El Hobbit: Un viaje inesperado

"En un agujero en el suelo vivía un hobbit". Con tan prosaico inicio comienza uno de los mejores libros de aventuras y fantasía como es el Hobbit de J.R.R. Tolkien. Escrito en 1937, Peter Jackson ha adaptado la novela de apenas 200 páginas en tres películas de tres horas.

La novela la leeí hace muchos años y me encantó, a pesar de leerla después de El señor de los anillos. Pero no veía de ahí tres películas por ningún lado más que una forma absurda de estirar la historia para dejarte cerca de 36 € en total por persona para ver la historia entera, palomitas y coca cola aparte.

Porque no solo la ha rodado en tres películas sino que la ha rodado en 3D y, además con un formato nuevo, HFR (High Frame Rate) que no se había visto antes en cine.

Vista la película he de reconocerle todos los méritos al director.

Comienza con Bilbo y Frodo en Bolsón cerrado, mientras este primero escribe sus aventuras, para seguidamente comenzar como comienza el libro.

La adptación es espléndida, muy fiel, pero no sientes el pasar de las páginas mientras ves la pleícula como sí sucede en otras como Harry Potter, que quedan muy atenazadas por seguir ferreamente el libro. Peter Jackson es un gran director, sus tres películas de El Señor de los anillos son una proeza impresionante pues parecía imposible de adaptar y el resultado fue magistral. Aquí vuelve a mostrar su maestría y, aunque la sensación de que le sobra por lo menos una película persiste, pues la primera termina aproximadamente a mitad del libro, él ha explicado que, aparte de El Hobbit, Tolkien habla de esta época en los apéndices de El Señor de los anillos que le han permitido ampliar la historia.

Veremos qué traen las otras dos películas, pero esta es un espectáculo sin parangón.

El 3D está más pensado para crear profundidad que para  que las cosas salgan de la pantalla. Muy bien hecho, la gran baza para que sea cómdo es el HFR. Así utiliza 48 frames por segundo en lugar de 24 frames que tienen las películas da una nitidez y una fluidez incomparable. Por de pronto elimina los problemas de motion blur (estela) que se da en ciertos momentos en las películas en 3D y hace muy poco fatigoso ver la película. Además. la película es muy luminosa, cosa que tampoco suele pasar en las películas en 3D. Se tardan unos cinco minutos en acostumbrarse y te olvidas de que es 3D, solo disfrutas del asombroso espectáculo con secuencias impresionantes como la lucha de Thorin escudo de roble con el orco, el rescate de las águilas, la persecuación de los trasgos  y decenas más, pues hay muchísima acción muy bien integrada con la historia.

Lo mejor de los efectos digitales es que están tan increíblemente bien hechos que te meten completamente en la historia. Es decir, si ves la película de Hulk o la de Spiderman, cuando entran los CGIs te sacan completamente de la historia proque se nota que es animación por ordenador, un muñecote pegando puñetazos. Aquí no existe ese problema.

Utiliza profusamente los efectos digitales pero buscando siempre engañar al ojo de forma que todo sea armónico y continues dentro de la historia.

De todas formas la animación a 48 fotogramas por segundo tiene sus pegas. Así, la super nitidez que crea a veces le da un aspecto muy realista, como si estuviera grabado directamente en vídeo sin ningún filtro. En manos de un mal realizador podría suponer un problema similar a los malos CGIs, que sacara de la historia y recordara a una película casera. Obviamente Peter Jackson es un grandísimo realizador y, aunque es la primera vez quese utiliza, el resultado es maravilloso.

Un pequeño apunte para los protagonistas. Martin Freeman es el Hobbit, Bilbo Bolsón, y hace una interpretación magistral. Es el actor que dio vida a uno de los actores porno de Love Actually y sobre todo es el mejor Doctor Watson de la historia en Sherlock.

Pero si magistral es la interpretación de Freeman, Gollum está sublime. Andy Serkis nuevamente clava al pobre monstruo y es uno de los mejroes momentos de la película.

Los 12 enanos a los que acompañan el Hobbit y Gandalf para intentar recuperar el reino que les arrebataron están muy bien caracterizados con su personalidad diferenciada y al final te aprendes quienes son seis o siete, lo que no está nada mal.

Salen muchos viejos conocidos como Elrond, Galadriel, por supuesto Gandalf, Frodo y parece que volverá Legolas.

En resumidas cuentas, gran historia, muy bien adaptada, muy entretenida y absolutmente espectacular. Recomendadísima, además en 3d. Eso sí, el precio ronda los 12 € por entrada. También se puede ver en 2D a 24 fotogramas pero en mi opinión merece la pena pagar más para verla así.

Saludos fremen