Selección española: El juicio de Dios

Vaya por delante que me encanta el baloncesto y que disfruto con nuestra selección lo indecible. Recuerdo en los Ángeles, siendo un canijo, viendo el partido contra la imbatible Yugoslavia, de madrugada, y pegando botes.

Anda que no hemos avanzado desde entonces y lo que he disfrutado desde la explosión del mundial de Japón 2006. Además, mantener ese increíble nivel durante estos seis años tiene mucho mérito.

En el último europeo disfruté mucho y la final con Francia estuvo muy bien pero me quedó una preocupación con el banquillo, concretamente San Emeterio y Claver que me parecían poco más que bultos sospechosos.
En esta olimpiada al menos sí que veo a San Emeterio pero, en cuanto a Claver, aunque lo veo algo mejor, no sé que le ven a ese jugador para llevarlo, no le he visto hacer nada relevante con la selección, nunca.

Como digo, admiro profundamente a la selección pero últimamente han llovido muchas críticas por la posible falta de honestidad de nuestro equipo por el partido perdido con Brasil.

Nos acusan los franceses y claro, como ellos lo hicieron el europeo, es presumible que sepan de qué hablan, cosas de la experiencia. De cualquier forma, ni estuvo bien entonces ni está bien ahora.

Por otro lado, España no ha estado en la primera fase como otras veces y, por otro lado, siempre ha sido un equipo muy íntegro, por lo que, a pesar del sospechoso parcial de 30 puntos, yo creo que perdimos honestamente porque Brasil fue mejor.

Sinceramente, hubiera preferido que ganáramos y se despejara cualquier duda, aunque solo optáramos al bronce.

Como siempre habrá opiniones, yo creo que loamejor solución para que su honor se mantenga inmaculado y su prestigio sin tacha es someterlos al Juicio de Dios, solución muy propia en este país de de la inquisición, Águila Roja, éxito brutal de Juego de Tronos, etc.

Por tanto, si esta tarde gana España a Rusia, claramente cuentan con la bendición divina y pasan con todos los honores a la final.

Si pierden, se dejaron perder contra Brasil y es el merecido castigo por la ignominia.

Ya le pasó a Francia que les ganamos y quedó retratada su perfidia e ignominia.

Vale, puede que no sea muy científico, pero al menos es mejor que quemarlos y si no arden son hijos del demonio y si sí arden, se mueren, pero en la gloria de Dios, y, así, los dejan en paz con darles palos sin mayor base que perdieron el partido con Brasil… cuando estuvimos en las mismas con Inglaterra y acabábamos de perder con Rusia.

Además, estaría muy bienn que el Sumo Pontífice declarara que España quedaba libre de toda sospecha, no así los franceses a los cuales debería imponereles una penitencia.

Así que, ¡Ánimo España! Que os va el honor en ello… o así.

Saludos fremen

PD, el post es irónico y sin ánimo de ofender a nadie. Es solo que están llovienddo muchos palos a una selección que lleva una racha intachable y que han soseechado de España cada vez que no ganar podría hipotéticamente favorecernos, sea en baloncesto o enfútbol, y siempre hemos ganado. Pero, para una vez que perdemos, pasa todo esto.

¿Por qué no piratear?

Es una pregunta interesante. A pesar de la ley Sinde y el cierre de Megaupload piratear sigue siendo sencillísimo. Además, con la crisis, con la bochornosa actitud del gobierno cargando el precio de la crisis sobre la clase media y baja y recompensando a los responsables de la misma primero con dinero de todos y después con dinero de toda Europa… que se traduce en dinero de todos, con un progresivo aniquilamiento de estado de medioestar que teníamos y con la progresiva conversión de España hacia un país más injusto e insolidario, asustado por la que va a caer y sin salidas claras, con casi 6 millones de parados ¿Porqué no piratear?

Yo no puedo dar una solución global, pero sí sé porqué a mí no me parece necesario piratear.

Dejando la parte ética, que la dejaré para el final, hay otras razones que hacen que prefiera pagar por los juegos a obtenerlos gratis.

Como dije en algún momento del blog, soy un geek y, dentro de esto, me gusta coleccionar distintas cosas aunque ahora me refiero a juegos.

