El juicio de Dios redime a España

 

Felicidades a la selección y a todos los que nos gusta el baloncesto. Las dos mejores eslecciones del mundo se enfrentarán el domingo a las 16.00.

Ha sido un partido tenso y vibrante en el que los nervios y la responsabilidad encogían el brazo de los nuestros aunque también el de ellos, pero menos. Perdimos los dos primeros cuartos por una defensa terrible: muchos tiros en buena posición y sin ningún oponente cerca, muchos tiros sin que nuestros defensas levantaran las manos siquiera. Ese es un defecto que es especialmente llamativo en un jugador tan completo e inteligente como Pau Gasol. ¿Porqué un jugador de 2,15 no levanta las manos para impedir el tiro? Lo normal es que al tirador se le hiciera de noche pero en muchísimas ocasiones esto no pasa y el tiro de los rusos, que es bueno de por sí, se vuelve mucho más efectivo.

De cualquier forma, en la segunda parte todo cambió. Mucha  más agresividad y una defensa mucho más efectiva con Felipe Reyes y Segio Llul haciendo unas labores defensivas muy eficaces y con Pau, Marc, Rudy y Calderón haciendo un buen juego ofensivo. Relativamente, claro, porque el marcador se ha quedado en 67 a 59, bastante menos de lo que es normal para la selección.

Mención aparte para San Emeterio que en todo el campeonato está aportando siempre cosas buenas cuando sale y hoy no ha sido una excepción.

En definitiva, El juicio de Dios terminó y ganamos, estamos en la final y los que creían que hubo tongo con Brasil, que se lo piensen dos veces y repeten a la selección, que tiene una trayectoria y un bagaje que debería avalarles. 

¡Enhorabuena campeones!

Saludos fremen.