El mejor juego que he terminado este año (1ª parte)

Un año que se acaba y que ha tenido multitud de juegos que prometieron muchísimo y luego no eran ni la mitad de la mitad.

La entrada la divido en dos, cual proyecto de Kickstarter, porque me está quedando un poco larga.

Ha sido un gran año de juegos, he jugado bastante a pesar del poco tiempo del que dispongo pero muchos juegos los he dejado a medias. Seguro que en parte es culpa mía, en un juego busco que tenga una gran historia, que me divierta y que sea desafiante. Si no es demasiado largo, casi mejor. El multijugador, salvo en el FIFA, como que no me suele interesar.

Así, se han quedado por el camino, entre otros Crysis 3. Muy buenos gráficos y unas ideas estupendas como el Nanotraje, pero con una inteligencia artificial de risa, muchas situaciones escriptadas, aunque bien hechas, pero a pesar de esos espectaculares gráficos, se ve enseguida por dónde no se puede ir, o que la increíble potencia de fuego y super fuerza que da el nano traje no puede competir con una ventana bien hecha. ¿Qué es un misilazo contra auténtico cristal? Podrás levantar un tanque, pero, ¡eh!, no te metas con una ventana que como se cabree no tienes nada que hacer. 

En eso el Battlefield 4 gana de calle, casi todo es destruible, aunque hay alguna puerta indestructible, pero está mucho mejor hecho. El problema es que la historia me importa un colín y me terminé aburriendo a la tercera misión. Eso sí, babeaba con los gráficos al ver la ciudad de Shanghai bajo la lluvia o los entornos abiertos de Baku. El partado gráfico es brutal. Como pille alguien con talento ese motor gráfico y lo meta en algo que no sea tan, tan, tan visto sino en una buena historia, Naughty Dog, por ejemplo, será alucinante.

Porque los gráficos no serán lo más importante, pero sí que son fundamentales. Lo que sucede a veces es que se confunde la potencia gráfica con el diseño gráfico. Recuerdo que hace años se metían con que el motor gráfico de Halo 3 no era tan bueno como otros o que no iba a 720p. Poniendo que eso fuera cierto, lo salvaba de lejos el diseño gráfico y el uso de las luces. El resultado era inmersivo y espectacular como pocos y redondeaba un juego divertidísimo de jugar, con una buena historia, personajes muy carismáticos y una inteligencia artificial que ya la qusieran el 99% de los juegos actuales.

Ni No Kuni y The Witcher 2 son dos que espero terminar en 2014 porque no tienen ninguna pega (bueno, hay un puto monstruo en Witcher 2 que me tiene frito) son impresionantes con todas las letras pero demasiado largos y no ha dado tiempo.

Los indies como The Swapper o Limbo me parecen muy originales y entretenidos pero como se basan más en mecánicas que en la historia, los juego un tiempo y los retomo cada tanto, pero no me enganchan con una buena historia que me pida que lo termine.

Así, al final he terminado nueve juegos este año y los he terminado porque me han gustado mucho.

Empiezo por el último: Gone Home

Es el primer juego Indie que me termino. Es un juego que tiene su punto fuerte en la forma de contar las cosas.

El planteamiento es que vuelves a casa después de un año de viaje de estudios por Europa y encuentras que no hay nadie, ni tu hermana ni tus padres. Ni el gato.

A partir de ahí vas reconstruyendo en tu cabeza las vidas de todas estas personas durante el último año, especialmente la de tu hermana, que es el gran misterio que encierra el juego, a través de los objetos y las notas que vas encontrando por la casa.

El juego está ambientado, y muy bien, en los años 90, engancha que da gusto y produce el mismo efecto que cuando lees un libro, pues con lo que vas viendo y descubriendo construyes la hstoria en tu cabeza.

Es una forma muy original de contar una historia que, si la cuentan de otra forma, no la compra nadie, pero que queda bien así. Es una aventura gráfica a la que recortan los puzzles, las cinemáticas y el uso de objetos, basando toda la fuerza del juego en la historia y la forma de contarla. La historia una vez terminas el juego, no es tan buena como parecía al principio, pero es un buen juego que merece jugarse porque es diferente y está muy, muy bien hecho.

Gráficamente recrea muy bien la casa pero es justito en cuanto a la calidad de los mismos. Funcionales. La banda sonora solo existe si tú pones música en los equipos que hay por la casa, muy adecuado a la historia. La jugabilidad es la de un shooter pero sin armas.

La principal pega que tiene, y es que está en perfecto inglés, gracias al Clan DLAN se solventa con una magnífica traducción.

Bioshock Infinite.

Decir que a estas alturas Bioshock Infinite es un gran juego parece redundante, pero realmente lo es. Sin duda el mejor FPS del año. Tiene una gran historia con un final que tiene una interpretación por cada jugador y es el mejor final cerrado y abierto al tiempo que he visto nunca.

En cuanto a la parte jugable, los enemigos son inteligentes, te flanquean, se esconden, te persiguen, realmente es muy buena, con algún borrón y sobre todo, en el nivel normal los enemigos son muy asequibles, salvo la batalla casi final en que vienen oleadas y oleadas de enimigos y hay que derribar dirigibles, el resto no tenía mayor problema.

Pero no será por opciones. Entre la enorme variedad de armas y los vigores que dan distintos superpoderes, más el gancho que permite luchar y desplazarse por los raíles, las posibilidades son enormes.

