El juicio de Dios redime a España

 

Felicidades a la selección y a todos los que nos gusta el baloncesto. Las dos mejores eslecciones del mundo se enfrentarán el domingo a las 16.00.

Ha sido un partido tenso y vibrante en el que los nervios y la responsabilidad encogían el brazo de los nuestros aunque también el de ellos, pero menos. Perdimos los dos primeros cuartos por una defensa terrible: muchos tiros en buena posición y sin ningún oponente cerca, muchos tiros sin que nuestros defensas levantaran las manos siquiera. Ese es un defecto que es especialmente llamativo en un jugador tan completo e inteligente como Pau Gasol. ¿Porqué un jugador de 2,15 no levanta las manos para impedir el tiro? Lo normal es que al tirador se le hiciera de noche pero en muchísimas ocasiones esto no pasa y el tiro de los rusos, que es bueno de por sí, se vuelve mucho más efectivo.

De cualquier forma, en la segunda parte todo cambió. Mucha  más agresividad y una defensa mucho más efectiva con Felipe Reyes y Segio Llul haciendo unas labores defensivas muy eficaces y con Pau, Marc, Rudy y Calderón haciendo un buen juego ofensivo. Relativamente, claro, porque el marcador se ha quedado en 67 a 59, bastante menos de lo que es normal para la selección.

Mención aparte para San Emeterio que en todo el campeonato está aportando siempre cosas buenas cuando sale y hoy no ha sido una excepción.

En definitiva, El juicio de Dios terminó y ganamos, estamos en la final y los que creían que hubo tongo con Brasil, que se lo piensen dos veces y repeten a la selección, que tiene una trayectoria y un bagaje que debería avalarles. 

¡Enhorabuena campeones!

Saludos fremen. 

Selección española: El juicio de Dios

Vaya por delante que me encanta el baloncesto y que disfruto con nuestra selección lo indecible. Recuerdo en los Ángeles, siendo un canijo, viendo el partido contra la imbatible Yugoslavia, de madrugada, y pegando botes.

Anda que no hemos avanzado desde entonces y lo que he disfrutado desde la explosión del mundial de Japón 2006. Además, mantener ese increíble nivel durante estos seis años tiene mucho mérito.

En el último europeo disfruté mucho y la final con Francia estuvo muy bien pero me quedó una preocupación con el banquillo, concretamente San Emeterio y Claver que me parecían poco más que bultos sospechosos.
En esta olimpiada al menos sí que veo a San Emeterio pero, en cuanto a Claver, aunque lo veo algo mejor, no sé que le ven a ese jugador para llevarlo, no le he visto hacer nada relevante con la selección, nunca.

Como digo, admiro profundamente a la selección pero últimamente han llovido muchas críticas por la posible falta de honestidad de nuestro equipo por el partido perdido con Brasil.

Nos acusan los franceses y claro, como ellos lo hicieron el europeo, es presumible que sepan de qué hablan, cosas de la experiencia. De cualquier forma, ni estuvo bien entonces ni está bien ahora.

Por otro lado, España no ha estado en la primera fase como otras veces y, por otro lado, siempre ha sido un equipo muy íntegro, por lo que, a pesar del sospechoso parcial de 30 puntos, yo creo que perdimos honestamente porque Brasil fue mejor.

Sinceramente, hubiera preferido que ganáramos y se despejara cualquier duda, aunque solo optáramos al bronce.

Como siempre habrá opiniones, yo creo que loamejor solución para que su honor se mantenga inmaculado y su prestigio sin tacha es someterlos al Juicio de Dios, solución muy propia en este país de de la inquisición, Águila Roja, éxito brutal de Juego de Tronos, etc.

Por tanto, si esta tarde gana España a Rusia, claramente cuentan con la bendición divina y pasan con todos los honores a la final.

Si pierden, se dejaron perder contra Brasil y es el merecido castigo por la ignominia.

Ya le pasó a Francia que les ganamos y quedó retratada su perfidia e ignominia.

Vale, puede que no sea muy científico, pero al menos es mejor que quemarlos y si no arden son hijos del demonio y si sí arden, se mueren, pero en la gloria de Dios, y, así, los dejan en paz con darles palos sin mayor base que perdieron el partido con Brasil… cuando estuvimos en las mismas con Inglaterra y acabábamos de perder con Rusia.

Además, estaría muy bienn que el Sumo Pontífice declarara que España quedaba libre de toda sospecha, no así los franceses a los cuales debería imponereles una penitencia.

Así que, ¡Ánimo España! Que os va el honor en ello… o así.

Saludos fremen

PD, el post es irónico y sin ánimo de ofender a nadie. Es solo que están llovienddo muchos palos a una selección que lleva una racha intachable y que han soseechado de España cada vez que no ganar podría hipotéticamente favorecernos, sea en baloncesto o enfútbol, y siempre hemos ganado. Pero, para una vez que perdemos, pasa todo esto.