Underworld. Vampiros, Hombres Lobo, Amor… y no es Crepúsculo.

 
Underworld es una de las sagas de fantasía que más me sorprendieron hace unos años. Una historia épica de lucha entre vampiros y licántropos con historia de amor incluida y cuyo parecido con la abominable saga Crepúsculo termina ahí. 
 
La primera película me impactó. Esperaba una peliculita de acción de serie B y desde luego lo era… solo que los efectos especiales eran muy resultones, la película tenía unas secuencias de acción muy bien rodadas y los actores sacaban todo el partido a sus arquetípicos personajes. Claro que es una ventaja contar con buenos actores para la película. Aparte de la guapísima Kate Bckinsale, Bill Nighy o Michael Sheen son dos soberbios actores que dieron a sus papeles de Viktor o Lucian mucho más empaque del que tenían sobre el papel.
 
La segunda película, Underworld Evolution,  mantuvo el interés, una película trepidante, buenos actores y buenos efectos. Se mantenían todos los ingredientes de la primera y aprovechan para incluir a Derek Jacobi (el inmortal Claudio de Yo, Claudio). Un disfrute para los sentidos y un modelo del cine palomitero.
 
La tercera parte en realidad es una secuela. No aparece Kate Beckinsale y Rhona Mitra es la que lleva el pel protagonista. El director ya no es Len Wiseman sino que la dirige un especialista en efectos especiales cuya segunda y última película, por el momento es esta. Aún así, el argumento es interesante pues es el origne del conflicto, se mantienen Viktor y Lucien aunque sea varios sigos antes, ventajas de ser vampiros, y se deja ver. Pero nada más. No hay sorpresa, la protagonista no da la talla y se empieza a ver una decadencia en la saga.
 
Y ahora ha llegado la cuarta parte: Underworld el despertar. 
 
Es asombroso que hayan necesitado 4 guionistas para pergreñar la historia. Transcurre 12 años en el futuro, una época en que licántropos y vampiros prácticamente han sido exterminados y Selene es madre. A partir de ahí, se acabó el guión, el resto sontiros hasta el fin de la cinta que deja el camino preparado para la quinta parte. Es una pena que hayan contado con un guionista de la talla de John Michael Straczinsky, creador de Babylon 5 y guionista entre otros de Thor o el Intercambio de Clint Eastwood o de una de las mejores etapas de Spiderman. Se lo podían haber ahorrado porque el guión cabe en dos líneas.
 
Aunque aún es más asombroso que hayan necesitado dos directores y no hayan aprovecahado nada los actores. Realmente parece el prólogo de las películas de James Bond, cuando preparan la historia principal, solo que aquí será en la siguiente parte, en esta se conforman con abusar cosa mala de los ordenadores para los efectos que, desgraciadamente, cantan mucho, y llenarlo todo de balas. 
 
Lo mejor, Kate Beckinsale y Charles Dance, el actor que interpreta a Tiwyn Lannister en juego de tronos, que tiene un papel minúsculo pero al cuál le da su habitual empaque.
 
En definitva, la saga está en caída libre. Se puede ver pero que nadie espere algo mejor que una película de la Canon con Michael Dudikoff porque ya no queda magia. Aunque podría ser peor, podrían haber acabado tirando por la vía de Crepúsculo.  Puede que solo sea una película de acción cuando había sido mucho más, pero, al menos, no es ñoña.
 
Saludos fremen 
 
 
 

Juegos terminados… y la falta de tiempo (II)

Es el mejor juego de superheroes de todos los tiempos y uno de los mejores jeugos de aventuras. La ambientación es apabullante, con esa increíble recreación del Asilo de Arkham que parece por momentos escapada del comic de Morrison y Mckean y esos archivos sonoros de los enfermos mentales/supervillanos y del fundador del asilo.

A eso se unen los movimientos de Batman. Batman es un hombre muy rico que persigue la justicia desde que de niño le arrebataron a sus padres, a su infancia, a su vida en realidad y, en un momento de hundimiento casi terminal, tuvo una revelación de lo que tenía que hacer con su vida, abandonó la vida relajada e indolente de playboy que no le dejaba respirar y buscó una salida para la rabia y la sed de justicia que tenía dentro consagrándose a un único propósito: que no le pasara a nadie más lo que le sucedió a él. Años de entrenamiento con los mejores maestros alredodor del mundo le llevaron al límite de lo que puede alcanzar el cuerpo humano.

