Las nuevas series. Elementary: Si plagias, por lo menos hazlo bien

Esta es la primera de las entradas dedicadas a las nuevas series que van a llegar en la nueva temporada. Empiezo con la polémica Elementary,

En los últimos años la figura de Sherlock Holmes ha vuelto a la cresta de la ola. Unas películas muy entretenidas han tomado el Shelock Holmes clásico y, convirtiéndolo en casi un heroe de acción con dos estupendos actores como Robert Downey Jr. y Jude Law, consiguieron unas recaudaciones espectaculares.

Por otro lado, la BBC dio su versión en el año 2.010 con una versión actual de Sherlock Holmes en el Londres actual. Unos guionistas sensacionales como Stevenn Moffatt y Mark Gatiss que ya habían revolucionado la ciencia ficción con su trabajo en Doctro Who concibieron la actualización del personaje. Dieron una vuelta de tuerca a las historias clásicas y consiguieron algo nuevo, refrescante y absolutamente brillante. El reconicimiento a su trabajo les valió todo tipo de premios y el lanzamiento profesional de Martin Freeman (el mejor Doctor Watson de todos los tiempos)  y Benedict Cumberbatch (con una composición sensacional de un Sherlock Holmes actual y creible). Tanto éxito tiene sus desventajas. Los dos actores tiene la agenda repleta de proyectos de Hollywood, lo que hace complicado el poder rodar una tercera temporada y en Estados Unidos decidieron que ellos también podían pero en Nueva York.

Nuevo Holmes, Nueva Watson, Nueva York.

Bonito slogan pero, como la serie, no quiere decir nada.

Porque nueva es, técnicamente, pero de nuevo no tiene nada, y de Sherlock Holmes apenas el nombre.

Si haces una serie sobre Sherlock Holmes ¿No deberías apoyarte en lo que hizo a Sehrlock Holems la figura más adaptada de todos los tiempos a otros medios?

La serie no hay por donde cogerla.

Sherlock Holmes es un exdrogadicto al que manteiene suu papá el cual le impone que si no acepta un padrino para el proceso post rehabilitación, Joana Watson, una ex cirujana que mató por negligencia a un paciente en el quirófano, le echa de casa.

Los orígenes de los personajes no sirven así que los cambian por unos mucho más tenebrosos o patéticos, según se mire. Podría pensarse que buscan un drama que trascienda más allá de la investigación y que vaya más lejos en los crímenes donde dos almas torturadas podrían buscar la redención entrando en un infierno para salvar a otros. Pero qué va, esto no es la HBO, es la CBS así que todo lo que hay es una mujer a la que asesinan en su casa y a ver quién es el malo.

El caso a CSI le dura un tercio de capítulo y siguen dos casos más para no aburrirese en los 40 minutos pero estos dos no, lo resuelven, qué menos, y consiguen que los bostezos se multipliquen durante la duración de la insulsa trama.

Porque la trama tiene un muy moderado interés en el asesino, pero que el caso lo resuelva Watson encontrándose por casualidad un papel que se cae al suelo y al cogerlo ve la clave, hace que hasta al más voluntarioso de los espectadores le rechinan los dientes.

En cuanto al ritmo, es sorprendente que se pueda hacer tan lenta la serie y sin darle la más mínima emoción. Digo que es sorprendente porque contrasta con la serie que están copiando y con las películas, ambas con un ritmo rápido y chispeante que aquí es todo lo contrario con una cadencia lenta, unos colores apagados y preponderancia de tonos marrones.

La química entre Holmes y Warson simplemente no existe. Los actores se limitan a recitar el texto y moverse de un lado a otro. Además, no hay mucha explicación de la motivacion de porqué Holmes hace lo que hace. El personaje está completamente desdibjuado, del arrogante genio, misógino, al que su soberbia inteligencia hacía que casi todo le aburriera y que solo le hiciera sentirse vivo el desafío de encontrar algo que seafiara su intelecto, no está en esta versión.

Esta versión es un inteligente hombrecillo exadicto a los drogas, exconvicto por ellas, que vive en casa de papá el cual le impone su voluntad y un asistente que es una médico negligente, que da con las claves para resolver el caso y a la cual Holmes le pide disculpas por no haber reconcido que se había equivocado.

En conclusión, es un procedimental malo, aburrido, sin ritmo ni interés, con unas actuaciones anodinas y que lo único que tiene de Sherlock Holmes es el nombre del protagonista.

¿Para qué dicen que es Sherlock Holmes si no conserva nada de Sherlock Holmes?

Está claro que los guionistas no han leído nunca a Conan Doyle y por tanto no han entendido nada de la serie que intentan plagiar.

Para disfrutar de una gran serie recomiendo ver "Sherlock" la sensacional serie de la BBC. Es todo lo que esta querría haber sido esta y no es. El primer episodio, "Estudio en Rosa", es una de las mayores sorpresas que e he llevado en una serie en los últimos años (IMDB: 8.8/10)

Saludos fremen