Las nuevas series: Los 100

Creo que me debo haber dado un golpe en la cabeza al dormir o me he dejado el gusto en el otro traje pero, aunque pensaba poner a caldo esta serie, no puedo. Me gusta.

Y está lejos de ser perfecta pero tiene bastantes cosas que hacen que me den ganas de seguir viéndola. Posiblemente sea por su potencial, por lo intrigante del planteamiento, más que lo por que ha pasado hasta el momento, pero por otro lado, también lo que ha pasado está muy bien.

El caso es que la Tierra como la conocíamos fue aniquilada por un conflicto nuclear y unos pocos miles de humanos sobrevivieron en un proyecto de vida en órbita, el arca.

El arca es un estado con unas reglas muy, muy estrictas dado el extremo racionamiento de todos los recursos. El castigo a cualquier delito de un adulto es expulsarlo al espacio.

Una de las dirigentes del arca, la consejera Abby (Paige Turco) cree que la Tierra es habitable y deciden enviar a los 100 que da el titulo, delincuentes juveniles perfectamente prescindibles, entre los que están la hija de la consejera Clarke (Eliza Taylor), un polizón que quiere cuidar de su hermana y que se convertirá en el líder llamado Bellamy (Bob Morley), el hijo del caniller y así hasta 100.

Esta es la premisa inicial. Por supuesto, los 100 no mueren o estaríamos hablando de un cortometraje, y encuentan una tierra con algunas diferencias pero que parece habitable.

En paralelo está la situación en el arca con cada vez mayores problemas, siendo la misión a la tierra mucho más importante de lo que la gente cree, con un Ian Cusick (Perdidos)  en el papel de consejero despiadado impresionante y un Isiah Washington (Anatomía de Grey) como canciller no menos impresionante.

En cuanto a los recién llegados a la tierra, no son precisamente un grupo de colonización del Enterprise. Son casi adolescentes cuyo lema al llegar es Todo vale y se dedican a follar, mayormente, y divertirse. Cada uno decide hacer una cosa distinta según le place en el momento. Todo esto en un primer momento, luego empiezan a hacer cosas con algo más de sentido pero es genial lo bien representada que está la falta de responsabilidad y cómo posteriormente esto tiene consecuencias graves.


Serán pocos en el futuro, pero feos, feos, no.

Tiene momentos de El señor de las moscas, tiene una crueldad tremenda en los acontecimientos del arca y tiene momentos que impresionan por inesperados en la actuación de los  habitantes del arca. Y, aunque es de la CW, es decir, todos modelos de lencería como poco, las pinceladas que da respecto a todo lo que se puede descubrir en la tierra 100 años después del holocausto tiene muy buena pinta.

Por supuesto, por ser de la CW, los amoríos adolescentes ñoños siempre estarán ahí acechando, pero aquí se les imponen dosis de realidad a lo bestia que no permiten mucha ñoñería.

En conclusión, buena serie de ciencia ficción, con muchas posibilidades y con una calidad ascendente. Llevo vistos cinco episodios y me está gustando bastante. Lo que no sé es si porque es buena o es un pecado culpable de esos que junta chicas macizas, un mundo por explorar, una sociedad al límite, decisiones de vida o muerte y ciencia ficción.

Saludos fremen.