Ante este planteamiento, con un luchador así como protagonista del juego, era un desafío llevarlo a un juego. Un opción para plasmarlo en el juego hubiera podido ser como en la mayoría de juegos de superheroes en que los protagonistas empiezan con menos poderes y conforme se va desarrollando el juego se le van dando más poderes sin explicación lógica (y normalmente de ningún tipo) en el desarrollo. Es una convención que se acepta para que el juego pueda resultar más desafiante porque si tiene el personaje todo su poder y toda su habilidad, pasaría por encima de los antagonitas del juego casi sin despeinarse.

En Batman lo han hecho infinitamente mejor. Siendo muy conscientes de que es bueno que el protagonista progrese y mejore, se le da una lógica a esto.

Batman, desde el primer momento, es el mejor luchador posible, con unos movimientos de lucha de una fluidez que ya le gustaría a Street Fighter. Así, es capaz de acabar con ocho contrincantes, volar centenares de metros o seguir una pista desde el primer momento. El juego es, desde el primer momento, de Batman, el mejor luchador del mundo y el mejor detective del mundo.

En cambio, y con justificaciones del guión, son los gadgets de Batman los que mejoran progresivamente permitiendo mejorar algunas habilidades.

En cuanto a la historia, tiene un guión apasionante digno de los mejores comics de Batman y solo por debajo de las obras cumbre del comic como son Batman the Dark Kinght Returns o Year One, y a la altura de La broma asesina de Moore y Bolland, por ejemplo, con una trama orquestada por un Joker demente y asesino como el original y con otros villanos de Batman genialmente retratados como el Espantapajaros, Bane, una bellísima y peligrosa Poison Ivy o un impresionante y brutal Killer Croc.

En definitiva, a poco que a alguien le gusten los superheroes en particular o en general los buenos videojuegos de aventuras que reunan lucha, infiltración y exploración, una buena trama y unos personajes carismáticos y absorbentes, envuelto en un apartado técnico de lujo, el juego apasionará a quien lo juegue. Únicamente no lo recomendaría a aquellos que no les gusta Batman, más que nada porque si lo juegan, lo más probable es que cambien de opinión.

Juegos terminados… y la falta de tiempo (I)

Como buen Geek que soy, intento jugar a todo aquello que parece bueno. Desgraciadamente, como no solo de videojuegos vive el hombre, sino más bien de su trabajo, hay que seleccionar bastante lo que juego. Ya ha pasado el ecuador del año y no han sido muchos los juegos que he terminado pero, al menos, todos ellos han merecido cada uno de los minutos que les he dedicado.

 La iluminación del juego es magnífica

 

Uncharted 3: La traición de Drake.

Tengo la curiosa teoría de que, a diferencia del cine,  la primera parte no es la mejor de una saga en los videojuegos. 

La primera parte es la idea nueva, la segunda es la perfección de esa idea con el presupuesto necesario para ello gracias al éxito de la primera. Las restantes suelen ser una forma de explotar económicamente la franquicia sin nada nuevo que aportar.

Afortunadamente, Uncharted 3 es una excepción.  Es un juego de aventuras con una muy buena historia, gran variedad de parajes y unos personajes muy bien definidos. Encima hay humor y la ambientación es de lo mejor que se haya visto. Es como Indiana Jones y la última cruzada y, de hecho, parece que va a haber película. Si es así, para el potagonista, por favor, que elijan a Nathan Fillion.

Aún así, a pesar de ser muy bueno, tiene algunas pegas. 

Buena parte del juego suena a "esto ya lo he jugado", concretamente, en la segunda parte. Los puzzles son buenos y bien diseñados pero, por desgracia, el juego está diseñado para que no te atasques, pero llevado tan al extremo que, como te pares a pensar o simplemente a contemplar el espectacular diseño, ya te indica él mismo cómo debes proceder a resolverlo. Un poco de confianza en los jugadores no hubiera estado mal. Por último, el nivel en el cementerio de barcos no está a la altura del resto del juego. Ojo, no es que esté mal, pero comparado con los impresionantes niveles que transcurren en Colombia, Francia, el desierto o la ciudad perdida, la verdad, unos cuantos barcos semihundidos y unas grandes vigas no pueden competir.

De cualquier manera, disfruté muchísimo con el juego y es de los que recomiendas  a cualquiera que le gusten las buenas historias de aventuras. 

 Yesterday/New York Crimes

El primer video juego que recuerdo haber comprado fue Kig’s Quest V, una aventura gráfica de Sierra que me impresionó y que convrtió el género en mi favorito. Durante años he jugado diversas obras maestras que van de los Monkey Island a The Longest Journey, pasando por Grim Fandango o Fahrenheit/Indigo Prophecy.