Gráficamente, es increíble. El diseño de la ciudad flotante de Columbia, con sus raíles que unen las "islas", los barcos flotantes, y todo con una ambientación steam punk mezlada con los optimistas cuadros de Norman Rockwell, seguramente tenga el mejor diseño artístico del año con diferencia. La banda sonora es buenísima y perfectamente aecuada a la historia. Un gran, gran juego.

Ni siquiera que sea fácil es un defecto real porqque tiene un modo de mucha mayor dificultad para el que crea que es un paseo.

 

Broken Sword 5

Por fin llegó el primer juego por el que invertí en Kickstarter. Ha merecido indiscutiblemente la pena, Charles Cecil el creador de la saga, ha dado lo que la gente quería: un Broken Sword con todo lo que hizo grande a  los dos primeros capítulos de la saga siendo unánimemente consideradas entre las mejores aventuras gráficas de la historia.

Este Broken Sword aún no está claro si llegará a ser tan grande porque solo es la primera parte de dos. La segunda llegará en el primer trimestre de 2014. Pero apunta muy buenas maneras.

Empieza con el robo de un cuadro de un pintor español en plena guerra civil, cuadro qe tendrá mucha importancia en el futuro porque, para empezar, es el motivo de asesinato del dueño de una galería en el que se expone el cuadro. Este punto de partida, que además vuelve a reunir a George Stobbart, que aseguraba la exposición, y Nico Collard, que cubría el evento, es el principio de una trama que en esta primera parte se basa en la resolución del crimen y el hallazgo del cuadro, pero que dibuja una conspiración de un nivel mucho más alto y "oculto", en la mejor tradicion de Broken Sword.

Es decir, está muy bien la historia, los personajes en 3D muy bien integrados en los increíbles fondos dibujados a mano, y el corte entre la primera y segunda parte está muy bien hecho pues resuelve muy bien las tramas iniciadas dejando un adecuado cliffhanger para continuar.

Las únicas pegas, como en todos los Broken Sword, es que en general los puzzles son sencillos, aunque ingeniosos. Incluye pistas, no obstante, para quien se atasque en alguno. En cuanto a la jugabilidad, es una aventura gráfica absolutamente clásica en la que se juega con el ratón. Muy recomendable si te gustan las historias de conspiraciones y sectas.

 

Tomb Raider

Un juego superlativo. Una gran historia que incluye evolución del personaje de una estudiante inocente a la superviviente con recursos de sus anteriores juegos. Una estupenda historia de supervivencia con venganza, elementos sobrenaturales, puzzles geniales, plataformas y antiguas civilizaciones, todo magistralmente integrado.

Un despliegue gráfico excepcional y un diseño de juego magistral. Está igual de dirigido que todos los juegos,  con partes por las que no se puede ir, pero tan hábilmente disimulado que la impresión que tienes es que si lo ves pues ir hasta allí, salvo que alguna barrera natural te impida ir por ese camino, pero da la impresión que se puede ir por otro.

La única pega es que es relativamente fácil, pero lo compensa sobradamente con todo lo demás.

Aparte, es una lástima que no se haya amppliado la historia y solo hayan sacado DLCs para el multijugador que ni he probado.

La banda sonora no me ha llamado la atención. En cuanto a la jugabilidad, los controles son perfectos, los QTE en realidad son bastante lógicos y te piden pulsar las teclas que realizan normalmente la acción que tienes que hacer, y aunque hay varios, no son excesivos. Un juego espectacular.

 

The Dark Eye: Chains of Satinaav

Daedalic Studios es un estudio afincado en Alemania y desde ese país en que no tienen claro que las aventuras gráficas pasaron de moda hace una década larga, siguen lanzando auténticas joyas que nada tienen que envidiar a la época dorada de Sierra o Lucas Arts.

Con este juego adaptaron el mundo de Dark Eye a la aventura gráfica. Dark Eye nació como  un juego de rol de mesa y es muy popular en Alemania. De hecho tiene adaptaciones más que dignas a videojuego con Drakengad, pero en el ámbito del rol.

El resultado es extraordinario. La historia de un pajarero al que todos consideran que solo trae desgracias y su enfrentamiento con el oráculo da una gran historia con algunos de los puzzles más ingeniosos e interesantes que he visto en años y que continúan en esa línea en lo que llevo de la continuación: Memoria.

Los gráficos son prerenderizados y dibujados a mano con un talento fuera de lo común.

 

Por supuesto no es perfecto y las animaciones son bastante robóticas, así como el final llega de forma un tanto abrupta.

Por otro lado, no está en español, pero el Clan DLAN, una de las mejores cosas que han salido de Internet, tiene una traducción excelente en castellano.

También el mismo traductor ha traducido su continuación, Memoria, pero estaba al habla con Daedaelic para que fuera oficial y la introdujeran en alguna futura actualizcación. 

Los de Daedaelic en Facebook dicen que no tienen previsto traducirlo al español y que lo juegue en inglés, así que no sé que pasará con esta traducción finalmente.

De cualquier forma, Chains of Satinaav es una de las mejores aventuras gráficas que se puede jugar si te gustan las historias de Espada y Brujería.

Hasta aquí la primera parte. Mañana, si las circunstancias lo permiten. La segunda parte.

Feliz Año Nuevo a toda la comunidad de Meristation en general y a los blogueros de Gamefilia en particular, que sea mejor el año entrante que el que dejamos.

Saludos fremen.