Me gusta coleccionarlos, tener las cajas y los manuales. Si es posible, me gusta conseguir ediciones especiales.

Por otro lado, me mueve la comodidad. Piratear un juego requiere un esfuerzo que, sinceramente, Steam ha dejado un poco absurdo. Compras el juego en Steam y lo almacenan ellos aunque lo tienes accesible siempre que quieras en tu biblioteca. Decides instalarlo y Steam se ocupa de todo, de que esté actualizado, de que funcione, incluso guarda las partidas en la nube.

También me mueve la seguridad, si puedo evitar los virus y troyanos mejor que mejor. Hay muchísima gente que comparte con otros por puro altruismo pero hay unos cuantos hijos de perra que cuelan troyanos y virus y a la que te descuidas tienes infectado el equipo.

Por otro lado, tener todas estas ventajas no es caro. Es verdad que hay juegos que cuestan 70 € y que es una cantidad enorme de dinero para un juego, independientemente de que luego lo valga o no, que esa es otra.

El problema es el hype y los medios de comunicación contribuyen mucho a ello. Hay un buen montón de juegos de los que se ensalzan sus posibles virtudes desde años antes hasta que salen, por fin salen y al mes siguiente ya no se vuelve a hablar de ellos. Parece que el juego muere en un mes. Parece por tanto que hay que jugarlo enseguida o se pasa de moda.

Eso es una consecuencia malsana de nuestra sociedad de consumo. Recuerdo que un directivo de Microsoft dijo que Kinect Star Wars era un juego para mantenerse en las estanterías durante mucho tiempo. Independientemente de la calidad del juego, me sorprendió que alguien planteara ese enfoque. Actualmente nos plantean los videojuegos como una necesidad que cubrir de inmediato.

Además se enmascara otra realidad. En el mundo de las consolas, el hardware se mantiene inalterado durante todo su ciclo de vida. Siendo así, realmente ¿Qué mejoras se espera conseguir entre las distintas iteraciones de la franquicia? Las diferencias que se consiguen son muy pequeñas, más grandes entre los primeros juegos que salen en el inicio del ciclo de la consola y los que salen dos años después, pero a partir de ahí, las diferencias son mínimas.

Digo todo esto porque creo que tiene que quedar claro que los juegos no deberían caducar antes que los yogures y que nos están vendiendo lo contrario. Los grandes juegos son grandes juegos el año pasado y este. Red Dead Redemption es tan sensacional hoy como el día que salió, más incluso por las expansiones.

En definitiva, nos crean una falsa necesidad con dos consecuencias igual de malas, o nos cuesta más dinero, o nos hace actuar contra nuestros principios.

Si superamos el asunto del hype se nos abre un mundo de libertad y posibilidades que nos va a permitir disfrutar de todos los juegos que queramos e incluso más que cuando salen gratis.

Cogiendo la plataforma de videojuegos más cara, como es PS3, he mirado los precios de los 15 mejores juegos según Metacritic, y resulta que me puedo comprar el más caro de esos 15 por 25,15 € en Amazon. Con su caja, su estuche, su posibilidad de juego online. Y estaré jugando a juegos que son mejores que el que más hype haya generado porque son lo mejor de lo mejor que la consola. ¿Qué no lo jugué cuando salió? Es cierto, pero estaría jugando a otro que también fuera sensacional. Y no estamos hablando de tener que esperar mucho. Hace tiempo había que esperar de seis a nueve meses. Actualmente, en tres meses encuentras bajadas de precio brutales.

Y esto es en PS3, En PC es aún mejor. Los juegos son más económicos desde el principio y generalmente lucen mejor en el PC que en la consola (aunque depende del PC). Pero, además, existe Steam.

En Steam se encuentran auténticos chollos, descuentos del 70%, novedades que bajan el precio un 50%. Es muy fácil volverse adicto. Como podéis ver en la imagen de portada, son un montón de juegos (y solo se ven unos cuantos) que he comprado en Steam. Especialmente orgulloso estoy del Max Payne al 50%, es decir, 23,95 € pero todos ellos han sido auténticas ofertas sensacionales.

