Las nuevas series: Siberia

Nueva serie y con visos de originalidad. Los productores se han puesto creativos y, si lo que lleva de calle las audiencias son las series y los reality shows ¿Qué mejor que una serie sobre un reality?

Pues no, huid insensatos, o podéis deprimiros infinitamente.

La serie cuenta como un grupo de concursantes son soltados en Siberia para que sobrevivan durante seis meses, pero empiezan a suceder cosas extrañas que incluyen un homenaje a los Simpson con una rana de tres patas y ruidos en el bosque. Ya está. Esas son las cosas ocultas para enganchar a la audiencia.

El resto es como ver un episodio de supervivientes, con lo que el episodio se hace larguísimo e insufrible. A los cinco minutos ya estás deseando que los maten a todos y solo muere uno al final en extrañas circunstancias, pero ni siquiera muy extrañas.

El creador de esta candidata a la cancelación es Mathew Arnold, que no había hecho nada relevante hasta el momento, y que sigue así con Siberia.

En cuanto a los actores, son todos desconocidos y bordan su papel de concursantes odiosos.

El único aliciente para ver la serie es imaginar que es un reality y van matando a los concursantes. Con cada uno que muere el nivel de inteligencia en la Tierra crece un poquito.

Por dar un voto de confianza, en los siguientes episodios puede mejorar con que pase algo más porque el nivel es realmente bajo, se han tomado tan en serio recrear lo que es un reality show que realmente lo parece y la trama que debería ser inquietante o rompedora no aparece.

Los personajes son concursantes estándar que no motiva a conocer la historia de ninguno.

Sin historia, trama ni personajes, quedan pocos alicientes para seguirla.

Muy mala, para fans muy desesperados de Perdidos que puedan ver una mínima conexión entre ellas, aunque tendrán que poner casi todo desu parte.

 Saludos fremen.