El género no es lo que era. Si un estudio quiere vender millones de copias tiene que disfrazar una aventura gráfica como otra cosa y tener mucho  cuidado de que nade les acuse de hacer aventuras gráficas. L.A Noire o Hard Rain no son otras cosas que aventuras gráficas actualizadas pero no habrían vendido millones de juegos si lo hubieran planteado así, pues se ve a la aventura gráfica con dos terribles lacras: es algo del pasado y te hace pensar.

En mi caso, lo de que haga pensar me parece bien, y lo de que sea antiguo no lo tengo tan claro. Los dos ejemplos que daba antes son aventuras gráficas camufladas pero hay un estudio español, Pendulo Studios, que lleva haciendo aventuras gráficas con grandes guiones y grandes gráficos desde que empezaron con el maravilloso Runaway hace más de 10 años. 

Ahora han dado un paso más y han saltado del PC al Ipad/Iphone sin abandonar a los compatibles. New York Crimes en España, Yesterday en el resto del mundo, es una aventura gráfica que he jugado en el Ipad y  que es magnífica. Tiene una historia adulta de crímenes, sectas satanicas y personajes que no son lo que parecen que está muy bien resuelta, con unos gráficos de dibujos animados que contrastan un poco al principio pero que quedan muy bien y muy buenos puzzles. La adaptación al Ipad es magistral y se juega con más comodidad incluso que en el PC y, encima, no costaba ni cinco euros.

Aún así, tiene algunas pegas. La principal, es que es bastante corto. Las escenas cinemáticas son escasas y el fnal se precipita. 

No obstante, merece  mucho la pena, de hecho deja con ganas de más y estoy deseando que consigan desarrollar el nuevo juego Day One, para el que están pidiendo financación a los propios aficionados. La verdad, es un negocio redondo, sale más barato que comprarlo, te dan más cosas y puedes seguir el desarrollo si te interesa. Además, sabiendo que son muy buenos. Yo ya he colaborado (lo hubiera comprado igual). Aquí dejo el enlace por si le interesa a alguien colaborar: http://es.lab.gamesplanet.com/dayone/

Fin de la primera parte, mañana seguiré  con la segunda.

Saludos fremen 

 

Ready Player One

Portada española
IMPRESIONANTE
En menos de 500 páginas, el autor, Ernest Cline, ha conseguido crear un mundo futuro pero no mucho (2.045) en el que un videojuego online masivo multijugador con acceso através de realidad virtual lo cambia todo y se convierte en prácticamente en Internet y en la vía de escape de una realidad desoladora. Vía de escape que puede ser la fortuna para los jugadores pues el autor del juego, al morir, ha creado una gymkana basada en sus gustos de los años 80 en la que el ganador se llevará toda su inconmensurable fortuna.
Con este planteamiento Ernest Cline ha conseguido buenos personajes con los que asistir a una búsqueda apasionante pero que no para todo el mundo. Las disquisiiones implícitas sobre software libre y propietario, el poder de las multinacionales, el ecologismo y algunos temas profundos están muy bien integrados en la trama como parte del contexto y no como alegatos o discursos. Por tanto, el problema no es que la trama no sea interesante ni muy variada la búsqueda, con dificultades retadoras para los protagonistas y soluciones ingeniosas y creíbles, el posible problema es que el libro dejará a mucha gente con la impresión de que se han quedado en la superficie, de que no es muy accesible.
El problema que tiene para muchos lectores y el encanto que tiene para otros es el nivel de frikismo desmesurado del que hace gala sin rubor y sin concesiones. En el libro hay centenares de referencias explícitas básicas para la ambientación y la trama, así como en el propio libro, al leerlo, recuerdos de Starfighter, Exploradores, Tron, Neuromante  y decenas de películas, videojuegos y libros vienen a la cabeza al leerlo.
Así, la novela se ve trufada de multitud de anécdotas y recuerdos muy agradables (Blade Runner, Lady Halcón, Cazafantasmas, Indiana Jones, Matrix, Star Wars, Star Trek, Golden Axe, World of Warcraft, Commodore 64, Atari, Pacman, Q-Bert, The Joust, Adventure Quest, etc.) en cantidades inmensas.
Si te gustan los ochenta, versión americana, te apasionará, si no, puede que merezca la pena esperar a la película, que parece que se rodará en breve.
A mí sí me ha gustado mucho.
Saludos fremen.