50 Aniversario de Doctor Who

 El 23 de Noviembre de 1963 se emitió el primer capítulo de la que iba a convertirse en la serie de ciencia ficción más longeva de la historia.

Sinceramente, la época clásica no me motivó demasiado. Los primeros capìtulos que recuerdo haber visto son los del cuarto doctor, Tom Baker, que se emitían en Telemadrid y la verdad es que, aunque el aspecto del doctor era genial, la serie era muy cutre. Parecía que antes de ir a rodar pasaban por un bazar chino para comprar lo necesario para los efectos, los Daleks tenían el aspecto de saleros y pimenteros con desatascadores en los brazos. Es una serie de mi infancia que no me dejó grato recuerdo y de la que me olvidé durante años.


Tom Baker, el cuarto doctor con su famosa bufanda.

Star Trek, Galactica, Babylon 5, Farscape me dejaron un gran recuerdo pero esta no… hasta que un productor que nada tenía que ver con la ciencia ficción hasta el momento, con obras tan en las antípodas como "Queer as folk", consiguió convencer a los directivos de la BBC que volvieran a emitir la serie pero con otro planteamiento.

Así, en Marzo de 2005 se estrenaba el primer episodio de la nueva época con un nuevo Doctor, el 9º, que interpretaba Christopher Eccleston. Este junto a su nueva compañera, Billie Piper (Rose) hicieron una primera temporada de 13 episodios que fue un gran éxito pero Eccleston decidió irse porque quería lanzar su carrera en el cine.

Esa decisión que suele ser un problema porque que se te vaya el protagonista de la serie no suele ser bueno, en este caso fue para mejor. La suerte de esta serie es que al ser de ciencia ficción se pueden justificar los cambios del doctor con algo que llaman regeneración que se produce cuando un doctor va a morir , en lugar de eso se transforma en otro cuyo aspecto y personalidad es aleatoria. No es inmortal pero sí muy difícil de matar.

El caso es que el nuevo Doctor, el décimo, fue David Tennant y la mejor época de Doctor Who llegó. La química que mostraba con sus compañeras, primero Rose, luego Martha Jones (Freema Agyeman) y por último Donna Noble (Catherine Tate) fue determinante. También su relación con River Song comenzó aquí.

 
Las tres compañeras del décimo doctor.

 Durante este tiempo tanto Russell T. Davies como otro escritor, Steven Moffatt, fueron dirigiendo la historia del doctor con algunos de los mejores episodios de la ciencia ficción, siendo su cumbre "Blink", del que hablo más extensamente aquí.

Como la felicidad no es eterna, David Tennant también dejó la serie y Matt Smith llegó a la serie junto a una nueva compañera, Amy Pond (Karen Gillan), la chica que esperó. Nuevamente la serie tuvo grandes episodios aunque Davies había dejado la serie y la sexta temporada era complicadilla de seguir, si bien la quinta y la séptima son magníficas.


Amy Pond, la chica que esperó

Además, en este tiempo también ha habido grandes episodios escritos por otros guionistas como Mark Gattiss (co-creador con Moffatt de la mejor serie de Sherlock Holmes de todos los tiempos, "Sherlock") o el gran Neil Gaiman que demostró que lo mismo es un gran guionista de comics que un gran escritor de novelas y cuentos o un gran guionista de televisión.


Clara Oswin, la chica imposible 

La séptima y última temporada ha ido avanzando con una nueva compañera, Clara Oswin Oswald, la chica imposible, (Jenna Luise Coleman) y preparando el 50 aniversario.

Para el 50 aniversario se han preparado diversos fastos a cada cual más interesante.

Hace un par de días se estrenó la película "An adventure in space and time" que recrea el inicio de a serie realizado por Mark Gattiss. Aún no he podido verlo pero en breve caerá.

Además, se han estrenado dos cortos, uno de ellos, The night of the Doctor, fundamental en la historia. En apenas seis minutos se da la clave de quién es el Doctor que aparece en el  último capítulo de la séptima temporada y como adelanto de la estrella del aniversario, el especial The Day of the doctor.

