Los juegos del hambre: Lobos con piel de cordero

Creo que es necesaria una aclaración. Crepúsculo y Los juegos del hambre no se parecen en nada. Nos bombardearon hasta la saciedad con que era el nuevo Crepúsculo y no se parece en absolutamente nada.

Crepúsculo es probablemente la historia más ñoña y absurda que haya tenido éxito en la historia de la literatura. El planteamiento inicial ya es ridículo, un hombre lobo y un vampiro se enamoran de la mayor idiota del pueblo. No es tan raro, hay niños que tienen de mascota un corderito, pero luego no quieren acostarse con el corderito. El caso es que los humanos para esas razas son su sustento pero en este caso es una romántica historia de amor entre un vampiro de swarosky y un indio lobo sin camiseta, absolutamente mojigata y cursi. Me sorprende que alguno no se llame Fabio y que la madre de la autora no sea Barbra Cartland. Dejando aparte a la protagonista que se llama Bella (más bien debería llamarse "Normalita tirando a feucha") y que es la encarnación de un pato muy, muy pesado. Porque está bien saber qué piensa el personaje principal pero si el personaje principal solo tiene tres pensamientos en su mente, a saber "Qué torpe soy" "Que guapo es Edward" "Que bueno es Jacob", en bucle, pues piensas que los bomberos de Fahrenheit 451 sí le hacían un favor a la humanidad.

Definitivamente, no tiene nada que ver con Los juegos del hambre.  

Los juegos del hambre es una trilogía de ciencia ficción  compuesta por Los Juegos del Hambre, En llamas y Sinsajo. La historia nos situa en el futuro en lo que queda de USA, los trece distritos. Hace cien años hubo una guerra civil y desde que terminó, para que no se vuelva a repetir y todos recuerden el sufrimiento que causó, con la desaparición por completo de uno de los distritos, cada uno de los distritos entregan anualmente a dos de sus jóvenes para que peleen a muerte hasa que solo quede uno, que será largamente recomensado y reconocido por todos.

Ya de por sí el planteamiento es duro porque son niños pelando a muerte como tributos y la autora le saca todo el partido al planteamiento llevando hasta sus últimas consecuencias este mundo que presenta, la sociedad que hay detrás y los distintos intereses que mueven a los personajes de los libros que pueden tener dos o tres intenciones. Además de un buen planteamiento, la autora cuenta con muchos recursos para hacer muy interesante la historia con giros inesperados pero lógicos y cartas en la manga que justfican plenamente los actos posteriores. Otro punto a su favor es que los protagonistas cambian con lo que sucede, evolucionan y sufren. No son gladiadores, son niños a los que se les pone a matar y morir para diversión de algunos y recuerdo para otros de no moverse de su sitio.

La primera novela podría ser una historia cerrada pues tiene un desnlace muy satisfactorio aunque desvela detalles que luego serán recogidos en las siguientes para expander espectacularmente la historia.

La plícula es una magistral adaptación de la primera novela, con ligerísimos cambios de cara a las siguientes pero que mantiene toda la crudeza del planteamiento y la historia de amor imposible con final genial incluido. Además, Jennifer Lawrance está inmensa, como Stanley Tucci y, en general, todo el reparto.

La saga es muy adictiva, leí el libro una semanas antes de que estrenaran la película y me costó mucho esperar a verla antes de leer los siguientes, que cayeron seguidos. El día 18 de Septiembre sale a la venta la película en dos ediciones y la recomiendo con entusiasmo. La han vendido como una historia tipo crepúsuculo pero es una historia hardcore de ciencia ficción y de las muy buenas. Nos la han disfrazado de una inocente hisotira para adolescentes enamoradizas y es una valiente y vertiginosa historia de acción y ciencia ficción. Lobos con piel de cordero. 

Saludos fremen.