Las nuevas series: Banshee

Así se comienza un episodio piloto. En los cinco primeros minutos hay sexo, disparos, una persecución con unos coches impresionantes y violencia desatada.

Banshee es la nueva serie del creador de True Blood o A dos metros bajo tierra, Alan Ball. Trata de un ex-convicto perseguido por un capo muy poderoso que termina por azares del destino como sheriff de un pueblo que se llama Banshee.

Ya el nombre de la serie promete, pues las Banshees son un espectro mítico irlandés que anuncian la muerte con su aullido.

Y desde luego, el piloto es cualquier cosa menos aburrido. Un protagonista, Antony Starr,  que parece compañero de gimnasio del de Arrow (y misma escuela de interpretación, la verdad), pero que queda muy creíble lo que reparte, una chica con pasado ahora casada con el fiscal de la ciudad, un malo propio que lo controla todo, más un asesino peligrosísimo que aún no sabe donde está pero que me da que lo terminará encontrando conforman la parte centtral de la serie que tiene algunas reminiscencias de Justified.

Por el momento es más que recomendable, como True Blood tiene múltiples escenas de sexo gratuito, también tiene bastante violencia pero la historia está muy bien contada y el planteamiento promete mucho.

Además, ya hay un algunos personajes como el barman ex campeón de los welter, la hija del fiscal o una de las policías, Siobahn, que prometen.

Por otro lado, es otra de esas series que se ruedan con parkinson, a lo documental cámara en mano. No es exagerado, pero a veces molesta un poco.

Como anécdota, tiene una muerte que no había visto nunca en todos mis años de ver películas y series con una botellita de salsa que es espectacular.

Por supuesto, solo para adultos.

Saludos fremen.