Hansel y Gretel. Cazadores de brujas.

En 1.812 los hermanos Grimm contaban la historia de dos hermanos capturados por una bruja en su casa de chocolate y su aventura para escapar y destruir a la malvada bruja. Dos siglos después Tommy Wirkola (Zombies Nazis) escribe la continuación. En un post-it.

El reparto no es malo. Jeremy Renner impresionó cuando hizo "En tierra hostil", y después ha estado espectacular tanto en Misión Imposible Protocolo fantasma, El legado de Bourne o Los Vengadores. Gemma Arterton estaba impresionante en 007 Quantum of Solace y después en el Príncipe de Persia. Famke Jansen que para siempre será Jean Grey de X-Men, es la mala de la función.

Lo de función no es broma. Son actores competentes pero sin papel que desarrollar porque la historia se resume en que, después de quemar a la bruja, siguen con la misma costumbre y se dedican a cazar brujas hasta que llegan a un pueblo en que hay una bruja más mala que va a hacer un aquelarre para desatar el mal en el mundo. Es decir, lo mismo que la primera temporada de Buffy pero con mucha menos gracia.

A todo esto, sin mayor explicación, deciden que las armas del Siglo XiX no les convencen así que hacen unas adaptaciones en plan steampunk porque sí que quedan muy molonas aunque no tengan nada de sentido.

En 90 minutos se pasan peleando con las brujas hasta que llega la hora y se termina.

Lo más positivo, los efectos son buenos y la película es corta. Es entretenida y mi neurona no se despertó en toda la película.

Lo malo, no hay historia sino que únicamente son efectos y tiros. Los actores no interpretan anda porque los personajes están completamente vacíos. Recaudó más de 200 millones y costó 55 por lo que probablemente nos castiguen con una segunda parte.

Aún así, cine palomitero para pasar una tarde entretenida si se ve la película sin expectativas demasiado altas.

 Saludos fremen.