The book of Unwritten Tales

Hasta no hace mucho se decía que las aventuras gráficas estaban muertas. Realmente era más bien que agonizaban pero, sin embargo, parece que se encuentran mucho mejor.

Desde luego, no es el retorno a la época dorada de los 90 en que las aventuras gráficas eran el género más vendido y contaban con espectaculares presupuestos que dieron lugar a espectaculares resultados. Esa época posiblemene se cerró con Grim Fandango, obra maestra absoluta pero de ventas muy discretas.

La siguiente década, aún con algunas muy buenas aventuras gráficas, eran muy escasas y las grandes compañías ya no apoyaban el género.

Hasta que desde hace unos años las cosas parece que están cambiando, en parte por el interés de los propios creadores que han encontrado nuevas fuentes de financiación como Kickstarter, y en parte por la venta directa a través de plataformas digitales como Steam o GOG que han podido elminar a las editoras de la ecuación y eliminar costes como toda la producción física.

Como sea, hay un claro resurgmiento del género y a Sierra y Lucas Arts les han venido a sustituir compañías que atesoran un talento inmenso como Telltale, Daedalic, Péndulo o King Arts Games, los autores de The book of Unritten Tales, junto a los que vivieron la edad de oro y ahora trabajan en otros sitios como Revolution (Broken Sword 5), Double Fine (Broken Age) o Red Thread Games (Dreamfall Chapters). Además, de los múltiples estudios indies que están realizando aventuras gráficas distintas.

Como decía, King Arts Games lanzaron en 2009 una aventura gráfica que tenía todos los números para ser un desarrollo de nicho de un pequeño estudio alemán. Sin embargo estos alemanes se saltaron los tópicos y ni ha sido un desarrollo de nicho ni ha sido una seria aventura sino que tiene un gran sentido del humor, un gran apartado gráfico y sonoro y puzzles divertidos y satisfactorios. 


Parece amenazadora, pero Wilbur se lo busca

En una laaarga guerra entre la alianza y las sombras que no termina de decidirse, surge un artefacto que podría poner fin a la misma. En medio de todo ello, cuatro personajes se verán involucrados en la búsqueda del artefacto, un gnomo que se convertirá en mago muriendo para ello (ya está mejor), una elfa semidesnuda,   un aventurero y un gremlin que será quien lo líe todo.

La historia se desarrolla en muchas localizaciones distintas, todas genialmente dibujadas, en las que habrá que morir, montar en un dragón, introducirse en el estómago de una criatura legendaria, crear un monstruo de frankenstein, derrotar a unos orcos en una competición, viajar en el tiempo y finalmente triunfar o algo así.

Todo con mucho sentido del humor y montones de referencias a películas, videojuegos  y libros desde Terry Pratchett a Mission Impossible, pasando por Monkey Island, pollo de goma incluido o World of Warcraft,  entre muchos otros.


Los puzzles no son muy difíiles pero sí muy divertidos

Aunque me ha gustado muchísimo y tiene una longitud considerable, pues yo he tardado unas 17 horas en terminarlo, tiene alguna pequeña pega.

Así, está en un perfecto inglés o alemán, cosa resuelta por la página Guías Pat y asperet que han realizado una traducción perfecta y a los que les dedico un monumento virtual por todas las traducciones que han hecho.

La historia finaliza de forma un poco precipitada. Ya sé que, llamándose McGuffin el protagonista, lo importante es el viaje y no el final, pero podría haber sido un poco más satisfactorio.

La dificultad es bastante moderada. O mi inteligencia a mejorado con los años o últimamente las aventuras son  más sencillas. Antes tenía que mirar al menos un par de veces en una guía para poder salir de un atolladero. Últimamente me termino todas las aventuras sin guía. Los puzzles son bastante divertidos y con sentido del humor pero sencillitos.

Y ya está, no hay más pegas porque realmente es un juego magnífico de manejo muy clásico pues es una aventura de apuntar y clicar, con la posibilidad de revelar todos los puntos interactivos por si te has dejado algo.


Definitivamente, el dragón es el mejor medio de transporte.

Con esta aventura consiguieron un 82 en Metacritic y ser aventura del año en alemania entre otros galardones.

A raíz del éxito en 2012 sacaron una precuela que se llama The Critter’s Chronicles (en proceso de traducción en Guías Pat & Asperet) y este año han lanzado una campaña en Kickstarter para intentar hacer la segunda parte,.

Con la calidad de esta primera parte yo doné encantado y, como doblaron lo que pedía, me llegó como recompensa otra aventura gráfica con buena pinta, The Raven. Esperan tener la segunda parte para Enero de 2015. Ojalá les salga como esta primera.

Este juego se lo recomendaría a cualquiera que tenga ganas de que le cuenten una buena historia y reírse mientras se la cuentan, teniendo que pensar un poco para poder seguir avanzando. Es la esencia de porqué las aventuras gráficas continúan pues son el género en los videojuegos que mejores guiones tienen y además un apartado gráfico soberbio. Merece muchísimo la pena.

Saludos fremen.