Mi historia en el Skate…

Bueno, lo contaré entero.

26 de junio de 2006. 4 días para que yo cumpliera los 17 años. Estábamos Dino, Peki (lo llamamos Peki por que se parece a un perro pequinés LMAO), en una piscina abandonada de por aquí dándole caña al skate como siempre. Nuestro día a día, el verano prometía mucho…

Un muro de 1 metro y medio y pienso "esto me lo salto por los cojones", el primer intento, fallido. Tras unos intentos, lo consigo, y satisfecho, digo "venga, otra ve para asegurarme este spot" (spot significa…sitio de patinar, skateparks, parques, plazas, cualquier sitio donde puedas patinar). El caso, es que voy a saltarlo de nuevo y…nos hemos jodido. Salto demasiado pronto y el tail (el "culo" de la tabla se queda enganchado en el borde del muro). Caigo sin tabla, y evidentemente, me doblo el tobillo de forma brutal.

Esguince de gravedad 4/5, acojonado me quedé. Estuve tres meses con el puto pie izquierdo vendado y con una muleta. En octubre ya estaba "recuperado". Volví a pillar la tabla (ni rehabilitación ni pollas, con dos cojones, mi amor al skate me llevó a ese punto, quería patinar si o si).

¡Oh! sorpresa y decepción, el tobillo no era el mismo. Le costaba girar y en el skate que el tobillo con el que deslizas para hacer los flips y saltar te gire es ESENCIAL. Si no es que no levantas el skate ni un palmo del suel. Pues eso, no giraba bien, me molestaba bastante y no estaba al 100%. Sintiendolo mucho, tuve que alejarme del skate y retirarme. Los médicos me dijeron que lo dejara, o por el contrario, si seguía y me volvía a joder ese tobillo, me quedaba cojo.

Pasé el año 2007 totalmente alejado de las tablas, quería que mi tobillo pasara una buena época tranquilo y sin muchos líos. Ahí reconozco que sí fuí paciente. Pero en mi cabeza siempre anduvo la idea de volver a las andadas.

Día de hoy, 8 de febrero de 2008, un año y medio después. NO PUEDO AGUANTAR. Necesito patinar o me suicido, quiero pillar una tabla y follármela (LMAO), lo necesito, es parte vital para mí que tenga una tabla en mis manos y patinar. Peeeeeeeeero; el tobillo sigue igual.

¿Problema? No haber hecho rehabilitación. Lo paso muy mal cada vez que pienso que puedo patinar con dos cojones pero que no debo hacerlo por miedo a que el tobillo se me joda para siempre y me quede cojo. Pero me la pela, QUIERO PATINAR. Pienso hacer la rehabilitación que haga falta con tal de que pueda volver lo antes posible (joder, parezco John Cena y su amor al dinero Rolling EyesLMAO), estoy haciendo ejercicio con ese tobillo todos los días.

No voy a parar hasta que esté bien recuperado, no sorporto más la idea de no poder patinar, solo espero que el tobillo se pueda recuperar después de un año y medio sin rehabilitación, y aunque la rehabilitación dure meses, o hasta un año más; yo la hago. El skate era mi vida y cuando me ví obligado a dejarlo, sentí como si mi vida se fuera al traste, es que, que yo recuerde, desde ahí empezó una mala época en mi vida que a día de hoy, a medias, claro, aún dura…