Las nuevas series: Arrow

Hace unos días se ha estrenado en Estados Unidos la adaptación del héroe de DC COmics Green Arrow a la televisión. La serie se llama Arrow y se emite en USA por la cadena CW, la que en su momento emitía Smallville y cuyo hueco viene a llenar. Además, parece que comenza muy bien porque ha sido el estreno más exitoso de CW desde 2.009 con más de 4 millones de espectadores, lo que para la cadena americana más pequeña es todo un éxito.

Solo se puede hablar del piloto pero me ha parecido magnífico.

Llevo muchos años leyendo cómics y Green Arrow es uno de los héroes que más me gustan desde que en el colegio leí un comic suyo de Bruguera,  creo. El caso es que el origne del personaje ya lo conocía y los episodios o películas en que presentan a los personajes suelen resultarme de lo más aburrido.

No es el caso.

Entre Greg Berlanti, David Nutter y Marc Guggenheim, tres productores, guionistas y directores con amplia experiencia a sus espaldas pues han participado, por ejemplo, en Expediente X, Juego de tronos, Hermanos de Sangre, The Pacific, El séquito, Ley y orden, Flash Forward e incluso el Ala oeste de la casa blanca. Aunque lo último que han hecho fue Green Lantern y era deplorable.

El caso es que con este episodio se han redimido.

La hoistoria de Oliver Queen es la de un millonario que está en un yate cuando naufraga y pasa allí conco años hasta que lo rescatan.

Hasta aquí bien pero durante el transcurso del episodio se ve cómo  en esos cinco años él ha cambiado mucho, la isla tiene bastante de misterio (de hecho, aparece la máscara de Deathstroke The terminator) y su regreso a la civilización no es simplemente ver qué va a hacer ahora y que es eso del IPAD, sino que lleva una agenda oculta provocada por algo que pasa justo antes de naufragar en la isla.

El piloto está rodado con excepcional maestría, pues comienza con el rescate de Olivver Queen y a partir de ahí se alterna la trama actual con varios flasbacks que con gran acierto revelan detalles que explican parte de la actuación de Oliver Queen en su regreso pero crean aun más interés por cómo se desarrollará la trama. También se desvela casi al final quién es uno de los personajes más importantes para la historia del aqrquero en el cómic y tiene varios guiños a los lectores (el juez Grell, por ejemplo) y bastantes momentos de humor, junto a las escenas de acción bien coreografiadas.

Como no todo podía ser perfecto, hay algunos detalles que son mejorables. La interpretación del actor protagonista, desde luego. No se puede negar que Stephen Amell se ha preparado a conciencia para el papel y que da el pego como superhéroe, pues su forma física es apabullante.

No obstante, no tiene carisma, ni química, ni nada parecido. Parece que hubieran sacado a uno de los marines de relleno de una de las películas de acción y le hubieran dado un arco. O eso o es un dibujo de John Byrne, que todas las caras las hacía iguales.

Supongo que con el tiempo mejorará, además que tampoco es que la serie pida una gran interpretación y la cara de duro la lleva de fábrica. Pero un poco más de carisma le vendría bien, su compañero de reparto, Colin DOnnell, se lo come en todas las escenas.

La otra cosilla mejorable es el traje de Green Arrow. Han optado por no ponerle una máscara sino pintarle una especie de antifaz verde, cosa que me da un poco igual, pero el traje han decidido hacerlo de cuero verde oscuro y en mi opinión no queda bien, la capucha queda muy puntiaguda y parece un duende en algunoss momentos.

Como se puede ver, son detalles nimios que no ocultan un muy buen guión muy bien contado. Creo que la seguiré a ver si cumple, pero desde luego es un buen comienzo. 

Saludos fremen