No son los únicos, aunque sí los mejores. GOG.com tiene ofertas extraordinarias y allí cayeron los dos Witcher, aunque su punto fuerte son los juegos antiguos, ya están adaptados los sistemas operativos actuales. Y Origin también tienen ofertas de impresión de vez en cuando. No me gusta nada la tienda, pero Kingdoms of Amalur al 50% a los 15 días de salir o hace un par de semanas Battlefield 3, hacen que merezca la pena echarle un vistazo de vez en cuando.

En cuanto al soporte físico, soy firme partidario de las tiendas de segunda mano, aunque los propios distribuidores bajan los precios a los pocos meses hasta precios muy asequibles.

Y todo esto, porque hablamos de los juegos de pago, que si no quieres piratear ni gastarte un duro, tienes todos los géneros en internet para poder hacerlo, liderados por juegazos MMO al que en breve se une Star Wars the Old Republic a los Conan, DC Universe Online, The Lord of the rings Online, Star Trek online y tantos otros.

En resumen, paso de piratear. Por seguridad, por comodidad y por coleccionismo. Además, éticamente me siento mejor si no pirateo que si sí lo hago.

Eso sí, ya me pueden decir misa cantada pero yo pago por el contenido, es decir, si adquiero el juego en una plataforma no pienso pagar de nuevo para jugarlo en otra. Que si piratear puede ser un abuso, esta limitación de plataforma para que pagues por cada una me parece otro abuso.

Saludos fremen.

Los próximos tres días, Million Dollar Baby y Modern Warfare III. Lo importante es contar historias.

Estamos hablando nada menos que de Paul Haggis, el dos veces ganador del Oscar al mejor guión por Million Dollar Baby y Crash, el guionista de Casino Royal, de Cartas desde Iwo Jima, de Banderas de nuestros padres.

Un guionista con un prestigio a prueba de bombas y grandes películas a sus espaldas. Y, sin embargo, "se rebaja" a escribir el guión de Call of Duty Modern Warfare 3. 

¿Porqué, quiere tirar su prestigio como uno de los guionistas más cotizados de Hollywood y un director de cine muy respetado?

No es probable.

Más bien es que las cosas han cambiado.

Call Of Duty vendió  mil millones de dólares en sus primeros dieciséis días.

Entre Los próximos tres días, En el valle de Elah, Cartas desde Iwo Jima, Casino Royale, El último beso, Crash y Baderas de nuestros padres recaudaron en total cuatrocientos nueve millones cuatrocientos dieciocho mil dólares.

Es decir, con siete películas no se ha llegado a recaudar ni siquiera la mitad de lo que con un solo videojuego se recaudó en 16 días.

Eso tambiién significa que su trabajo más visto ha sido Call Of Duty muy por encima de todo lo demás. El trabajar en un videojuego le permite llegar a una audiencia a la cuál no legaría no con siete películas de éxito.

Los tiempos están cambiando y posiblemente sea para mejor. Si un shooter bélico empeza a contar con un guionista con dos oscars, otro con otro guionista/director como John Millius, quizá los aficionados a los videojuegos nos beneficiemos de tres formas.

La más importante, a lo mejor se incrementa la calidad de las historias y de los personajes. Es posible que mejore la aceptación de los videojuegos en la sociedad. Por tanto, es posible que mejore la consideración hacia los jugadores.y enriquezcan los juegos con más matices. Ya se busca que las decisiones del jugador tengan consecuencias, como en Mass Effect o The Witcher 2. Es una línea interesante que explorar.

Veremos si es una línea que se mantiene pero, con la mejora de la tecnología que permite expresar cada vez mejor las emociones, como se ha visto en L.A Noir o Heavy Rain, es probable que las historias sean más humanas.

Por otro lado, ya que hablamos de Paul Haggis, recomiendo la última película de Paul Haggis: Los próximos tres días.

