Las nuevas series: Agents of SHIELD

Para cualquier aficionado al universo Marvel, que Shield tenga una serie es asombroso, espectacular pero sobre todo, definitivamente sorprendente.

SHIELD lleva en Marvel desde el principio de los tiempos. Su director histórico, Nick Fury, antes fue el Sargento Fury y sus comandos aulladores en la segunda guerra mundial, posteriormente fue agente de Shield y finalmente se convirtió en director de la principal agencia de contraespionaje y lucha antiterrorista, gama supervillanos, de Marvel. Entonces era blanco e italo americano, un auténtico James Bond con coches que volaban, gadets varios y una espectacular chica Bond, la Condesa Valentina Allegra de la Fontaine, espectacular, especialmente en la versión de Jim Steranko.

Nick Fury por Jim Steranko

Luego ya se haría negro y se raparía el pelo, convirtiéndose en la versión dibujada de Samuel L. Jackson, en el espectacular comic The Ultimates gracias al talento de Brian Hitch.

Seguramente esta sea la forma más sutil de conseguir un papel en una película. Te sacan en el comic, los fans se enganchan a esta nueva versión y Marvel, cuando empieza a adaptar (gracias a DiIos) sus propios personajes al cine, lo saca por primera vez al final de Iron Man.

El nuevo Nick Fury, obra de Brian Hitch.

En todas las películas producidas por Marvel se repitieron dos hechos: Stan Lee hizo un cameo y apareció Shield, ya fuera con Nick Fury o con el agente Phil Coulson.

Phil Coulson y Tony Stark

Coulson apareció por primera vez directamente en cine, sin existir previamente en el comic, en Iron Man. No era más que el agente del gobierno que quiere tener una entrevisa con Tony Stark. Un papel minúsculo, de lo más anodino que podría haber interpretado cualquiera y que no dejaría mayor poso que el que deja cualquier papel de secretaria en una película. Pero el papel estaba escrito con cierta ironía y sentido del humor y Clark Gregg, el actor, lo defendió con particular talento, calando lo bastante para que apareciera también en Iron Man II, en un papel igualmente minúsculo, es uno de los agentes junto a la Viuda Negra, de supervisar a Stark, dándole la réplica a Robert Downey Jr. en uno de los mejores diálogos de la película y, posteriormente, tras los títulos de crédito, aparece en Nuevo México donde han localizado el martillo de Thor. Una imagen icónica.

Mjölnir, el martillo de Thor, en Nuevo Mexico

 

Posteriormente, en vista de su solvencia y el creciente grupo de seguidores que había generado este personaje tan secundario, en Thor tuvo un papel más destacado pues dirige las instalaciones de SHIELD en Nuevo México y su aparición interrogando a Thor y en el resto de la película ya tiene una mayor relevancia.

Entonces llegó "Los Vengadores". Aquí Shield tiene una gran importancia pues son quienes reclutan a los "Héroes más poderosos de la tierra" para luchas con la amenaza. Importancia pero, secundarios pues son los Vngadores los protagonistas… dejando aparte cuando un hombre normal, un agente de SHIELD, se enfrenta a un Dios como Loki e intenta detenerlo él solo. La supuesta muerte de Coulson es el impulso que lleva a Los Vengadores a unirse y hacer de la amenaza de los Chitauri algo aún más personal.

La película es magistral, tiene un éxito inmenso y SHIELD recibe su cuota de popularidad gracias al magnífico Nick Fury de Samuel L. Jackson, la heroica actuación del Agente Coulson y la presencia de otro de los personajes clásicos, María Hill (Cobbie Smaulders, "Como conocí a vuestra madre")

 


Los héroes más poderosos de la  tierra, con Nick Fury y María Hill de fondo

A partir de aquí todo estaba preparado si no fuera por un detalle tonto y es que el Agente Coulson muere en la película.

Pero como todos los lectores de comics de superheroes, si no hay bala entre los ojos, decapitación o incineración, volverá. Y Coulson no murió de tan artísticas maneras, sino  que desaparece de plano y Furia se lanza en un alegato para motivar a los Vengadores incluso mostrando los cromos ensasngrentados que Coulson guardaba del Capitán América.

Todo esto nos lleva al primer episodio de la esperadísima serie, de la que se han filtrado trailers e imágenes y explicaciones para que Coulson  pueda ser el protagonista de la serie.

La oficial parece que es que realmente no murió, se les dijo así a los Vengadores pero estaba solo herido y lo enviaron a Tahití para que se recuperara… o eso parece porque dan alguna pista de que puede que no sea así. Yo apuesto por un clon, la verdad.

El caso es que Coulson está y con todo su carisma destaca sobremanera en el piloto de la serie, que es un modélico episodio de presentación dirigido por Joss Whedon (Buffy, Angel, Firefly, Doll House, Los Vengadores) y producido por su hermano Jed junto a gente como el padre de todo esto, el gran Stan Lee, el jefazo de Marvel, Joe Quesada o uno de sus guionistas estrella, Jeph Loeb.


La base voladora de Shield, apodada cariñosamente "el autobús"

Mediante los ojos de Skye (Chloe Bennett) , una cyberterrorista pero que va a ir cambiando, o eso parece hasta entrar en la organización, vemos como actúa Shield ante la aparición de un nuevo héroe encarnado por J. August Richards (Gunn en Angel) y desde fuera hasta entrar en Shield y cómo funciona el nuevo equipo de intervenciones que incluye a Melinda May, la conductora que anteriormente era una leyenda de Shield conocida como “La caballería”, un par de cerebrines, bastante insulsos, por cierto, y Grant Ward, un especialista en eliminaciones.

Los personajes del equipo en general son bastante planos  y es la falta de carisma de los secundarios lo que hace que cada vez que aparece Coulson destaque muy por encima. Cuando sale María Hill (Cobi Smulders, Robin en Como conoci a vuestra madre) con Coulson el episodio gana mucho, así como los efectos y las escenas de acción. La historia es muy entretenida y está bien contada, dejando ganas de saber más.

En el segundo episodio sale el propio Nick Furia (Samuel L. Jackson), aunque el episodio hay momentos que recuerda a las pelis cutres de los 80 tipo American Ninja , pero obviando esos momentos, sigue siendo muy entretenida.

La serie promete. Marvel ha sido muy inteligente al traspasar la base de su éxito, que es un universo en el que conviven los superheroes y se cruzan entre ellos, a las  películas primero y a la serie después. Antes de esto, cada película recreaba el universo de ese héroe, de forma aislada y sin saberse nada de los demás. Gracias a la era Marvel de las películas, los cruces y las referencias están a la orden del día y enriquecen la experiencia.

Una serie que merece la pena seguir, aunque habrá que ver si después del espectacular piloto mantiene el nivel y si son capaces de hacer interesantes a los miembros del grupo.

Saludos fremen.