Reamde de Neal Stephenson

Ante ustedes, la última novela de uno de los mejores escritores de ciencia ficción. Este caballero es el autor de la novela de culto que todo aquél que trabaja en informática ha leido o tiene como libro de cabecera: "El Criptonomicón", una inmensa obra maestra con dos tramas paralelas, en la segunda guerra mundial y en la actualidad, que recomiendo leer a cualquiera que le gusten las buenas historias.

Además, Neal Stephenson es el autor de dos magistrales novelas como son "Snow Crash", una novela Cyberpunk muy divertida y, sobre todo, "La era del diamante, manual ilustrado para jovencitas", donde trata magistralmente la nanotecnología y el crecimiento de oriente en una novela apasionante.

Con semejantes precedentes, me avalancé sobre la novela  tan pronto tuve oportunidad. Lo cierto es que más que de ciencia ficción es un thriller tecnológico, pues lo único que sería ciencia ficción sería el videojuego.

La novela comienza con un videojuego masivo online multijugador que deja muy pequeño WOW per,o de una manera casi casual, la trama va creciendo e incluye un uso ingenioso de un virus, la participación de  la mafia rusa o la de Al’Quaeda en una historia que recorre medio mundo, de USA a China, pasando por Taiwan, Filipinas, Inglaterra o Canadá.

El ritmo es rápido y los personajes interesantes, con una cierta tendencia casamentara por parte de Stephenson pero que se le perdona porque lo lleva con elegancia y es bastante soterrada durante casi toda la novela.

La novela está muy bien documentada y ambientada. Eso tiene una pega para aquellos que no tengan un nivel de frikismo de 7 sobre 10 porque hay al menos una cuarta parte de la novela que se basa en tecnología, encriptación y videojuegos para los cuales se necesitan esos coocimientos. No llega al nivel de frikismo de "Reader Player One" ( un nivel de nueve sobre diez), pues es más amplia y variada, pero ayuda bastante para disfrutarla plenamente.

Sus más de novecientas páginas se leen muy rápido y no da la sensación de que le sobren páginas o haya argumentos de relleno, sino que todo está bastante bien engarzado.

Las únicas pegas que se me ocurren son que el azar, la casualidad, es el motor de acontecimientos fundamentales para la historia, lo que te pide un esfuerzo extra de aceptar esa premisa para poder disrutarla, y que me ha resultado menos apasionante que otras de sus novelas, a pesar de que me ha gustado mucho.

En definitva, un thriller tecnológico bien escrito, trepidante y en el que pasa de todo, aunque el azar tenga alguna intervención clave. Muy recomendable.

Saludos fremen.