El especial "The Night of the Doctor" de Steven Moffatt

En este especial se va a tratar la historia que nunca se ha contado, "La guerra del tiempo", de la que siempre se ha hablado en la serie pero nunca se ha relatado. No se sabe demasiado, solo que se reunen el noveno y el décimo doctor, vuelve Rose, parece que Donna también y el último rumor es que Tom Baker tambíen vuelve. Además John Hurt hace de El Doctor, uno nuevo que no se sabe cuál es… hasta el corto que he puesto.

Es un especial de 75 minutos realizado por la BBC en 3D que no solo se emite en Gran Bretaña sino que se estrena en cines en todo el mundo. ¡Incluso en España!

Y por supuesto, nos vamos esta noche a verlo porque el especial lo estrenan a la misma hora en todo el mundo menos aquí que lo emiten a la 1 a.m. de la madrugada. Y eso que han agotado las entradas.

 Pero mucho mejor que el SyFy que ha empezado este mes a emitir la séptima temporada, con lo que, para cuando toque el especial será el 51 aniversario. Cualquiera diría que son Telecinco, para ser un canal temático lo han hecho fatal.

Pero, falta de respeto o estrenos de madrugada aparte, esta noche veremos el especial y ya contaré.

Muchas felicidades al Doctor por estos 50 años, en la que se ha convertido no solo en la serie más longeva sino en la más premiada desde que empezó la nueva época.

Saludos fremen.

Bioshock Infinite: Panteón Marino

¡Por fin, por fin! Meses esperando la ampliación de Bioshock Infinite, y ya está aquí.

Vale, tres horas después ya me he terminado el DLC de Bioshock INfinite, Panteón Marino.

Me ha gustado.

Aunque tiene unos cuantos peros que no tenía el juego original.

 

Me ha gustado porque el diseño es una pasada y a todo fan de los dos Bioshock le emociona estar en Rapture con Booker y Elizabeth. Un crossover espectacular.

Los gráficos son espectaculares y el nuevo arma, el Microondas, está muy bien y es estupendo vaporizar a los malos. El nuevo plásmido congelador está muy bien y congelar cataratas para hacer puentes resulta muy divertido.

El final es muy bueno y te deja con bastante curiosidad por saber cómo van a continuar la historia después de acabar la primera parte así.

En cuanto a los peros, la historia es flojita hasta el final. Hay que encontrar a la niña que cuida Booker y ha desaparecido. Eso no está mal y está contado como género negro pero en un momento dado hay que cerrar siete respiraderos para atrapar a la cría y que salga solo por el que dejemos abierto, mientras te atacan un montón de splicers. La inteligencia de los splicers muy bien, como en el anterior, aunque sigue siendo bastante fácil el juego y eso que la munición es muchísimo más escasa que en el juego original. Una vez llegas a rescatar a la niña sí está muy bien lo que te cuentan pero desgraciadamente es una cinemática, no es lo que pasa en el juego. También me gusta la aparición de los Big Daddy

En la primera media hora son todo explicaciones y no se pega ni un tiro. Que está interesante, pero que con lo corto que es, es mucho tiempo de introducción.

Porque, yendo despacito y buscando todos los voxáfonos, dura apenas tres horas.

El DLC está en inglés. Doblaron el juego pero el DLC no. Al menos está subtitulado y tienen la delicadeza de no liarse a charlar mientras estás peleando por tu vida.

Los voxáfonos, que ambientan la historia y esconden códigos para poder abrir puertas, directamente no están subtitulados, por lo que el que no domine el inglés lo lleva claro para poder abrir las dos puertas con códigos que hay. Afortunadamente, al menos han puesto las transcripciones y traducidas en el menú del juego al que se accede con la tecla O en PC.

Después de todos estos meses que han tardado en sacarlo aún tiene algún bug como alguna puerta que se queda bloqueada y tienes que reiniciar desde el punto de guardado.

Han corrido ríos de tinta en cuanto al precio y si merece la pena. Cada uno hace con su dinero lo que quiere y yo no voy a enmendar la plana a nadie.

