Titanfall, la nueva generación ya está aquí.

Es verdad que la nueva generación ha llegado pero con alguna trampa. No es una revolución gráfica porque a día de hoy el juego con mejores gráficos es sin duda Battlefield 4 para PC en modo Ultra.

Lo que sucede es que los gráficos no hacen la Next Gen. Sí, se lleva hablando de si 1080p y 60 fps es lo mínimo exigible para la nueva generación y que a la Xbox One le está costando llegar. Pero eso no puede ser la nueva generación de consolas porque no sería más que repetir lo mismo. Realmente jugar al FIFA y al Call of Duty a 1080p y 60 fps estará muy bien y los seguidores de esos juegos disfrutarán de sus ventajas pero en realidad eso sería como comprarse un pc nuevo para ejecutar el nuevo office.

Titanfall si es next gen.

 

Respawn Entertainment, ex Infinity Ward (creadores de Call of Duty), han conseguido mejorar el género del fps multijugador cuando parecía que ellos mismos habían llegado a afinarlo a tope con Modern Warfare.

El juego multijugador en PC lleva toda la vida. desde que se popularizó con Doom en 1993, hace 21 años. En consola es menos reciente y aunque Golden Eye primero y Halo 2 después demostraron que se puede jugar grandes FPS en consola, la apoteosis llegó con la generación que dejamos, con un multijugador evolucionado gracias a unas consolas preparadas para el multijugador y al enorme éxito que tuvo la cuarta iteración de la saga Call of Duty, Modern Warfare. Así, de salir corriendo en un mapa, buscar el arma y las protecciones más potentes y pegar tiros matando a todos en el modo más antiguo que hay, Deathmatch, a la actualidad con decenas de modos, mejoras de los avatares consiguiendo grados, insignias, armas o mejoras han pasado veintiún años de centenares de fps con un potente multijugador online.

 

Por eso es sorprendente y maravilloso ver que no todo está inventado.

 

Titanfall basa parte de su atractivo como juego en el modo asimétrico en que el juego funciona. Hay dos facciones enfrentadas, IMC y la Milicia (como si se llaman azules y verdes, para lo que afecta la historia) y se enfrentan en diversas ubicaciones, hasta 15, de la frontera.

 

Las dos facciones tienen a los pilotos que son soldados de a pie que se mueven muy rápido, trepan por las paredes, tienen doble salto y sistema de camuflaje, entre otras muchas variantes.

 

Además, tienen a los Titanes, Mechas a la japonesa, como en Pacific Rim, Mazinger Z y centenares más, que tienen un poder de destrucción enorme con misiles, un escudo para repeler los ataques, turbo para esquivar e incluso una explosión nuclear cuando eyectas del titán.

 

Los titanes los obtienen los pilotos después de un tiempo luchando a pie, es decir, no hay que buscar una ubicación en el mapa donde esté.

 

Esta mezcla de lucha contra pilotos y titanes en los distintos modos de juego hace las batallas totalmente imprevisibles y épicas.

 

Es muy innovador este modo en el que todo cambia cuando luchas con un titán a cuando es un humano, la combinación parlour y mechas no se había visto antes y el resultado es extraordinario.

También hay un modo historia, pero, realmente, es poco más que una introducción a las batallas, pues es multijugador y en los mismo mapas.

 

ALgunos de los puntos fuertes del juego, por lo que más he disfrutado, es la accesibilidad del juego, lo rápido de las partidas, la duración de las mismas, el fin de los camperos y la combinación pilotos mechas. Pero sobre todo, la épica. Puedes terminar una partida habiendo muerto varias veces y con una sonrisa de oreja a oreja recordando cómo te camuflaste, te subiste en un Titán enemigo, trepaste a la espalda, desprotegiste el núcleo del reactor y lo baleaste hasta que saltó por los aires.

 

Antes decía que el juego es next gen. Técnicamente en PC es irreprochable. Con los gráficos en modo Insanity correperfectamentea a 1080p con 60 fps constantes, da igual lo que aparezca en pantalla.

