Press Play then any key: FERNANDO MARTÍN

Fernando Martín. Basket Master. 

 

Esa musiquilla. Esa musiquilla celestial. El Fernando Martín por fin ha cargado y ya puedes echarte tremendos piques con tus colegas. Esta es sin duda una de las cintas que tengo más hecha polvo de todas. Un juego de baloncesto 1 vs. 1 donde el pívot del Real Madrid Fernando Martín (cualquier parecido con la realidad es pura coincidencia), se enfrenta cara a cara contra su bestia negra.

 

Lejos de lo que pueda parecer por su simpleza, Basket Master (nombre con el que se conocía fuera de España) es un juego de lo más completo y viciante. Podemos elegir si enfrentarnos en duelo uno contra uno frente a la “potente” máquina o desafiar a un adversario humano.

 

En aquella época, sólo disponía de un joystick para jugar, así que si un amigo quería retarme en singular combate, uno de los dos debía enfrentarse a la ardua tarea de controlar al personajillo de la cancha con el teclado, todo un desafío si estabas acostumbrado al mando.

 

 

 

El juego bebe de un título similar publicado por Electronic Arts en 1983 llamado One on One, en el que se enfrentaban las estrellas de la NBA Julius Erving y Larry Bird 

 

Al comenzar el partido, aparecerá el balón botando en el centro de la pista y deberemos ser rápidos para hacernos con la primera posesión de la pelota.

 

El juego ofrece tres niveles de dificultad, la opción de personalizar los nombres de los jugadores e incluso cuenta con un marcador de cinco faltas personales. Después de una gran jugada, podemos disfrutar de las “animaciones superlativas” por obra y gracia de la repetición a cámara lenta. Asimismo se pueden realizar triples, mates, tapones, robos de balón, fintas, dobles e incluso existe la infracción de “campo atrás”. Para conocer el estado físico de nuestro jugador contamos con una barra superior indicándonos su nivel de cansancio. Para rematar, al final del partido se nos muestran nuestras estadísticas completas.

 

El juego no hace un gran alarde de efectos de sonido. Bote de la pelota, sonido de canasta, otro más “chungo” para cuando cometemos falta o erramos un tiro libre y la ovación del público para muestros mates. Eso sí, la cancioncilla del menú principal seguro que es una de las más tarareadas por los incondicionales de la plataforma.

 

Fernando Martín alias Basket Master, es otra pequeña joya de Dinamic para los ordenadores de 8 bits.