Dicho esto, yo compré  la season pass por los dos DLCs de Panteón Marino pues el del modo horda me daba bastante igual.

Comprándolo así son 20 € y si entre los dos duran 6 horas no sale mal de precio. Muchos shooters duran eso y cuestan casi sesenta o setenta euros. A mí me compensa y lo he disfrutado un montón. Me parece corto pero merece la pena y por ese precio ampliar Bioshock y visitar Rapture me ha gustado.

Pero también me quedo con la impresión de que han trabajado poco, que 3 horas de DLC es muy poco y que tendría que ser más. Porque a pesar de las declaraciones de Levine respecto a que quería que sus juegos fueran muy rejugables, una vez conoces la historia no le veo mucho sentido volver a jugar la misma historia. Y desde luego, no pagaría los 15 € que cuesta el capítulo solo.

Saludos fremen.

 

 

Comic y Videojuego: The Wolf Among Us

Esta es una de las mayores y mejores sorpresas que los videojuegos me han dado. Llevo leyendo Fábulas desde el primer número y desde entonces me pareció una maravilla y un derroche de imaginación.

La premisa del comic y por ende del juego es que las Fábulas han tenido que mudarse a la tierra de los mundanos (la nuestra) porque un terrible y ominoso enemigo, el emperador, ha conquistado todas las tierras natalas de las fábulas. Así, después de una terrible guerra consiguen huir hasta aquí y, los que pueden tener apariencia humana, se instalan en la ciudad, mientras que los que tienen apariencias extrañas para los humanos están en "la granja", en el campo alejados de la ciudad.

 

 

Si ya tiene mucho interés ver a personajes como Blanca Nieves, El Lobo Feroz, Cenicienta, EL príncipe azul, Barba Azul, Mowgli, Simbad, Jack el de las judías mágicas y decenas y decenas de personajes desenvolviéndose en el mundo humano pero con problemas propios de las fábulas, lo que hace unas historias muy interesantes, encima el cómic está maravillosamente dibujado por Mark Buckingham, que recrea con un trazo limpio y preciso las brillantes historias de Bill Willingham. Encima Buckingham es un tipo encantador que suele venir al Expocómic de Madrid casi todos los años y es una persona muy accesible y agradable.

 

Una de las páginas del comic de Fábulas por Mark Buckingham

 

EL caso es que Telltale anunció que tenía los derechos para hacer un juego de Fábulas, lo que me pareció bien, porque había jugado algunos de sus juegos anteriores como Back to the Future y estaban bien hechos pero me esperaba la clásica aventura de apuntar y clicar.

Pero desde que lo anunciaron hasta que lo han sacado se ha cruzado por en medio el espectacular éxito de The Walking Dead y han tomado las mecánicas del mismo para hacer The Wolf Among Us.

No es una crítica y no me parece mal ni tampoco bien, porque tiene sus ventajas y sus inconvenientes.

Las aventuras gráficas clásicas hacen que tengas que devanarte los sesos para resolver los enigmas que se te plantean, pudiendo atascarte en ciertos momentos hasta que lo resuelves.

En este caso esto no es así, nunca te atascas porque hagas lo que hagas el juego sigue avanzando. A cambio, el desafío es distinto. También tienes que encontrar una solución, pero no a los puzles aislados porque no los hay, sino al enigma en sí, pero todos los elementos que puedas necesitar los vas encontrando y en as escasas ocasiones en que tienes que usar algún elemento que recoges te indica el juego donde hay que utilizarlo.

A cambio, el juego es mucho más dinámico y, aunque es cierto que nunca te atascas, tienes que ir tomando decisiones en las conversaciones que hacen que la historia vaya por unos u otros derroteros.

Además, hay escenas de acción, persecuciones y peleas que se resuelven pulsando la tecla adecuada en el momento adecuado, pero es muy fluido porque son acciones lógicas, es decir, si te tiran una silla, te agachas y pulsas la tecla de agacharte para ello. Estas secuencias son muy espectaculares.