Es un thriller en la que un padre de familia, Russell Crowe, se encuentra con que su mujjer es acusada y condenada por asesinato. La reacción del padre está magistralmente bien contada para que sea verosímil, quedando una  historia que deja conscientemnte el drama de lado para pasar a la acción sin descuidar a los personajes y tomándose el tiempo necesario para empatizar con ellos. Aunque el final es una concesión comercial innecesaria porque todo estaba ya en la película, merece la pena. Recuerda un poco al final de "Sospecha" de Hitchcock.

Saludos fremen

American Flagg, la obra maestra perdida (I)

¡Viva la nostalgia!

En esta especie de retorno de los 80 los comics son de los principales agraciados. Ya hace muchos años que los comics dejaron de ser algo para adolescewntes y niños sin dinero. Si te gustan los comics más vale que prepares el bolsillo. Y los 80 supusieron una transformación radical en el comic americano. Los que habían leido los comics de los 70, los comics de la EC, The Spirit, empezaban a trabajar en la industria de comic de Superhéroes, es decir, sobre todo Marvel y DC.

Hasta ese momento se seguían las andanzas de los superheroes, no de los autores. Pero las cosas estaban cambiando.

En Marvel había un comic que, siendo canónicamente de super héroes, La Patrulla-X, había cambiado el comic de Super-Heroes con personajes con lso pies de barro, mujeres con carácter, personajes de todo el mundo e historias que podían no terminar bien para los protagonistas. Y Lobezno, un personaje único hasta el momentoque, a patir de entonces se repetiría en todos los grupos de superheroes. Los autores se hicieron famosos y se lo reconocieron: Chris Claremont y John Byrne.

Por otro lado, había un comic que estaba a punto de cerrar. era un remedo cutre de Spiderman con un personaje triste que estaba ciego y no tenía poderes. Los autores no habían sabido sacarle partido y entonces el cómic cambió, se volvió oscuro, tuvo elementos exóticos (japón, grecia), comvirtió un barrio de New York en parte sustancial de la historia e hizo que todo el mundo quisiera saber qué podía ahcer ese abogado ciego contra el dueño de Nueva York. El comic era Daredevil, el autor Frank Miller y era lo qe había que leer si querías disfrutar. Cambió la forma de contar historias, utilizó el silencio, muchos elementos del manga los adaptó y las viñetas cambiaban en función de la historia, para acelerar o retrasar el ritmo.

Este empujón de autores con talento se unió a la llegada de autores ingleses a Estados Unidos con historias muy diferentes que la gente leía con gran interés.

El reconocimiento de que los comics los hacían autores y que según quien fuera el autor el comic era mejor o peor, se impuso definitivamente y llevó a que se realizaran grandes comics en esa década pues se empezó a seguir al autor.

Miracleman, V de Vendetta, Crisis en tierras infnitas, The Question, Animal Man, Batman año uno, Ronin, Superman, Los cuatro fantásticos, Doom Patrol, Blackhawk, The Shadow, y decenas y decenas más llegaron a las librerías de comics y dieron lugar a dos obras maestras indiscutibles del comic mundial.

Watchmen de Alan moore y Dave Gibbons y Batman The Dark Knight de Frank Miller y Klaus Janson.

En paralelo a la corriente principal estaba la corriente independiente. Howard Chaykin era un autor que ya tenía magníficos comics como Cody Starbuck y su siguiente obra aunaría las cualidades que tenían Watchemn y Darknight: una gran historia, revolución formal del lenguaje del comic y un magnífico dibujo. (continuará…)

American Flagg, la obra maestra perdida (II)

Cuando se habla de las obras maestras del comic de superhéroes casi siempre se menciona al Dark Knight, Watchmen y Sandman.

Dejando aparte que para incluir a Sandman hay que estirar mucho (pero mucho) el concepto del comic de super heroes, en la mayoría de los casos se olvida American Flagg.

Quizá porque apareció en una editorial independiente, First Comics,  cuando los autores ingleses y americanos estaban revolucionando el comic desde las dos editoriales principales.

