Parker

La última película que he visto de Jason Statham es Parker. Statham, sé que sonará fuerte pero es así,  me parece un buen actor. Obviamente quiero decir un buen actor de acción, le da empaque y credibilidad a sus personajes y muchas de sus películas me han gustado mucho, como Mean Machine, Transporter, Cellullar, London,  la ida de olla de Crank, Asesinos de élite o Safe, por ejemplo.

En este caso tenía curiosidad porque se enfrentaba a uno de los grandes del género negro, Parker, el durísimo ladrón creado por Donald E. Westlake bajo el seudónimo de Richard Stark. Protagonizó 24 novelas y en ellas demostró que no era un asesino porque sí pero que era mala idea engañarle porque era inteligente y despiadado.

Jason Statham daba el tipo perfectamente, mejor que Mel Gibson que también lo encarnó en Payback adaptando la primera novela, The Hunter. La pega es que Mel Gibson no daba el aspecto de mala bestia que sí tiene Statham.

En este caso es la adpatación de una de sus últimas novelas y no como se lee por ahí de la misma que Payback, Esta es Flashlight y cuenta como uno de los trabajos de Parker se tuerce cuando sus socios, entre ellos el gran Michael Chikils (The Shield, Vegas), deciden liquidarlo, quedarse con su parte y preparar con ese dinero un golpe aún mayor. Un plan estupendo pero si a Parker no la matan del todo, lo mismo se cabrea y a partir de ahí es cuando empieza la parte más simpática de la película con una vendedora de pisos, Jenniffer López, en busca de una comisión, que le echa una mano para que pueda expresar a sus ex-socios el disgusto que le supuso el desacuerdo sobre el destino de su bien ganada parte.

Tiros, violencia, muchos muertos y mucha sangre más bastante ingenio es lo que lleva la película que es un buen ejemplo de género negro actualizado al día de hoy.

Además de los citados, también aparece Nick Nolte en un pequeño papel.

El director, Taylor Hackford, que ganó un oscar con un corto, es el director de películas como Oficial y caballero, Eclipse total o Ray (nominado por ella), es decir un director muy sólido, de los que antes denominaban artesanos, que hace un papel muy eficaz dirigiendo la película con un ritmo adecuado acelerándola cuando toca y narrándola de forma clara y comprensible.

El guionista, John J McLaughlin es uno de los escritores de moda de Hollywood pues lleva seguidos tres guiones de éxito como son Cisne Negro, Hitchcock y ahora Parker.

Buen director, buen guionista y buen reparto para una buena película de género negro y acción.

De todas formas, la auténtica esencia de las novelas de Parker está aún mejor reflejada en las magníficas adaptaciones que Darwyn Cooke está haciendo de sus novelas. Ya están publicadas en España las tres primeras por Astiberri y a las buenas historias se une el trazo dinámico del dibujante que maneja el pincel magistralmente. Muy buenas son también su etapa de Catwoman y The New Frontier.

Saludos fremen.