¿Por qué no piratear?

Es una pregunta interesante. A pesar de la ley Sinde y el cierre de Megaupload piratear sigue siendo sencillísimo. Además, con la crisis, con la bochornosa actitud del gobierno cargando el precio de la crisis sobre la clase media y baja y recompensando a los responsables de la misma primero con dinero de todos y después con dinero de toda Europa… que se traduce en dinero de todos, con un progresivo aniquilamiento de estado de medioestar que teníamos y con la progresiva conversión de España hacia un país más injusto e insolidario, asustado por la que va a caer y sin salidas claras, con casi 6 millones de parados ¿Porqué no piratear?

Yo no puedo dar una solución global, pero sí sé porqué a mí no me parece necesario piratear.

Dejando la parte ética, que la dejaré para el final, hay otras razones que hacen que prefiera pagar por los juegos a obtenerlos gratis.

Como dije en algún momento del blog, soy un geek y, dentro de esto, me gusta coleccionar distintas cosas aunque ahora me refiero a juegos.

Me gusta coleccionarlos, tener las cajas y los manuales. Si es posible, me gusta conseguir ediciones especiales.

Por otro lado, me mueve la comodidad. Piratear un juego requiere un esfuerzo que, sinceramente, Steam ha dejado un poco absurdo. Compras el juego en Steam y lo almacenan ellos aunque lo tienes accesible siempre que quieras en tu biblioteca. Decides instalarlo y Steam se ocupa de todo, de que esté actualizado, de que funcione, incluso guarda las partidas en la nube.

También me mueve la seguridad, si puedo evitar los virus y troyanos mejor que mejor. Hay muchísima gente que comparte con otros por puro altruismo pero hay unos cuantos hijos de perra que cuelan troyanos y virus y a la que te descuidas tienes infectado el equipo.

Por otro lado, tener todas estas ventajas no es caro. Es verdad que hay juegos que cuestan 70 € y que es una cantidad enorme de dinero para un juego, independientemente de que luego lo valga o no, que esa es otra.

El problema es el hype y los medios de comunicación contribuyen mucho a ello. Hay un buen montón de juegos de los que se ensalzan sus posibles virtudes desde años antes hasta que salen, por fin salen y al mes siguiente ya no se vuelve a hablar de ellos. Parece que el juego muere en un mes. Parece por tanto que hay que jugarlo enseguida o se pasa de moda.

Eso es una consecuencia malsana de nuestra sociedad de consumo. Recuerdo que un directivo de Microsoft dijo que Kinect Star Wars era un juego para mantenerse en las estanterías durante mucho tiempo. Independientemente de la calidad del juego, me sorprendió que alguien planteara ese enfoque. Actualmente nos plantean los videojuegos como una necesidad que cubrir de inmediato.

Además se enmascara otra realidad. En el mundo de las consolas, el hardware se mantiene inalterado durante todo su ciclo de vida. Siendo así, realmente ¿Qué mejoras se espera conseguir entre las distintas iteraciones de la franquicia? Las diferencias que se consiguen son muy pequeñas, más grandes entre los primeros juegos que salen en el inicio del ciclo de la consola y los que salen dos años después, pero a partir de ahí, las diferencias son mínimas.

Digo todo esto porque creo que tiene que quedar claro que los juegos no deberían caducar antes que los yogures y que nos están vendiendo lo contrario. Los grandes juegos son grandes juegos el año pasado y este. Red Dead Redemption es tan sensacional hoy como el día que salió, más incluso por las expansiones.

En definitiva, nos crean una falsa necesidad con dos consecuencias igual de malas, o nos cuesta más dinero, o nos hace actuar contra nuestros principios.

Si superamos el asunto del hype se nos abre un mundo de libertad y posibilidades que nos va a permitir disfrutar de todos los juegos que queramos e incluso más que cuando salen gratis.

Cogiendo la plataforma de videojuegos más cara, como es PS3, he mirado los precios de los 15 mejores juegos según Metacritic, y resulta que me puedo comprar el más caro de esos 15 por 25,15 € en Amazon. Con su caja, su estuche, su posibilidad de juego online. Y estaré jugando a juegos que son mejores que el que más hype haya generado porque son lo mejor de lo mejor que la consola. ¿Qué no lo jugué cuando salió? Es cierto, pero estaría jugando a otro que también fuera sensacional. Y no estamos hablando de tener que esperar mucho. Hace tiempo había que esperar de seis a nueve meses. Actualmente, en tres meses encuentras bajadas de precio brutales.

Y esto es en PS3, En PC es aún mejor. Los juegos son más económicos desde el principio y generalmente lucen mejor en el PC que en la consola (aunque depende del PC). Pero, además, existe Steam.

En Steam se encuentran auténticos chollos, descuentos del 70%, novedades que bajan el precio un 50%. Es muy fácil volverse adicto. Como podéis ver en la imagen de portada, son un montón de juegos (y solo se ven unos cuantos) que he comprado en Steam. Especialmente orgulloso estoy del Max Payne al 50%, es decir, 23,95 € pero todos ellos han sido auténticas ofertas sensacionales.

No son los únicos, aunque sí los mejores. GOG.com tiene ofertas extraordinarias y allí cayeron los dos Witcher, aunque su punto fuerte son los juegos antiguos, ya están adaptados los sistemas operativos actuales. Y Origin también tienen ofertas de impresión de vez en cuando. No me gusta nada la tienda, pero Kingdoms of Amalur al 50% a los 15 días de salir o hace un par de semanas Battlefield 3, hacen que merezca la pena echarle un vistazo de vez en cuando.

En cuanto al soporte físico, soy firme partidario de las tiendas de segunda mano, aunque los propios distribuidores bajan los precios a los pocos meses hasta precios muy asequibles.

Y todo esto, porque hablamos de los juegos de pago, que si no quieres piratear ni gastarte un duro, tienes todos los géneros en internet para poder hacerlo, liderados por juegazos MMO al que en breve se une Star Wars the Old Republic a los Conan, DC Universe Online, The Lord of the rings Online, Star Trek online y tantos otros.

En resumen, paso de piratear. Por seguridad, por comodidad y por coleccionismo. Además, éticamente me siento mejor si no pirateo que si sí lo hago.

Eso sí, ya me pueden decir misa cantada pero yo pago por el contenido, es decir, si adquiero el juego en una plataforma no pienso pagar de nuevo para jugarlo en otra. Que si piratear puede ser un abuso, esta limitación de plataforma para que pagues por cada una me parece otro abuso.

Saludos fremen.