Quizá porque es abiertamente irreverente e irónica retratando los mles de nuestra sociedad y le falta la solemnidad de estos comics, que dicen a cada página que están creando ARTE con mayúsculas, sino que las cargas de profundidad las envuelve en una historia muy amena, bien escrita, con mejores diálogos y aún mejor dibujada. Porque Howard Chakin es ante todo un gran dibujante. Sus héroes, por muy golfos que puedan quedar tienen una planta heróica. Las chicas son Vamps despampanantes, La tecnología tiene un aspecto de lo más avanzado. Pero lo mejor es la forma de contarlo con viñetas que se rompen, se multiplican o se convierten en una sola a toda la página según la necesidad de la historia y con el uso de las onomaptopeyas como parte integrante e iimportantísima de la viñeta para transmitir el ambiente de la situación que esté presentando.

Esto en lo formal, en cuanto a la historia, estamos en un futuro en el que la tierra es poco más que un deshecho, la corporación Megaplex se la ha quedado por casi nada y la gente adinerada se ha podido ir a Marte. Reuben Flagg, un actor de películas de acción sustituido por una imagen holográfica, decide ganarse la vida como policía, lo que representaba, y regresa a la tierra. A partir de aquí, la lucha del mujeriego Reuben Flagg contra la injusticia es apasionante por todo lo que se presenta en esa lucha. Porque es un héroe pero a su manera poco ortodoxa, y está rodeado de la peor calaña que representan a los medios de comunicación, la religión, los políticos, los deportes de masas, la pornografía, la prostitución, todo pasa por el tamiz caústico de esta aparente historia de aventuras de ciencia ficción.

El caso es que de American Flagg se hablaba en los mentideros del comic con reverencia desde hace muchos años pero apenas los cinco primeros números fueron publicados en España en la legendaria Zona 84.

Después, nada durante prácticamente 30 años.

Hasta que en Estados unidos se anunción la reedición de la obra editada inicialmente por First Comics, en volúmenes por parte de Dynamite.

Ante esta edición hubo una pelea por los derechos que se prolongó durante años y que, cuando finalmente Norma se quedó con los derechos, tardó cuatro años en sacarla al mercado.

Pero la espera ha merecido la pena, en un solo tomo se recogen los 14 primeros números editados con una calidad exquisita, muy buen papel, tapa dura y una sobrecubierta con la impactante portada con la que abrí la anterior entrada dedicada a American Flagg.

Es un gran comic que se mantiene completamente actual. La especulación, el cambio climático, el abuso, la corrupción, la prostitución, la pornografía, el tener que apctar con el diablo para conseguir hacer algo bien, son desgraciadamente, temas que se mantenienen en el tiempo como si de una obra editada ayer se tratara. En cambio, el dibujo, el guión y la forma de contarlo supera a todo lo que se puede encontrar nuevo a día de hoy en la librería.

Si a alguien le gustan las buenas historias en general y el comic en particular, se lo recomiendo con toda confianza. Si, además, le gustan las historias de ciencia ficción, hará que busque las demás obras de Howard Chaykin.

Por si esto sucede, vaya por delante que es un autor con varios comics de muchísimos kilates.

De mis favoritos destacaría La Sombra, Vlackhawks, Las aventuras de Fahfhrd y el Ratonero Gris, con dibujos de Mike Mignola, Ironwolf, las llamas de la revolución, con diibujos también de Mignola, la magistral Twilight con espectaculares dibujos de José Luis García López, Batman, oscuras lealtades, Black Kiss, Power and GLory, The Bite Club.

Pero para ver la extraordinaria brillantez de Chaykin recomiendo leer el recopilatorio de historias cortas Batman Black and White. Su historia, crímenes cotidianos, es sin duda la mejor y más impactante de un cojunto de muy buenas historia. Pero esa impresiona.

