Las nuevas series: Golden Boy

Hay series que llegan avaladas por creadores muy famosos o por estrellas rutilantes que crean una expectación elevada y luego ya se verá si cumplen o no. Golden Boy no llega ni con estrellas rutilantes ni creadores mundialmente famosos pero tiene tres características que la hacen destacar:

Unos creadores no famosos pero sí muy competentes.

Nicholas Wooton no es muy conocido pero tiene una amplia carrera como guionista y productor  de series como Chuck  y dramas policiales como Policías de Nueva York o Ley y Orden. Además también escribió buena parte de Prison Break. Mucha calidad y conocimiento de las series policíacas.

Greg Berlanti aportará lo que mejor ha hecho hasta el momento, series muy interesantes y entretenidas, como está haciendo actualmente con Arrow. 

Unos actores no muy conocidos pero sí muy buenos.

El protagonista, Theo James (Bedland) es fantástico. Clava el papel de chico de oro, inteligente y con un punto de arrogancia que le da creerse que lo sabe todo y ser un héroe, junto con una cierta ingenuidad en algunos momentos (y que paga), unas ciertas dosis de egoismo que se intuyen, así como una parte de bondad que no tiene muchos números de triunfar en vista del panorama que se encuentra.

Chi Mcbride (Escudo humano) está muy contenido. De esa especie de Papá Oso gruñón y bastante sobreactuado que hacía en Escudo humano ha pasado a ser el compañero de Clark, un policía bastante de vuelta de todo, al que le quedan dos años para retirarse y que sin embargo sigue intentando hacer su trabajo de forma honesta y lo mejor posible.

Kevin Alejandro (True Blood) es la estrella del departamente de homicidios y su reacción ante la llegada del héroe novato es de lo mejor del piloto.

Los  demás actores también están bien pero tienen un peso pequeño en la trama. La actuación en conjunto hace muy convincente la trama.

Una buena idea bien desarrollada

Walter Clark es un patrullero que en una acción se convierte en un héroe y es destinado a homicidios, donde comenzará una carrera meteórica pero por mucho que le llamen el chico de oro, no está nada claro que las cosas sean como aparentan.

La idea se desarrolla muy bien y no pierde el interés en ningún momento. No obstante, como no todo puede ser perfecto, le encuentro un problema al planteamiento inicial.

Empieza con Walter Clark siendo entrevistado cuando ya es jefe de la división de homicidios de Nueva York y según le van preguntando va recordando como empezó. Está muy bien contado pero ya sabes que le va a salir bien y va a llegar a la cima. No tiene porqué ser un problema porque lo interesante es el viaje, pero le resta un poco de incertidumbre sobre lo que sucederá. Por otro lado, el episodio te deja con muchas ganas de saber quién será el que llegue a la cima porque tiene potenciales virtudes y defectos que pueden llevarle a ser lo mejor y lo peor.

En mi opinión, Golden Boy es una serie que merece la pena seguir, una serie de policías, otra más, pero distinta, vista desde otro punto de vista y en la que los personajes son más importantes que el muerto de turno.

Saludos fremen.