De cualquier forma, lo mejor del juego de lejos es, como en toda aventura gráfica, su historia. En este caso comienza con un crimen de una fábula sin relevancia y, como sheriff de Villa Fábula (para los mundanos otro barrio normal de New York) Lobo empieza a investigarlo y la cosa se va liando hasta que acaba el capítulo con otro crimen que te deja, literalmente, con la boca abierta y exclamando que no es posible. 

Además, salen muchos de los personajes habituales de el cómic. Por supuesto Lobo Feroz, Blancanieves, uno de los tres cerditos, el leñador de Caperucita, Bufkin, el mono alado, La bella y la bestia, Grendel, un Troll y varios más.

La historia transcurre veinte años antes del primer episodio del comic.

Los gráficos son una auténtica gozada, con un cellshading sensacional que no solo recrea a la perfección el ambiente del comic como hace tantos años hicieron con XIII, sino que la expresividad de las caras, el lenguaje no verbal de los cuerpos, todo está genialmente realizado y ayuda mucho a disfrutar de la historia.

La gran pega del juego es que está solo en inglés. Afortunadamente en apenas unos días lo tradujeron los aficionados pero es vergonzoso que sigan saliendo juegos sin traducir, no digo ya doblar al castellano.

El juego está en todas las plataformas pero para poder ponerle la traducción tiene que ser en PC, y como los restantes juegos de Telltale, sale en episodios, estando disponible solo el primero de un total de cinco, que dura unas dos horas y media.

La forma de jugar recuerda a Heavy Rain con dos ventajas importantes, es mucho más divertido y la expresividad es mucho mayor. Se puede hacer un buen juego y empatizar con los personajes sin necesidad de tener que hacer que tu personaje se lave los dientes. Que, de verdad, no es divertido. Dentistas aparte.

En definitiva, un gran juego con una historia muy potente y, aunque algunas decisiones son cuestionables como que siempre avanzas en el juego lo hagas como lo hagas,  el resultado es realmente brillante. Muy, muy recomendable.

Saludos fremen.

The Sandman Overture: El regreso de Sandman

 Los 90 fueron una década absurda y ridícula para el cómic.

Los años 80 en USA se crearon algunos de los mejores comics que se habían producido nunca, la mayoría en DC pero Marvel también tuvo varios comics de una calidad espectacular. La mayoría de ellos presentaban las historias de los héroes de siempre desde perspectivas más adultas y fue la llamada "invasión británica" la que motivó el cambio, con la considerable colaboración de algunos americanos con Frank Miller a la cabeza.

Con un éxito fulgurante y un reconocimiento sin precedentes, llegamos a los años 90. En esta época sedan casos como que el número uno de los X-Men de Claremont y Jim Lee vende la friolera de 8 millones de ejemplares.

¿Era la normal evolución, la superlativa calidad de los comics de los 80 había logrado el reconocimiento y por tanto las ventas se desarrollaron hasta este record? Estaría bien, pero no fue así.

Si los 80 era la década de los guionistas, en los 90 se dieron dos circunstancias.

 Los dibujantes pasaron a ser las estrellas del momento: Jim Lee (X-Men) , Todd McFarlanne (Spider-Man), Rob Liefeld (X-Force) Whilce Portaccio (Punisher) o Marc Silvestri (Patrulla X) eclipsaban por completo a sus guionistas y llegado el momento decidieron abandonar las majors y crear su propio sello, Image con sus propios personajes.

¿Se necesitaban guionistas? Pues no, lo importante es que los personajes fueran muy, muy duros, vistieran chulo y tuvieran montones de poses de lucha de página completa o doble página. Que fueran refritos de personajes ya creados no sé si era intencionado o falta de imaginación.

Parece una idea absurda pero el hecho es que se vendieron y muy bien, lo que hizo que toda la industria, con Marvel y DC en cabeza, optaran por héroes que sabías que lo eran porque la colección llevaba su nombre y en lo que lo importante eran que el durísimo-pero-torturado-por-su-terrible-vida héroe luchara ay matara a todo aquel que se opusiera a él, y aunque la historia fuera idiota, que fuera muy espectacular y con muchas splash pages.