Saludos fremen

Saga Starship

Hace años que la rama más aventurera de la Ciencia Ficción está de capa caída. Desde que Lois McMaster-Bujold dejó de lado las historias de Miles Vorkosigan-Naismith, apenas quedaban las aventuras de Ender y sus compañeros de la Escuela de batalla de la mano de OrsonScott-Card,  aunque la saga ha ido derivando hacia el género de la política ficción.
Además, el éxito de la fantasía, primero con las películas de el Señor de los Anillos y después con la serie de Juego de Tronos ha hecho que mucho talento que podría haberse dirigido a la ciencia ficción se haya visto más seducido por la fantasía.
En este contexto, hay sagas, como la de Honor Harrington, de David Webber, cuya primera novela, en la Estación Basilisco, es un compendio de tópicos del género. De hecho comparte con la saga Starship muchísimos de sus puntos. Un capitán poco apreciado por la comandancia, una nove mal armada, una situación de completa inferioridad…
La diferencia recae en la habilidad del escritor. Mike Resnick es un reputado escritor de ciencia ficción con cinco premiso hugo a sus espaldas y que ha creado unos personajes  muy sólidos. Aunque lo que prima es la historia sobre los personajes, el protagonista, el Comandante, luego capitán, Wilson Cole, resuelve los problemas a los que se enfrenta con su inteligencia.

Siempre he sido de la opinión de que un para que un personaje parezca inteligente realmente es imprescindible que el escritor sea muy inteligente. Cuando se da esta circunstancia, los retos a los que se enfrenta el personaje son casi irresolubles y, sin embargo, el protagonista conseguirá salir airoso con una solución brillante y creíble al tiempo que inesperada. Como se puede ver, tener todo eso es realmente difícil y esa ha sido la agradable sorpresa que me ha deparado esta saga. La confianza y el respeto que sus subordinados tienen por Wilson Cole es directamente proporcional a la actuación de él, a la forma que tiene de ejercer el liderazgo.

Hasta el momento se han editado tres libros por parte de TimunMas: Starship Motín, Starship Pirata y Starship Mecenario.

Los tres libros recogen la mejor tradición de la novela de aventuras en el espacio, están editados en papel y en ebook y tienen otra característica casi de otros tiempos: no son demasiado largos. Mike Resnick tiene las ideas tan claras respecto a lo que quiere contar que lo cuenta de forma directa y amena. Todas esas ideas se exponen de forma concisa utilizando una técnica de descripción mediante pinceladas que permite hacerse una idea clara sin exposiciones prolijas en detalles.

Muy recomendables.

Saludos fremen.

Juegos terminados… y la falta de tiempo (III)

The Witcher

 

Es el primer juego de rol que he terminado. La idea de los juegos de rol me parece genial, asumes un papel y actúas mientras se despliega un enorme mundo a tu alrededor desarrollándose en muchos casos unas historias épicas de un tamaño y una profundidad sin comparación con ningún otro género.

Como estos juegos  se basan en la historia, es uno de los géneros que más me interesa, y los grandes del género me llaman poderosamente la atención. Así, he jugado a Might and Magic, Baldur’s Gate, Fable, Blue Dragon, Diablo y Diablo II, Titan Quest, Torchlight o The Elder Scrolls Skyrim y, avanzando mucho en el juego, Final Fantasy IX, The Elder Scrolls Oblivion, The Lost Odissey o Mass Effect 1, pero todos ellos son muy largos y, aunque estén muy bien, cada mes hay juegos nuevos y al final termino dejándolo por algún lanzamiento largamente esperado, con lo que pasan a la lista de, "los volveré a jugar más adelante". 

Eso me ha pasado con todos estos pero con uno no.

The Witcher es un juego que lo tiene todo. Un apartado gráfico espectacular que a día de hoy sigue siendo apabullante gracias a un diseño de escenarios magistral que recrean muy bien una versión de la edad media, un diseño de personajes sensacional basados en buena medida en las descripciones recogidas en los libros en que está basado el juego, una historia que empieza como un robo a un castillo y termina como una lucha en la que se juega el futuro de la humanidad.

El juego parte de la base de un universo muy rico basado en las novelas del Lobo Blanco, la Saga de Geralt de Rivia, de Andrej Sapkowski. Son siete novelas, publicadas en España en ocho libros, que narran las andanzas de un brujo, (es decir, un cazador de monstruos mutante) Geralt, en un mundo en que los cazadores de monstruos están desapareciendo con estos y que la magia, si bien existe, no es lo que domina el mundo sino la codicia, la corrupción, a guerra y las intrigas palaciegas. Las antiguas razas, como son los elfos o enanos, están en plena decadencia y su enfrentamiento con los humanos por mantener sus derechos ha hecho que haya grupos rebeldes que matan a estos.