Y lo que aparece en pantalla no da mucho tiempo a mirarlo porque es mala idea quedarse quieto, pero el diseño es impresionante. Un diseño de mundos de ciencia ficción que recuerdan un poco a los escenarios de Defiance, la serie, muy detallados y realmente preciosos.

Una banda sonora que aparece cuando debe y que es adecuadamente épica con un buen doblaje al castellano en las escasas ocasiones en que hablan.

Otra de las características que no daban en la anterior pero que ahora sí es el poder transmitir tus partidas directamente a Twitch. Para PC hace muchos años que no era problema, pero para consolas sí y con Xbox One se pueden retransmitir.

Yo estoy retransmitiendo las mías desde el nuevo canal que he abierto en Twitch y además quedan grabadas para poder verlas posteriormente. Es una gozada, la verdad.

Por cierto, me da la impresión que Twitch le está comiendo terreno a Youtube.

 

Otra de las grandes cosas que tiene es que el lag es inexistente. Quizá sea mi caso pero me matan por malo, no porque la conexión vaya mal.

Después de esto, por si las dudas, he de decir que el juego es genial pero tiene sus pegas.

Pero antes del lanzamiento hubo ciertas críticas que hay que ver como afectan realmente a la jugabilidad:

Enfrentamientos 6 contra 6 se van a quedar cortos. Para anda, entre lo frenético de los enfrentamientos, los Titanes que atacan y las decenas de soldados controlados or la IA, no te das cuenta de que pudieran ser pocos.

Utilizar un motor tan viejo como el Source de Valve, padre de Half Life 2 (2004). Pues no sé, desde luego, tiene mejores gráficos que Half Life 2. Gráficamente es un espectáculo, en buena mdeida basado en un gran diseño, pero todo se ve muy bonito, my bien y muy detallado y va muy fluido. Ahora bien, que con ese motor no hayan conseguido los 1080p de salida para XBOX One habla al o de la consola o del equipo de desarrollo. De cualquier forma, lo de la antiguedad del motor es más para asombrarse del buen aspecto que luce el juego quepara criticarlo.

¿Solo tres titanes? Sí, pero diferenciados y que permiten personalizrlos con tantas características diferentes que no parecen pocos.

En cuanto a las pegas que yo sí le encuentro son principalmente dos.

Necesitan mejorar la inteligencia artificial de los los soldados que son controlados por el juego.  Microsoft está presumiendo de que gracias a la nube han mejorado la inteligencia artifical de los minions, pero la realidad es que no tienen inteligencia artifical. Dudo que alguien haya muerto en el juego por estos soldados, por muy novato que se sea.  Que si, que sirven para sumar puntos para que aparezca antes el Titan, pero sigue siendo una inteligencia artificial muy, muy pobre.

Lo indestructible de todo. Si cuando eyectas de un Titán generas una explosión nuclear que mata a todos los que estén cerca ¿porqué no queda el terreno ni chamuscado? Tenía grandes esperanzas de que en esta generación por fin se solucionara el problema de la resistencia de las puertas de madera a los misiles antitanque, pero parece que tendrá que ser en otro juego.

 

Que no haya campaña. He terminado lo que llaman Campaña y en realidad es un recorrido por nueve mapas persiguiendo a un traidor mientras luchas. Vale, le da una ligera historia que lo saca de ser un Unreal o un Quake, y es tan bueno como el resto del juego, pero con esa ambientación y esos bandos tenían para sacar una buena historia de ciencia ficción.

Los tiempos de carga. En los modos clásicos tarda un par o tres minutos en dejarte en un planeta luchando, pero en el modo campaña se alarga muchísimo lo de poder jugar, fácilmente ocho o diez minutos hasta qué entras en el primer mapa. Con los demás mapas ya no se tarda tanto.

En definitiva un gran juego, muy divertido y accesible.

Ha doblado las venas de la XBOX One, pero, dado que no ha salido en exclusiva, de hecho la mejor versión es la de PC, creo que seguiré esperando ese gran juego exclusivo qué me decida por alguna de las dos consolas. Pero si no hubiera estado en PC, me lo hubiera comprado.

Por cierto, encontré el juego muy bien de precio 31,99 € en Kinguin 
 
Saludos fremen