Vuelven Broken Sword, Pendulo y Double Fine: Gracias crowfunding

Me gustan casi todos los géneros de los videojuegos pero me gustan especialmente las aventuras. Como escribí en la presentación del blog, me gustan las buenas historias. Dentro de los videojuegos uno de los géneros que mejor se adapta a esto es la aventura gráfica.

Quizá sea porque el primer juego que jugué en mi 286 fue King’s Quest V de Roberta Williams y me quedé impresionado por la historia pero, sobre todo, por la impresionante belleza de los gráficos y lo enrevesado de los puzzles. Incluso la música me encantó.

Durante años las mejores historias han estado en las aventuras gráficas. En otra entrada haré un top de aventuras gráficas pero baste mencionar Grim Fandango o The Longest Journey.

Después la sequía. Los mejores gráficos durante años fueron los de las aventuras gráficas. Como eran juegos cuya mecanica se basaba en pensar y no en reaccionar los gráficos podían ser mucho más estáticos, lo que significaba que podían pre-renderizar, teniendo un aspecto inalcanzable para ningún otro género. Con la mejora de los PCs esa ventaja gráfica que hacía que un juego primero entrara por los ojos y luego te enganchara por su historia se fue perdiendo en detrimento de juegos con una mecánica más rápida y que iban mejorando los gráficos. Los gráficos en 3D prácticamente sentenciaron a las aventuras gráficas.

Prácticamente pero no del todo. Las aventuras gráficas se mantuvieron con el paso de los años por entusiastas que seguían gustándoles y por entusiastas dispuestos a sacar juegos para ellos. En España Pendulo Studios con la trilogía de Runaway o en inglaterra Revolution con Broken Sword mantuvieron la calidad de las grandes aventuras gráficas, el espíritu de los Monkey Island o Grim Fandango.

El problema es que el espíritu se pega con la crisis en que está inmerso el sector. Hacer un juego cuesta dinero y mientras peor está el panorama menos quieren arriesgar los productores. Solo hay que ver los lanzamientos para navidades que los encabezan Call Of Duty, Halo, Just Dance, etc. Nada nuevo, nadie arriesga.

Y entonces aparece Double Fine en Febrero y nos dice algo así como: queremos hacer una aventura gráfica como las de antes, pero nadie nos la financia para hacerla como queremos ¿Quieres jugar a una aventura gráfica hecha por nosotros (Tim Schaeffer y Ron Gilbert, que tienen a sus espaldas Monkey Island, Day of the Tentacle o Grim Fandango)? Apóyanos económicamente y haremos el juego.

Y lo hicimos,más de 87.000 personas les apoyamos masivamente y lo que pedían, 400.000 $ se multiplicó hasta llegar a los 3.450.000 $.

Otras empresas han visto la salida por ese camino y es una solución fantástica.

Péndulo Studios acababa de terminar Yesterday, que ha arrasado en los premios Gamelab de este año, pero no encuentran financiación para el jeugazo que tienen en mente. Los trailers que han liberado muestran un planteamiento más que intrigante y unos gráficos extraoidinarios, pero no es lo más comercial y seguro para que alguien ponga el dinero necesario para desarrollarlo, así que los propios jugadores podemos poner de nuestro bolsillo una parte para que ese juego salga adelante. Es una auténtica lástima que no tenga pinta de que vaya a llegar a buen puerto. Quedan ocho días para que finalice el período para aportar y las aportaciones no han llegado ni a una sexta parte. Si no llegan a hacerlo a mí no me cobrarán los 12 € que he puesto pero lo peor es que no se hará el juego y, vista la trayectora que tienen, y la idea que plantean, merecen mucho más apoyo del que han reibido. Dejo el enlace por si queréis echarle un vistazo: http://es.lab.gamesplanet.com/dayone/

La otra en la que he participado es en la iniciativa de Revolution. Misma situación que la anterior, no encuentran financiación y Charles Cecil, creador de la saga, decide pedir el dinero a los fans para poder hacer el juego. En este caso va a ser un éxito rotundo, quedan 22 días y ya han recaudado 330.000 € de los 400.000 € que pedían. EL vídeo es genial y Broken Sword siempre ha teido unas historias geniales y muy bien narradas. La secuencia inicial en el café de París en Broken Sword I es antológica.

El enlace por si queréis echarle un vistazo es http://www.kickstarter.com/projects/165500047/broken-sword-the-serpents-curse-adventure

La idea del crowfunding es genial y con ventajas para todo el mundo. Para la empresa porque tiene pagado el juego antes de que lo pongan a la venta, con lo que no arriesgan nada ni tienen porqué aceptar imposiciones de nadie. Para el jugador porque se hace un juego que quiere jugar y que si no nunca habria visto la luz, le sale a un precio mucho más bajo que comprárselo después, con recompensas que lo hacen como una edición especial y con la satisfacción de contribuir a crear el juego que va a jugar. Además, hay una interacción entre los jugadores/productores y los creadores como casi nunca se había visto gracias a los foros que se crean y en los que participan ambos. Además, no se cobra un euro a menos que se alcance la cifra objetivo.

Habrá que ver los resultados de estas apuestas y como influirá la interacción de los jugadores con los creadores del juego, pero las tres opciones en las que he participado son compañías de un prestigio inmens, con juegos que aparecen en el listado de los 1.000 juegos que hay que jugar antes de morir o que han sido multigalardonadas internacionalmente, por lo que creo que es una apuesta razonablemente segura y muy ventajosa. Y gracias a ello, volverá a haber grandes aventuras gráficas, es decir, grandes historias.

Saludos fremen.