En este mundo aparece Geralt, amnésico y malherido, en el transcurso de la historia irá encontrándose con personajes de su pasado que irán construyendo al personaje a partir de fragmentos de su vida.
El juego es sensacional, con parajes variados y muy bien hechos y con un elenco de monstruos y situaciones que escapan de la influencia de Tolkien procediendo de los mitos y leyendas de Europa central y de las leyendas artúricas. Así, bichos como kikimoras, sumergidos, se integran en la historia con mitos como la dama del lago o la búsqueda del grial.
En cuanto a la jugabilidad, esta es muy completa. Hay tres sistemas de combate con una espada de acero para los humanos y una de plata para los monstruos, pociones para mejorar las habilidades y ciertas señales que permiten atacar a los enemigos. Hay alquimia para poder crear pociones y bombas y libros para poder aprender las fórmulas.
Hay decenas de misiones secundarias con una historia trabajada detrás y las decisiones son muy importantes en el juego pues cambia la historia según lo que decidas.
Además hay sexo porque es una historia para mayores de 18 años, como hay violencia y decisiones trágicas, acontecimientos tristes y  personajes que no son lo que parecen.
Es un juego realmente genial, aunque tiene sus peguitas. La fundamental es que los personajes no jugadores se repiten muchísimo. Están bien hechos pero el alcalde de un pueblo es el jardinero en otro y resta un poco a la magnífica ambientación. Otra de las cosas que ponen un poco nervioso es que Geralt no pueda saltar ni un escalón. No es que sea imprescindible pero resta realismo que alguien capaz de saltar a una persona para esquivar un ataque no pueda saltar.
Y el principal error, aunque más que un error es añoranza porque el personaje de los libros es muy bueno, es que no aparezca Yennefer en la historia. Espero que en la segunda parte aparezca. Al menos hablan de ella en el comienzo de la segunda parte que parece al menos tan interesante como esta y que espero terminar este verano.
Recomendadísimo para aquellos a los que les guste el rol de corte medieval para adultos con buena historia y un gran mundo que recorrer. 

FIFA 12
El mejor juego que puede tener alguien a quien le gusta el fútbol.
Lo compré el día que salió, en Septiembre de 2011 y aún sigue en la Xbox.
Tiene como siempre todas las licencias que se pueda desear. Además los modos de juegos son múltiples:
Torneos que pueden ser una liga o una copa. Seguir la liga que se elija y jugar los partidos que suceden en el mundo real con los jugadores en la forma en la que están en ese partido. Jugar como un solo jugador una carrera. Jugar como Manager de un equipo durante varias temporadas o, el que más me gusta a mí, el Ultimate Team.
El concepto es genial: comienzas con unos sobres de cromos, igual que esos sobres que se compraban en el kiosco. Pero aquí hay muchas más alternativas. Por un lado, con esos cromos creas tu equipo de fútbol y juegas distintos torneos por los que se dan puntos para comprar más sobres. Por otro lado puedes participar en subastas de cromos para comprar o vender y así ganar mas puntos con los que comprar mas sobres y conseguir mas jugadores. Es sumamente adictivo y también puedes participar Online con el equipo que creas.
En cuanto a la jugabilidad, ha dado un salto importante. La inteligencia artificial ha mejorado muchos ro lo más importante es la defensa táctica, una defensa mucho más parecida a la real en , han mejorado el regate y el motor de colisiones que, aunque a veces produce re omisiones ridículas, en cambio evita que un brazo atraviese a otro jugador y que la lucha por el balón sea mucho más real al chocar los cuerpos.
En cuanto a los gráficos, son muy buenos, con muy buenas animaciones y parecido en las caras de los jugadores importantes.
Además, por si todo esto no fuera suficiente, de cara a la eurocopa sacaron un descargable con la competición oficial y todas las selecciones. Vergonzosamente, no todos los nombres eran reales y la mitad de las plantillas se debían a la imaginación de los editores.
 
En definitiva, algo más que recomendable, siempre que te guste el fútbol.
 
Estos son todos los juegos que me he terminado este año. No son muchos pero, al menos, como podéis ver, me han gustado mucho.
 
Saludos fremen.