La otra cosa fue que se fijaron en los comics como material para especular. Los comics empezaron a venderse en bolsas de plástico free-acid y no se abrían o perdían su valor.

En medio de esa pesadilla para el lector de comics que se había iniciado con joyas como los X-men de Claremont y Byrne-Romita, Los nuevos Titanes de Wolfman y Pérez, Crisis en Tierras Infinitas, Daredevil de Miller, Born Again, Watchmen, Dark Knight, Batman Año Uno, Superman de Byrne, 4 Fantásticos de Byrne, se encontraban con joyas como Wildcats, Youngblood, Spawn y decenas de colecciones clónicas dentro de Image, pero siguiendo la misma línea, Batman con la espalda rota siendo sustituido por Azrael en una de las peores épocas que se recuerdan, Superman siendo asesinado para ser sustituido por cuatro Supermanes, que luego vuelve el de siempre y luego lo dividen en dos, el rojo y el azul, los X-Men en los que nunca pasa nada y no paran de meter secundarios matables, cortesía de Scott Lobdell, Spiderman con mujer, hijo que desaparece y nunca se pregunta nadie donde está, guionizado criminalmente por Howard Mackie, Daredevil convertido en una especie de tecnoluchador oscuro, y así todas las coleccións. Mientras más oscuro y violento, mejor.


Podrían ser Lobezno y los X-Men, pero no, eran una idea "original" de Liefeld.

En contraposición a esta pesadilla de historias sin sentido, en 1989 surgió Sandman. Obra de Neil Gaiman con distintos dibujantes de una calidad apabullante, Sandman es uno de los siete Eternos, el rey del Sueño y durante 75 números y tres novelas gráficas, cuenta las historias que protagoniza. Parte de Terror, parte de Fantasía, parte onírica, Sandman es el único cómic ganador del premio Hugo.

Estas historias del Señor del Sueño comienzan cuando Sandman es atrapado por un mago. A partir de ahí cada historia demostrará una imaginación, una fantasía y una reinvención de los clásicos, los mitos, y la creación de varios nuevos, como la reinterpretación de la Muerte a través de la adorable hermana de Morfeo en dos novelas gráficas excepcionales.

También crea a personajes de pesadilla como el corintio, un asesino en serie con bocas en lugar de ojos que se convierte en uno de los personajes más inquietantes.

Tras 75 números Sandman dejó de publicarse en 1996. Neal Gaiman ya sehabía convertido en un autor admiradísimo y Sandman en el mejor cómic de la década y uno de los referentes de la historia del cómic mundial.

17 años después, las cosas son muy distintas. Los comics han cambiado y, aunque la narrativa del cómic es muy cinematográfica y se piensan las historias para que encajen en recopilatorios, vuelve a haber un equilibrio entre la historia y el dibujo siendo ambos igual de importantes.

 En estas circunstancias Neil Gaiman, después de haberlo ganado todo como escritor con American Gods y El libro del cementerio, regresa a los comics y no solo a los comics. Regresa a Sandman y decide escribir el prólogo (Overture) a su obra. En una miniserie de 6 números contará qué pasaba antes de que Sandman fuera atrapado por ese mago aficionado.

El primer número está maravillosamente bien dibujado por J.H. Williams III (Promethea) con portada de  él mismo o de Dave Mckean, extraordinario portadista de la serie.

La historia es poco más que el planteamiento de la historia en que Sandman es reclamado para ir a reunirse con otras muchas versiones de sí mismo cuando iba a impartir justicia.

 En el episodio aparecen viejos conocidos de gran importancia en la historia de Sandman como el Corintio, Pumpkinhead, el blibliotecario Lucien, y dos de sus hermanos, Muerte y Destino.

La historia tiene la misma magia que siempre y deja con las mismas ganas de leer el siguiente capítulo. Va a ser verdad que por los clásicos no pasa el tiempo, aunque sea un nuevo clásico, tiene la frescura y el interés de los grandes cómics.

Sandman ha vuelto. Y es una gran noticia.

Saludos fremen.