y más por los avances tecnológicos. Tomaremos el papel de Adam Jensen, un jefe de seguridad que trabaja para Sarif Industries, que tendrá que encargarse de los intereses de la empresa a la vez que intentará descubrir que es lo que se está planeando en la sombra.

 

 

Jugablemente Deus Ex: HR es un título en primera persona que combina elementos de los FPS con el RPG y elementos de sigilo muy cercanos a lo que podíamos experimentar en títulos como Metal Gear Solid o Splinter Cell. Todo ello aderezado por un abanico de posibilidades que contempla desde toma de decisiones en conversaciones, la posibilidad de matar o no a nuestros enemigos, realizar misiones secundarias a la historia principal, y obtener varios finales al terminar la aventura. La variedad de Deus Ex: HR es uno de sus puntos fuertes, pues potencia increíblemente la rejugabilidad, y la longitud del título es significativa teniendo en cuenta todo el contenido adicional en forma de misiones secundarias, o explorando las ciudades en un entorno semi-open world.

Unos de los puntos más álgidos que tiene este título es su argumento. Es uno de los más brillantes que ha dado esta generación, y uno de los más completos. Deus Ex: Human Revolution esconde tras de sí un entramado donde se pone de manifiesto el doble filo que conlleva la evolución científica, tecnológica, y la aplicación de estos campos al ser humano. El poder de las corporaciones y las empresas, el control que se gesta sobre la población, sobre los posibles clientes o usuarios de los nuevos desarrollos, la manipulación mediática, la falta de moralidad o ética en la toma de decisiones de las personas poderosas e influyentes, el sacrificio humano por un posible bien mayor o un interés desproporcionado… Son grandes atributos los que se reúnen en el guión de este título, y es sin duda el más potente motor de juego a la hora de enganchar y dejar ojipláticos a los jugadores. Sin duda alguna, es uno de esos títulos donde se demuestra que la riqueza de los videojuegos no se limita a disparar, correr y saltar, sino que detrás se halla un contenido muchísimo más rico e inspirado que nada tiene que envidiar a otros artes o medios.

 

 

Gráficamente el juego consigue una ambientación asombrosa. Mezcla la tecnología y el panorama recargado y decadente por momentos de los exteriores, con interiores mucho más sobrios pero sin descuidar los detalles y la sofisticación. Los filtros de color (ese dorado permanente en casi todos los entornos) contribuye a crear una mayor atmósfera de tecnología, futurismo, y a la vez rodea todo el ambiente con un aura de tristeza y decadencia que contrasta con ese supuesto progreso que presenta. El mayor problema lo encontramos en los diseños de personajes, donde las animaciones, sobre todo faciales, están por debajo del resto de apartados. Solo esto, y la inclusión de jefes finales, empañan el resultado final. Estos últimos principalmente por ir en contra de la propia filosofía del juego, pues no tenemos más opciones que enfrentarnos directamente, como en cualquier otro FPS, sin más elección, y eso afecta especialmente en un título donde la variedad y el libre albedrio en nuestras elecciones o en el desarrollo de nuestro personaje son tan importantes.

A pesar de ello, Deus Ex: Human Revolution no termina de bajar ese escalón que supone la excelencia. Independientemente de cómo puedan influirte a ti esos defectos, estamos hablando de un título que dentro del catálogo de videojuegos de cualquier consola, e incluso en PC, apenas puede encontrar alguien que haga par o sombra por encima. Tendríamos que remontarnos a los anteriores Deus Ex para toparnos con algo similar a ese nivel. Es un juego que disfrutar por su gran cantidad de virtudes, y sobre todo, es uno de esos títulos que pone en jaque a todo aquel que dude que los videojuegos, cada vez más, sean uno de los medios artísticos más profundos y enriquecedores de nuestro actual panorama.

 

 

 

Nota Metacritic: 90 (PC), 89 (PS3, X360)

Nota mía: 10