Juegos terminados… y la falta de tiempo (I)

Como buen Geek que soy, intento jugar a todo aquello que parece bueno. Desgraciadamente, como no solo de videojuegos vive el hombre, sino más bien de su trabajo, hay que seleccionar bastante lo que juego. Ya ha pasado el ecuador del año y no han sido muchos los juegos que he terminado pero, al menos, todos ellos han merecido cada uno de los minutos que les he dedicado.

 La iluminación del juego es magnífica

 

Uncharted 3: La traición de Drake.

Tengo la curiosa teoría de que, a diferencia del cine,  la primera parte no es la mejor de una saga en los videojuegos. 

La primera parte es la idea nueva, la segunda es la perfección de esa idea con el presupuesto necesario para ello gracias al éxito de la primera. Las restantes suelen ser una forma de explotar económicamente la franquicia sin nada nuevo que aportar.

Afortunadamente, Uncharted 3 es una excepción.  Es un juego de aventuras con una muy buena historia, gran variedad de parajes y unos personajes muy bien definidos. Encima hay humor y la ambientación es de lo mejor que se haya visto. Es como Indiana Jones y la última cruzada y, de hecho, parece que va a haber película. Si es así, para el potagonista, por favor, que elijan a Nathan Fillion.

Aún así, a pesar de ser muy bueno, tiene algunas pegas. 

Buena parte del juego suena a "esto ya lo he jugado", concretamente, en la segunda parte. Los puzzles son buenos y bien diseñados pero, por desgracia, el juego está diseñado para que no te atasques, pero llevado tan al extremo que, como te pares a pensar o simplemente a contemplar el espectacular diseño, ya te indica él mismo cómo debes proceder a resolverlo. Un poco de confianza en los jugadores no hubiera estado mal. Por último, el nivel en el cementerio de barcos no está a la altura del resto del juego. Ojo, no es que esté mal, pero comparado con los impresionantes niveles que transcurren en Colombia, Francia, el desierto o la ciudad perdida, la verdad, unos cuantos barcos semihundidos y unas grandes vigas no pueden competir.

De cualquier manera, disfruté muchísimo con el juego y es de los que recomiendas  a cualquiera que le gusten las buenas historias de aventuras. 

 Yesterday/New York Crimes

El primer video juego que recuerdo haber comprado fue Kig’s Quest V, una aventura gráfica de Sierra que me impresionó y que convrtió el género en mi favorito. Durante años he jugado diversas obras maestras que van de los Monkey Island a The Longest Journey, pasando por Grim Fandango o Fahrenheit/Indigo Prophecy.

El género no es lo que era. Si un estudio quiere vender millones de copias tiene que disfrazar una aventura gráfica como otra cosa y tener mucho  cuidado de que nade les acuse de hacer aventuras gráficas. L.A Noire o Hard Rain no son otras cosas que aventuras gráficas actualizadas pero no habrían vendido millones de juegos si lo hubieran planteado así, pues se ve a la aventura gráfica con dos terribles lacras: es algo del pasado y te hace pensar.

En mi caso, lo de que haga pensar me parece bien, y lo de que sea antiguo no lo tengo tan claro. Los dos ejemplos que daba antes son aventuras gráficas camufladas pero hay un estudio español, Pendulo Studios, que lleva haciendo aventuras gráficas con grandes guiones y grandes gráficos desde que empezaron con el maravilloso Runaway hace más de 10 años. 

Ahora han dado un paso más y han saltado del PC al Ipad/Iphone sin abandonar a los compatibles. New York Crimes en España, Yesterday en el resto del mundo, es una aventura gráfica que he jugado en el Ipad y  que es magnífica. Tiene una historia adulta de crímenes, sectas satanicas y personajes que no son lo que parecen que está muy bien resuelta, con unos gráficos de dibujos animados que contrastan un poco al principio pero que quedan muy bien y muy buenos puzzles. La adaptación al Ipad es magistral y se juega con más comodidad incluso que en el PC y, encima, no costaba ni cinco euros.

Aún así, tiene algunas pegas. La principal, es que es bastante corto. Las escenas cinemáticas son escasas y el fnal se precipita. 

No obstante, merece  mucho la pena, de hecho deja con ganas de más y estoy deseando que consigan desarrollar el nuevo juego Day One, para el que están pidiendo financación a los propios aficionados. La verdad, es un negocio redondo, sale más barato que comprarlo, te dan más cosas y puedes seguir el desarrollo si te interesa. Además, sabiendo que son muy buenos. Yo ya he colaborado (lo hubiera comprado igual). Aquí dejo el enlace por si le interesa a alguien colaborar: http://es.lab.gamesplanet.com/dayone/

Fin de la primera parte, mañana seguiré  con la segunda.

Saludos fremen