Guardianes de la Galaxia

Este verano se estrena la película de los Guardianes de la Galaxia, enmarcada entre las películas previas a desembocar en Los Vengadores 2.

Como Los Vengadores, esta película procede de un comic del mismo título realizado por dos de los mayores talentos con los que cuenta Marvel: Brian Michael Bendis (Powers, Ultimate Spiderman, Daredevil, Los Vengadores) y Steve McNiven (Civil War).

 

 

Ambos han partido con un nuevo plantel de héroes a cada cual más peculiar. Así, parten de Star Lord, hijo del rey de Spartax y una humana; Groot, un poderoso hombre planta con cierta limitada capacidad de expresarse verbalmente, aunque gana sin esfuerzo a un ficus; Gamora, hija de Thanos, la asesina más peligrosa de la galaxia y una bomba de problemas paternofiliales sin resolver; Drax el destructor, una especie de Hulk algo más inteligente; y Mapache Cohete, un experimento de bioingeniería único en su especie (o quizá no) y que maneja armas y electrónica con mucha habilidad. A estos tipos se une un Tony Stark de vacaciones.

También prescinden de los anteriores grupos o historias del  pasado para contar una nueva trama que se basa en que la Tierra se declara vedada a todos los extraterrestres en una reunión entre los Kree, los Badoon, Spartax, Asgar, el Nido, y alguna potencia universal más, con el objetivo de no luchar contra ellos. El caso es que no funciona muy bien, sino que convierte a la Tierra en una diana y los Guardianes deciden ponerse en medio y no dejar pasar a nadie que amenace la tierra.

La trama y el ritmo de la serie recuerda bastante a Firefly y las películas de piratas, con un toque ligero, mucho humor, mucha aventura  y muy entretenida. 


Tony Stark y Gamora, no es tan fácil con la hija de Thanos

En cuanto al dibujo, Steve McNiven es un gran dibujante que recuerda a otro grande como Travis Charest, con ese estilo preciso y puntillista. Desgraciadamente solo se queda los tres primeros números pero es sustituido por Sara Pichelli (Ultimate Spiderman), una magnífica dibujante también con un estilo que recuerda en algunos momentos a nuestro Carlos Pacheco.

Por lo visto en el trailer, parece que la película va a seguir el mismo estilo del cómic, pero un cómic de aventuras divertido, fresco, bien dialogado y mejor dibujado lo recomendaría hubiera o no película. El caso es que ha hecho que esté deseando ver la película.

Saludos fremen.