La verdad sobre el caso Harry Quebert, de Joël Dicker

El mundo de los Bestsellers es algo curioso. Se publica un libro que alcanza altas cotas de ventas y se crea una corriente de libros escritos a la manera de ese éxito para aprovechar el rebufo. Pasó con la saga Crepúsculo inundándose el mercado de historias de amor sobrenatural (ahí es nada) y ha pasado con 50 sombras de Grey, lo que ha provocado que ahora las librerías tengan más porno-sado-para-amas-de-casa que cualquier tienda especializada.

Pero dentro de los bestsellers, hay algunos que, sin grandes campañas mediáticas, sin películas a juego, sin ninguna razón aparente, salvo su calidad, tienen un gran éxito.

Sucedió hace unos años con El Capitán Alatriste, sucedió con La Sombra del Viento, sucedió con la trilogía de Millenium y ha sucedido con "La verdad sobre el caso Harry Quebert". Estas cuatro historias tienen dos cosas en común, han triunfado de manera inusitada sin apoyo mediático y tienen una calidad superlativa, muy por encima de la media de los Bestsellers, pero sin dejar de serlo.

La verdad sobre el caso Harry Quebert  es una rara avis, toca muchos temas muy diversos y lo hace con profundidad y de forma muy amena. En esta novela cabe una historia de amor eterna, una historia a lo David Lynch sobre el asesinato de una jovencita, una historia sobre las novelas y los novelistas y un extraordinario relato sobre un pequeño pueblo y sus habitantes.

La forma de contar la novela es magistral. Muy absorbente, cada página se lee con muchísimo interés y el escritor maneja muy bien los cliffhangers y los flashbacks entre el cliffhanger y su resolución. Ir descubriendo la historia es muy interesante. Especialmente  ese comienzo de la novela con lo que parece un final y el giro inesperado que le da cuando se llega a ese supuesto final en el libro a esa parte es muy original e impactante.

Pero la novela no es perfecta. Tiene algunas trampas, aunque bien justificadas posteriormente, para engañar al lector en la resolución de la trama, y la parte final tiene tantos giros en la trama que terminas pidiendo al escritor que se decida por alguno de una vez.

Eso sí, cuando se decide, el final es muy satisfactorio y bien explicado y redondea una magnífica novela que parte de algo tan sencillo como un escritor que se ha hecho famosísimo gracias al libro que ha publicado sobre el asesinato de una adolescente y su relación con uno de los escritores más importantes de USA. A partir de ahí, empieza a narrar porqué llega a escribir ese libro pero pronto irá todo mucho más allá.

Es la segunda novela del suizo Joël Dicker y ha sido multipremiada en Francia con un gran éxito en ese país y que se está extendiendo por el resto de los países. 

Es una novela magnífica, de esas que no deseas que se acaben, y eso que tiene sus buenas 672 páginas.

Muy, muy recomendable.

Saludos fremen.